París (Francia)

 23 de Junio de 2008

El control de la hemólisis con Soliris® mejora la fatiga en pacientes con HPN independientemente de los cambios en la anemia.

Los datos sugieren la implicación de la hemólisis en la fatiga que se asocia con la HPN.

Presentación en el 13o Congreso de la Asociación Europea de Hematología.



El tratamiento con Soliris® (eculizumab) mejora la fatiga crónica, habitualmente incapacitante, que presentan los pacientes con hemoglobinuria paroxística nocturna (HPN), una enfermedad hematológica muy minoritaria, de forma independiente a la mejoría en la anemia, según se desprende de los datos presentados ayer en el 13o Congreso de la Asociación Europea de Hematología (EHA en sus siglas en inglés) que se ha celebrado en Copenhague. Estos datos sugieren que la fatiga que sufren los pacientes con HPN está relacionada directamente con la hemólisis -la destrucción de los glóbulos rojos que caracteriza a la enfermedad– y puede mejorarse independientemente de la corrección de la anemia.

Los pacientes con HPN tratados con Soliris® experimentaron mejoría de la fatiga independientemente de los cambios en la anemia, mientras que los pacientes con cáncer y anemia tratados con EPO experimentaron mejoría de la fatiga sólo cuando se recuperaron de la anemia. Estos datos sugieren que la hemólisis probablemente contribuye a la fatiga que sufren los pacientes con HPN, independientemente del grado de anemia derivado de la hemólisis en estos pacientes.

Los datos fueron destacados en una presentación oral ante el Congreso de la EHA realizada por la Dra. Anita Hill, MB, ChB, especialista en hematología del Bradford Teaching Hospitals, Reino Unido, autora principal del resumen titulado, “La mejoría de la fatiga con el tratamiento eculizumab en pacientes con hemoglobinuria paroxística nocturna (HPN) ocurre con independencia de los cambios en la anemia.” (1)

“La hemólisis mediada por el complemento es la característica definitoria de la HPN y la causa de las graves consecuencias clínicas de la enfermedad, entre las que se incluye la fatiga crónica”, dijo la Dra. Hill. “Los datos presentados en la EHA nos ayudan a comprender que la fatiga en la HPN está más estrechamente unida a la hemólisis que a la anemia, y acentúa la importancia de la terapia con eculizumab para proporcionar una mejor calidad de vida a los pacientes con HPN, independientemente de los cambios que pudieran ocurrir en la anemia que padecen.”

Soliris®, desarrollado por Alexion Pharmaceuticals, Inc. (Nasdaq: ALXN), fue aprobado en Estados Unidos y la en Unión Europea en el año 2007; Soliris® está indicado en los Estados Unidos de América como tratamiento para reducir la hemólisis en pacientes con HPN y en la UE está indicado para el tratamiento de pacientes con HPN (véase Ficha Técnica en la página web de EMEA).

La HPN es una enfermedad hematológica muy minoritaria, que deteriora progresivamente a los pacientes y constituye una verdadera amenaza vital. En esta enfermedad, la hemólisis, causada por el propio sistema inmunitario del paciente, puede ocasionar trombosis (coágulos de sangre), fatiga crónica, anemia, deterioro de la calidad de vida, dificultad respiratoria, dolor recurrente, daño renal y episodios intermitentes de orina oscuras (hemoglobinuria) (2-4).

Soliris®, hemólisis y fatiga en la HPN
El grado de fatiga en los pacientes con HPN con frecuencia es grave y similar a la que sufren los pacientes con cáncer y anemia. anteriormente, Soliris® ha mostrado que reduce sustancialmente la fatiga crónica que habitualmente se asocia con la HPN. Los datos presentados hoy proporcionan una completa percepción del mecanismo mediante el cual Soliris® impacta positivamente en la fatiga asociada con la HPN. Mientras que los tratamientos diseñados para mejorar la anemia son capaces de aliviar la fatiga tanto en HPN como en el cáncer, estos nuevos datos demuestran que la fatiga en la HPN se asocia directamente con la hemólisis crónica y que puede mejorarse independientemente de la corrección de la anemia. Soliris® también se ha viso asociado con otras ventajas significativas en pacientes con HPN, incluyendo la reducción de la hemólisis y de los eventos trombóticos mientras persiste el tratamiento, en comparación con igual período de tiempo antes de recibir el medicamento (véase Ficha Técnica en la página web de EMEA). (5-7)

