Revista Electronica de PortalesMedicos.com - http://www.portalesmedicos.com/publicaciones
Acido folico. Su repercusion en la prevencion de defectos congenitos y enfermedades del adulto
http://www.portalesmedicos.com/publicaciones/articles/4231/1/Acido-folico-Su-repercusion-en-la-prevencion-de-defectos-congenitos-y-enfermedades-del-adulto.html
Autor: Junior Vega Jiménez
Publicado: 27/03/2012
 

Malformaciones congénitas, enfermedades como la Cardiopatía Isquémica, Alzheimer y Cáncer, pueden ser resultado de complejas interacciones genético-ambientales que desencadenan o incrementan el proceso de enfermedad, como el déficit de Acido Fólico, vitamina del Complejo B, se realizó un artículo de revisión que incluyó características, absorción, metabolismo, valor en la prevención de enfermedades y consideraciones sobre su medicación, con el objetivo de divulgar su importancia.


Acido folico. Su repercusion en la prevencion de defectos congenitos y enfermedades del adulto .1

Ácido fólico. Su repercusión en la prevención de defectos congénitos y enfermedades del adulto

Junior Vega Jiménez *
Omaida Sabatier García **
Daylin Mirabal Izquierdo ***
Isayri Piñera Oxamendis ****

* Estudiante de sexto año de Medicina. Alumno Ayudante de Medicina Interna. Instructor no graduado.
** Licenciada en Enfermería. MSc. Asesoramiento Genético.
*** Estudiante de quinto año de Medicina. Alumna Ayudante de Neonatología.
**** Especialista de primer grado en Medicina General Integral. MSc. Asesoramiento Genético.

Policlínico Universitario “José Antonio Echeverría”

Cárdenas, 2012. “Año 54 de la Revolución.”

RESUMEN

Malformaciones congénitas, enfermedades como la Cardiopatía Isquémica, Alzheimer y Cáncer, pueden ser resultado de complejas interacciones genético-ambientales que desencadenan o incrementan el proceso de enfermedad, como el déficit de Acido Fólico, vitamina del Complejo B, se realizó un artículo de revisión que incluyó características, absorción, metabolismo, valor en la prevención de enfermedades y consideraciones sobre su medicación, con el objetivo de divulgar su importancia.

Esta vitamina se encuentra en los alimentos, preparados farmacéuticos y alimentos fortificados, su función principal es actuar como coenzima en el transporte de fragmentos simples de carbono, síntesis del ADN y ARN, disminución de los niveles de homocisteína en sangre, también necesaria para el proceso de morfogénesis. Su ingestión preconcepcional y en las primeras semanas del embarazo podría prevenir un 70% los defectos congénitos, existen reportes de su efectividad en la prevención de enfermedades del adulto. En Cuba una dosis ideal sería de 1 mg diaria.

Palabras Clave: ácido fólico, defectos congénitos, enfermedades del adulto, prevención.

ABSTRACT.

Congenital malformations, illnesses like the Ischemic Cardiopathy, Alzheimer and Cancer, they can be been of complex genetic-environmental interactions that unchain or they increase the illness process, as the deficit of Folic Acid, vitamin of the Complex B, was carried out a revision article that included characteristic, absorption, metabolism, value in the prevention of illnesses and considerations on its medication, with the objective to disclose its importance.

This vitamin is in the foods, pharmaceutical preparations and fortified foods, its main function is to act as coenzyme in the transport of simple fragments of carbon, synthesis of the DNA and RNA, decrease of the homocisteina levels in blood, also necessary for the morphogenesis process. Their ingestion preconcepcional and in the first weeks of the pregnancy it could prevent 70% the congenital defects, reports of their effectiveness exist in the prevention of the adult's illnesses. In Cuba an ideal dose would be of 1mg daily.

Key words: folic acid, congenital defects, the adult's illnesses, prevention.

INTRODUCCIÓN

Muchas enfermedades no muestran ningún patrón de herencia mendeliano reconocido. Los ejemplos incluyen varias de las más comunes malformaciones congénitas, mencionaré por citar algunas, los defectos del tubo neural (DTN), Labio Leporino/ Paladar Hendido (LL/PH) y muchas de las más frecuentes enfermedades del adulto como la Cardiopatía Isquémica, Alzheimer y el Cáncer. En esta aparición existe una interacción genoma-ambiente, manteniendo ambos una relación dinámica, así es probable que muchos factores tanto genéticos como ambientales, estén implicados en la aparición de estas enfermedades, de las cuales se dice que muestran una herencia multifactorial.

Aunque estas enfermedades pueden estar causadas por una mutación en un gen en algunas pocas familias, en general no se trata de trastornos monogénicos, sino que suelen ser el resultado de complejas interacciones entre varios factores de predisposición, incluido el genotipo en uno o varios loci, y diversas exposiciones ambientales, que desencadenan, aceleran o incrementan el proceso de la enfermedad (1).

