Revista Electronica de PortalesMedicos.com - https://www.portalesmedicos.com/publicaciones
Hipocrates, al servicio de la vida
https://www.portalesmedicos.com/publicaciones/articles/4056/1/Hipocrates-al-servicio-de-la-vida.html
Autor: Dra. Malena Balbis Cabrera
Publicado: 15/02/2012
 

Hipócrates es representado a menudo como paradigma del médico antiguo. En concreto, se le atribuye un gran progreso en el estudio sistemático de la Medicina clínica, reuniendo el conocimiento médico de escuelas anteriores y prescribiendo prácticas médicas de gran importancia histórica. Teniendo en cuenta el método de investigación histórico-lógico y el método de análisis y síntesis se realiza este trabajo que pretende establecer de manera sencilla el vínculo existente entre las doctrinas hipocráticas y los principios que rigen la Medicina general integral dentro del sistema de salud pública en Cuba y resaltar el profundo interés que sentía este gran médico por la ética médica a través de sus doctrinas de pensamiento y sus escritos al respecto como el Juramento hipocrático.


Hipocrates, al servicio de la vida .1

Hipócrates, al servicio de la vida

Dra. Malena Balbis Cabrera. Especialista de 1er grado en Estomatología General Integral.
Msc. Dra. Cleopatra Cabrera Cuellar. Especialista 2 grado en Neonatología. Profesor Auxiliar ISCM Cienfuegos.

Resumen:

Hipócrates es representado a menudo como paradigma del médico antiguo. En concreto, se le atribuye un gran progreso en el estudio sistemático de la Medicina clínica, reuniendo el conocimiento médico de escuelas anteriores y prescribiendo prácticas médicas de gran importancia histórica. Teniendo en cuenta el método de investigación histórico-lógico y el método de análisis y síntesis se realiza este trabajo que pretende establecer de manera sencilla el vínculo existente entre las doctrinas hipocráticas y los principios que rigen la Medicina general integral dentro del sistema de salud pública en Cuba y resaltar el profundo interés que sentía este gran médico por la ética médica a través de sus doctrinas de pensamiento y sus escritos al respecto como el Juramento hipocrático.

Palabras clave: Medicina general integral, pensamiento hipocrático.

Key words: Integral general medicine, hippocratic thoughts.

Objetivos

1. Establecer el vínculo existente entre las doctrinas hipocráticas y los principios que rigen la Medicina general integral dentro del sistema de salud pública en Cuba.
2. Resaltar el profundo interés de Hipócrates por la ética médica a lo largo de la historia.

Introducción

La ética médica tiene su punto de partida antes de nuestra era, simbolizada por el más ilustre médico de la antigüedad, Hipócrates, cuya doctrina ha tenido una gran influencia en el ejercicio de la profesión médica en los siglos posteriores. A cada régimen social correspondió una ética médica subordinada a los intereses de las clases dominantes y muy influidas desde el medioevo por la moral religiosa, a través de las enseñanzas doctrinarias que tratan de dar razón de lo religioso. Este concepto tiene estrecha vinculación con la deontología médica que es el conjunto de principios y reglas éticas que han de inspirar y guiar la conducta profesional del médico. (1) Los deberes que se imponen obligan a todos los médicos en el ejercicio de su profesión independientemente de la modalidad e igualmente tiene su fundamento en las métodos hipocráticas de siglos anteriores.

Hipócrates de Cos (460 a. C. - Tesalia c. 370 a. C.) fue un médico de la Antigua Grecia que ejerció durante el llamado siglo de Pericles. Es considerado una de las figuras más destacadas de la historia de la Medicina y muchos autores se refieren a él como el «padre de la Medicina» (1- 2- 3) en reconocimiento a sus importantes y duraderas contribuciones a esta ciencia como fundador de la escuela que lleva su nombre. Esta escuela intelectual revolucionó la Medicina de la Antigua Grecia, estableciéndola como una disciplina separada de otros campos con los cuales se la había asociado tradicionalmente (notablemente la teúrgia y la filosofía), convirtiendo el ejercicio de la Medicina en una auténtica profesión. (4- 5)

En la antigua Grecia la práctica de la Medicina siguió dos tendencias divergentes: la mística sacerdotal de Aclepsios y la racional científica de Hipócrates. De la última se conservan escritos en una colección denominada Corpus hippocraticum, por atribuir su autoría al célebre fundador de esa escuela aunque con seguridad intervinieron otros galenos de los siglos V y VI a.C. (6) De dicho conjunto, dos son los documentos mejor estudiados: el Juramento (Hórkos) y los Aforismos (Aphorismoí). El primero es el tratado más breve (una sola página) y célebre, ya que durante siglos ha representado el ideal ético en Medicina y ha influido, hasta nuestros días, en la deontología médica de Occidente. (7)

