Revista Electronica de PortalesMedicos.com - https://www.portalesmedicos.com/publicaciones
Comportamiento de Enfermedades Cronicas no Transmisibles en Adultos Mayores
https://www.portalesmedicos.com/publicaciones/articles/2556/1/Comportamiento-de-Enfermedades-Cronicas-no-Transmisibles-en-Adultos-Mayores.html
Autor: Gustavo Rangel Carredano
Publicado: 26/10/2010
 


A escala mundial, la población de 60 años y más está aumentando a un ritmo anual de un 3%, en comparación con un aumento del 1,9 para la población total, y se estima que en el año 2025 ascienda al 13,7% de la población general. Con el incremento de la expectativa de vida y el consecuente aumento de la proporción de personas de 60 años y más, también se eleva el porcentaje de la población que padece de enfermedades crónicas no transmisibles, las que representan las primeras causas de muerte en los países desarrollados y en Cuba.


Comportamiento de Enfermedades Cronicas no Transmisibles en Adultos Mayores .1

Comportamiento de Enfermedades Crónicas no Transmisibles en Adultos Mayores en el área del Policlínico Universitario 27 de Noviembre.

Gustavo Rangel Carredano. Estudiante de 5 año de la carrera de Medicina, Facultad Finlay Albarrán. Universidad de Ciencias Médicas de La Habana. República de Cuba. Alumno ayudante de la especialidad Anestesiología.

Abran Martínez Hernández. Estudiante de 5 año de la carrera de Medicina, Facultad Finlay Albarrán. Universidad de Ciencias Médicas de La Habana. República de Cuba. Alumno ayudante de la especialidad Pediatría.

Jorge Jesús Llibre Guerra. Estudiante de 5 año de la carrera de Medicina, Facultad Finlay Albarrán. Universidad de Ciencias Médicas de La Habana. República de Cuba. Alumno ayudante de la especialidad Medicina Interna.

Resumen

A escala mundial, la población de 60 años y más está aumentando a un ritmo anual de un 3%, en comparación con un aumento del 1,9 para la población total, y se estima que en el año 2025 ascienda al 13,7% de la población general. Con el incremento de la expectativa de vida y el consecuente aumento de la proporción de personas de 60 años y más, también se eleva el porcentaje de la población que padece de enfermedades crónicas no transmisibles, las que representan las primeras causas de muerte en los países desarrollados y en Cuba.

Objetivos: determinar la prevalencia de enfermedades crónicas no transmisibles en adultos mayores.

Diseño metodológico: Se realizó un estudio observacional descriptivo de corte transversal en el Policlínico 27 de Noviembre del municipio Marianao, en el periodo de marzo del 2007 hasta marzo del 2008 donde estudiaron 300 ancianos con más de 65 años.

Resultados: La hipertensión arterial constituyó la enfermedad de mayor prevalencia con un 55%, seguida de las enfermedades del corazón (32,3%) y la diabetes mellitus (18,3%), la primera fue más frecuente en el sexo masculino, mientras que las otras predominaron en el sexo femenino. El síndrome demencial presentó una prevalencia del 12% de los pacientes estudiados. La elevada prevalencia de las enfermedades crónicas no trasmisibles y en particular la hipertensión arterial, enfermedades del corazón y diabetes mellitus en la población estudiada, evidencian que constituyen un importante problema de salud.

Palabras claves: Prevalencia, Enfermedades no transmisibles, Adultos Mayores

Introducción

La tendencia mundial a la disminución de la fecundidad y a la prolongación de la esperanza de vida ha dado un relieve sin precedentes al fenómeno del envejecimiento de la población, de hecho, el número de personas que arriban o sobrepasan los 60 años, se ha incrementado de algo más de 400 millones en 1950 a 700 millones en la actualidad, con un pronóstico de 1200 millones para el año 2025. (1) Por otra parte, los países en vías de desarrollo, alcanzarán los indicadores de envejecimiento de los desarrollados en un tiempo mucho menor, lo que deviene en desventaja para los países pobres, pues al déficit económico, se le adiciona la falta de preparación, tanto general como del sector salud para enfrentar el rápido envejecimiento que se espera.

