Luz verde a dos nuevas indicaciones para Nexium.

 

Es el primer fármaco de su clase que completa con éxito el Procedimiento de Reconocimiento Mutuo para la curación de úlceras gástricas y para la prevención de las mismas en pacientes de riesgo en tratamiento con antiinflamatorios no esteroideos.

 

Madrid (España) Septiembre 2004.

 

Se ha completado con éxito el Procedimiento de Reconocimiento Mutuo para dos nuevas indicaciones de Nexium (esomeprazol), paso previo a su posterior autorización a nivel nacional. Las dos nuevas indicaciones son: la curación de las úlceras gástricas y, para los pacientes con riesgo, la prevención de úlceras gástricas y duodenales asociadas al uso de anti-inflamatorios no esteroideos (AINEs) en pacientes de riesgo (pacientes con una historia de úlcera péptica/o mayores de 60 años).

El profesor Chris Hawkey, del Hospital Universitario de Nottigham (Reino Unido), e investigador principal del programa mundial de esomeprazol en patologías asociadas a AINEs, ha declarado que los resultados de la investigación de Nexium en el tratamiento de los efectos secundarios asociados a AINEs en el tracto superior gastrointestinal, demostraron que este producto es eficaz y reduce de forma sustancial el daño y las úlceras asociadas a AINEs.

"La buena noticia es que estos innovadores estudios demuestran que Nexium puede curar de forma eficaz las úlceras gástricas y puede prevenir las úlceras gástricas y duodenales asociadas a terapia a largo plazo con AINEs, así como aliviar cualquier otro síntoma de dolor del tracto gastrointestinal superior, como el dolor epigástrico, pirosis y reflujo por acidez", señaló.

Este producto es el primero de su clase terapéutica que ha demostrado una curación rápida y eficaz de las úlceras gástricas en los pacientes que toman AINEs a largo plazo, incluidos los AINES selectivos COX-2.

Aproximadamente en el mundo hay 30 millones de personas que toman diariamente AINEs para reducir la inflamación y aliviar el dolor -ya que son el tratamiento estándar para la mayoría de las enfermedades artríticas y musculoesqueléticas. No obstante todos los AINEs conllevan un mayor riesgo de efectos secundarios del tracto superior gastrointestinal, siendo un inconveniente importante para los pacientes, los médicos y el sistema sanitario.

Se estima que entre un 15 y 40 por ciento de las personas que utilizan AINEs experimentan síntomas del tracto superior gastrointestinal, tales como dispepsia, dolor abdominal, pirosis y náusea y entre el 15 y 30 por ciento de los que utilizan AINEs a largo plazo desarrollan úlceras pépticas. Una preocupación grande con el uso de AINEs es el riesgo de las complicaciones de la úlcera péptica, tales como el sangrado y la perforación, que ponen en peligro la vida.

 

Información adicional.

Nexium pertenece a la clase de fármacos inhibidores de la bomba de protones (IBPs). Los IBPs actúan bloqueando la producción de ácido del estómago que puede irritar la pared del estómago y de duodeno (la parte inicial del intestino delgado), produciendo diarrea e incluso ulceración y sangrado. Es un tratamiento establecido para la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), una patología común que puede producir una alteración significativa de la calidad de vida. Se caracteriza por el reflujo del ácido gástrico del estómago al esófago, y a menudo por la presencia de esofagitis (inflamación del esófago).

El control eficaz de la secreción de ácido gástrico es un factor clave en el manejo de los efectos secundarios en el tracto superior gastrointestinal asociados a AINEs. Nexium ha demostrado proporcionar un control más eficaz de la secreción del ácido gástrico que cualquier otro IBP.