Condiloma acuminado - papiloma virus humano. Revision bibliografica
Autor: Dra. Jazmín María Rizzo Vinueza. | Publicado:  10/06/2009 | Enfermedades Infecciosas , Dermatologia y Venereologia | |
Condiloma acuminado - papiloma virus humano. Revision bibliografica.1

Condiloma acuminado (papiloma virus humano). Revisión bibliográfica.

 

MD. Jazmín María Rizzo Vinueza.

MD. Viviana Andrea Cuero Salguero.

MD. Tania Ángela Peralta Aguirre

 

Resumen

 

Los condilomas o verrugas genitales están producidos por el virus del papiloma humano (HPV); perteneciente a la familia Papovaviridae; son un grupo de 70 virus conocidos hasta ahora, Se tratan de pequeños virus icosaédricos, desnudos, cuyo genoma está constituido por una molécula circular única de DNA bicatenario de, aproximadamente, 8.000 pares de bases, del que existen más de 100 serotipos, de los cuales alrededor de 40 se han aislado en lesiones del tracto genital inferior. Parece ser que los tipos HPV 6 y HPV 11 tienen mayor relación con las patologías de tipo condilomatoso aunque también puede deberse a los grupos: 16, 18, 30,40, 50, 60.

 

El Condiloma Acuminado (verruga genital), puede afectar tanto vulva como vagina, cuello uterino, la uretra, el ano o la piel perianal. El diagnóstico de la infección por HPV puede establecerse por mera inspección cuando existen condilomas y mediante estudio citológico (Papanicolaou) cuando son asintomáticas complementándose con el examen colposcópico.

 

El tratamiento depende del la complejidad del cuadro siendo el más frecuente la aplicación del ácido tricloroacético.

 

La vacuna cuatrivalente contra el virus del papiloma humano tipos 6, 11, 16 y 18 es eficaz en la profilaxis de lesiones anogenitales y de cérvix uterino de alto grado.

 

Palabras clave: Condiloma acuminado, VPH 6-11, colposcopia, vacuna tetravalente, acido tricloroacético

 

Introducción

 

En los últimos años se ha observado un aumento considerable de la prevalencia de la infección por HPV, en muchas ocasiones asociado a otras infecciones genitales, como hongos, tricomonas y vaginosis bacterianas. Estimaciones recientes sugieren que, en las edades de mayor actividad sexual, la prevalencia de infecciones subclínicas por VPH pueden afectar hasta un 40% de la población femenina con tasas de infección de un 10-15% anual. En los grupos de edad, más allá de los 30 años, la prevalencia se reduce a un 5- 10 %.(1)

 

El embarazo favorece la aparición de condilomas en la región anogenital y la frecuencia recogida por distintos autores es muy variable, oscilando entre el 1,3 y el 30% de las gestaciones. Las localizaciones más frecuentes de los condilomas son la vulvoperineal (80%), vaginal (35%) y en cérvix (20%). Otras localizaciones, tales como la bucal y la respiratoria son raras. (2)

 

Datos proporcionados por el Centro de Control de Enfermedades de Transmisión Sexual del área 2 ubicado en la ciudad de Guayaquil, revela que la condilomatosis se encuentra ubicada en quinto lugar de las diez patologías más frecuentes diagnosticadas en el año 2006. GráficoNº1. (3)

 

El virus VPH.

 

Es un virus de ADN, pertenece a la familia Papovaviridae, son un grupo de 70 virus conocidos hasta ahora, en los que se incluyen los papilomas virus humano, y se caracterizan por su capacidad de producir lesiones proliferativas en piel y mucosas.

 

Se tratan de pequeños virus icosaédricos, desnudos, cuyo genoma está constituido por una molécula circular única de DNA bicatenario de, aproximadamente, 8.000 pares de bases.

