Revista Electronica de PortalesMedicos.com - https://www.portalesmedicos.com/publicaciones
Estudio imagenologico de la patologia mamaria
https://www.portalesmedicos.com/publicaciones/articles/1209/1/Estudio-imagenologico-de-la-patologia-mamaria.html
Autor: Dr. Jorge Luis Mendieta Domínguez
Publicado: 4/08/2008
 

Se realizó un estudio del comportamiento de las diferentes técnicas de diagnósticos imagenológicas para las patologías mamarias. La muestra (11810 pacientes) la facilitó los primeros 3 años de ejecución del Programa Precoz del Cáncer de Mama en Pinar del Río desde 1991 hasta el 1993. El pesquisaje mamográfico detectó un grupo de pacientes para estudio y valoración en consulta multidisciplinaria, de ellas se operaron 108. Dentro de la patología mamaria los procesos benignos fueron los más frecuentes y junto a los premalignos, se observaron con mayor frecuencia en el grupo de edad de 50 – 59 años. Los procesos malignos predominaron en el grupo de 60 y más. La mama derecha fue la más afectada por lesiones benignas y premalignas y la izquierda por las malignas. El cuadrante supero externo fue el más afectado en todas las lesiones. A pesar de ser mujeres supuestamente sanas el examen físico mostró alteraciones en 74 casos (58.6%). El ultrasonido se destacó por diferenciar lesiones benignas de malignas. La mamografía mostró mayor sensibilidad con el 86.66% y el ultrasonido una mayor especificidad con el 100.0%. Se hacen recomendaciones generales de utilidad para complementar el diagnóstico precoz de mama fundamentalmente maligna.


Estudio imagenologico de la patologia mamaria.1

Estudio imagenológico de la patología mamaria.

 

Dr. Jorge Luis Mendieta Domínguez **

Dra. Malién Hernández Valdés **

Dr. Onay Alfonso Reyes **

Dr. Juan José Lorenzo Montano **

 

** Especialista de 1er Grado en Radiología.

 

Hospital Provincial Docente Clínico Quirúrgico “Abel Santamaría Cuadrado”. Pinar Del Río.

 

Resumen.

 

Se realizó un estudio del comportamiento de las diferentes técnicas de diagnósticos imagenológicas para las patologías mamarias. La muestra (11810 pacientes) la facilitó los primeros 3 años de ejecución del Programa Precoz del Cáncer de Mama en Pinar del Río desde 1991 hasta el 1993. El pesquisaje mamográfico detectó un grupo de pacientes para estudio y valoración en consulta multidisciplinaria, de ellas se operaron 108. Dentro de la patología mamaria los procesos benignos fueron los más frecuentes y junto a los premalignos, se observaron con mayor frecuencia en el grupo de edad de 50 – 59 años. Los procesos malignos predominaron en el grupo de 60 y más. La mama derecha fue la más afectada por lesiones benignas y premalignas y la izquierda por las malignas. El cuadrante supero externo fue el más afectado en todas las lesiones. A pesar de ser mujeres supuestamente sanas el examen físico mostró alteraciones en 74 casos (58.6%). El ultrasonido se destacó por diferenciar lesiones benignas de malignas. La mamografía mostró mayor sensibilidad con el 86.66% y el ultrasonido una mayor especificidad con el 100.0%. Se hacen recomendaciones generales de utilidad para complementar el diagnóstico precoz de mama fundamentalmente maligna.

 

Summary.

 

A study of the behaviour of the different techniques from imagenologhy diagnoses for the mammary pathologies was made. The sample (11810 patients) facilitated the first 3 years of execution of the Screening Program of the Cancer of Breast in Pinar del Rio from 1991 to the 1993. The mammography screening a group of patients for study and valuation in multidisciplinary consultation, of them operated 108. Within the mammary pathology the benign processes were most frequent and next to the premalignant ones, they were observed most frequently in the group of age of 50 - 59 years. The malignant processes predominated more in the group of 60 and more. The right breast was affected by benign injuries and premalignant and the left by malignant. The quadrant I surpass external was affected in all the injuries. In spite of being supposedly healthy women the physical examination showed alterations in 74 cases (58,6%). The ultrasound stood out to differentiate benign injuries from malignant. The mammography a showed to greater sensitivity with 86,66% and the ultrasound a greater specificity with 100,0%. General recommendations are made of utility to complement the precocious diagnosis of breast, fundamentally malignant.

