Barcelona (España)

19 de Marzo de 2007

24 de marzo, Día Mundial contra la Tuberculosis: la enfermedad de la injusticia.

Hoy, la gran batalla que libra la neumología a nivel mundial es tratar de curar a las personas que padecen tuberculosis y especialmente la TB MDR (multiresistente) y la XDR (extremadamente resistente)”, asegura el Dr. Caminero, neumólogo de SEPAR y miembro de las Comisiones Científicas de la OMS desde 1998. Un tercio de la población mundial, más de 2.000 millones de personas, se encuentran infectadas por el agente causal de la TB (el familiarmente conocido como bacilo de Koch) fruto de algún contagio que les ha ocurrido a lo largo de su vida. Afortunadamente, el sistema de defensas de la especie humana es muy sabio y consigue vencer al bacilo de Koch la gran mayoría de las veces que se produce el contagio, por lo que una gran parte de las más de 2.000 millones de personas infectadas se encuentran sanas, aunque conviviendo con el bacilo en su interior, en espera de que alguno de los portadores se debilite para poder producirles enfermedad. Esto es lo que condiciona que cerca de 9 millones de personas padezcan cada año TB en el mundo y que, lo más desafortunado, pueda producir 2 millones de muertes anuales.

Sin embargo, la última década ha añadido un problema epidemiológico más, al incrementarse notablemente el número de casos que son resistentes a los dos medicamentos más potentes que existen para curar la TB: la isoniacida y la rifampicina. A estos casos, que son mucho más difíciles de curar se les conoce por el nombre de Multi-Drogo-Resistentes (MDR). Actualmente, se estima que en el mundo viven alrededor de medio millón de pacientes con MDR, muchos de ellos en países muy pobres, con escasos recursos económicos y con aún menos posibilidades de tener acceso los medicamentos que les curen. Es necesario recordar que cuando no se puede utilizar ni isoniacida ni rifampicina, es necesario recurrir a combinaciones de medicamentos (drogas de segunda línea –DSL-) durante un mínimo de 18 meses, medicamentos que son mucho más caros, tóxicos y de peor tolerancia.


En el año 2000, la OMS creó el Comité Luz Verde, al que pertenece el Dr. Caminero, con el propósito de incrementar la accesibilidad al SLD y asegurar su uso correcto para prevenir la resistencia. Pero en los últimos años se han detectado múltiples casos incluso de resistencia a este tratamiento. Entre un 2 y un 5% de los casos detectados de MDR son ya XDR (extremadamente multiresistentes), o sea, son también resistentes a los fármacos más eficaces después de la isoniacida y la rifampicina, como son las quinolonas y los inyectables (amikacina, Kanamicina y capreomicina). El Dr. Caminero asegura que este tipo de TB “es prácticamente incurable”, sobre todo en los países pobres.

En el número del pasado noviembre de la revista The Lancet se publicó un artículo referido a un caso en Sudáfrica donde se relataba que una cepa de XDR acabó con la vida de los todos los afectados en menos de 16 días. Si bien, todos eran, además, casos de SIDA muy avanzados. Para abordar esta emergencia médica relativa a la tuberculosis, la OMS trabaja actualmente con un grupo de socios internacionales que han elaborado un complejo y ambicioso plan de acción para empezar a ponerse en marcha antes de la mitad de este año y que se prolongue, al menos, hasta el 2015.


Tuberculosis en el mundo
Por otra parte, y con motivo del Día Mundial de la Tuberculosis, que se celebra el 24 de marzo, la OMS ha desplegado una campaña de sensibilización bajo el lema Si hay TB aquí la hay en todas partes que alerta de las 4.400 muertes diarias que provoca esta enfermedad y de su rápida propagación e insta a la lucha mundial contra la TB. Esta enfermedad se ceba en los países con un más bajo nivel socio-económico y con programas de control de la TB muy limitados durante muchos años. Además, el VIH empeora la situación.

Se estima que cada año, a escala mundial, se dan unos 9 millones de casos nuevos y más de dos millones de muertes por TB. La mayoría de estos millones de casos ocurren en los países en vías de desarrollo, y obviamente la infección por VIH no tratada agrava el pronóstico: los tratamientos antirretrovirales son muy costosos y en los países en vías de desarrollo es muy difícil conseguirlos. Los mayores índices de TB se dan en los países más pobres y con mayor afectación por VIH (África subsahariana, Haití). Otros países muy afectados son algunos de Hispanoamérica (Bolivia, Perú, Ecuador), Asia (India China, Bangla Desh, Paquistán) y norte de África (Marruecos).

Actualmente, el tratamiento contra la tuberculosis es complicado y en el mejor de los casos dura 6 meses. En pacientes que sean casos iniciales, sin antecedentes de tratamiento de TB, y que proceden de países con elevados niveles de resistencias es imprescindible tratarlos con 4 fármacos utilizando asociaciones medicamentosas combinadas en la misma tableta (de esta manera si abandona el tratamiento no se generaran resistencias por tomar solamente 1 o 2 o 3 fármacos).

La SEPAR y la Tuberculosis
El año 2008 será el año SEPAR de la TB y la Solidaridad. Con esta iniciativa se pretende que esta vieja enfermedad gane protagonismo a nivel institucional y de la población general y que España participe más en proyectos solidarios en los países en vías de desarrollo, por ejemplo favoreciendo un mayor control de la TB. Ello sería muy positivo para el resto de países y también para España como país receptor de inmigrantes. La SEPAR, además, tiene previsto impulsar actividades científicas en las que se presentaran resultados de los estudios en curso, actividades institucionales, publicar un libro blanco sobre la TB en España y una guía para un mejor control de esta enfermedad.

Asimismo, la SEPAR ha decidido dar un paso diferencial como sociedad médica: dedicará el 0,7% de los beneficios obtenidos por la celebración de su 40º Congreso a Médicos sin Fronteras. Por su parte, Médicos sin Fronteras se ha comprometido a dedicar el donativo procedente de la SEPAR a un país o proyecto donde la patología respiratoria sea relevante, por ejemplo Liberia o Uganda donde la tuberculosis está muy extendida. Los neumólogos se sienten particularmente comprometidos con esta enfermedad que saben que en África es particularmente virulenta y grave y además afecta a la población infantil.

Pero éste es sólo un primer paso. SEPAR, a propuesta de su Presidente, el Dr. Julio Ancochea, creará el área denominada SEPAR Solidaria para dar continuidad a las actividades relacionadas con la solidaridad. El Dr. Joan Escarrabill, neumólogo del Hospital Universitari de Bellvitge de L’Hospitalet de Barcelona, Presidente del 40º Congreso de la SEPAR, ha recibido el encargo por parte del Presidente de SEPAR de dirigir un grupo de trabajo que diseñe este proyecto que, además de miembros de SEPAR, incluirá como asesores a profesionales y organizaciones con experiencia en este campo de actuación.