Granada (España)

24 de Octubre de 2007

Neurólogos andaluces advierten que el ictus se puede repetir en el 22% de los casos durante el primer año.

Mañana jueves, 25 de octubre, se celebra el Día del Ictus que, en esta ocasión, lo hace bajo el lema ‘Después del Ictus no bajes la guardia’, a fin de concienciar a la sociedad de la importancia de la prevención secundaria, es decir, evitar que se repita un ictus a quién ya ha sufrido uno, con mayores o menores secuelas, y que puede tener un impacto vital o funcional más grave que el primero.

Con objeto de divulgar la importancia que tiene la prevención en este tipo de enfermedades neurológicas, la sede de la Asociación de Familiares y Enfermos de Ictus de Granada, NEURO-AFEIC, ha organizado una jornada en la que han participado los doctores José Maestre y Juan de Dios Fernández Ortega, neurólogos del Hospital Virgen de las Nieves y San Cecilio, respectivamente, quienes han aprovechado para repasar la situación de atención a esta enfermedad en Granada

Durante su intervención, los neurólogos andaluces han manifestado que “dependiendo del mecanismo por el cual el ictus se produjo, el peligro de que se repita llega a un 22% durante el primer año y hasta el 53% en un plazo de cinco años”. Los pacientes hipertensos o diabéticos constituyen en primer grupo de riesgo de repetición, así como aquellos cuyo ictus se debió a enfermedad arteriosclerótica de las arterias que riegan al cerebro.

En este sentido, han añadido que “aunque el ictus haya tenido síntomas transitorios, que hayan durado menos de 24 horas, el riego de repetición también es alto; un 30 % de los pacientes que hayan tenido ictus transitorio sufrirán un ictus definitivo en los siguientes 5 años, y lo que es muy importante, el 10 % ocurren en el primer mes”.

Sobre los aspectos preventivos a tener en cuenta para evitar la aparición de ese segundo ictus, el Dr. José Maestre ha afirmado que “las herramientas que permiten disminuir considerablemente el riesgo de que un ictus repita son el uso de tratamientos que evitan la trombosis, medicamentos que controlan la tensión arterial o que reducen el colesterol, y a veces mediante la operación o dilatación de arterias estrechadas por la arteriosclerosis”.

Asimismo, el neurólogo del Hospital Virgen de las Nieves ha insistido en que “el paciente también ha de poner de su parte modificando hábitos de vida, como el sedentarismo, abandonando adiciones como el tabaco o el alcohol, y siguiendo las directrices que su médico de atención primaria o especialistas correspondientes establezcan”.

El ictus cerebral constituye la segunda causa de mortalidad en España (primera en la mujer) y la principal responsable de invalidez en el adulto. En Granada se producen cada año 1.600 nuevos casos de ictus, de los cuales una tercera parte fallecen y otra tercera parte queda con secuelas que le hacen dependientes de otras personas para sus actividades diarias.

A pesar de la importancia sanitaria y social de esta enfermedad, la atención que se le dedica es limitada y se encuentra desigualmente repartida tanto a nivel nacional, como en nuestra Comunidad autónoma.