 

Palabras clave: Ultrasonido, Mamografía, Pesquisaje, Ultrasound, Mammography, Screening.

 

Introducción.

 

En nuestro país, el cáncer de mama ocupa el segundo lugar entre las neoplasias malignas de la mujer (1). En los últimos años se ha observado un evidente ascenso de la incidencia de cáncer de mama en muchos países desarrollados; también en Cuba se presenta esta tendencia y se esperan una incidencia de 2000 casos nuevos anuales y fallecimiento de 1000 (2). Para tratar de modificar las tasas de morbimortalidad, las tendencias actuales están dirigidas a aportar nuevos métodos exploratorios que permitan diagnosticar las neoplasias malignas antes o mientras se desarrollan y no cuando están establecidos; dentro de estos métodos tenemos la mamografía y el ultrasonido diagnóstico (3).

 

La mamografía, es decir, la radiografía simple de la mama con técnica adecuada, corresponde a un procedimiento que si tiene decenios de antigüedad (Goyaner, 1931), ha sido perfeccionada hasta brindar un alto grado de exactitud (4), aumentando su precisión diagnóstica y disminuyendo su costo, permitiendo identificar el cáncer mamario antes de que aparezcan síntomas y signos (5).

 

El ultrasonido se ha usado para el diagnóstico de la enfermedad mamaria desde inicios de 1950 (6), donde demuestra ser un procedimiento complementario, de gran valor y exactitud para el diagnóstico diferencial de los cuadros benignos y malignos (7,8). El impacto de los mismos en los primeros años del Programa Nacional de Detección Precoz del Cáncer de Mama se expresa en nuestro trabajo.

 

El objetivo de nuestro trabajo fue describir la incidencia de la patología mamaria a través de métodos imagenológicos de detección precoz, analizando el comportamiento de diferentes variables según resultado diagnóstico (grupo de edad, tipo de imagen mamográfica y localización topográfica, imagen ultrasonográfica) y se estableció una correlación de los resultados diagnósticos según los datos que aporta la mamografía y el ultrasonido.

 

Método

 

Se realizó un estudio descriptivo, analítico y retrospectivo de los primeros años del pesquisaje de cáncer de mama realizado en Pinar del Río entre los años 1991-1993. Se realizó mamografía en su área de salud, tomando vistas medio lateral oblicua de cada mama a mujeres entre 50 y 64 años. La muestra estudiada fue de 11810 mujeres. Los estudios complementarios mamográficos, el ultrasonido diagnóstico y la biopsia con aguja fina y con parafina de las mujeres que la necesitaron se realizo en nuestro hospital el cual es el Centro de Referencia Provincial.

 

En el análisis estadístico se construyeron distribuciones de frecuencia para cada una de las variables estudiadas y tablas de contingencia en los casos que se considero oportuno. Se realizan pruebas de sensibilidad (S) o probabilidad de un resultado positivo cuando hay malignidad y de especificidad (E) o probabilidad de un resultado negativo cuando no hay malignidad

 

Resultados

 

En el cuadro Nº 1 se muestra el total de casos estudiados (11810), encontrándose sin patología evidente el 99.08% de los casos, la patología benigna la encontramos en 84 casos (0.71%%), 9 pacientes resultaron premalignos (0.07% ) y 15 malignos (0.12%).

 

En el cuadro Nº 2 se muestra la distribución de los resultados diagnósticos según la edad. En los procesos benignos predominó el grupo de 50 – 59 años con 49 casos (58.33%), en los premalignos el mismo grupo (8, 8.33%) y en los malignos el de 60 y más (8,53.33%).