Los hábitos dietéticos, es uno de los factores medioambientales al que de manera inexorable estamos permanentemente sometidos, los alimentos que consumimos o no, tienen una especial importancia para la calidad de vida y el funcionamiento celular.

El ser humano depende de una continua adquisición de sustancias exógenas para el crecimiento, desarrollo y el normal mantenimiento de la vida. Además de los requerimientos energéticos, se precisa de fuentes de carbono, nitrógeno, azufre, elementos inorgánicos (minerales) y un conjunto de sustancias orgánicas más o menos complejas (ácidos grasos, aminoácidos esenciales y un grupo de vitaminas), que no pueden ser sintetizadas por el humano y se obtienen por la dieta.

Con el descubrimiento del genoma Humano se ha visto facilitada la interpretación de la relación genes- dieta o genes- nutrientes, como causa de defectos congénitos (2).

Los beneficios potenciales que tendrá la genómica para la prevención de las enfermedades a través de la dieta son enormes. Este acercamiento es considerado el futuro de las investigaciones en el campo de la nutrigenómica y darán gran aporte a los cambios en hábitos y estilos de vida dietéticos de los seres humanos para la prevención de enfermedades en sentido general (2).

Abordaremos en esta revisión una de las vitaminas del complejo B, pero primeramente quisiéramos hablar sobre las vitaminas, ellas son nutrientes con acción reguladora, que en 1912 Casimiro Funk postuló su concepto de la siguiente forma:

1. Las vitaminas no pueden ser sintetizadas, al menos en cantidades suficientes, por el organismo animal y deben ser aportadas por la dieta.
2. Las vitaminas se encuentran en cantidades muy pequeñas en los alimentos.
3. Cuando se encuentran ausentes de la dieta, o cuando su absorción es deficiente, se produce una determinada enfermedad carencial. (3)

Después de haber expuesto el concepto de vitaminas particularizaremos en la que nos ocupa en esta revisión : Ácido Fólico, vitamina que su déficit puede estar asociado a enfermedades y discapacidades en los seres humanos, por lo que se hace necesario su estudio, conocimiento y profundización en sus nuevos enfoques, es evidente el poco conocimiento que presenta nuestro pueblo de sus bondades y beneficios por ello una amplia divulgación sobre el tema estará promoviendo su uso adecuado y la prevención de entidades relacionadas con su déficit. Nuestro objetivo en este artículo es precisamente divulgar sobre la importancia del uso del acido fólico y actualizar sobre el tema.

Material y Métodos

Se realizó para la confección de este articulo de revisión una búsqueda exhaustiva de toda la literatura básica existente en nuestro campo de estudio, se revisó además fuentes bibliográficas encontradas en los sitios de Infomed, Medline, Google, se tuvo en cuenta por los autores para la búsqueda la confiabilidad de las fuentes a citar, la actualización de la bibliografía y autores reconocidos en nuestro campo. Toda la bibliografía utilizada se enmarcó en nuestro objeto de estudio. Se confeccionó el trabajo en el período de Marzo- Junio 2010, período en le cual se revisó toda la literatura utilizando el método histórico-lógico y realizó la selección de los temas a incluir por el método de análisis y síntesis, para la escritura del artículo se utilizó una computadora Pentium IV, el programa de Office Microsoft Word y la fuente utilizada fue Arial 12pts a simple espacio en hoja carta. La revisión cuenta con 12 cuartillas, a márgenes derecho e izquierdo de 3cm, superior e inferior de 2,5cm.

Revisión Bibliográfica. Actualización

El ácido fólico - Características bioquímicas, absorción y metabolismo.

Fue descubierto en 1945 por los laboratorios Lederle, existe una gran variedad de derivados de esta vitamina, que se agrupan bajo el nombre común de folatos.


Acido folico. Su repercusion en la prevencion de defectos congenitos y enfermedades del adulto .2

Su sustancia bioquímicamente activa es el ácido folínico (4),el ácido fólico también conocido como folatos, folacina o Vitamina B9, pertenece al Complejo B, toma su nombre del latín folium (hoja), ya que por primera vez se aisló de las hojas verdes de las verduras (5), es una sustancia amarilla, cristalina, que pertenece al grupo de compuestos conocidos como pterinos. Bajo este nombre se encuentra un gran número de compuestos similares química y nutricionalmente al ácido fólico, como son los folatos, la folacina y el pteroilmonoglutamato. Preferentemente se han denominado folatos, por ser este un nombre más corto y fácil de abreviar. Se presentan 150 formas diferentes, la mayoría presente en los alimentos de forma reducida, lábiles y de fácil oxidación.

El ácido fólico (ácido pteroilglutámico) está formado por tres unidades características: una pteridina con una sustitución en su estructura, una molécula de ácido para-amino benzoico y uno o más residuos de ácido L glutámico.

