Infecciones Respiratorias Agudas en niños menores de 5 años
Autor: Dra. Lizett Leonor Moreno Rodríguez | Publicado:  14/08/2009 | Enfermedades Infecciosas , Neumologia , Pediatria y Neonatologia | |
IRA. Infecciones Respiratorias Agudas en niños menores de 5 años.8

Se plantea en la literatura mundial que la atopia se comporta como factor con asociación causal de las Infecciones Respiratorias Agudas (IRA); pues en estos casos las reacciones de hipersensibilidad que se producen alteran la cascada enzimática de los procesos antiinflamatorios con una respuesta exagerada que provocan alteraciones del complemento, de los leucotrienos y por ende alteraciones en los leucocitos, linfocitos, de la fagocitosis y opsonización y tienen mayor riesgo de adquirir infecciones virales que al hacerse frecuentes permite la invasión bacteriana; por otro lado la hipersecreción de mocos en estos pacientes hace que se dificulte el aclaramiento mucociliar y disminuye el drenaje de secreciones por lo que aumenta la posibilidad de desarrollar una Infección Respiratoria Aguda (IRA). (36-37)

 

En nuestro estudio la atopia se comportó en el 66.29% de los pacientes como factor causal tomando como referencia aquellas que padecen de Asma Bronquial, Dermatitis Atópica, Rinitis Alérgicas. Aunque este es uno de los factores de riesgo referidos en la literatura. (36-37) nuestro trabajo no coincide con una investigación efectuada en Estados Unidos por File, (7) donde los niños con alergia tenían aproximadamente la misma incidencia de desarrollar una Infección Respiratoria Aguda (IRA) que aquellos que no tenían antecedentes de atopia, difiere además de otro estudio realizado por Pio en los que no se reporta con tanta fuerza la asociación causal de atopia e Infecciones Respiratorias Agudas (IRA). (37)

 

La lactancia materna exclusiva asegura el crecimiento normal del niño pequeño y lo protege de infecciones respiratorias y diarreicas. El abandono de esa práctica saludable, unido a la presencia de desnutrición, incrementa el riesgo de adquirir infecciones respiratorias, lo que se observó en los niños de este estudio como segundo factor de riesgo importante, en 197 pacientes lo que representa el 54.87%; que tuvieron lactancia materna inadecuada lo que coincide con toda la bibliografía revisada. (33-37)

 

Ampliamente discutidos han sido los irritantes respiratorios como factores de riesgo en la Infecciones Respiratorias Agudas, recibiendo un énfasis especial la exposición al humo del tabaco, donde se plantea que el riesgo de padecerlas se incrementa sustancialmente cuando los niños se exponen al mismo. (26) algunos autores plantean que el riego es mayor cuando ambos padres son fumadores, (26) incluso se reporta que el hábito de fumar durante el embarazo (27) predispone al bebé a padecer de Infecciones Respiratorias Agudas.

 

En nuestro estudio el hábito de fumar de las madres o representantes estuvo presente como riesgo importante de adquirir la enfermedad en el 52,92%, lo que es similar a lo reportado en otros estudios. (38-40), lo que no compete a nuestro paciente pediátrico, pues este se comporta como fumador pasivo teniendo gran importancia la toxicidad de la corriente lateral del humo. Estudios reciente han demostrado que el índice de consultas y el índice de ingreso se elevan en los fumadores pasivos (7,4% por año contra 3,3% en los no fumadores y 12,1% contra 1,6% respectivamente.) (40)

 

Las guarderías favorecen la convivencia estrecha entre los niños, incluso entre los adultos que los cuidan, por lo que representa un excelente medio para la adquisición de enfermedades infecciosas. Los niños infectados en ellas pueden posteriormente trasmitir la infección no solo en su grupo, si no en sus hogares y en la comunidad. Las infecciones respiratorias unidas a las digestivas son dos veces más frecuentes en los niños que acuden a guarderías que en los que no utilizan estas. El niño en edad preescolar tiene mayor riesgo de adquirir infecciones y en el caso de los que utilizan las guarderías presentan infecciones respiratorias a repetición. (20) (26)