 

El examen físico de las mujeres estudiadas se refleja en el cuadro Nº 3, el patrón que predomino en los procesos benignos fue el nódulo sólido bien delimitado (28, 33.33%), en los premalignos fue normal en 6 casos (66.66%) y en los malignos el nódulo sólido poco delimitado (8,53.33%).

 

En el cuadro º 4 se muestra la distribución de los casos operados según su ubicación topográfica. La mama más afectada en los procesos benignos fue la derecha con 56 casos (66.66%) y el cuadrante supero externo con 48 casos (57.14%) con predominio en la mama derecha. En los procesos premalignos predominó la mama derecha (7, 77.77%) y el cuadrante supero externo (6, 66.66%). En los proceso benignos hubo un ligero predominio de la mama izquierda (8, 53.33%) y el cuadrante supero externo con 12 casos (80%).

 

En el cuadro Nº 5 se desglosa la imagen mamográfica que predominó en los procesos premalignos y malignos, en los premalignos predominó la nodular irregular con 4 casos (44.44%) y en los malignos la imagen nodular irregular con espículas (6, 40.0%).

 

La distribución de los procesos benignos según su imagen mamográfico se muestran en el cuadro Nº 6. En los procesos benignos predomino la imagen nodular bien definida con 55 casos (65.47%);

 


Estudio imagenologico de la patologia mamaria.2

En el cuadro Nº 7 se muestra la distribución de los procesos según la imagen ultrasonográfica, en los benignos predominó la ecogénica bien delimitada (20, 23.80%), en los premalignos solo se le realizó a 3 casos y en los malignos predominó la ecogénica no bien delimitada (6, 40%),

 

La sensibilidad y la especificidad de la mamografía y el ultrasonido se reflejan en el cuadro No. 8, la mamografía mostró una mayor sensibilidad que el ultrasonido (86.66% vs 60.00) y el ultrasonido una mayor especificidad (100.0% vs 89.28%),

 

Discusion

 

Como se esperaba, las exploraciones normales tuvieron una incidencia muy alta ya que el pesquisaje se realizó a pacientes supuestamente sanas (9). Dentro de los caos con patología hubo un predominio de los procesos benignos que se corresponden con la literatura revisada (5,10,11,12).

 

Al comparar nuestros resultados con la literatura revisada, coincide en que el cáncer mamario se refleja en mujeres mayores de 60 años (13,14,15), ya que la frecuencia de esta entidad comienza a elevarse después de los 35 años, haciendo su primer pico entre 40 y 50 años, ascendiendo posteriormente hasta alcanzar su mayor incidencia después de los 60 años. Se encontró asociación estadística significativa en la predilección de procesos benignos y premalignos para encontrarse en el grupo de 50 a 59 años (p < 0.001), no así en los procesos malignos (p > 0.05)

 

Cuando se analizo el resultado del examen clínico es importante señalar de que las mujeres se encontraban asintomáticas desde el punto de vista clínico en 74 casos (58.6%) se encontraron alteraciones, pero más aún 3 fueron premalignos y 14 malignos, esto demuestra que el autoexamen mamario es un factor muy importante a divulgar para que se practique de forma sistemática. Así mismo la práctica del examen de mama por el médico de la familia como labor diaria sería un pilar fundamental a nivel de la asistencia primaria para detectar casos con signos clínicos tempranos (4).

 

Cuando se analizo la distribución de los procesos patológicos, observamos que no hay unanimidad de criterios, para unos es la mama derecha (11,16) y para otros la izquierda (12). El cuadrante más afectado es el supero externo con 66 casos (78.55%), hecho lógico si tenemos en cuenta que este cuadrante tiene la prolongación axilar de Bleffel, que da mayor área de tejido mamario. De manera general se hicieron agrupaciones en la categoría de variables en estudio, asumiendo lesiones benignas o no (premalignas y malignas) y en hemisferio superior e inferior en un caso y hemisferio externo e interno en otro, no encontrando asociación estadística significativa en la predilección de estos tipos de lesiones para ubicarse en los distintos hemisferios seleccionados (p > 0.25).