El ácido fólico es una vitamina que el ser humano no puede sintetizar, no se almacena, se necesita su ingestión diaria, por lo que se le considera un nutriente esencial (6).

Ácido fólico y folatos son dos términos que indican diferentes formas de la misma vitamina. Los folatos están contenidos en los alimentos y el ácido fólico en los preparados farmacéuticos y los alimentos fortificados. Suele presentarse en forma de poliglutamato en los alimentos, se descompone a la forma de monoglutamato por la folil conjugasa del páncreas y la conjugasa de la mucosa de la pared intestinal, sólo los monoglutamatos se absorben en el intestino delgado (8).

La función principal de este grupo de compuestos es actuar como coenzima en el transporte de fragmentos simples de carbono. El ácido tetrahidrofólico es un portador de formil de carbón único, hidroximetilo o grupos metilo (6).

Tiene una acción importante en la síntesis de las purinas: guanina y adenina y de la pirimidina: timina, éstas son utilizadas en la formación de nucleoproteínas: ADN y ARN; esencial para el crecimiento, migración y multiplicación celular; necesarios para el cierre del tubo neural proceso que depende de una división celular rápida; y en la disminución de los niveles de homocisteína en sangre considerada factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares y trastornos durante el embarazo que pueden contribuir al bajo peso al nacer y a la mortalidad infantil ( 8 ).

El metabolismo del ácido fólico tiene la finalidad de lograr niveles adecuados de metilación del ADN, necesario para el proceso de morfogénesis. A través de la enzima metiltetrahidrofolato reductasa (MTHFR), se logra que el metabolito 5,10 metil tetrahidrofolato (5,10 MTHF) se transforme en 5 metil tetrahidrofolato (5 MTHF), y a su vez, este dé lugar al tetrahidrofolato (THF). Esta cascada de reacciones garantiza que se donen grupos metilo, imprescindibles para la metilación de la homocisteína, con la ayuda del cofactor B12, y logra la formación de la metionina y de la S adenosil metionina (SAM), la mayor proteína donante de metilo intracelular (4). Alteraciones en el gen de la Enzima 5,10 Metil Tetrahidrofolato Reductasa (MTHFR) (polimorfismos genéticos), pueden restringir la disponibilidad del tetrahidafolato, lo que provoca defectos congénitos (9).

Por otra parte en presencia del Adenosin difosfato (NAD), el ácido fólico se reduce a ácido tetrahidrofólico que es mucho más estable, este ácido participa en la conversión de la serina y glicina, la oxidación de la glicina, la metilación de la homocisteína a metionina con Vitamina B12 como cofactor de la metilación del precursor etanolamina a la vitamina colina (7).

El gen de la 5,10 Metil Tetrahidrofolato Reductasa (MTHFR) ha sido ubicado en el cromosoma 1 en la región 36. 3 del brazo corto, el error molecular que produce el defecto es el polimorfismo del gen que codifica para esta Enzima, en la cual existe una sustitución de citosina por timina en el nucleótido 677 (677 C-T) trayendo consigo la sustitución de alanina por valina. Una de cada siete personas de la población presenta este polimorfismo que provoca una E con menor estabilidad y nivel de actividad, responsable por ende del déficit de folatos. Estas mutaciones en la Metil Tetrahidrofolato Reductasa (MTHFR) no solo se asocian a la no disyunción productora de aneuploidías sino a otros defectos congénitos como los cardiovasculares y del sistema nervioso central (SNC) (9). La frecuencia de este polimorfismo en la población habla a favor de la suplementación preventiva del ácido fólico sintética y natural en la población.

Unido a la ya mencionada mutación de la Metil Tetrahidrofolato Reductasa (MTHFR) se han identificado otras que provocan alteraciones en Enzimas participantes en el metabolismo del ácido fólico y provocan sus deficiencias: Cistationin Beta sintetaza, 5 Metil Tetrahidrofolato Reductasa (MTHFR), homocisteína S metiltransferasa y la metionina sintetasa reductasa. (10)

** Gen que codifica para la E metionina sintetasa (MSR): sustitución de la adenina por guanina en la posición 66 (66 A-G).
** Gen que codifica para la E Metil Tetrahidrofolato Reductasa (MTHFR): sustitución de adenina por citosina en la posición 1298 (1298 A-C).
** Gen que codifica para la E MSR: sustitución de adenina por citosina en la posición 2756 (2756 A-C (10).

