Envejecimiento, promocion de la salud y Enfermeria gerontologica
Autor: Lic. Carmen Gainza | Publicado:  14/01/2011 | Enfermeria , Geriatria y Gerontologia | |
Envejecimiento, promocion de la salud y Enfermeria gerontologica .2

Ahora bien, la gerontología es aplicada por Enfermería la cual es una profesión que tiene como objeto ayudar a la satisfacción de las necesidades básicas del ser humano adulto mayor a lo largo del ciclo vital y a través de un proceso significativo y terapéutico, en este caso las necesidades humanas básicas serán satisfechas por Enfermería. En este sentido, como la salud es el objetivo esencial de la Enfermería, podemos definir a salud “como el estado de completo bienestar físico, mental, espiritual, emocional y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”, (5), la salud implica que todas las necesidades fundamentales de las personas estén cubiertas: afectivas, sanitarias, nutricionales, sociales y culturales. La visión es el logro del más alto nivel de bienestar físico, mental, social y de capacidad de funcionamiento que permitan los factores sociales en los que viven inmersos el individuo y la colectividad apoyados en la promoción de la salud.

Promoción de la Salud.

A propósito, la promoción de la salud es un método que surge como una nueva orientación a expectativas de la búsqueda del desarrollo y la transformación de las condiciones de salud de la comunidad, por ello, se define la promoción de la salud “como toda actividad que se realiza con el propósito de lograr un nivel mayor de salud y bienestar, va dirigido a mejorar el bienestar y a actualizar el potencial de salud de los individuos, familia, grupos y comunidades” (6). En este sentido se expresa que la promoción es una estrategia dirigida a mejorar el estado físico mental, social y espiritual de los individuos, la familia y la comunidad para evitar la aparición de enfermedades, esta procura el mayor bienestar con equidad social y mejorar la calidad de vida, incluyendo acciones de educación, prevención y fomento de salud.

En este mismo orden de ideas, se hace referencia a que “las personas que están básicamente saludables y busca crear medidas en la comunidad e individuos que puedan ayudar a adoptar estilos de vida que permitan mantener y realzar el bienestar, construyendo una verdadera cultura de salud” (7). De acuerdo a lo planteado, es necesario implementar programas de promoción de la salud tales como divulgación de información que ayude a aumentar el nivel de conocimientos de los individuos y grupos en relación con los hábitos sanitarios a través de medios de comunicación como carteles, folletos y artículos, también podemos mencionar los programas de salud bienestar que son utilizados para informar a las personas de los factores de riesgo inherentes a su vida, con el fin de motivarlos a que reduzcan determinados riesgos otro programa importante como los estilos de vida y conducta los cuales requieren la participación del individuo y van dirigidos a potenciar y prolongar la calidad de vida de la persona.

Es importante destacar, que la promoción de la salud raramente se asocia con los adultos mayores a causa de la imagen de envejecimiento y a su asociación con una mala salud, sin embargo para las enfermeras es importante ver la promoción de la salud desde un contexto amplio, esto empieza con la comprensión de lo que significa la salud para este grupo etario y de los pasos que puedan seguir para mantener su propia salud. Por lo tanto, la enfermera debe aplicar sus conocimientos, practicas sanitarias y desarrollar sus funciones para aportar al individuo y a la comunidad estilos de vida saludables para que adquieran responsabilidad sobre su salud.

Así mismo, se debe impartir educación para la salud a los adultos mayores y que ellos ayuden a establecer estrategias que favorezcan su salud, “la educación para la salud tiene funciones únicas e importantes en la promoción de la salud y en las actividades de prevención de enfermedades” (8). Esto da a entender que la educación para la salud es el eje fundamental para promover estilos de vida que favorezcan el desarrollo físico, mental y espiritual de los individuos, por esta razón su principal función está basada en el aporte de conocimientos relacionados a prevenir las enfermedades.

En este sentido, La educación para la salud es la actividad principal de la promoción de la salud, se inicia desde el hogar en la primera infancia, hasta la formación y afianzamiento de los conocimientos para la promoción de la salud y la prevención de enfermedades manejados desde los primeros grados de educación básica y media con proyección a la comunidad, lo que permite el crecimiento social y productivo del país así como mejorar el nivel de vida de los ciudadanos (8).

En otro orden de ideas, es importante mencionar la importancia de los estilos de vida los cuales son un conjunto de acciones que conllevan a mejorar la salud física, mental y emocional de la persona, por lo tanto “el estilo de vida está formado por el agregado de decisiones que toman los individuos sobre las que tienen cierto control y que afectan su salud” (9). El estilo de vida también puede ser considerado como el conjunto de hábitos que tiene una persona para llevar a cabo las actividades cotidianas de la vida, incluyen las conductas que se siguen en el trabajo, el esparcimiento, la comida, el ejercicio físico, el consumo de medicamentos, tabaco y alcohol, el estilo de vida resulta de la interacción de la personalidad con el ambiente en que se vive.

