La espina bifida es hereditaria?

Posted by: Anonimo

La espina bifida es hereditaria? - 28/12/08 10:20 PM

Hola! Hace poco me diagnosticaron espina bifida oculta, y el medico me pregunto si tenia algun pariente con mielomeningocele, y yo le respondi que si. Entonces me dijo que debia ser cautelosa a la hora de empezar a buscar hijos, porque podia ser que el niño heredara esta patologia (mielomeningocele)
Por favor, respondanme!!!!! Muchas gracias

Mi mail es lucia_jt @ hotmail . com (Quita los especios entre el punto y el @)
Posted by: Anonimo

Re: La espina bifida es hereditaria? - 24/04/09 11:43 AM

yo lo unico que te puedo decir es que tengo espina bifida y tengo 2 hijos sanisimos, me tome acido folico.
Posted by: Anonimo

Re: La espina bifida es hereditaria? - 20/04/10 03:07 AM

La Espina Bífida es una malformación congénita, no necesariamente es hereditaria, solo en el caso de que la persona haya tenido un hijo con Espina bifida y desea tener otro hijo, existe un mayor porcentaje o probabilidad de que ese otro hijo nazca con Espina Bifida.

Cientificamente no se ha podido determinar que provoca la Espina Bifida, podria ser algunos factores ambientales, pero no necesariamente.
Lo que si se ha podido comprobar que previene la Espina Bifida es consumir Acido Folico, antes y durante el embarazo.

Espina bífida
De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a navegación, búsqueda
Espina bífida
Clasificación y recursos externos

Wikipedia NO es un consultorio médico Aviso médico
Spina bifida drawing.gif
Dibujo de espina bífida
CIE-10 Q05, Q76.0
CIE-9 756.17 741, 756.17
OMIM 182940
Medline Buscar en Medline (en inglés)
MeSH C10.500.680.800
Sinónimos

La espina bífida es una malformación congénita del tubo neural, que se caracteriza porque uno o varios arcos vertebrales posteriores no han fusionado correctamente durante la gestación y la médula espinal queda sin protección ósea.

La principal causa de la espina bífida es la deficiencia de ácido fólico en la madre durante los meses previos al embarazo y en los tres meses siguientes, aunque existe un 5% de los casos cuya causa es desconocida. También se piensa que la espina bífida tiene un componente hereditario, aunque lo que se heredaría sería la dificultad de la madre para procesar el ácido fólico. Básicamente existen dos tipos de espina bífida, la espina bífida oculta y la espina bífida abierta o quística.

El Día Mundial para esta enfermedad es el 21 de noviembre.
Contenido
[ocultar]

* 1 Espina bífida oculta
* 2 Espina bífida abierta o quística
o 2.1 Meningocele y lipomeningocele
o 2.2 Mielomeningocele
* 3 Consecuencias
* 4 Causas y factores de riesgo
* 5 Prevención

Espina bífida oculta [editar]

Aparece un pequeño defecto o abertura en una o más vértebras. Algunas tienen un lipoma, hoyuelo, vellosidad localizada, mancha oscura o una protuberancia sobre la zona afectada. La médula espinal y los nervios no están alterados.

Muchas personas con espina bífida oculta no saben que la tienen, o sus síntomas no aparecen hasta edades avanzadas. Estos síntomas pueden ser de tres tipos:

* Neurológicos: debilidad en las extremidades inferiores, atrofia de una pierna o pie, escasa sensibilidad o alteración de los reflejos.

* Genito-urinarios: incontinencia de orina o heces o retención de orina.

* Ortopédicos: Deformidad de los pies o diferencias de tamaño.

Imagen de R-X de Espina bífida oculta en S-1.
Espina bífida abierta o quística [editar]

Es el tipo más grave, la lesión suele apreciarse claramente como un abultamiento, en forma de quiste, en la zona de la espalda afectada. Se distinguen varios tipos:
Meningocele y lipomeningocele [editar]

Son las formas menos frecuentes. Una o más vértebras presentan una abertura de la que asoma un quiste lleno de líquido cefalorraquídeo que contiene parte de las meninges pero no los nervios espinales. Sus secuelas son menos graves, tanto en las funciones locomotoras como urinarias.
Mielomeningocele [editar]

Es la variante más grave y más frecuente. El quiste contiene tanto las membranas como las raíces nerviosas de la médula espinal y a menudo la médula en sí. Ocasionalmente la médula espinal y los nervios quedan al descubierto. Es necesario cerrar quirúrgicamente la abertura en cuanto el bebé nazca para evitar una infeccion


Consecuencias [editar]

En general, cuanto más alta se encuentre la vértebra o vértebras afectadas, más graves serán las consecuencias. Dichas consecuencias pueden incluir:

* Hidrocefalia: es la acumulación excesiva de líquido cefalorraquídeo (LCR) en el cerebro. La acumulación excesiva de LCR ocasiona una presión potencialmente perjudicial en los tejidos del cerebro.