La absorción se produce fundamentalmente en la porción proximal del intestino delgado, donde los folatos presentes en los alimentos (principalmente poliglutamatos reducidos) son transformados a monoglutamatos para su absorción. Los monoglutamatos son absorbidos rápidamente, el metilFH4 por simple difusión y en el caso de los restantes monoglutamatos mediante un transporte activo. El folato absorbido se convierte en metil-FH4 en el intestino y en el hígado, y una porción es poliglutamada dentro del hepatocito. La mucosa del duodeno y la parte superior del yeyuno son ricas en la enzima dihidrofolato reductasa y es capaz de metilar o formilar a casi todo el folato reducido absorbido. Estudios recientes sugieren que el FH2, el FH4 y el formil FH4 son mejores sustratos para la formación de poliglutamatos que el metil FH4.

La mayor parte del folato presente en el suero se encuentra en forma libre, solamente una pequeña porción está unida a la albúmina. Dentro de las células, el metil FH4 actúa aportando el grupo metilo para la formación de metil B12 y como fuente de FH4 y otras formas enzimáticas como se describe anteriormente. Gran parte del monoglutamato es excretado con la bilis al intestino, desde donde puede ser reabsorbido.

Los niveles de folato en el organismo se mantienen por medio de los alimentos y de un ciclo enterohepático de la vitamina, donde el FH4 luego de ser transportado por la bilis es reabsorbido por el intestino con la subsiguiente entrega a los tejidos. Las concentraciones normales de folato sérico son superiores a 9ng/ml y 300 ng/ml en eritrocitos. Las reservas corporales de folatos son de 12-15 mg y son suficientes para 2-4 meses antes que se inicien los síntomas de deficiencia en caso de no suministro de esta vitamina. Los folatos, participan en una circulación enterohepática y son necesarios en el metabolismo de los aminoácidos. (11)

Fuentes de Ingreso, absorción y déficit de ácido fólico.

Las fuentes de ingestión son amplias y los más ricos son los productos animales como carne, hígado, huevo entero y leche, productos vegetales de hojas verdes, lentejas, garbanzos, naranjas, cereales integrales, semillas de sésamo y de girasol, raíces, la habichuela y el maní (13), en Cuba, por ejemplo, se fortifica la harina de trigo con hierro y ácido fólico. Por tanto, solo por el consumo de pan nuestra población logra una ingestión adicional de ácido fólico que equivale al 25% de los requerimientos diarios de esta vitamina (14). Aunque el incremento de la ingestión en forma natural de alimentos ricos en folatos no es tan eficiente en el incremento de las concentraciones séricas de ácido fólico como suplemento adicional y la fortificación de alimentos con esta vitamina para administrar a gestantes, mujeres en edad reproductiva y población en sentido general, siendo esta vía la más aconsejable (12).

El organismo absorbe aproximadamente el 50% del folato contenido en los alimentos, mientras que puede absorber el 85% en los alimentos enriquecidos y el 100% de los suplementos vitamínicos (12).

Debemos recordar que se puede perder del 50 al 95% de los folatos en el proceso de cocción y preparación, también se presentan pérdidas considerables durante el almacenamiento de los vegetales a temperatura ambiente (7). Por ser hidrosoluble puede ser eliminado por la orina (7).

Algunos medicamentos como los antiinflamatorios no esteroideos, metrotrexate, aspirina, aminopterín, y sustancias como el etanol y el cigarro inhiben la E folato conjugasa y por tanto producen deficiencias de las vitaminas con las consecuencias propias de sus deficiencias (13).

Las mujeres epilépticas que ingieren medicamentos como la carbamazepina, Valproato de sodio Magnesio o la Fenitoína, las féminas que ingieren píldoras anticonceptivas antes del embarazo y las diabéticas pueden presentar un déficit de ácido fólico producido por los efectos de los propios fármacos. Es importante en ellas el tratamiento preventivo Preconcepcional puesto que elevan su riesgo a los Defectos del tubo neural (DTN). Numerosos estudios han demostrado que la forma sintética del ácido fólico es el que ayuda a prevenir los defectos del tubo neural (13).

El déficit de ácido fólico puede deberse a factores genéticos y/o ambientales. Para que existan niveles adecuados de este metabolito debe de ocurrir una fisiológica interacción gen- ambiente. Estos factores pueden resumirse de la manera siguiente (14-15)


Acido folico. Su repercusion en la prevencion de defectos congenitos y enfermedades del adulto .3

Factores ambientales:

• Administración de medicamentos que alteran el metabolismo del ácido fólico. Por ejemplo, las drogas anticonvulsivantes, inhiben la enzima dihidrofolato reductasa. Anticonceptivos orales, alcohol, metrotrexate, cimetidina, cotrimoxazol, fluoruracilo, isoniacida, litio, etc. Déficit de ácido fólico por una cirugía gástrica, síndrome de mala absorción intestinal, desnutrición, o simplemente por la no ingestión de sus principales fuentes alimenticias.
• Dieta insuficiente.
• Aumento del consumo : embarazo, anemia hemolítica, dermatitis exfoliativa
Factores genéticos:
• Mutaciones en alguna de las enzimas que participan en el metabolismo del ácido fólico. Algunas de ellas se enumeran a continuación:

1. Metil tetrahidrofolato reductasa (MTHFR).
2. Cistationin beta sintetasa.
3. 5 Metil Tetrahidrofolato Reductasa (MTHFR) homocisteína S metiltransferasa.
4. Metionina sintetasa reductasa (MSR).