En la presentación de la Dra. Hill, los datos de 164 pacientes con HPN fueron obtenidos a partir de dos estudios en fase III con Soliris®, administrado como tratamiento para la HPN: TRIUMPH, un estudio doble ciego, de seis meses de duración, controlado con placebo, y SHEPHERD, un estudio en abierto, de 12 meses de duración. Los datos sobre pacientes con cáncer y anemia proceden de un informe de estudio publicado. (8) La fatiga observada en los pacientes de ambos grupos fue determinada utilizando la escala de fatiga de la Functional Assessment of Chronic Illness Therapy (FACIT). La anemia se midió por niveles de hemoglobina, y la hemólisis por niveles del lactato deshidrogenasa (LDH). Los principales hallazgos incluyen lo siguiente:

• Mientras que la reducción de la hemólisis intravascular (disminución de LDH) y la mejoría de la anemia (aumento de la hemoglobina) estaban significativamente asociadas a la mejoría de la fatiga (razón de probabilidad 1,11; p<0.001 y 1,29; p=0,005, respectivamente), la reducción de hemólisis en pacientes con HPN pronosticaba una mejoría de la fatiga independientemente de la mejoría de la anemia (1,07; p=0,028).

• La mejoría en la fatiga fue mayor (p=0.002) en los pacientes con HPN tratados con Soliris®, en comparación con los pacientes con cáncer y anemia tratados con EPO.

• Cuando se analizó la magnitud del impacto clínico empleando descriptores estándar para la medición del Tamaño del Efecto respecto de la fatiga (ES en sus siglas en inglés) en ambos grupos(9),

o Los pacientes con HPN tratados con Soliris® experimentaron una gran mejoría de la fatiga, (ES: +1,0) al aumentar el nivel de hemoglobina, en comparación con los pacientes con cáncer y anemia tratados con EPO, que experimentaron una pequeña mejoría en la fatiga (ES: +0,48).
o Igualmente, los pacientes con HPN tratados con Soliris® experimentaron una moderada mejoría en la fatiga (ES:+0,72) cuando no hubo mejoría en los niveles de hemoglobina, en comparación con los pacientes con cáncer y anemia tratados con EPO, en los que la magnitud de la fatiga no cambió significativamente (ES:+0,15) cuando los niveles de hemoglobina no mejoraron.
o También fue notorio observar que los pacientes con HPN tratados con Soliris® experimentaron una mejoría moderada de la fatiga (ES: +0,61) aún cuando los niveles de hemoglobina disminuyeron, en tanto que los pacientes con cáncer y anemia tratados con EPO experimentaron un pequeño empeoramiento de la fatiga (ES:-0,33) cuando los niveles de hemoglobina se redujeron.

La mejoría de la fatiga observada durante el tratamiento con Soliris® en el marco de los ensayos clínicos, fue manifiesta desde la primera semana del tratamiento y se mantuvo durante el desarrollo de los ensayos clínicos. (10)

“De modo similar a lo observado en pacientes con cáncer, la fatiga en los pacientes con HPN con frecuencia es lo suficientemente grave como para hacer imposibles las actividades normales de la vida diaria”, manifestó el Dr. Leonard Bell, M.D., Director Ejecutivo de Alexion. “Este estudio indica que los pacientes pueden experimentar mejoría importante de la fatiga, mediante el tratamiento prolongado con Soliris, más allá de los cambios en el grado de su anemia. Este, y los otros importantes beneficios clínicos que Soliris® ofrece a los pacientes con HPN, son la base de nuestro compromiso para que cada paciente que pueda beneficiarse de Soliris® tenga acceso al mismo”.