En esta transición demográfica, las enfermedades crónicas no trasmisibles (ENT) asumen de forma progresiva una importancia cada vez mayor en los países en vías de desarrollo. Cuba, a pesar de ser un país en vías de desarrollo, muestra indicadores de salud similares a los de los países desarrollados, presentando una población de 60 años y más de 1 629 184 habitantes, lo que representa el 14,5% de su población total, según estudios al cierre del año 2001, planteándose que para el año 2020 esta cifra alcanzará el 25%, convirtiéndose en el país más envejecido de América latina, pronosticándose que 1 de cada 4 cubanos tendrá 60 años o más y que medio millón de personas superaran los 80 años. (2)

El envejecimiento poblacional se inserta como uno de los factores de riesgo más importantes para el padecimiento de las enfermedades crónicas no trasmisibles (ENT), de ahí la importancia de conocer, prevenir o retrasar estas enfermedades no sólo por su cuantía sino por su velocidad, y su elevado costo. (1)

Por lo que nos surge la siguiente interrogante: ¿Cuál es el comportamiento de las enfermedades crónicas no transmisibles (ENT) en Adultos Mayores en el policlínico 27 de noviembre del municipio Marianao?

Por tal motivo decidimos realizar el siguiente estudio sobre el comportamiento de enfermedades crónicas no trasmisibles (ENT) en el Policlínico “27 de Noviembre”, del municipio Marianao durante el periodo de marzo del 2007 hasta marzo del 2008, dado su relación con el Programa de Atención al Adulto Mayor y la necesidad de realizar investigaciones con una proyección comunitaria.

Objetivo General: Determinar el comportamiento de enfermedades no transmisibles en la población de 65 años y más en el policlínico 27 de Noviembre de Marianao durante el periodo de marzo del 2007 hasta marzo del 2008.

Objetivos Específicos:

1. Determinar la prevalencia de enfermedades no transmisibles según variables seleccionadas en adultos mayores del Policlínico 27 de Noviembre del municipio Marianao.

2. Identificar el comportamiento de las diferentes enfermedades no transmisibles según variables seleccionadas en adultos mayores del Policlínico 27 de Noviembre del municipio Marianao.

Material y Método

Se realizó un estudio observacional descriptivo de corte transversal en el periodo comprendido entre el 1ro de marzo del 2007 y el primero de marzo del año 2008. Para dar salida a los objetivos, se estudiaron las siguientes variables: grupos de edad, sexo, nivel educacional, vinculo conyugal, presencia de: Hipertensión Arterial, Enfermedades del Corazón, Enfermedad Cerebro Vascular, Diabetes mellitus, Demencia, Deterioro cognitivo Leve(MCI), Depresión, Insuficiencia Renal Crónica, Cáncer, Alcoholismo y Hábito de fumar. El universo de estudio estuvo conformado por 2 946 ancianos que constituyen la población de adultos mayores, estimada en el Policlínico 27 Noviembre en el 2005. De estos, se escogió una muestra de 300 adultos mayores. La selección definitiva de la muestra se realizó mediante un diseño de selección aleatorio simple estudiándose la población total mayor de 65 años.

Para la recogida de la información se utilizó como base los instrumentos utilizados y el diseño general del proyecto 1066 de investigación en Demencias (3), de cuyas bases de datos, se seleccionaron las variables objeto de estudio de esta investigación. Para ello se utilizo el algoritmo diagnóstico computarizado del mismo, que permite el diagnóstico de las mismas, como parte de la búsqueda de factores de riesgo y asociaciones con el síndrome demencial, tras la conjugación de datos recogidos mediante el interrogatorio, y el examen físico. Después de recogida la información, e introducida en las bases de datos, la información fue procesada, y los principales resultados plasmados en una planilla de vaciamiento de datos (anexo 1).