Estos eventos propician que no se remetile la homocisteína, y por tanto, exista una hiperhomocisteinemia y una reducción en la síntesis de la metionina. La hiperhomocisteinemia constituye un factor de riesgo importante para el embarazo y la salud fetal, ya que pueden originar defectos del tubo neural (DTN), abortos repetitivos, desprendimiento prematuro de la placenta, preeclampsia, entre otras complicaciones. (14)

Funciones del ácido fólico (14):

1. En la producción de glóbulos rojos, pues su déficit puede provocar un tipo de anemia Megaloblástica.
2. Permite el rápido crecimiento de la placenta y del feto, asociándose su déficit a la placenta previa.
3. Es necesario para producir ácido desoxirribonucleico (ADN) nuevo a medida que se multiplican las células.
4. Estudios recientes sugieren que previene enfermedades cardíacas y accidentes vasculares encefálicos.
5. Ayuda a prevenir ciertos procesos malignos, especialmente el cáncer de colon.

Los defectos de cierre de tubo neural y su relación con el ácido fólico.

Los defectos del tubo neural (DTN) son malformaciones muy graves del Sistema Nervioso Central (anencefalia, espina bífida, encefalocele), son responsables de mortalidad neonatal y postneonatal y de morbilidad en los niños que sobreviven. Su frecuencia parece variar con los factores sociales. El tubo neural es una estructura embrionaria que debe cerrarse entre la tercera y cuarta semana de gestación, por lo que la prevención para los defectos del tubo neural (DTN) debe realizarse de forma Preconcepcional.

Durante mucho tiempo se pensó que los defectos del tubo neural (DTN) seguían un modelo de herencia multifactorial, por tanto encontrar que el factor único más importante implicado en la causalidad de los defectos del tubo neural (DTN) es la deficiencia de una vitamina, fue un descubrimiento inesperado. Se observó que el riesgo de defectos del tubo neural (DTN) es inversamente proporcional a los valores séricos de ácido fólico, con un umbral de 200ug/l, por debajo del cual el defectos del tubo neural (DTN) resulta muy elevado, sumado a los valores bajos de folatos en madres con niños que presentaron defectos del tubo neural (DTN) se observó aumento en los valores de la homocisteína, sugiriendo que la anomalía bioquímica se produce en uno de los pasos del reciclado del tetrahidrofolato a homocisteína, explicado anteriormente, sin embargo no todas las madres con hijos con defectos del tubo neural (DTN) son homocigotas para el alelo mutante de la Metil Tetrahidrofolato Reductasa (MTHFR), lo que indica que los valores bajos de ácido fólico pueden ser causados por otros factores genéticos aún desconocidos o por simple deficiencia dietética.

No se sabe como contribuye este defecto Enzimático a la aparición de los defectos del tubo neural (DTN), ni si estos son el resultado directo de los elevados niveles de homocisteína, de los bajos niveles de metionina, o cualquier otro defecto metabólico (1). El descubrimiento de la deficiencia del ácido fólico en la aparición de los defectos del tubo neural (DTN) ha permitido importantes iniciativas en la salud pública, con la información oportuna a las mujeres sobre la suplementación dietética previa a la concepción puesto que en nuestro país la captación de la gestación es como promedio entre 10-11 semanas (para la realización oportuna del ultrasonido del primer trimestre), cuando ya el defecto congénito está presente. Los progenitores de niños con defectos del tubo neural (DTN) tienen un riesgo incrementado de recurrencia en futuras generaciones. (1)

Los defectos del tubo neural (DTN) son las malformaciones congénitas más frecuentes después de las cardiopatías congénitas, ocurren con una frecuencia de 1 a 3 por c/ 1000 nacimientos (6). Cada año nacen aproximadamente 400 000 recién nacidos con defectos del tubo neural (DTN) en todo el mundo, se estima que los gastos médicos y quirúrgicos anuales ocasionan que ocasiona este tipo de defecto en los EEUU superan los 200 millones de dólares (7).

Otras malformaciones:

Por otra parte las cardiopatías congénitas constituyen el 50% de todos los defectos congénitos y de ellas el 50% causa muerte en el primer año de vida. Algunas de ellas dependen de la migración de las células de la cresta neural cardiaca. Se ha involucrado a un gen en el transporte de folatos (RFC-1), cuyas variantes polimórficas G80/G80 y G80/A80, están estadísticamente asociados a estos defectos, por lo que en este caso también el ácido fólico sería una herramienta útil para su prevención.