Acerca de la HPN
La HPN es una enfermedad hematológica muy minoritaria que afecta alrededor de 8.000 a 10.000 personas en Norteamérica y Europa y, utilizando un estimado de prevalencia similar, a potencialmente 1.000 - 2.000 pacientes en Japón. (11) Aunque afecta a grupos de todas las edades, la HPN afecta frecuentemente a personas en la plenitud de su vida, con una edad promedio al inicio de la enfermedad cercana a los treinta años. (12) Aproximadamente el 10 por ciento de los pacientes desarrollan síntomas iniciales de la enfermedad a los 21 años o antes. (4) La HPN se desarrolla sin avisar y puede ocurrir en hombres y en mujeres de todos los orígenes y edades. Con frecuencia la HPN sobreviene sin ser reconocida inicialmente y la demora en el diagnóstico puede tomar de 1 a más de 10 años. (3) El valor de la mediana de supervivencia de los pacientes con HPN oscila entre 10 y 15 años desde el momento del diagnóstico. (3,12)

La HPN se ha identificado más comúnmente entre pacientes con insuficiencias medulares, incluyendo la anemia aplástica (AA) y los síndromes mielodisplásicos (MDS). (13,14,15,16) En pacientes con trombosis idiopática, la HPN puede ser una causa subyacente. (3,12)

Antes de la aprobación de Soliris®, no había terapias disponibles para el tratamiento específico de la HPN. El tratamiento de la HPN estaba limitado a la paliación de los síntomas mediante transfusiones periódicas de sangre, terapia inmunosupresora no específica y, con menor frecuencia, el trasplante de médula ósea, un procedimiento que conlleva un considerable riesgo de mortalidad y morbilidad asociadas. (4,17)

Acerca de Soliris®
Soliris® fue aprobado en marzo de 2007 por la Food and Drug Administration (FDA) en Estados Unidos como el primer tratamiento para la HPN, una rara y debilitante enfermedad de la sangre que pone en peligro la vida del paciente, y que se caracterizada por la destrucción de los glóbulos rojos (hemólisis). En junio de 2007, también la Comisión Europea (CE) aprobó el uso de Soliris® para el tratamiento de pacientes con HPN. Soliris® es el primer medicamento aprobado en Europa para el tratamiento de la HPN y es también el primer medicamento que recibió aprobación de la CE mediante el Procedimiento de Registro Acelerado de la EMEA.

Información importante de seguridad
Soliris® es generalmente bien tolerado. Las reacciones adversas que se observaron con mayor frecuencia en estudios clínicos fueron: cefalea, nasofaringitis, dorsalgia y náuseas. La pauta de anticoagulación no debería modificarse al iniciar tratamiento con Soliris® dado que no se ha establecido el efecto que podría causar la retirada del la anticoagulación cuando se administran ambos tratamientos.

El empaquetado de Soliris® también incluye una advertencia especial: “Soliris® aumenta el riesgo de infección meningocócica. Se ha de vacunar a los pacientes con una vacuna meningocócica al menos dos semanas antes de recibir la primera dosis de Soliris®; es necesario revacunar al paciente de acuerdo con las directrices vigentes para el uso de vacunas. Controlar a los pacientes para identificar los primeros indicios de infección meningocócica, evaluarlos inmediatamente si se sospecha que hay infección, y tratar con antibióticos si es necesario." Durante los estudios clínicos, dos entre 196 pacientes con HPN que fueron tratados con Soliris® sufrieron infección meningocóccica severa a pesar que estaban vacunados.

Antes de comenzar el tratamiento con Soliris®, tanto los pacientes como los médicos que les tratan podrán incorporarse al registro “PNH Registry”, que forma parte de un programa especial de Gestión de Riesgos que incluye educación inicial y continuada y la evaluación a largo plazo para la detección de nuevos hallazgos de seguridad.

Ver información completa sobre el medicamento en: http://www.emea.europa.eu/humandocs/Humans/EPAR/soliris/soliris.htm

Acerca de Alexion
Alexion Pharmaceuticals, Inc. es una compañía biofarmacéutica que desarrolla y produce terapias con medicamentos con gran impacto en la vida de pacientes con graves condiciones clínicas que amenazan su vida. Alexion está comprometida con el descubrimiento, desarrollo y comercialización de productos terapéuticos encaminados al tratamiento de pacientes con un amplio espectro de enfermedades graves, incluyendo enfermedades hematológicas, cáncer y enfermedades autoinmunes. En marzo de 2007 la FDA dio su aprobación para la comercialización de Soliris®, el primer producto de Alexion para todos los pacientes con HPN, comenzando su comercialización en Estados Unidos en abril de 2007. En junio de 2007, la CE aprobó la indicación de Soliris® en la Unión Europea para todos los pacientes con HPN, iniciándose su comercialización en España en Febrero de 2008. Alexion está evaluando otras indicaciones potenciales para Soliris®, así como nuevas formulaciones de eculizumab para indicaciones clínicas adicionales, y está promoviendo el desarrollo de otros medicamentos basados en anticuerpos que se encuentran en las primeras fases del desarrollo. Esta nota de prensa y más información sobre Alexion Pharmaceuticals, Inc. pueden encontrarse en: http://www.alexionpharm.com .