La información obtenida de los pacientes y un informante fue corroborada con las Historias clínicas de los pacientes, los médicos de familia y el especialista asesor del estudio.


Comportamiento de Enfermedades Cronicas no Transmisibles en Adultos Mayores .2

El tratamiento de los datos se realizó mediante la utilización de un sistema de bases de datos (EPINFO-6.0). Se utilizaron medidas para datos cualitativos como son las frecuencias absolutas y los porcentajes.

Resultados

Se encontró una alta prevalencia de factores de riesgo cardiovasculares y enfermedades crónicas no trasmisibles; 55.0 por ciento de los participantes refirieron antecedentes de hipertensión arterial y el 51.7 por ciento cumplieron los criterios de la Sociedad Internacional de Hipertensión (4), 18.3 por ciento tenían un diagnóstico anterior de diabetes mellitus, y 9.3 por ciento refirieron antecedentes de ictus (enfermedad cerebro vascular) diagnosticada por un médico especialista (Tabla 1). Las enfermedades del corazón fundamentalmente la cardiopatía isquémica representaron el 32.3%.

Con relación a la distribución de ancianos según presencia de enfermedades no transmisibles y sexo se observo una frecuencia casi similar para la hipertensión arterial, la diabetes mellitus, la enfermedad cerebrovascular y el deterioro cognitivo; no obstante, se observaron diferencias en mujeres y hombres como es el caso de la depresión con un predominio en mujeres del 9.6% y en hombres solo del 0.98% de los estudiados, otros factores predominaron en hombres como es el caso del alcoholismo con un 5.9% de los estudiados y el habito de fumar con un 37.3%.

En la Tabla 2 se presenta la distribución de los pacientes con enfermedades del corazón según tipo de afección. Se puede apreciar un predominio de las afecciones por cardiopatía isquémica con una frecuencia del 37.1.4%, seguido por las valvulopatías en un 16.5%. Dos o más enfermedades cardiacas asociadas se encontró en un tercio de los pacientes estudiados, predominando la asociación cardiopatía isquémica y su consecuencia insuficiencia cardiaca.

En relación con la distribución de los ancianos con enfermedad cerebro vascular según tipo de afección, podemos observar que de los pacientes con ictus isquémico fue la afección de mayor prevalencia con un 53.7% y la de menor fue el Ictus Hemorrágico con un 10.7%.

En la tabla 3, mostramos la prevalencia de demencia, deterioro cognitivo leve y depresión por grupos de edades y en relación con la muestra total. La prevalencia de demencia se incremento desde un 3.9% en el grupo de 65-69 a 23.6% en el de 80 y mas anos, con una prevalencia global de un 12%. La prevalencia de depresión resulto mayor en los grupos de edades extremos y estuvo presente en el 6.6% de los pacientes estudiados.. La prevalencia de demencia fue superior en el sexo femenino 14.1% a diferencia de un 7.8% en el sexo masculino.

La enfermedad de Alzheimer constituyo dos tercios del total seguida por la demencia vascular con un 22.2%.(Tabla 9)

Discusión

Las enfermedades crónicas no trasmisibles constituyen en la actualidad la principal causa de muerte en todas las regiones del mundo, con excepción del África Sub – Sahariana. De los 35 millones de muertes en el año 2005 debido a enfermedades crónicas no trasmisibles, 80% ocurrieron en países en vías de desarrollo (5). Esto se debe en parte a que la inmensa mayoría de los adultos mayores viven en estas regiones - 60% hoy día y alcanzarán un 80% en el año 2050. Sin embargo, el cambio en los patrones de factores de riesgo también es un contribuyente de lo que está aconteciendo. América Latina ejemplifica la tercera etapa de la transición en salud. Con el incremento en la esperanza de vida, las dietas ricas en grasas, el habito de fumar y los estilos de vida sedentarios se hacen más comunes, por tanto las enfermedades cardiovasculares, se convierten en el problema más sobresaliente de la salud pública – mayor que en aquellas regiones que se encuentran en la segunda etapa (China e India) donde los factores de riesgo son menos prominentes y las regiones en la cuarta etapa (Europa) donde las políticas de salud pública han reducido los niveles de exposición (6-7).