 

La infección comienza en las células del epitelio escamoso, puede afectar a cualquier tipo y queda siempre confinada a ellas. La replicación de los VPH sólo comienza en células capaces de dividirse, por lo que es obligado que estos virus alcancen las células basales para que se desarrolle una lesión. La expresión de genes tempranos tiene lugar ya en dichas células, en tanto que la síntesis de las proteínas estructurales y el ensamblaje de los viriones sólo sucede en queratinocitos diferenciados, en los que la síntesis de DNA celular ya ha cesado. De esta forma, la replicación de los VPH se acopla al propio proceso de diferenciación celular. La consecuencia característica de la infección es la proliferación celular y la aparición de verrugas en el punto de inoculación. (4)

 

Los VPH se han clasificado en 2 grupos según el riesgo de producir Neoplasia Intraepitelial

 

Cervical con Ca invasor; los de alto riesgo incluyen: 16, 18, 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58, 59, 68, 73 y 82; los genotipos con bajo riesgo son: 6, 11, 40, 42, 43, 44, 54, 61, 70, 72 y 81. Hay 3 genotipos: 26, 53 y 66 que se han clasificado como probable alto riesgo. (4,5)

 

Factores de riesgo asociado al VPH para el desarrollo de cáncer cervicouterino.

 

Solo una pequeña parte de las infecciones crónicas por VPH evolucionan a neoplasia intraepitelial cervical I (NIC I) a NIC II, NIC III y cáncer cervicouterino.

 

Se han encontrado algunos factores que son determinantes para el desarrollo hacia el cáncer cervical:

 

 · Conducta sexual.

 · Consumo de tabaco.

 · Mujeres con alto número de embarazos.

 · Sistema inmunológico deprimido.

 · Uso prolongado de anticonceptivos.

 · Malnutrición.

 

Cuadro clínico

 

Al examen físico se observa: Pápulas hiperqueratósicas y exofíticas (Condiloma exofítico o papilomatoso), las lesiones casi siempre son múltiples, con excesiva humedad, pueden cursar asintomáticas o con prurito.

 

La infección por VPH tipo 6 y 11 en la piel y mucosas de los genitales y la región perianal origina las verrugas anogenitales. En la mujer aparecen en vulva, periné y ano, aunque pueden extenderse a vagina y cuello uterino y, a veces, presentarse allí sin que haya lesiones externas. Figura Nº1. (4, 6, 7,9)

 

El Condiloma acuminado a menudo aumenta durante el embarazo produciendo lesiones perineales, el progreso de algunas de ellas a neoplasia cervical y mayor detección de DNA viral en el cuello uterino es debido a la vascularidad, humedad excesiva y a la inmunosupresión durante la gestación. Pero a menudo las lesiones vulvares mejoran con rapidez o desaparecen después del parto.

 

La transmisión intraparto de estos virus al recién nacido o el contagio de individuos adultos a través de las prácticas sexuales bucogenitales producen lesiones en la mucosa laríngea que se conoce como papiloma laríngeo. Son raros y suelen verse en niños preescolares nacidos de madres infectadas. (2, 7,8)

 

Diagnóstico

 

Al examen físico las lesiones grandes pueden verse a simple vista, pero es recomendable ante la ausencia aparente de lesiones, realizar los frotis de raspado cervical preparados con el método de Papanicolaou; a menudo muestran signos citológicos de infección por el VPH, si su resultado es anormal probablemente necesite realizar pruebas adicionales (colposcopia y biopsia, y algunas veces un raspado endocervical) para determinar la presencia de un cambio precanceroso o un cáncer. (4, 7,10)

 

La observación de la vulva y vagina al examen físico con colposcopio y la aplicación de ácido acético a 3 a 5% ayuda mucho a identificar las lesiones más pequeñas por que las lesiones relacionadas con VPH que afectan las mucosas son acetoblancas; aquellas lesiones detectables solo por estudio colposcópico se consideran subclínicas y se las relaciona con los tipos VPH6-VPH11.


A continuación, presentamos una selección de los vídeos que ya pueden ver en la sección Vídeos de Medicina y Enfermería

>>ENTRAR EN VÍDEOS DE MEDICINA Y ENFERMERÍA

Categorías

Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924