 

Cuando el niño asiste a un círculo infantil o guardería, se incrementa el riesgo de transmisión de Infecciones Respiratorias Agudas (IRA) virales, así como de colonización nasofaríngea con bacterias patógenas a partir de portadores. Riesgo similar tienen los niños que son cuidados en casas, cuando el número de niños es mayor de tres o cuatro. En nuestro estudio este factor estuvo presente en el 50.69% que asistían a estas instituciones infantiles con respecto a los que no asistían a estas ni eran cuidados en casas donde había de tres a cuatro niños. Esto coincide con un estudio realizado en Estados Unidos, donde ha aumentado la incidencia en estos pacientes, así como en otros como es el de la Dra. Elisa Barrios que encontró en Guatemala resultados similares en su estudio en 2003. (7) (27) (30)

 

Se plantea que en los niños nacidos antes del término hay mayor grado de inmadurez y menos capacidad defensiva del sistema respiratorio que sus congéneres que nacieron con un término de más de 37 semanas (7); en nuestro estudio solo estuvo presente en el 2.51% de los casos, los 9 pacientes prematuros presentaron Infecciones Respiratorias Agudas (IRA), lo que coincide con estudios realizados por la Dra Barrios en Guatemala y Benguigui y Suárez Glañaria en Chile. (27-28) (30) (41)

 

Con el bajo peso al nacer ocurre un comportamiento similar, siendo éste unos de los factores de riesgo más importante que incrementa en siete veces el riesgo de morir. (42-43) La explicación a esto es similar a lo referido en el prematuro y a lo que se suma el estado nutricional desfavorable por lo que además de la inmadurez del sistema inmune, disminuye la respuesta inmunológica por el déficit proteico con lo que se altera la fagocitosis, el complemento, etc. (41-42).

 

En nuestro estudio solo se presentó en 7 pacientes para 1.95% y no coincide con lo reportado por Malluguiza y colaboradores en España y autores revisados, (38) (40) Pensamos se deba a que en nuestro medio el bajo peso al nacer no es un problema de salud. Nuestro estudio coincide con otro realizado en Cuba, en la provincia Granma, por la Dra. Yero Cedeño en el 2003-2004 que encontró resultados similares a los nuestros. (44)

 

Un estudio hecho en Jaruco, Provincia Habana también hace referencia al papel del bajo peso en la aparición de estas enfermedades, otros reportes también reflejan esta situación. (42).

En no pocas literatura mundial figura esta condición como un determinante en la aparición de las Infecciones Respiratorias Agudas (IRA). (42-43)

 

Al observar los reportes de la literatura podría pensarse que nuestros resultados se encuentran alejados de los mostrados por otros investigadores, sin embargo es válido decir que el total de niños bajo peso y pretérminos nacidos en el área estudiada en este período padecieron de alguna Infección Respiratoria Aguda (IRA) lo cual representa un 100% de los bajo peso y de los pretérminos. Otro resultado interesante es que el 21,16% de los niños que padecen este tipo de enfermedades nacieron con un peso mayor a 4500 gramos, no encontramos en la bibliografía consultada ninguna referencia sobre esto, lo cual nos priva de un material de comparación, pero no descartamos la posibilidad de que este hecho también sea un factor de riesgo que predispone a la aparición de Infecciones Respiratorias Agudas (IRA).

 

Otro factor causal de las Infecciones Respiratorias Agudas (IRA) es la inmunodepresión. En nuestro estudio se presentó solo en 10 pacientes para 2.78% teniendo en cuenta que no se hizo determinaciones de laboratorio pueden existir posibles sesgos. Lo que sí está demostrado por toda la bibliografía revisada su relación con las Infecciones Respiratorias Agudas (IRA). (40)


A continuación, presentamos una selección de los vídeos que ya pueden ver en la sección Vídeos de Medicina y Enfermería

>>ENTRAR EN VÍDEOS DE MEDICINA Y ENFERMERÍA

Categorías

Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924