Patologias mamarias generadas por el uso sostenido y seleccion incorrecta del brassier en pacientes que acuden a la consulta de mastologia
Autor: Dr. Marcos Eduardo Quijada Stanovich | Publicado:  14/10/2011 | Ginecologia y Obstetricia , Medicina Familiar y Atencion Primaria , Articulos | |
Patologias mamarias generadas uso sostenido y seleccion incorrecta brassier consulta mastologia .2


Es importante destacar que no se cuenta con un gran arsenal de revisiones o síntesis conceptuales de investigaciones previas relacionadas con la problemática planteada pero entre algunos trabajos realizados en relación al tema se pueden mencionar:

En un estudio realizado por Hsieh y Trichopolus (4), en 1991 sobre la talla del brassier y los factores de riesgo para desarrollar patología mamaria encontraron que las mujeres premenopáusicas que no utilizan brassier tienen menos probabilidad de desarrollar un cáncer de mama en comparación a aquellas mujeres premenopáusicas que si lo utilizan.

Igualmente, El 'Bra and Breast Cancer Study' (Estudio de cáncer de mama y el brassier), de la autoría de Singer y Grismaijer (6) fue realizado en los Estados Unidos entre 1991 y 1993 con 4700 mujeres de cinco áreas metropolitanas del país. Todas de 30 y 79 años de edad, caucásicas, de clase media, y unas 2000 fueron diagnosticadas con cáncer. El estudio arrojó que tres cuartas partes de las mujeres usaban brassier para dormir, la octava parte de las que usaban brassier doce horas o más fueron detectadas con cáncer. Se descubrió que las mujeres con cáncer tenían antecedentes de uso de brassier más apretados y por más tiempo que las mujeres que no habían desarrollado la enfermedad. Cuando la mujer usa un brassier apretado, sus pechos se oprimen y se cierran las vías a los nódulos linfáticos, y provoca acumulación de líquidos, blandura del tejido y formación de quistes, pudiéndose producir anaplasia y proliferación maligna.

Otro trabajo realizado titulado "El uso de una talla inadecuada de sujetador provoca lesiones en la mama” realizado por Puertas (2) en España, arrojó que el 30% de las consultas por dolores en el pecho están relacionadas con una mala utilización de esta prenda indicando que 9 de cada 10 mujeres ignoran su talla correcta de brassier y 7 de cada 10 mujeres utilizan tallas inadecuadas de acuerdo a la morfología de su mama; lo cual para dicho autor es alarmante y expone ciertas medidas para que las mujeres escojan su talla más adecuada y así evitar los problemas de circulación y de drenaje que produce un brassier ajustado e inadecuado lo cual produciría falta de riego sanguíneo que conllevará a una isquemia y esta última a dolor referido.

La mala selección de un brassier y su uso inadecuado podría representar un factor predisponente para el desarrollo de mastalgias o de fibroquistes mamarios o inclusive de cáncer de mama, lo que genera gran interés en el área y lo que motiva a la realización de ésta investigación; tomando en cuenta lo común de dichas afecciones, y que a pesar de la existencia de otros factores de riesgo comprobados como lo son la herencia, la dieta, la actividad física, la paridad, los anticonceptivos orales, el tabaquismo y otros, se ha evidenciado que un gran porcentaje de las patologías que se presentan no se relacionan a ninguno de éstos.

Dentro de este orden de ideas, en este estudio, se busca determinar la incidencia de patologías mamarias generadas por el uso sostenido y selección incorrecta del brassier en las pacientes que acuden a la consulta de Mastología del Hospital Universitario “Ángel Larralde” y a las que acuden a la Fundación del Cáncer de Mama (FUNCAMAMA) durante el período Marzo-Junio 2010; con el fin de aportar resultados que aclaren un poco más las dudas acerca de este tema, contribuyendo de esta forma con información para apoyar la prevención de dichas afecciones, mejorando estilos de vida, hábitos, y costumbres que contraindican un óptimo desarrollo y bienestar en las féminas, y así mismo promoviendo su salud.

MATERIALES Y MÉTODOS

Se realizó un estudio cientificista, de modalidad descriptivo, de diseño no experimental, transeccional (7); en donde se busca determinar si existe relación entre patologías mamarias con el uso sostenido y selección incorrecta del brassier. La muestra que se utilizó fue no probabilística y voluntaria de 73 pacientes que durante el período Marzo-Junio 2010 asistieron a la consulta de Mastología del Hospital Universitario “Ángel Larralde” en el Municipio Naguanagua, Valencia Estado Carabobo.

Los autores apoyados y preparados por el tutor clínico impartieron charlas informativas acerca del posible riesgo que representa el uso sostenido de brassier, para el desarrollo de patologías mamarias, con el fin de motivar a las pacientes acerca del tema, para contar con su participación en la investigación. Luego de cada charla, y previo consentimiento firmado por la paciente, se aplicaron cuestionarios a las participantes con la finalidad de recolectar datos acerca de los factores de riesgo a que pudieran estar sometidas, así como la información referente a antecedentes personales o familiares de patologías mamarias. Por lo tanto la fuente de información de la investigación es de tipo primario, ya que las pacientes facilitaron directamente la información necesaria a través de un cuestionario (validado y basado en la operacionalización de variables).

Después de recolectar los datos se invitó a las pacientes, de manera individual, al consultorio con que cuenta el servicio de Mastología del Hospital Universitario “Ángel Larralde”, para la realización de un examen físico completo haciendo mayor énfasis en las mamas. Una vez realizadas las evaluaciones médicas pertinentes, la muestra se establece tomando en cuenta aquellas pacientes que accedieron de forma voluntaria a la aplicación del cuestionario y al examen físico mamario siendo partícipes de esta investigación.