El 9% de los adultos mayores estudiados viven solos. Datos estadísticos de 18 países desarrollados muestran un incremento en el número de personas adultos mayores que viven solas. Esta tendencia es más común en las mujeres. Pensamos que las extensiones familiares, podrían actuar como una red de apoyo, para mantener la socialización del adulto mayor, estimular su reserva cognitiva y su funcionabilidad social y familiar.

En el estudio Salud y Bienestar en las Américas (SABE) 7 el 44 por ciento de las personas mayores declararon ser hipertensos, con predominio de las mujeres. Esta cifra se basó en el reporte de la enfermedad y no en la medición de la tensión arterial como en nuestro estudio.

En el estudio referido 14.8 por ciento, refirió antecedentes de diabetes mellitus, y se encontró una tasa de prevalencia de 9.7 por ciento de enfermedad cerebrovascular para la Ciudad de La Habana, nosotros utilizando los criterios del Instituto Nacional de Salud – NIH encontramos una tasa de prevalencia de 18.3 por ciento.

En Cuba se han realizado varias investigaciones para evaluar la morbilidad de los mayores de 60 años; hay varios estudios locales que recogen cifras de prevalencia cercanas a las tasas nacionales.
Para las enfermedades crónicas no trasmisibles sujetas a dispensarización, las tasas de prevalencia más altas correspondieron a la hipertensión arterial, la cardiopatía isquémica y la diabetes mellitus con cifras de 552,9, 121,0 y 114,4 por 1 000 habitantes respectivamente en el año 2003. El análisis diferencial por sexo muestra tasas superiores en el sexo femenino para las causas seleccionadas, excepto para las enfermedades cerebrovasculares con una prevalencia ligeramente mayor en los hombres. (8)

La prevalencia de hipertensión arterial es alta en la población de edad geriátrica con cifras reportadas de 57% en hombres y 60% en mujeres.

Una revisión clínica sobre insuficiencia cardiaca (IC) en el adulto mayor (5) señala como hallazgo importante que la distingue de la que se presenta en los pacientes de mediana edad el aumento en la proporción de casos con función sistólica normal o disfunción “diastólica” (10% en menores de 60 años vs 50% en mayores de 75 años). Después de los 80 años se incrementan los síntomas atípicos como confusión, somnolencia, irritabilidad, fatiga, anorexia e inactividad.

El análisis global de los resultados de diversos estudios realizados en la población de 65 años y más, revela una prevalencia del síndrome demencial en Europa de un 9.4 por ciento y un 7.1 por ciento en América del Norte (9).

Guerra Hernández (10), en un estudio realizado en la población de Marianao reporta una prevalencia de 7.76 por ciento.

En el estudio sobre discapacidad y Alzheimer, un estudio puerta a puerta, realizado en el municipio Playa, en el que se estudiaron 18351 personas mayores de 65 años, se encontró una prevalencia de 9.3 por ciento(11).

El incremento de la demencia con la edad encontrada en el estudio, es semejante a la reportada en la literatura consultada (18).Con respecto a la prevalencia de demencia por sexo, la mayoría de los estudios reportan que las féminas son las más afectadas(9,10).

Las prevalencias encontradas coinciden con otros autores, donde la enfermedad de Alzheimer probable ocupa el primer lugar, seguida de la demencia vascular (4,7-11). A pesar de las limitaciones que en relación con los instrumentos diagnósticos utilizados pudieran ser señaladas, la confiabilidad del diagnóstico de Enfermedad de Alzheimer Probable, según los criterios del NINCD-ARDRA es elevada. Sin lugar a dudas la Enfermedad de Alzheimer constituye un problema de salud creciente, y dado las tendencias demográficas actuales, ha sido llamada la epidemia del siglo.