Muchos estudios han reportado aumento en el riesgo de enfermedad coronaria isquémica, asociada con bajos niveles de ingestión o niveles séricos bajos de folatos calculándose que hasta un 10% de los padecimientos coronarios pueden deberse a hiperhomocisteinemia, la homocisteína es un aminoácido tóxico indispensable, que se encuentra normalmente en el organismo y su origen se debe al proceso de metilación de los aminoácidos. Los niveles de homocisteína mayores de 10mcm/l actúan como factor de riesgo cardiovascular para el infarto del Miocardio, tromboembolismo pulmonar y estenosis carotidea, igualmente se ha relacionado con la patogénesis de la enfermedad vascular y con la ateroesclerosis (15). El mecanismo involucrado se relaciona con los cambios en el efecto del fibrinógeno y la lipoproteína (LPa), que aumenta la coagulación y disminuye la capacidad vasomotora hasta provocar rigidez arterial (16).

Se ha asociado con la aparición de labio leporino y paladar hendido, malformaciones del tractus urinario como la extrofia de vejiga, de las extremidades, de defectos de Pared Abdominal como la gastrosquisis u onfalocele (17,19).
Las mujeres embarazadas necesitan ácido fólico adicional para la eritropoyesis, también ayuda al rápido crecimiento de la placenta y el feto lo necesita para producir nuevo ADN a medida que se multipliquen las células. Sin la cantidad necesaria pudiendo llevar al desarrollo insuficiente del feto o placenta, estas mujeres con deficiencia de ácido fólico presentan mayor riesgo de tener un hijo prematuro (20).

El ácido fólico y el síndrome de Down (SD)

El síndrome de Down (SD) constituye una aberración cromosómica que se caracteriza por la presencia de 3 copias de genes localizados en el cromosoma 21 (trisomía 21). En muchos casos este cromosoma extra se debe a un fallo durante la segregación cromosómica normal durante la meiosis (no disyunción meiótica), proceso que ocurre durante la ovogénesis en el 95% de los casos. Estudios experimentales y clínicos han demostrado que el fenómeno de la no disyunción está asociado a una inestabilidad cromosómica, y ella está relacionada con una hipometilación del ADN. En un experimento realizado con células de plantas y animales, se logró una hipometilación del ADN tratándolo con 5-azacitidina, y se observó inestabilidad cromosómica y aneuploidías. (18)

Teniendo en cuenta las evidencias anteriores, para muchos científicos le surgió la hipótesis que un metabolismo anormal del ácido fólico podría elevar el riesgo de trisomía 21, pues este compuesto es necesario para la metilación del ADN. Uno de los factores genéticos que podrían estar relacionados con este riesgo incrementado es el polimorfismo del gen que codifica para la enzima Metil Tetrahidrofolato Reductasa (MTHFR), en la cual existe una sustitución de citosina por timina en el nucleótido 677 (677 C-T), trayendo consigo la sustitución de alanina por valina en la proteína. Como consecuencia existen 3 posibles genotipos: C/C, con un 100% de actividad enzimática (genotipo normal); C/T, con un 35% de actividad enzimática (heterocigótico); y T/T con un 70% de reducción de la actividad enzimática. (7) Los genotipos C/T y T/T pueden predisponer una metilación aberrante del ADN y un incremento del riesgo de la no disyunción meiótica, elevándose el riesgo 2,6 veces de tener descendencia afectada, y según sea la mutación este riesgo podría incrementarse a 3. 2 veces (18,24)


Acido folico. Su repercusion en la prevencion de defectos congenitos y enfermedades del adulto .4

James y otros hallaron un incremento de las concentraciones de la homocisteína en plasma, disminución de los niveles de metionina como indicadores del funcionamiento del metabolismo del folato, así como una elevada frecuencia de los genotipos C/T y T/T para el gen que codifica la enzima Metil Tetrahidrofolato Reductasa (MTHFR) en madres de niños con síndrome de Down (SD) comparados con madres controles, que no presentaron hijos con síndrome de Down (SD), por lo que se llegó a la conclusión que de madres con el polimorfismo tuvieron un riesgo genético 2,6 veces mayor de tener un niño con síndrome de Down (SD), comparadas con aquellas que no presentaron el polimorfismo (24)

De forma general, se ha encontrado una elevada frecuencia de estos polimorfismos en madres con hijos con síndrome de Down (SD), y trisomía 18. Curiosamente no se ha asociado a otras trisomías, tanto de cromosomas sexuales como autonómicos, por lo que no constituye un factor de riesgo para la no disyunción en tales cromosomas. (25) El riesgo de tener descendencia con síndrome de Down (SD) se eleva aún más si persiste más de un polimorfismo en un mismo individuo. Este hallazgo fue valorado por el Departamento de Bioquímica de Irlanda, al determinar las variantes C/T o T/T del gen Metil Tetrahidrofolato Reductasa (MTHFR) y el G/G del gen MSR. (24)