* Otros trastornos neurológicos ligados normalmente a la hidrocefalia:
* Malformación de Chiari o de Arnold-Chiari: la porción caudal del cerebelo y a veces, del tronco cerebral, que se encuentran situados por debajo del foramen magno.
* Siringomielia: formación o acumulación de LCR dentro del cordón medular.
* Dificultades de visualización, memoria, concentración.
* Alteraciones del aparato locomotor:
* Debilidad muscular o parálisis, deformidades y disminución o pérdida de la sensibilidad por debajo de la lesión.
* Trastornos del sistema genito-urinario:
* Alteraciones del control urinario e intestinal que pueden dar lugar a una incontinencia vesical y/o fecal o por el contrario una retención de uno o ambos tipos. Son frecuentes las infecciones urinarias por un deficiente vaciamiento vesical, por lo que deben recurrir en muchos casos a sondaje vesical intermitente.

Otras secuelas físicas que pueden darse:

* Pubertad precoz
* Criptorquidia (testículos mal descendidos)
* Obesidad por escasa movilidad
* Alergia a materiales de látex, por la exposición a éste material en las frecuentes hospitalizaciones y/o intervenciones quirúrgicas

Causas y factores de riesgo [editar]

Habitualmente la espina bífida proviene de la unión de una predisposición genética y factores ambientales. Entre las causas ambientales podemos señalar:

* El 95% de los casos se debe a un déficit de folatos en la madre en los momentos previos o inmediatamente posteriores a producirse el embarazo.
* Tratamiento materno con fármacos: ácido valproico (anticonvulsionante), etetrinato (tratamiento para la psoriasis y el acné), carbamazepina (tratamiento psiquiátrico) y medicamentos hormonales.
* Déficit de vitaminas en la madre, especialmente ácido fólico (B9) y B12.
* Causa genética. Las madres que ya han tenido un hijo con espina bífida tienen más riesgo de que también aparezca en los siguientes hijos.
* Gripe materna en el primer trimestre del embarazo.

Otros factores de riesgo:

* Edad materna: madres adolescentes o de más de 35 años.
* Antecedentes de aborto anterior.
* Orden del nacimiento (los primogénitos tienen un riesgo más alto).


Tres de cada cuatro malformaciones congénitas del tubo neural podrían evitarse si la madre toma un suplemento de ácido fólico desde 3 a 6 meses antes de producirse el embarazo y durante los tres primeros meses del mismo, ya que es el momento en que el tubo neural se forma. Todas las mujeres que deseen quedar embarazadas deberían tomar un suplemento de 0,4 mg de ácido fólico al día y hasta 4 mg/día aquellas con especial riesgo de tener un hijo con defecto del tubo neural.


Prevención
La prevención de los defectos del tubo neural es muy fácil en los embarazos planeados. Estas alteraciones aparecen en las tres primeras semanas de gestación, cuando muchas mujeres aún no son conscientes de estar embarazadas. Por ello la prevención debe realizarse antes del embarazo. Esta prevención primaria debe hacerse dentro del control preconcepcional del embarazo e irá dirigida a:

* Evitar la ingesta de tóxicos y fármacos teratógenos en el período periconcepcional.
* Dieta equilibrada.
* Aporte de folatos desde el período preconcepcional, al menos tres meses antes de la concepción y hasta doce semanas de la gestación.
Posted by: Anonimo

Re: La espina bifida es hereditaria? - 20/04/10 03:10 AM

La Espina Bífida es una malformación congénita, no necesariamente es hereditaria, solo en el caso de que la persona haya tenido un hijo con Espina bifida y desea tener otro hijo, existe un mayor porcentaje o probabilidad de que ese otro hijo nazca con Espina Bifida.

Cientificamente no se ha podido determinar que provoca la Espina Bifida, podria ser algunos factores ambientales, pero no necesariamente.
Lo que si se ha podido comprobar que previene la Espina Bifida es consumir Acido Folico, antes y durante el embarazo.

Espina bífida
De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a navegación, búsqueda
Espina bífida
Clasificación y recursos externos
La espina bífida es una malformación congénita del tubo neural, que se caracteriza porque uno o varios arcos vertebrales posteriores no han fusionado correctamente durante la gestación y la médula espinal queda sin protección ósea.

La principal causa de la espina bífida es la deficiencia de ácido fólico en la madre durante los meses previos al embarazo y en los tres meses siguientes, aunque existe un 5% de los casos cuya causa es desconocida. También se piensa que la espina bífida tiene un componente hereditario, aunque lo que se heredaría sería la dificultad de la madre para procesar el ácido fólico. Básicamente existen dos tipos de espina bífida, la espina bífida oculta y la espina bífida abierta o quística.

El Día Mundial para esta enfermedad es el 21 de noviembre.

* 1 Espina bífida oculta
* 2 Espina bífida abierta o quística
o 2.1 Meningocele y lipomeningocele
o 2.2 Mielomeningocele
* 3 Consecuencias
* 4 Causas y factores de riesgo
* 5 Prevención

Espina bífida oculta

Aparece un pequeño defecto o abertura en una o más vértebras. Algunas tienen un lipoma, hoyuelo, vellosidad localizada, mancha oscura o una protuberancia sobre la zona afectada. La médula espinal y los nervios no están alterados.

