COZAAR® (Losartán): Primer antihipertensivo en demostrar una reducción significativa del riesgo de aparición de fibrilación auricular en pacientes hipertensos con hipertrofia ventricular en comparación con un beta-bloqueante (atenolol).

Según los datos más recientes que se desprenden del Estudio LIFE, publicados en el último número del Journal of the American College of Cardiology.

Con un descenso similar de la presión arterial, los pacientes tratados con COZAAR® desarrollaron menos fibrilación auricular en el estudio LIFE.

Del mismo modo, COZAAR® ha demostrado reducir un 25% más que la terapia convencional el riesgo de aparición de ICTUS en este tipo de pacientes

White House Station, New Jersey, (EEUU). 8 de Marzo de 2005.

Nuevas evidencias desprendidas del Estudio LIFE, -siglas en inglés de Losartan Intervention for Endpoint Reduction in Hypertension- demuestran que un tratamiento basado en COZAAR® (losartán), disminuyó en mayor medida que el betabloqueante atenolol el riesgo de desarrollar fibrilación auricular en pacientes hipertensos con hipertrofia ventricular izquierda, con un control similar de la presión arterial.

Los números de este análisis, realizado en 8851 pacientes sin fibrilación auricular, son significativos: entre los pacientes en tratados con COZAAR®, sólo 150 desarrollaron fibrilación auricular, mientras que en el grupo tratado con el betabloqueante atenolol fueron 221 pacientes, lo que representa una significativa reducción del 33% del riesgo a favor de COZAAR®.

Este aspecto es especialmente relevante si tomamos en consideración que aquellos pacientes que durante el estudio desarrollaron fibrilación auricular tuvieron un riesgo de ictus tres veces superior y un riesgo de muerte cardiovascular doble que aquellos que no desarrollaron esta arritmia. De ahí la importancia de contemplar la prevención de la fibrilación auricular en la estrategia terapéutica antihipertensiva, ya que es la arritmia cardiaca crónica más frecuente y se asocia a aumento del riesgo cardiovascular, y especialmente de ictus.

Según explica el Dr. Kristian Wachtell, autor de este último análisis del estudio LIFE, "es muy importante que COZAAR® se haya mostrado superior a atenolol en la reducción del riesgo de fibrilación auricular que presentan los pacientes hipertensos, pensando sobre todo en la eficacia tradicional de este betabloqueante en el tratamiento antihipertensivo y de la fibrilación auricular. Desde un punto de vista clínico -continúa el experto- estos nuevos hallazgos son muy importantes para los cardiólogos y médicos en general, ya que la hipertensión arterial incrementa de forma muy relevante el riesgo de desarrollar este tipo de arritmia cardíaca".

A pesar de que ya era bien sabido que un control eficaz de la presión arterial en el paciente hipertenso disminuía el riesgo de desarrollar fibrilación auricular, hasta haberse dado a conocer estos últimos resultados del Estudio LIFE no se sabía si esa reducción del riesgo podría diferir dependiendo del antihipertensivo que se hubiese utilizado. Este análisis del estudio LIFE, ha demostrado por vez primera la superioridad de un antihipertensivo (COZAAR®) sobre otro a la hora de reducir el riesgo de fibrilación auricular estos pacientes hipertensos con hipertrofia ventricular izquierda.

El beneficio de COZAAR®, además, se extendió a los pacientes que ya tenían historia previa de fibrilación auricular. Un segundo análisis del estudio LIFE, publicado también en Journal of the American College of Cardiology, por el Prof Dr. Watchell, muestra que los pacientes que ya tenían historia de fibrilación auricular al entrar en el estudio también se benefician del tratamiento con COZAAR® respecto a atenolol. En este grupo de pacientes, el tratamiento con COZAAR®, respecto a atenolol, redujo el riesgo de ictus en un 45%, el riesgo de muerte cardiovascular en un 45%, y el riesgo global (suma de muerte cardiovascular, infarto e ictus) en un 42%.

El beneficio de COZAAR® disminuyendo el riesgo de desarrollar fibrilación auricular por una parte, y sobre los pacientes que ya tenían historia de fibrilación auricular por otra, se produce en el contexto de la reducción del 25% del riesgo de ictus ya descrita en la totalidad de los pacientes del estudio y publicada en la revista The Lancet.

"Estos resultados -apunta Watchell- vienen a ampliar el conocimiento que se tenía hasta ahora sobre la fibrilación auricular en el paciente hipertenso y su tratamiento, pudiendo concluirse que este tipo de arritmia incrementa notablemente la morbimortalidad del paciente hipertenso con hipertrofia ventricular, y que los últimos resultados del Estudio LIFE suponen la primera evidencia de que un fármaco antihipertensivo puede ser superior a otro en la reducción del riesgo de desarrollar fibrilación auricular, presentando ambos una eficacia similar en el control de las cifras de presión".