El análisis de Juramento hipocrático pone de manifiesto numerosos valores: el respeto por la vida humana y por la dignidad del hombre; la gratitud, la compasión, justicia, honestidad, humildad, santidad, integridad y confidencialidad. (8)

El Juramento ha sido motivo de polémicas acerca de su validez, significado y conveniencia de emplearlo como principio deontológico en Medicina. En tiempos más recientes dicho documento ha sido criticado por invocar a los dioses, y considerado el recuerdo de un ideal glorioso. Incluso hay quienes han pretendido modificarlo hasta hacerlo irreconocible, incluyendo en él problemas nada relacionados con el texto original, como el sida. Para otros, sólo sirve para ser recitado por los estudiantes de Medicina en la ceremonia de graduación. (9-10)

No falta quienes lo aprecien como la base de los estándares de la ética médica moderna. Numerosas escuelas han creado sus propios juramentos médicos, retomando los principios de beneficencia y no-maleficencia del hipocrático. El mismo preámbulo de los principios de ética médica de la Asociación Médica Americana sostiene: “La profesión médica ha suscrito desde siempre un conjunto de declaraciones desarrolladas principalmente para el beneficio del paciente” (11)

De igual manera perduran hasta nuestros días principios de tratamientos y teorías hipocráticas que se han puesto de manifiesto en las bases de la Medicina general integral; como la influencia del medio ambiente en la salud de los seres humanos, el ver a estos en su conjunto y no por sistemas aislados y el efecto de la psiquis en el estado de salud, así como la necesidad de prevenir enfermedades y educar a la población en el cuidado de la salud.

Es fácil deducir entonces que tanto los preceptos de Hipócrates como las ideas plasmadas en el texto de su famoso Juramento no ha perdido vigencia y que en los inicios del siglo XXI y los albores del tercer milenio sigue siendo tan valedero como lo fue hace 2500 años por lo que sería absurdo tratar de modificarlo en su forma o contenido. Como una de las tradiciones médicas más antiguas sería deseable que sus conceptos fueran motivo de estudio profundo por parte de los estudiantes de las numerosas escuelas de Medicina en el país, como base para la preparación en la bioética y humanismo médicos, tan necesarios para regir la conducta durante el ejercicio profesional.

Desarrollo

Puntos de encuentro entre las tesis de Hipócrates la medina general integral actual.

Hipócrates es considerado el primer médico que rechazó las supersticiones, leyendas y creencias populares que señalaban como causantes de las enfermedades a las fuerzas sobrenaturales o divinas. (12) Los discípulos de Pitágoras lo consideraban el hombre que unió la filosofía y la Medicina. (13) Separó la disciplina de la Medicina de la religión, creyendo y argumentando que la enfermedad no era un castigo infligido por los dioses, sino la consecuencia de factores ambientales, la dieta y los hábitos de vida. De hecho, no hay ni una sola mención a una presunta enfermedad mística en todo el Corpus hipocrático. (14-15)

La etapa hipocrática de la Medicina comienza a partir del año 500 a.n.e, Hipócrates fue el más alto representante de la famosa escuela médica de Cos, sus tesis se pueden resumir de la siguiente manera:

• Búsqueda de las causas materiales de la enfermedad y su relación con el medio ambiente.
• Necesidad de observar el curso de la enfermedad
• La enfermedad era una manifestación de la vida del organismo como resultado del cambio del substrato material y no una manifestación de la voluntad divina.
• Valora las causas naturales de las enfermedades como el medio que rodea al hombre como la temperatura del aire, el clima, las características el lugar etc.
• Valorar también causas individuales como la dieta, la edad, el modo de vivir.
• A partir de la concepción dialéctica predominante en esta etapa del mundo griego Hipócrates consideraba a la enfermedad como un proceso general de todo el organismo y tendía a comprender el organismo y sus procesos en su unidad e integridad.
• Según la concepción humoral adoptada por Hipócrates la vida del organismo es determinada por cuatro humores (humedades o líquidos): sangre, moco (flema), bilis amarillas y bilis negra.
• El temperamento de cada persona se correspondía con el predominio de un humor.
• Partía de la observación y la experiencia por lo que auscultaba el tórax con el oído.
• En general la escuela de Cos le daba gran prioridad al pronóstico e individualizaba el tratamiento
• Al reconocer la causa natural de las enfermedades consideraba que su cura consistía en que el médico utilizara las cualidades naturales del organismo. La tarea del médico, teniendo en cuenta las peculiaridades del organismo, es ayudar a las fuerzas de la naturaleza: “La naturaleza es el médico de las enfermedades”.
• Utilizaba en el tratamiento el método de lo “contrario con lo contrario”: “Lo demasiado repleto hay que descargarlo y al contrario: el descanso cura del trabajo y viceversa, el trabajo del descanso. En una palabra lo contrario es el medicamento de lo contrario. Ya que la Medicina es la suma y la resta: la sustracción de todo lo que está demás y la adición de todo lo que le falta”.
• Hipócrates plantea: “me parece que lo mejor que puede hacer el médico es cuidarse de la capacidad de prever”

