Un estudio observacional confirma la rápida acción de risedronato en la prevención de las fracturas por osteoporosis no vertebrales

  · Risedronato, alendronato y calcitonina nasal han sido las terapias evaluadas en esta investigación que se ha llevado a cabo durante seís meses, sobre más de 6.000 pacientes
· La reducción del riesgo de fractura en el grupo de pacientes tratados con risedronato alcanzó el 68% en comparación con la calcitonina nasal, frente al 28% observado en el grupo que recibió alendronato
· Estos y otros datos se discuten esta semana en Maspalomas, Gran Canaria, en el marco del Congreso Anual de la Sociedad Española de Investigación Ósea y Metabolismo Mineral


Niza, noviembre de 2003

El IV Congreso Europeo sobre Aspectos Clínicos y Económicos de la Osteoporosis y Artrosis, ha sido el foro donde se han presentado los resultados del primer estudio que, durante seís meses y sobre más de 6.000 pacientes, ha evaluado la eficacia de los tres tratamientos actualmente más utilizados para prevenir las fracturas directamente asociadas a la osteoporosis, y según los cuales risedronato, un bifosfonato de última generación, muestra una reducción del riesgo de fractura no vertebral del 68%, en comparación con el grupo control, donde se utilizó calcitonina nasal, mientras que en el grupo tratado con alendronato, otro fármaco perteneneciente al grupo de los bifosfonatos, esa reducción del riesgo se situa en el 28%.
Este Estudio, denominado PROTECT (The Protocare Evaluation of Clinical Therapies) compara la incidencia de las fracturas no vertebrales en pacientes que recibieron risedronato o alendronato frente a un control activo con calcitonina nasal. La eficacia en la prevención de las fracturas no vertebrales observada en el análisis con risedronato realizado a los 6 meses de tratamiento, es consistente con la rápida reducción del riesgo de fracturas tanto vertebrales como no vertebrales que ha venido desmostrando este bifosfonato en ensayos clínicos anteriores.
 
Estudio observacional
Una de las novedades de esta investigación es que, al ser un estudio observacional, aporta una información complementaria a la que la se obtiene de los ensayos clínicos, siendo sus resultados extremadamente útiles a la hora de tomar decisiones respecto al tratamiento.
Estudios recientes han demostrado que risedronato actúa rápidamente sobre factores clave de la calidad del hueso, incluyendo la microarquitectura y las propiedades materiales del hueso.
“Una rápida protección frente a las fracturas es esencial para los 200 millones de mujeres en todo el mundo que padecen osteoporosis, sobre todo cuando una de cada 5 mujeres con osteoporosis postmenopáusica, que ya ha sufrido una fractura, volverá a padecer otra en un periodo inferior a un año”, apunta el Dr. Nelson B. Watts, investigador principal del Estudio PROTECT y Director del Centro de Salud Ósea y Osteoporosis de la Universidad de Cincinati, Estados Unidos. “Tenemos que intervenir de manera agresiva con tratamientos que detengan y prevengan de forma rápida las fracturas en cascada” . Asegura el experto  


Sobre el Estudio PROTECT
En este estudio se analiza retrospectivamente por medio de una base de datos administrativo-sanitaria (Protocare Sciences), que recopila información de más de diez millones de pacientes, la incidencia de fracturas no vertebrales en un periodo de 6 meses en 6.071 mujeres que recibieron un tratamiento con risedronato sódico; 5 mg/ día, alendronato (10 mg/día, 70 mg/ semanales) o calcitonina nasal. Las fracturas no vertebrales se definieron como fracturas osteoporóticas de cadera, muñeca, húmero, pelvis, clavícula y pierna.
El análisis contaba con pacientes mayores de 50 años (la edad media era de 69 años). Fueron excluidas del estudio las pacientes que, antes de iniciarse, estaban tratadas con un bifosfonato, calcitonina nasal o raloxifeno. La estimación del riesgo se ajusta a las siguientes variables: edad, sexo, utilización de estrógenos, fragilidad previa frente a las fracturas, y morbilidad general.
El análisis demostró que los pacientes que utilizaron risedronato redujeron significativamente el riesgo de padecer fracturas no vertebrales en un 68% (p= 0’03), frente a los pacientes de control (calcitonina) a los 6 meses de tratamiento. Aquellos tratados con alendronato mostraron una disminución del 28% en el riesgo de sufrir fracturas no vertebrales comparados con el grupo de control (p=0,26), durante esos 6 meses. 

 
 Importancia de la rapidez de acción
Todos los datos recogidos en este análisis resultan de un elevado interés si tenemos en cuenta que la reducción del riesgo de fracturas ha se der el objetivo clínico número uno en el tratamiento de la osteoporosis, según las directrices de la Fundación Internacional de Osteoporosis.
Es muy importante considerar el hecho ya contrastado de que tras una primera fractura vertebral osteoporótica, el riesgo de sufrir nuevas fracturas durante el primer año en mucho mayor. En consecuencia, resulta de vital importancia proporcionar a los pacientes los tratamientos más adecuados, capaces de reducir con la máxima rapidez este riesgo tan elevado.
  
Sobre el Risedronato Sódico
El Risedronato sódico es un bifosfonato de última generación comercializado en España conjuntamente por Aventis Pharma y Almirall bajo el nombre de Actonel, estando actualmente aprobado en 82 países. Actonel 35 mg, en una única dosis semanal y Actonel 5 mg diarios están indicados para el tratamiento de la osteoporosis en mujeres posmenopáusicas. Actonel 5 mg también está indicado para la prevención de la osteoporosis en las mujeres posmenopáusicas y en el tratamiento y la prevención de la osteoporosis inducida por los corticoides.