Revision del manejo de las adenopatias desde atencion primaria
Autor: Dra. Eva Arana Alonso | Publicado:  28/03/2011 | Medicina Familiar y Atencion Primaria , Articulos | |
Revision del manejo de las adenopatias desde atencion primaria .1

Revisión del manejo de las adenopatías desde atención primaria 

Eva Arana Alonso,
M. Soledad Contín Pescacen
Natividad Berrade Goyena
Aurora Guillermo Ruberte
Eva Domínguez Galán
Natalia Lafuente Larraneta 

RESUMEN:

Se denomina adenopatía o linfadenopatía a los ganglios linfáticos anormales en número, consistencia o tamaño. El término adenitis o linfadenitis indica la presencia de ganglios inflamados y dolorosos además de aumentados, aunque a menudo se usan ambos términos indistintamente.

La linfadenopatía generalmente es secundaria a causas infecciosas de la región de la que realizan el drenaje linfático. Existen causas menos frecuentes de linfadenopatía que para realizar una aproximación diagnóstica nos basaremos en la edad del paciente, la duración de la adenopatía, síntomas acompañantes del proceso y ambiente epidemiológico del paciente. Cuando la etiología de la adenopatía sugiere benignidad, un período de observación de 2 a 3 semanas es apropiado. En la mayoría de los casos, la aproximación diagnóstica se consigue con una completa anamnesis y exploración física.

En otros casos, la aproximación diagnóstica no puede realizarse únicamente con la historia clínica y la exploración física; Las pruebas complementarias se deben solicitar de forma individualizada, según la sospecha clínica, a menos que exista una causa evidente.

Palabras clave: adenopatía, linfadenopatía, atención primaria.

ABSTRACT:

Lymphadenopathy is a term meaning disease of the lymph nodes. It is, however, almost synonymously used with swollen/enlarged lymph nodes. Inflammation of a lymph node is called lymphadenitis. In practice, the distinction between lymphadenopathy and lymphadenitis is rarely made.

In most patients, lymphadenopathy has a readily diagnosable infectious cause. A diagnosis of less obvious causes can often be made after considering the patient's age, the duration of the lymphadenopathy and whether localizing signs or symptoms, constitutional signs or epidemiologic clues are present. When the cause of the lymphadenopathy remains unexplained, a two to three week observation period is appropriate when the clinical setting indicates a high probability of benign disease. In most cases, a careful history and physical examination will identify a readily diagnosable cause of the lymphadenopathy.

In other cases, a definitive diagnosis cannot be made on the basis of the history and physical examination alone; however, the clinical evaluation may strongly suggest a particular cause. Confirmatory testing should be performed in order to correctly identify the patient's illness.

Key words: adenophathy, lymphadenopathy, primary care.

REVISIÓN DEL MANEJO DE LAS ADENOPATÍAS DESDE ATENCIÓN PRIMARIA:

Se denomina adenopatía o linfadenopatía a los ganglios linfáticos anormales en número, consistencia o tamaño. El término adenitis o linfadenitis indica la presencia de ganglios inflamados y dolorosos además de aumentados, aunque a menudo se usan ambos términos indistintamente. En general se valoran como anormales los ganglios cuyo tamaño es mayor de 0,5 centímetros en región epitroclear, 2 centímetros en región inguinal y 1,5 centímetros en el resto de las regiones linfáticas. Si se detectan 2 ó más áreas afectadas, nos referimos a una linfadenopatía generalizada; mientras que cuando solamente exista un área afectada se denomina linfadenopatía localizada.

A la hora de explorar correctamente a un paciente afecto con adenopatías debemos conocer las diferentes áreas ganglionares y la zona que drena dicho grupo ganglionar ya que esto nos orientará en el enfoque de la patología. La clasificación de los diferentes grupos ganglionares es:

1. Ganglios suboccipitales: entre protuberancia occipital externa y apófisis mastoides. Se encarga del drenaje linfático de la cabeza. La sospecha etiológica pueden ser linfomas, infecciones de cuero cabelludo o rubéola.