En general Hipócrates trataba de encontrar la unidad de lo multiforme y buscaba las respuestas en la filosofía de la naturaleza en particular en la atomística de Demócrito y en la doctrina de Empédocles sobre los cuatro elementos como base material del mundo. Por otro lado en Hipócrates hay una gran preocupación por la ética de ahí que nos legara un código que sentó las bases de todos los códigos de ética médica posteriores. (16)

Existen diversos puntos o criterios en los que tienen similitud la Medicina general integral de nuestros días y las principales tesis planteadas por Hipócrates que nos hacen pensar que éste fue un hombre muy adelantado a su época capaz de vislumbrar aspectos que hasta el momento habían sido desconocidos por los médicos de la época. A través de un análisis comparativo trataremos de demostrar hasta qué punto estaban acertadas sus teorías y planteamientos según nuestro sistema de salud pública vigente.


Hipocrates, al servicio de la vida .2

 Búsqueda de las causas materiales de la enfermedad y su relación con el medio ambiente.

En la actualidad se han estructurado enfoques mucho más avanzados, a partir del estudio del proceso salud-enfermedad desde posiciones de la epidemiología, la ecología y las ciencias sociales, superando así las interpretaciones unicausales, reduccionistas y biologizadoras puras. (17)

 Necesidad de observar el curso de la enfermedad

Se pone de manifiesto en la manera en que está estructurada la administración de salud en nuestros días y la importancia que se le confiere a la confección y discusión de la historia clínica del paciente así como la instauración de un médico de la familia con una determinada población que le es asignada la cual debe conocer desde todos los puntos de vista y de esta manera seguir su situación de salud y su desarrollo en el medio en que viven.

 Valora las causas naturales de las enfermedades como el medio que rodea al hombre como la temperatura del aire, el clima, las características el lugar etc.

Existen dentro de la organización de los servicios de salud pública planes en los que está concebido la realización por parte de los integrantes del equipo sanitario Análisis del la Situación de Salud de la población que deben realizarse con una frecuencia variable en los distintos niveles de atención y que debe describir de manera general todos los aspectos desde el punto de vista social tanto a nivel individual como general que afecten la salud.

La salud y el bienestar de las personas y las comunidades le dan la razón de ser del desarrollo humano y hacia el más alto nivel de salud posible. Esto implica controlar los determinantes exteriores del bienestar que satisfacen las necesidades básicas de los seres humanos, como son el empleo, el ingreso económico estable, la alimentación, la vivienda, la recreación, la justicia, la paz y un ecosistema apto para la vida; además, el ser humano está controlado por los determinantes internos que son sus creencias, conocimientos, formación, inteligencia y emociones, por lo que la promoción de salud implica una acción educativa persuasiva y motivacional orientada a fomentar comportamientos saludables en los individuos, familias y comunidades, que actúe sobre el modo, las condiciones y los estilos de vida. (18)

 A partir de la concepción dialéctica predominante en esta etapa del mundo griego Hipócrates consideraba a la enfermedad como un proceso general de todo el organismo y tendía a comprender el organismo y sus procesos en su unidad e integridad.

Uno de los aspectos fundamentales de la Medicina general es que ve al hombre como un todo y no de manera aislada como se solía analizar. Es decir se analiza la enfermedad desde un nivel integrador y para una mejor comprensión es necesario tener en cuenta el concepto de salud dado por la OMS y por el cual nos regimos actualmente.

Salud: es el estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de infecciones o enfermedades, según la definición de la Organización Mundial de la Salud realizada en su constitución. (19)
 Partía de la observación y la experiencia por lo que auscultaba el tórax con el oído.