 

En las imágenes obtenidas en la mamografía encontramos que en el 73.33% de los casos malignos se obtuvieron imágenes típicas de malignidad lo cual se corresponde con la literatura revisada (11,17,18,19); podemos observar que en el 82.14% de los casos los patrones que predominaron son los que se consideran benignos lo cual se corresponde con la literatura revisada (11). Es importante tener en cuenta que las microcalcificaciones no son patognomónicas de los procesos malignos ya que se pueden ver en algunos procesos malignos como la hiperplasia epitelial y la papilomatosis múltiple (11). Al comparar estos resultados con la literatura revisada observamos que existe correlación (11, 20, 21, 22, 23, 24), encontrándose una asociación significativa entre ambas variables benignas o no y ecogénicas de bordes bien delimitados o no, presentando una proporción muy superior de procesos benignos con nódulos bien delimitado y malignos con los nódulos no bien delimitados (p<0.0001).

 

En la bibliografía revisada se corrobora que la mamografía es más sensible y el ultrasonido más especifico en el diagnóstico de la patología mamaria (25,26). Los falsos negativos encontrados en la mamografía se debieron, a un tumor maligno con imagen benigna (Carcinoma medular) y a un tumor sin imagen radiológica (tumor en región retroareolar); la causa de los 8 falsos positivos, se debieron a 4 casos con displasia fibroquística, a 2 con hiperplasia epitelial y en los restantes, adenosis. Los falsos positivos del ultrasonido fueron por errores de interpretación en mamas muy displásicas.

 

En nuestro trabajo llegamos a la conclusión que los procesos benignos fueron los más frecuentes dentro de los casos patológicos, y que estos junto a los procesos premalignos se observaron con más frecuencia en el grupo de 50 -59 años y los malignos en el de 60 y más. Los patrones que predominaron al examen físico, la imagen mamográfica y del ultrasonido se corresponden con los descritos en cada patología. La mama derecha y el cuadrante supero externo fueron los más afectados de forma general y que la mamografía presentó mayor sensibilidad y el ultrasonido mayor especificidad.

 

Cuadro Nº 1. Distribución de las pacientes examinadas según resultado diagnóstico.

 

imagenologia_patologia_mamaria/mama_diagnostico

 

Fuente: Historias Clínicas

 

Cuadro Nº 2. Distribución de los resultados diagnósticos según la edad.

 

imagenologia_patologia_mamaria/mama_diagnostico_edad

 

Fuente: Historias Clínicas

 

Cuadro Nº 3. Distribución de los resultados diagnósticos según el resultado del examen físico.

 

imagenologia_patologia_mamaria/diagnostico_examen_fisico

 

Fuente: Historias Clínicas

 

Cuadro Nº 4. Distribución de los resultados diagnósticos según la  ubicación topográfica.

 

imagenologia_patologia_mamaria/localizacion_ubicacion

 

Fuente: Historias Clínicas

 


Estudio imagenologico de la patologia mamaria.3


Cuadro Nº 5. Distribución de los procesos premalignos y malignos según la imagen mamográfica.

 

imagenologia_patologia_mamaria/mama_mamografia

 

Fuente: Historias Clínicas

 


Cuadro Nº 6. Distribución de los procesos benignos según la imagen  mamográfica.

 

imagenologia_patologia_mamaria/proceso_benigno_mamografia

 

Fuente: Historias Clínicas

 


Cuadro Nº 7. Distribución de los resultados diagnósticos según la imagen Ultrasonográfica.

 

imagenologia_patologia_mamaria/ecografia_ultrasonografia_diagnostico

 

Fuente: Historias Clínicas

 


Cuadro Nº 8. Sensibilidad y especificidad de la mamografía y del ultrasonido.

 

imagenologia_patologia_mamaria/sensibilidad_especificidad_mamografia_ecografia

 

Fuente: Historias Clínicas




Referencias bibliográficas.