Además de lo ya mencionado el ácido fólico junto con la vitamina B12, actúa en la formación de los glóbulos rojos normales ; previene las úlceras bucales, favorece el estado del cutis, retarda la aparición de las canas, ayuda a mantener la leche materna para la lactancia, protege contra el paritismo intestinal y la intoxicación alimentaria por comidas en mal estado, por otra parte se reconoce que ayuda a incrementar el apetito y estimula la formación de ácidos digestivos, forma parte para el tratamiento de ciertos trastornos menstruales y úlceras en miembros inferiores. (25)

Existen investigaciones que relaciona el bajo consumo de ácido fólico con la osteoporosis. Artritis reumatoidea, cataratas, constipación, aunque no existen todavía suficientes evidencias clínicas (21).

Consumir determinadas dosis de ácido fólico acelera la velocidad de procesamiento de información y la memoria en las personas adultas, según una investigación publicada en la revista The Lancet. Los especialistas relacionan los cambios de las funciones cognitivas por la vejez con el riesgo a sufrir demencia durante la tercera edad (24).

Científicos holandeses concluyeron que ingerir complementos de ácido fólico -o folato- durante tres años continuos mejora el rendimiento mental, en personas de entre 50 y 75 años de edad. Estudios anteriores habían señalado, como factores de riesgo, a las bajas cantidades de folato y las elevadas concentraciones de homocisteína en la sangre de los adultos, causas relacionadas con una actividad cognitiva escasa (30). Seleccionaron 818 individuos de ambos sexos con altas concentraciones de homocisteína para suministrarle, a un grupo de ellos, 800 microgramos diarios de folato, y placebo a otro. Las pruebas de memoria y velocidad en el procesamiento de información arrojaron resultados positivos en los consumidores de ese ácido, y no ocurrió así en los que recibieron la sustancia inocua. En ese grupo los niveles de homocisteína en la sangre disminuyeron, sostuvieron los doctores, lo que indica un aumento en la agilidad y capacidad mental.

Ese incremento, insistieron, trajo como resultado que los sometidos a las pruebas presentaran un rendimiento cognoscitivo equivalente al de personas cuatro o cinco años menores (24,25).

El alcoholismo (toxicomanía con trascendencia individual, familiar y social) por su parte disminuye la absorción de folatos, provocando su deficiencia lesiones hepáticas, que van desde esteatosis y una hepatitis, hasta una cirrosis con marcada fibrosis del hígado (23).

Ácido fólico y cáncer

El cáncer, neoplasia o tumor puede considerarse una enfermedad genética, que se desarrolla en organismos superiores, en la mayoría de los tejidos y en todo tipo de célula somática (no se trasmiten de padres a hijos por herencia, para ello debe existir una predisposición o susceptibilidad a la mutación) también en las células germinales en algunos cánceres hereditarios (sí se trasmite a la descendencia, una vez trasmitido el afectado se convierte en portador y lo transmitirá de acuerdo con las reglas de la herencia mendeliana. por lo general dominante si es un oncogén y recesivo si se trata de un gen oncosupresor mutado) uno de estos tipos de cáncer mejor conocidos es el de mama que tiene este carácter en un 5-10% de los casos (32). Respecto a la carcinogénesis, la deficiencia de folato puede contribuir a una defectuosa síntesis de ADN favoreciendo la aparición neoplásica por la disponibilidad de metionina, lo cual interfiere en la metilación normal del ADN. La contribución de los folatos al riesgo de cáncer no está definida completamente, sin embargo existen evidencias considerables de que un estado deficiente de folatos se asocia con riesgo de cáncer colorrectal, gastrointestinal, de cuello uterino y mama (6).

Mencionaremos a continuación algunos de los hallazgos clínicos referentes al ácido fólico y su relación con el cáncer (4,14)

 La deficiencia de folato afecta el gen involucrado en la inhibición de la formación de tumores.
 Existe una relación inversa entre el consumo de ácido fólico y el desarrollo de cáncer de colon.
 Después de 5 años de consumo de ácido fólico, se reduce en un 20% el riesgo de presentar cáncer de colon.
 Existe una relación inversa entre los niveles de folatos y el riesgo de presentar pólipos adenomatosos en el colon distal y colitis ulcerativa.
 Los hombres con consumo de suplementos vitamínicos reducen su riesgo de cáncer de colon en un 60%.
 El uso prolongado de ácido fólico y vitaminas del complejo B, en mujeres, reduce la incidencia del cáncer de colon en un 75%.
 La ingesta elevada de folatos disminuye el riesgo de cáncer de mama, incluso el asociado con el alcohol, en un 25%.
 La deficiencia del ácido fólico aumenta la incidencia de la leucemia linfocítica aguda en 4. 3 veces.