La Medicina general integral cubana defiende fervientemente el método clínico y en los últimos tiempos ha tratado de rescatarlo como principal vía para llegar a un diagnóstico certero y minimizar la utilización exámenes complementarios tan costosos para el país y en ocasiones innecesarios e invasivos para el organismo.

 Hipócrates plantea: “me parece que lo mejor que puede hacer el médico es cuidarse de la capacidad de prever”

El rasgo fundamental de la Medicina general integral es su carácter preventivo para lo cual se realizan actividades específicas dirigidas a sectores determinados de la población con el objetivo fundamental de evitar la instauración de enfermedades o a limitar los daños en el organismo cuando una enfermedad está instaurada en el mismo. La principal arma con la que contamos y que va de la mano de las actividades de prevención es la promoción de salud y que se define como el resultado de todas las acciones emprendidas por los diferentes sectores sociales para el desarrollo de mejores condiciones de salud personal y colectiva para toda la población en el contexto de su vida cotidiana. (18)

Preocupación de Hipócrates por la ética desde épocas tempranas.

El Juramento Hipocrático, es un juramento público que pueden denunciar los que se gradúan en Medicina ante los otros médicos y ante la comunidad. Su contenido es de carácter ético, para orientar la práctica de su oficio.

Este texto forma parte del corpus hipocraticum. Según Galeno, Hipócrates creó el juramento cuando empezó a instruir, apartándose de la tradición de los médicos de oficio, a aprendices que no eran de su propia familia. Los escritos de Galeno han sido el fundamento de la instrucción médica y de la práctica del oficio hasta casi el siglo XX.

A partir del Renacimiento, época caracterizada por la veneración de la cultura grecolatina, el juramento empezó a usarse en algunas escuelas médicas, y esa costumbre se ha ido ampliando, desde el siglo XIX, en algunos países, y desde la Segunda Guerra Mundial en otros, aunque es completamente ignorada en muchos. Aun cuando sólo tenga en la actualidad un valor histórico y tradicional, allí donde se pronuncia, el tomarlo es considerado como un rito de pasaje o iniciación después de la graduación, y previo al ingreso a la práctica profesional de la Medicina. (20)

En el período Clásico de la civilización griega sobresalió el arte de curar. Aunque seguía contemplando principios religiosos, la curación ya no estaba orientada por la magia, sino por lo clínico. En esa época se escribió el primer escrito ético relacionado con el compromiso que asumía la persona que decidía curar al prójimo; el compromiso del médico era actuar siempre en beneficio del ser humano, y no perjudicarlo.

Juramento Hipocrático

Juro por Apolo el Médico y Esculapio y por Higía y Panacea y por todos los dioses y diosas, poniéndolos de jueces, que éste mi juramento será cumplido hasta donde tenga poder y discernimiento. A aquel quien me enseñó este arte, le estimaré lo mismo que a mis padres; él participará de mi mantenimiento y si lo desea participará de mis bienes. Consideraré su descendencia como mis hermanos, enseñándoles este arte sin cobrarles nada, si ellos desean aprenderlo.

Instruiré por precepto, por discurso y en todas las otras formas, a mis hijos, a los hijos del que me enseñó a mí y a los discípulos unidos por juramento y estipulación, de acuerdo con la ley médica, y no a otras personas.

Llevaré adelante ese régimen, el cual de acuerdo con mi poder y discernimiento será en beneficio de los enfermos y les apartará del perjuicio y el terror.

Demostrando de esta manera el principio de la beneficencia que es la obligación de actuar en beneficio de otros, promoviendo sus legítimos intereses y suprimiendo prejuicios. En Medicina, promueve el mejor interés del paciente.

A nadie daré una droga mortal aun cuando me sea solicitada, ni daré consejo con este fin. De la misma manera, no daré a ninguna mujer pesarios abortivos. Pasaré mi vida y ejerceré mi arte en la inocencia y en la pureza.

No cortaré a nadie ni siquiera a los calculosos, dejando el camino a los que trabajan en esa práctica. A cualesquier casa que entre, iré por el beneficio de los enfermos, absteniéndome de todo error voluntario y corrupción, y de lascivia con las mujeres u hombres libres o esclavos.

Refiriéndose a lo que hoy conocemos como el principio de la no maleficencia, es decir Abstenerse intencionadamente de realizar acciones que puedan causar daño o perjudicar a otros. Es un imperativo ético válido para todos, no sólo en el ámbito biomédico sino en todos los sectores de la vida humana.