2. Ganglios posauriculares: a nivel de inserción del esternocleidomastoideo en apófisis mastoides por detrás de la oreja. Se encargan del drenaje linfático del conducto auditivo externo, dorso de oreja y cuero cabelludo temporal. Sospechar linfomas, infecciones del cuero cabelludo o rubéola.

3. Ganglios preauriculares: en el trago de la oreja. Realizan el drenaje linfático de párpados, conjuntivas, piel temporal, conducto auditivo externo y superficie anterior de la oreja. Puede indicar una infección de párpados y/o conjuntivas.

4. Ganglios cervicales:

• Submentonianos: Debajo del mentón. Drenan labios inferiores, suelo boca, lengua y piel mejilla.
• Submandibulares: debajo de la mandíbula, próximo al arco mandibular. Indican odontitis o faringitis
• Yugulares superiores: en el borde anterior del esternocleidomastoideo,
• desde el ángulo maxilar hasta clavícula. Drenan lengua salvo la punta, amígdalas, oreja y parótida.
• Yugulares medios: entre el bulbo carotídeo inferior y músculos hioideos.
• Yugulares inferiores: entre músculo omohioideo inferior y clavícula. Drenan cuero cabelludo y cuello, ganglios cervicales superiores, axilares, piel brazos y de la superficie del tórax.
• Posterocervicales medios e inferiores: entre el borde posterior del esternocleidomastoideo y el trapecio. Drenan cabeza, brazo, pared torácica y mama.

5. Ganglios axilares: centrales, laterales y subescapulares. Drenan extremidades superiores, pared torácica y mamas. La sospecha puede ser en caso de afectación de unilaterales: Neoplasia de mama que hasta ese momento había pasado inadvertida, linfoma, hidrosadenitis o foliculitis; y en caso de adenopatías axilares bilaterales: Linfoma, enfermedad por arañazo de gato o brucelosis.

6. Ganglios epitrocleares:, entre m. bíceps y tríceps próximo a epicóndilo humeral. Drenan superficie cubital del antebrazo.

7. Ganglios inguinales:

• Ganglios del grupo oblicuo, situados a lo largo del ligamento de Poupart. Drenaje linfático de genitales externos y zona superficial de miembros inferiores.
• Ganglios del grupo longitudinal. Drenan la parte baja de la pared abdominal anterior, pene, escroto, vulva, vagina, perineo, región glútea y parte baja conducto anal.

8. Ganglios poplíteos: parte posterior pierna y de la rodilla. Drenaje linfático de las piernas y pies.

9. Ganglios mediastínicos. Afectación bilateral puede indicar un linfoma de Hodgkin (sobre todo en su variante de esclerosis nodular).

10. Ganglios abdominales, retroperitoneales y pélvicos. Tuberculosis, linfoma o enfermedades neoplásicas. 

adenopatias_atencion_primaria/ganglios_abdominales_cervicales

La incidencia de la aparición de una adenopatía en población general está alrededor de un 6% anual, aunque menos del 1,1% se relaciona con una enfermedad maligna. Los factores de riesgo asociados a malignidad se basan sobre todo en la edad, siendo más probable una adenopatía con trasfondo maligno en pacientes mayores a 40 años.

El aumento de tamaño de los ganglios linfáticos puede deberse a: Respuesta inmunitaria a un antígeno, linfadenitis (respuesta inflamatoria en las infecciones), proliferación neoplásica, infiltración metastásica o por enfermedades de depósito.

Como parte de la anamnesis se debe interrogar sobre antecedentes familiares, personal y sintomatología acompañante al proceso actual:


A continuación, presentamos una selección de los vídeos que ya pueden ver en la sección Vídeos de Medicina y Enfermería

>>ENTRAR EN VÍDEOS DE MEDICINA Y ENFERMERÍA

Categorías

Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924