Comportamiento de Enfermedades Cronicas no Transmisibles en Adultos Mayores .3

Conclusiones

La elevada prevalencia de las enfermedades crónicas no trasmisibles y en particular la hipertensión arterial, enfermedades del corazón y diabetes mellitus en la población estudiada, evidencian que constituyen un importante problema de salud.

Se observó un aumento en la prevalencia de la mayoría de las enfermedades estudiadas a medida que aumenta la edad.

No se observaron diferencias en relación con el sexo en la prevalencia de la hipertensión arterial, la diabetes mellitus, la enfermedad cerebrovascular y el deterioro cognitivo; no así en el caso de la depresión que predomino en las mujeres.

El deterioro cognitivo y la enfermedad de Alzheimer se presentaron con una elevada prevalencia en la población de adultos mayores estudiados.

Tabla 1. Distribución de ancianos según presencia de enfermedades no transmisibles. Policlínico 27 de noviembre. Año 2007-2008

enfermedades_cronicas_no_transmisibles/factores_de_riesgo

n=300

Tabla 2. Distribución de ancianos con enfermedades del corazón según tipo de afección. Policlínico 27 de noviembre. Año 2007-2008

enfermedades_cronicas_no_transmisibles/enfermedades_cardiologicas_corazon

n= 97

Tabla 3. Prevalencia de demencia, Deterioro Cognitivo leve (DCL) y depresión según grupos de edad. Policlínico 27 de noviembre*. Año 2007-2008

enfermedades_cronicas_no_transmisibles/prevalencia_deterioro_cognitivo

Fuente: Anexo 1

Bibliografía

1. Landrove O, Gámez AI. Transición epidemiológica y las Enfermedades Crónicas No Transmisibles en las Américas y en Cuba: el Programa de intervención cubano. Reporte Técnico de Vigilancia 2005; 10(6). Disponible en: http://bvs.sld.cu/ uats/rtv_files/2005/ landrove.htm
2. Roríguez A, Alvarez L. Repercusiones del envejecimiento de la población cubana en el sector salud. Rev. Cubana Salud Pública 2006;32(2)
3. M. Prince C. Ferri; Daisy Acosta; E. Albanese; Juan Llibre Rodrigues; M. Guerra; - 10/66 Dementia research group. The Protocols for the 10/66 Dementia Research Group Population-Based Research Programme. BMC Public Health 2007,7:165
4. Joint National Committee on Prevention Detection, Evaluation, and Treatment of High Blood Pressure. The seven report of the Joint National Committee on Prevention, Detection, Evaluation, and Treatment of High Blood Pressure. JAMA. 2003;289(19):2560-2572, 2573-2574
5. Fuster V, Voute J. MDGs: chronic diseases are not on the agenda. Lancet 2005; 366(9496):1512-1514.
6. Llibre Rodríguez Juan. Epidemiologia de las demencias en la población cubana. Libro. Editorial Ciencia y Técnica. (2007). Capitulo 1 pags. 11-12. (en imprenta).
7. Salud, Bienestar y Envejecimiento en las Américas. SABE. Resumen Ejecutivo. La Habana, Cuba 2000. Octubre, 2003.
8. Yusuf S, Reddy S, Ounpuu S, Anand S. Global burden of cardiovascular diseases: part I: general considerations, the epidemiologic transition, risk factors, and impact of urbanization. [Review] [44 refs]. Circulation 2001; 104(22):2746-2753.
9. Ferri CP, Prince M, Brayne C, et al. Global prevalence of dementia: a Delphi consensus study. Lancet 2005 Dec 17;366(9503):2112-2117.
10. Llibre Rodríguez Juan de Jesús, Guerra Hernández M. Actualización sobre la enfermedad de Alzheimer. Rev Cubana Med Gen Integr 4/2002.
11. Ministerio de Salud Pública de Cuba. Programa de Atención a las personas con Discapacidad. Estudio sobre Discapacidad y enfermedad de Alzheimer en la Ciudad de La Habana y Villa Clara, 2002 – 2004. Ciudad Habana, febrero 2004. (Documento fotocopiado).