Guardaré silencio sobre todo aquello que en mi profesión, o fuera de ella, oiga o vea en la vida de los hombres que no deban ser públicos, manteniendo estas cosas de manera que no se pueda hablar de ellas.
En este punto habla claramente de la importancia del secreto profesional y del cuidado al manejar ciertos aspectos de la vida privada de las personas que de alguna manera confían su intimidad a los médicos y profesionales de las salud.

Ahora, si cumplo este juramento y no lo quebranto, que los frutos de la vida y el arte sean míos, que sea siempre honrado por todos los hombres y que lo contrario me ocurra si lo quebranto y soy perjuro. (21)

Conclusiones

Está muy extendida la consideración de Hipócrates como «Padre de la Medicina». Sus contribuciones ciertamente revolucionaron la práctica médica pero después de su muerte el progreso se estancó. Tan reverenciado era Hipócrates que sus enseñanzas fueron consideradas demasiado grandiosas para ser mejoradas y durante largo tiempo no se produjo ningún avance significativo en sus métodos. Los siglos posteriores a la muerte de Hipócrates estuvieron marcados en la misma medida por progresos y retrocesos. Después de Hipócrates, el siguiente médico de relevancia fue Galeno quien perpetuó la Medicina hipocrática, desarrollándola en varias direcciones. De cualquier manera, su profundo interés por la humanidad, su dedicación y entrega a la profesión médica y sus ansias de sanar el cuerpo y el espíritu llegan hasta nuestros días haciendo de sus doctrinas un modelo a seguir como parte de la pureza y la consagración de la profesión médica; haciéndolo, ante nuestros ojos, ese señor sabio que puso toda su inteligencia y empeño al servicio de la vida.


Hipocrates, al servicio de la vida .3

Bibliografía

1. Useful known and unknown views of the father of modern medicine, Hippocrates and his teacher Democritus., U.S. National Library of Medicine
2. Hippocrates, Microsoft Encarta Online Encyclopedia 2006. Microsoft Corporation. Archived 31-10-2009.
3. Strong, W.F. y Cook, John A. (julio de 2007). «Reviving the Dead Greek Guys». Global Media Journal, Indian Edition. ISSN 1550-7521.
http://www.manipal.edu/gmj/issues/jul07/strong.php.
4. a b c Garrison, 1966, p. 92–93
5. Nuland, 1988, p. 5
6. Somolinos PJ. Hipócrates redivivo Simposio: La Medicina hipocrática. Gac Med Mex 1986; 122: 235-237.
7. Lara ND. Juramento En: García GC, Lara ND, López FJA, Cabellos AB, editores. Tratados hipocráicos. Tomo I. Madrid: Gredos; 1990. p. 65-80.
8. Goic CA. El juramento hipocrático: ¿una veneración ciega? Bol Oficina Sanit Panam1993; 115: 140-146
9. Collier KJ. The hippocratic oath (letter). Can Med Assoc J 1989; 140-586.
10. Robin ED, McCauley R.Cultural leg and the Hippocratic oath. Lancet 1995; 345: 1422-1424.
11. American Medical Association. Council on Ethical and Judicial Affairs 1996-1997 Edition. Code of Medical Ethics. Curr Opin Annot 1997
12. a b c Smith, William (1846). Dictionary of Greek and Roman biography and mythology (vol. 2) (en inglés), Universidad de Oxford, pp. 482.
13. Adams, 1891, p. 4.
14. Donald Bockler (1996). «Hippocratic medical rounds"» (en inglés). Consultado el 6 de diciembre de 2009. «Hippocrates believed that health and disease were natural phenomena, under human control, and explained by reason»
15. Garden of Praise (2009). «Hippocrates, Father of Medicine» (en inglés). Consultado el 6 de diciembre de 2009.
16. López Sánchez José: “Curso de historia de la Medicina”. Universidad de La Habana. 1961.
17. Castellanos, P.L. (1991): Sistemas Nacionales de Vigilancia de la situación de salud según condiciones de vida. OPS, Washington D.C.
18. OMS (2007), Éste concepto se amplía a: "Salud es el Estado de adaptación diferencial de un individuo al medio en donde se encuentra." Constitución de la Organización mundial de la salud, Génova, 1946. URL con acceso el 6 de junio de 2007.
19. The Hippocratic oath: text, translation and interpretation By Ludwig Edelstein Page 56 ISBN 978-0-8018-0184-6 (1943)
20. Fishchenko AIa, Khimich SD. (1986). «Modification of the Hippocratic cap-shaped bandage» (en ruso). Klinicheskaia khirurgiia 1 (72).
21. J. Tzetzes, Quilíadas vii. Historia 155; Poeti Epistollae at Artaxerxes, in Hippocrates Opera, vol. III.