Muchas personas con espina bífida oculta no saben que la tienen, o sus síntomas no aparecen hasta edades avanzadas. Estos síntomas pueden ser de tres tipos:

* Neurológicos: debilidad en las extremidades inferiores, atrofia de una pierna o pie, escasa sensibilidad o alteración de los reflejos.

* Genito-urinarios: incontinencia de orina o heces o retención de orina.

* Ortopédicos: Deformidad de los pies o diferencias de tamaño.

Espina bífida abierta o quística

Es el tipo más grave, la lesión suele apreciarse claramente como un abultamiento, en forma de quiste, en la zona de la espalda afectada. Se distinguen varios tipos:
Meningocele y lipomeningocele [editar]

Son las formas menos frecuentes. Una o más vértebras presentan una abertura de la que asoma un quiste lleno de líquido cefalorraquídeo que contiene parte de las meninges pero no los nervios espinales. Sus secuelas son menos graves, tanto en las funciones locomotoras como urinarias.
Mielomeningocele [editar]

Es la variante más grave y más frecuente. El quiste contiene tanto las membranas como las raíces nerviosas de la médula espinal y a menudo la médula en sí. Ocasionalmente la médula espinal y los nervios quedan al descubierto. Es necesario cerrar quirúrgicamente la abertura en cuanto el bebé nazca para evitar una infeccion


Consecuencias

En general, cuanto más alta se encuentre la vértebra o vértebras afectadas, más graves serán las consecuencias. Dichas consecuencias pueden incluir:

* Hidrocefalia: es la acumulación excesiva de líquido cefalorraquídeo (LCR) en el cerebro. La acumulación excesiva de LCR ocasiona una presión potencialmente perjudicial en los tejidos del cerebro.

* Otros trastornos neurológicos ligados normalmente a la hidrocefalia:
* Malformación de Chiari o de Arnold-Chiari: la porción caudal del cerebelo y a veces, del tronco cerebral, que se encuentran situados por debajo del foramen magno.
* Siringomielia: formación o acumulación de LCR dentro del cordón medular.
* Dificultades de visualización, memoria, concentración.
* Alteraciones del aparato locomotor:
* Debilidad muscular o parálisis, deformidades y disminución o pérdida de la sensibilidad por debajo de la lesión.
* Trastornos del sistema genito-urinario:
* Alteraciones del control urinario e intestinal que pueden dar lugar a una incontinencia vesical y/o fecal o por el contrario una retención de uno o ambos tipos. Son frecuentes las infecciones urinarias por un deficiente vaciamiento vesical, por lo que deben recurrir en muchos casos a sondaje vesical intermitente.

Otras secuelas físicas que pueden darse:

* Pubertad precoz
* Criptorquidia (testículos mal descendidos)
* Obesidad por escasa movilidad
* Alergia a materiales de látex, por la exposición a éste material en las frecuentes hospitalizaciones y/o intervenciones quirúrgicas

Causas y factores de riesgo

Habitualmente la espina bífida proviene de la unión de una predisposición genética y factores ambientales. Entre las causas ambientales podemos señalar:

* El 95% de los casos se debe a un déficit de folatos en la madre en los momentos previos o inmediatamente posteriores a producirse el embarazo.
* Tratamiento materno con fármacos: ácido valproico (anticonvulsionante), etetrinato (tratamiento para la psoriasis y el acné), carbamazepina (tratamiento psiquiátrico) y medicamentos hormonales.
* Déficit de vitaminas en la madre, especialmente ácido fólico (B9) y B12.
* Causa genética. Las madres que ya han tenido un hijo con espina bífida tienen más riesgo de que también aparezca en los siguientes hijos.
* Gripe materna en el primer trimestre del embarazo.

Otros factores de riesgo:

* Edad materna: madres adolescentes o de más de 35 años.
* Antecedentes de aborto anterior.
* Orden del nacimiento (los primogénitos tienen un riesgo más alto).


Tres de cada cuatro malformaciones congénitas del tubo neural podrían evitarse si la madre toma un suplemento de ácido fólico desde 3 a 6 meses antes de producirse el embarazo y durante los tres primeros meses del mismo, ya que es el momento en que el tubo neural se forma. Todas las mujeres que deseen quedar embarazadas deberían tomar un suplemento de 0,4 mg de ácido fólico al día y hasta 4 mg/día aquellas con especial riesgo de tener un hijo con defecto del tubo neural.


Prevención
La prevención de los defectos del tubo neural es muy fácil en los embarazos planeados. Estas alteraciones aparecen en las tres primeras semanas de gestación, cuando muchas mujeres aún no son conscientes de estar embarazadas. Por ello la prevención debe realizarse antes del embarazo. Esta prevención primaria debe hacerse dentro del control preconcepcional del embarazo e irá dirigida a:

* Evitar la ingesta de tóxicos y fármacos teratógenos en el período periconcepcional.
* Dieta equilibrada.
* Aporte de folatos desde el período preconcepcional, al menos tres meses antes de la concepción y hasta doce semanas de la gestación.