En la consulta mastológica se procedió a completar una historia clínica adaptada a las necesidades de la investigación, dicha historia consta de Ficha patronímica, con los datos de la paciente, el interrogatorio, donde se recolectó información acerca de los antecedentes tanto personales como familiares además de los hábitos psicobiológicos; la última parte de la historia fue el examen físico. Para el examen físico, lo primero que se tomó en cuenta fue la inspección del brassier, teniendo en consideración ciertas características como son el tipo del brassier, uso de relleno, tipo de tela, talla y copa del mismo, además se evaluó la existencia de marcas en la piel por la presión ejercida por las tiras y demás partes de la prenda. La mama es un órgano externo que puede explorarse a través de procedimientos clínicos que consisten en inspección y palpación y es conveniente evaluarlo en la fase postmenstrual (al sexto día) y con iluminación adecuada.

En la inspección se evaluó volumen y asimetría de las mamas, signos cutáneos como retracción o abombamiento, ulceraciones o lesiones eccematiformes o evidencia de algún tipo de secreción por el pezón. Y la palpación, se practicó en todas las direcciones desplazando la mama, palpando la totalidad de la región; movilizando la piel con respecto a la glándula mamaria y sobre todo con respecto al tumor si existe y así, describir su localización en la mama. Se realizó luego, una maniobra bidigital de compresión al pezón para promover la salida de algún tipo de secreción en caso de que exista, y de igual forma describir su aspecto, la facilidad con que pueda salir y el cuadrante que da salida a la secreción. Para finalizar se procedió a la palpación ganglionar, las cadenas supra y subclavicular se examinan mejor con encogimiento de los dos hombros; las cadenas axilares con la paciente sentada con las manos apoyadas en los hombros o el examinador situado en frente de ella. Se exploraron las paredes internas y externas, principalmente la parte inferior y la región retropectoral, orientándose siempre de acuerdo con la distribución anatómica del sistema ganglionar regional. Los datos anteriormente nombrados serán presentados posteriormente en las tablas de resultados.

RESULTADOS

En el periodo comprendido entre Marzo-Junio 2010 acudieron a la consulta de Mastología del Hospital Universitario “Ángel Larralde” 73 mujeres con edades comprendidas entre 13 y 72 años; de ellas, el 49% abarca edades entre 33 y 52 años, con una media de 36,89 años para la muestra total y sólo 2 de ellas (3%) con edades comprendidas entre 63 y 72 años. (Tabla Nº 1)

La relación existente entre la edad biológica y anomalías encontradas al examen físico arroja que 13 (81%) de las 16 pacientes de edades comprendidas entre 13 y 22 años presentan alteraciones mamarias como tumores palpables, secreciones o adenopatías, siendo el grupo etáreo más afectado por estas lesiones. De igual forma se evidencia que 2 (100%) de las 2 pacientes con edad biológica entre 63 y 72 años presentaron lesiones a la evaluación clínica. (Tabla Nº 2)

En relación con la edad de inicio de uso de brassier y anomalías encontradas al examen físico, se obtiene que a medida que la edad de inicio de uso de la prenda es menor, disminuye la frecuencia de lesiones encontradas; ya que 7 (10%) pacientes que iniciaron el uso de brassier en edades comprendidas entre los 10 y 11 años presentaron anomalías al examen físico; en contraste con las 38 (70%) de las 54 pacientes que iniciaron el uso de brassier en edades posteriores, entre los 12 y 14 años, presentando cambios y anomalías mamarias a la exploración. (Tabla Nº 3)

Al revisar el tipo de brassier más usado, se encontró que 37 (51%) de las pacientes usan brassier de tipo copa completa, seguido a éste, 25 (34%) manifestaron usar prenda de media copa; el 15% restante hace referencia al de tipo deportivo, push-up o strapless, este último representando sólo el 1% de las pacientes. (Tabla Nº 4). Como hallazgo significativo se constató que el uso de brassieres que realzan el busto como el de tipo media copa, aumentan el riesgo de sufrir patología mamaria, ya que 19 (76%) de las 25 pacientes que usan dicho tipo, presentaron anomalías al examen físico mamario al igual que las 6 (85%) de las 7 pacientes que usaban el de tipo push-up; por otro lado, de las 40 pacientes que manifestaron usar los de tipo deportivo o copa completa, caracterizados por no realzar las mamas, se encontró que 25 (62%) féminas presentaron anomalías al examen físico. (Tabla Nº 5)

Al analizar la presencia de ballenas en los distintos tipos de brassier usados por las pacientes, y su relación con las lesiones halladas en la exploración de mamas, se describe que el uso de las mismas aumenta la posibilidad de presentar alteraciones ya descritas, ya que 49 (67%) féminas refieren hacer uso de este accesorio, de las cuales 36 (73%) presentan alteraciones al examen físico mamario; de las 24 (33%) pacientes que no lo usan, en 15 (62%) se hallaron lesiones a la exploración de las mamas. (Tabla Nº 6)

Por otra parte, la relación entre la tela del brassier, algodón o lycra, y las diferentes manifestaciones cutáneas evidenciadas en las mamas, muestra que 47 (64%) de las pacientes examinadas no presentaron lesión en la piel de la región. De las 26 (36%) pacientes que si presentaron lesiones, 14 (54%) manifestaron usar el de tipo algodón y 12 (46%) de tipo lycra. El hallazgo más común fue la presencia de abultamiento (16%), seguido por dermatitis (11%), alteraciones en la coloración de la piel (7%), y un sólo caso de signos de flogosis en la zona (1%). La relación algodón/lycra en función a las lesiones descritas fue muy estrecha, predominando en la mayoría en los brassieres fabricados de algodón. (Tabla Nº 7)



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924