 

(1) Hill A, Muus P, Socie G, et al. Improvement in fatigue with eculizumab treatment of patients with paroxysmal nocturnal hemoglobinuria (PNH) occurs independent of changes in anemia. [abstract #0903]. Presented at 13th Congress of the European Hematology Association Annual Meeting; June 15, 2008; Cophenhagen, Demark.
(2) Rother RP, Bell L, Hillmen P, Gladwin M. The clinical sequelae of intravascular hemolysis and extracellular plasma hemoglobin: a novel mechanism of human disease. JAMA. 2005;293:1653-1662.
(3) Hillmen P, Lewis SM, Bessler M, Luzzatto L, Dacie JV. Natural history of paroxysmal nocturnal hemoglobinuria. N Engl J Med .1995; 333:1253-1258.
(4) Parker C, Omine M, Richards S, et al. Diagnosis and management of paroxysmal nocturnal hemoglobinuria. Blood. 2005;106:3699-3709.
(5) Hillmen P, Muus P, Duhrsen U et al. Effect of the complement inhibitor eculizumab on thromboembolism in patients with paroxysmal nocturnal hemoglobinuria. Blood 2007; 100:4123-4128.
(6)Hillmen P, Young NS, Schubert J et al. The complement inhibitor eculizumab in paroxysmal nocturnal hemoglobinuria. N Engl J Med. 2006;355:1233-1243.
(7) Brodsky RA, Young NS, Antonioli E et al. Multicenter phase 3 study of the complement inhibitor eculizumab for the treatment of patients with paroxysmal nocturnal hemoglobinuria. Blood.2008;111:1840-1847.
(8) Cella D, Eton DT, Lai JS, Peterman AH, Merkel DE. Combining anchor and
distribution-based methods to derive minimal clinically important differences on the Functional Assessment of Cancer Therapy (FACT) anemia and fatigue scales. J Pain Symptom Manage. 2002;24(6):547-61.
(9) Cella D, Kallich J, McDermott A, Xu X. The longitudinal relationship of hemoglobin, fatigue and quality of life in anemic cancer patients: results from five randomized clinical trials. Ann Oncol. 2004;15:979-86.
(10) Socie G, Hillmen P, Muus P et al. Sustained improvements in transfusion requirements, fatigue and thrombosis with eculizumab treatment in paroxysmal nocturnal hemoglobinuria [abstract]. Blood. 2007;110 (11):1072a.
(11) Hill A, Platts PJ, Smith A et al. The incidence and prevalence of paroxysmal nocturnal hemoglobinuria (PNH) and survival of patients in Yorkshire [abstract]. Blood. 2006;108(11):985.
(12) Socie G, Mary J Yves, de Gramont A, et al. Paroxysmal nocturnal haemoglobinuria: long-term follow-up and prognostic factors. Lancet. 1996; 348:573-577.
(13) Johnson RJ, Hillmen P. Paroxysmal nocturnal hemoglobinemia: Nature's gene therapy? J Clin Path: Mol Pathol. 2002;55:145-152.
(14) Wang H, Chuhjo T, Yasue S, Omine M, Naka S. Clinical significance of a minor population of paroxysmal nocturnal hemoglobinuria-type cells in bone marrow failure syndrome. Blood. 2002;100 (12):3897-3902.
(15) Iwanga M, Furukawa K, Amenomori T, et al. Paroxysmal nocturnal haemoglobinuria clones in patients with myelodysplastic syndromes. Br J Haematol. 1998; 102 (2):465-474.
(16) Maciejewski JP, Rivera C, Kook H, Dunn D, Young NS. Relationship between bone marrow failure syndromes and the presence of glycophosphatidyl inositol-anchored protein-deficient clones. Br J Haematol. 2001;115 (4):1015-1022.
(17) Hill A, Richards S, Hillmen P. Recent developments in the understanding and management of paroxysmal nocturnal haemoglobinuria. Br J Haematol. 2007;137 (3):181-192.