 

  1. Oficina Nacional de Estadísticas (ONE). Anuario Estadístico de Cuba. 2005. Disponible en: http://www.sld.cu/servicios/estadisticas/.
  2. Suárez Fernández J M. Prevención, profilaxis y diagnóstico precoz del carcinoma mamario. Ciudad de la Habana: Editora Científico Técnica; 1988. Pp.9.
  3. Jiménez Ayala M. Doce años de experiencia en el citodiagnóstico de la patología mamaria. Toko Gin Práct. 1892; 41 (1):19’22.
  4. Caballero A. Revisión estadística de 412 tumores malignos de la mama. Toko Gin Práct. 1982; 41(1): 5-8.
  5. Sabiston D C. Tratado de patología quirúrgica. V-1. México. Editorial Inter Americana; 1982.Pp. 590
  6. Lagayowker M S, Renesz G. Termography and ultrasound in detection and diagnosis of breast cancer. Cancer. 1980; 46: 933-938.
  7. Valls Pérez O. Atlas de ultrasonido. Ciudad de la Habana: Editorial Científico Técnica; 1982.Pp.6.
  8. Roca Martínez F I. Ecografía abdominal. Principios generales. Rev Clinic Esp. 1980; 158: 177.
  9. Valls Pérez O. Protocolo de investigación para la detección precoz y atención a pacientes con cáncer de mama. Ciudad de la Habana: s/n; 1990.
  10. Tejerina A. Nuestra experiencia en el diagnóstico radiológico de los procesos malignos de la mama. Toko Gin Práct. 1982; 41(1): 13-18.
  11. Alonso Cabrera R. Diagnóstico por ultrasonido y mamografía del cáncer de mama. (Tesis). Pinar del Río: Hospital Provincial Leon Cuervo Rubio; 1987.
  12. Pérez Profet E J: Tumores de mama. Estudio de 5 años. Rev Cub Cir. 1989; 28(4): 295-300.
  13. Mesa E. Carcinoma primitivo bilateral de mama. Ren Cub Med. 1980; 19: 121.
  14. Zuckerman C. ¿Qué hacer y no hacer en cáncer mamario avanzado? Cáncer. 1968; 36: 67.
  15. Fernández B. Patología tumoral de la mama. Rev Cub Cir. 1971; 10: 373.
  16. Domínguez Eliécer J A: Cáncer de mama. Estudio de 5 años. Rev Cub Cir. 1990; 21(1): 12-26.
  17. Ng S H. Mamography of breast carcinoma: experience of 100 cases. Taiwan I Msueh Mei Tsa Chih. 1991; 90(6): 501-506.
  18. Azaveda E, Svane G. Radiologic aspects of breast cancer detected through a breast cancer screening program. Eur J Radiol. 1991; 13(2): 88-90.
  19. Destovet J M. Screening mammography in 350 women with breast implant: prevalence ang fundigs of implant complications. Am J Roentgenol. 1992; 159: 973-978.
  20. Bonilla Musoles F. Ecografía obstétrica-ginecológica y mamaria. Ciudad de la Habana: Editorial Científico Técnica; 1981. Pp. 381.
  21. Harper P. Ultrasound visualization of the breast in syntomatics patients. Radiology. 1980; 135: 465.
  22. Cole- Beuglet C. Ultrasound mamaography. Radiol Clinic North Am. 1980; 18: 133.
  23. Kobayashi T. Detección ultrasonografica del cáncer mamario. Clin Obst Ginec. 1982; 2: 247.
  24. Ricardson J D. Obtención de imágenes de la mama. Clin Med North Am. 1984; 6: 1513.
  25. Catarzi S. A multicenter stody for the ecvaluatíon of the diagnostic efficiency of mammography and ecography in non palpable breast neoplases. Radiol Med. 1992; 84(3): 193-197.
  26. Bala-Maestro C. Ultrasonographyc surveillance of treated breast cancer. J Radiol. 1991; 72(12): 655-661.