Cada individuo adopta un estilo de vida de acuerdo a sus patrones para reaccionar ante situaciones que son aprendidas a lo largo de la vida durante el proceso de socialización y mediante la interacción con la familia, los amigos y la imitación de modelos que le presentan su ambiente, es por ello que la Enfermería gerontológica forma parte importante para la promoción de la salud y contribuir con el apoyo para que el adulto mayor mejore sus prácticas de estilos de vida.

Enfermería Gerontológica.

Es por ello, que la Enfermería es una disciplina profesional que posee más contacto con la persona, por ello engloba al cuidado integral que realiza el personal calificado sobre un individuo en diferentes condiciones de salud, puede llevarse a cabo tanto sobre pacientes ambulatorios como en pacientes de gravedad que requieren permanente atención y protección. Enfermería “es el área fundamental de interés, competencia y práctica profesional para brindar cuidados de máxima calidad al anciano sano teniendo en cuenta los aspectos biológicos, psicológicos y sociales de este grupo etario”(10).

Siendo evidente este surgimiento y capacidad de atender y gerenciar cualquier especialidad, podemos referirnos puntualmente a la Enfermería gerontológica que describe que: “la utilización de los conocimientos gerontológicos aplicados al ejercicio y práctica de Enfermería, su foco de interés está en la valoración de las necesidades bio-psico-socioculturales y espirituales del paciente anciano, (adulto mayor)” (2). El énfasis esta en optimar el nivel de independencia y autosuficiencia de la persona en cuanto a las actividades del diario vivir en prevenir la enfermedad o invalidez, en promover, mantener y restaurar la salud y mantener la vida con dignidad, comodidad y bienestar hasta que llegue la muerte.

Por otra parte, “ el campo de la Enfermería gerontológica se divide en dos aspectos: las actividades de la vida diaria y el estado funcional de salud, así como la forma en que se relacionan entre sí” (10), es así como, la atención al adulto mayor tendrá como fin equilibrar las actividades de la vida diaria con las capacidades funcionales disponibles para realizar estas actividades, así la enfermera gerontológica se puede enfocar en términos de organización y extensión del conjunto de conocimientos en investigación, clasificación y enseñanza.

Las enfermeras tienen un papel clave en el cuidado de los adultos mayores dependientes, ya que su trabajo con las familias les permite tener un conocimiento profundo de los problemas y las necesidades cambiantes de los adultos mayores y sus cuidadores familiares durante el proceso de dependencia. Pero para poder prevenir la aparición de los problemas y hacerles frente de manera más efectiva, es necesario reflexionar sobre la práctica, identificar los puntos débiles y plantear alternativas que con frecuencia implica nuevos enfoques de los cuidados y cambios en la organización y prioridades de los mismos. Este es un ejercicio imprescindible de responsabilidad profesional y la manera que tienen las enfermeras de garantizar unos cuidados más adaptados, comprensivos y eficientes y de contribuir a incrementar la salud, la calidad de vida y la independencia de los adultos mayores dependientes y de sus cuidadores familiares.

Referencias Bibliográficas.

1.- Staab, S. Enfermería Gerontológica. Editorial. Mc Graw-Hill Interamericana. (1º ed), México. (1996).
2.- Babb, Pamela. Manual de Enfermería Gerontológica. Editorial McGraw-Hill Interamericana. (1998).
3.- Carnevali, D.L. y Patrick. M. Tratado de Geriatría y Gerontología. Editorial Interamericana. (2ª ed.).México. (1988).
4.- Burke,M. y Waslsh,M. Enfermería Gerontológica. Cuidados integrales al adulto mayor. Editorial. Harconot Brace. (2 ed). España. (1998).
5.- Organización Mundial de la Salud. Alma-Ata. Atención primaria de salud. Salud para todos. (1978).
6.- Kozzier, B. Y Erb, G. Fundamentos de Enfermería. Editorial McGraw-Hill Interamericana. Vol I. (5ª ed.). España. (1999).
7.- Romero, P y Navarro, M. Promoción de la salud en las comunidades de Valencia, Universidad de Carabobo, Venezuela..(2005)
8.- Green, W. Simons, B. Educación para la salud. Editorial Interamericana. México
9.- Lalonde. Marc. (1974). A new perspectiva on the health of Canadians a working document. Ottawa. Canadá. (1998).
10.- Mosby. Diccionario de medicina. Editorial Océano. (4ª ed.) Barcelona- España. (2006).


A continuación, presentamos una selección de los vídeos que ya pueden ver en la sección Vídeos de Medicina y Enfermería

>>ENTRAR EN VÍDEOS DE MEDICINA Y ENFERMERÍA

Categorías

Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924