Otras bondades del ácido fólico (4,14):

 Cuando se combina con la cianocobalamina aumenta la fertilidad femenina.
 Disminuye el riesgo en la infección con papiloma virus humano y la displasia cervical.
 Disminuye la prematuridad y el bajo peso al nacer.
 Previene la Enfermedad de Crohn.
 Previene la depresión y mejora el estado de ánimo.
 Corrige el déficit de folatos que producen algunos medicamentos como los anticonvulsivos y los contraceptivos orales.
 Retrasa el avance de la esclerosis múltiple.

CONCLUSIONES.

Si las bondades del ácido fólico son tantas, si con su utilización se mejora la calidad de vida, se reduce el nacimiento de individuos con defectos congénitos, se hace más saludable la vida de los que ya están en la tercera edad, mejora la salud materno infantil y si además el producto está disponible, los recursos humanos están formados y la organización en la sociedad permite trabajar aplicando los principios de la integración multidisciplinaria e intersectorial, podemos trabajar en este campo por el bien de la sociedad y la calidad de vida de los seres humanos.

No hay una píldora mágica, pero presten atención al ácido fólico.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS.

1. Thompson: Genética de los trastornos con herencia compleja. Sexta Edición. Año 2001. Cap. 15. Pág. 1-23. Formato pdf.
2. Méndez García R. El valor del ácido Fólico en la prevención primaria de defectos congénitos y otras enfermedades del ser humano. Rev. Cubana de Genética Comunitaria. Centro Nacional de Genética Médica. Ciudad de la Habana. Vol. 2 # 1 Enero- abril 2008 pág. 6- 10.
3. Cardellá Rosales L [et-al]. Bioquímica Humana. Editorial Ciencias Médicas, Ciudad de la Habana 2007, Cap. 15. Nutrición. Pág. 288-301.
4. Lardoyet Ferrer R. Taobada Lugo N [et-al] Fundamentos del ácido fólico en la prevención primaria farmacológica de defectos congénitos. Rev Cub de MGI. Vol 2 # 1 Ciudad de la Habana Enero- abril 2005. Formato PDF. Pág. 1-10.
5. McLone DG. The etiology of neural tuve defects: the rol of folic acid. Childs Nerv Syst. 2003; 19 (7-8), 537-539.
6. Mahan D, Arlin G, Nutrición y dietoterapia de Krause. Editorial interamericana McGraw-Hill. Décima Edición. AMC, enero- marzo. 2003; 45: 1-9.
7. Stephen P. Modertely elevated plasma homocísteina: MTHF genotype, and risk for stroke, vascular dementia, and Alzheimer disease. Stroke; 2002; 33:2351-6.
8. Tang LS. Wlodarezyk BJ. Santillano DR, Miranda RC. Develepmental consequences of abnormal folate transport diring murine herat morphogenesis. Birth defects Res A clin MolTeratol. 2004; 70: 449-58.


Acido folico. Su repercusion en la prevencion de defectos congenitos y enfermedades del adulto .5

9. Froost P. Blom HJ, Milos R, A candidate genetic risk factor for vascular disease: a common mutation in methylenetetrahydrofolate reductase. Nat Gene 1995: 10: 111-3.
10. James SJ, Pogribna M, Pogribny PJ, Melnik S, Hine JR, Gibson BJ. Abnormal folate metabolism and mutation in the methylenetetrahydrofolate reductase gene may be maternal risk factors for Down syndrome. Am J Clin Nutr 1999; 70:495-501.
11. Arnold Christianson, Bernadette Modell. Annual Reviews of Genomics and Human Genetics, University of Witwatersrand Johannesburg, South Africa; 2005; 34: 36-42.
12. Herrera Padrón M. Ácido Fólico y embarazo. Consultas Médicas, Periódico Granma. 2008.
13. Wald N J Folic Acid and the Prevention of Neural Tube Defects. New England J. Med 2004; 350 (2): 101-3.
14. González González A. I, García Caraballo M Ma, Ácido Fólico en Atención Primaria de salud. Centro de Salud El Greco – Madrid. Formato PDF. 2003: 1-6.
15. Molly, A, M; Scott, J, M. Foliates and prevention of disease. Public Health Nutr. 2001; 4 (2B): 601-9.
16. Botto L. D. Vitamin Supplements and risk for congenital anomalies. Am J Med Genet C Semin Med Genet. 2004; 191: 12-18.
17. Siega-Riz. A, M. Second Trimester folate status and preterm birth: American journal Obstretic and Ginecology. 2004; 191: 12-18.
18. Cavalli P, Bosi A, Bassi D. Down's syndrome. Lancet 2003; 361 (9366):1331-5.
19. Botto L. D. Vitamin Supplements and risk for congenital anomalies. Am J Med Genet C Semin Med Genet. 2004; 191: 12-18.
20. Siega-Riz. A, M. Second Trimester folate status and preterm birth: American journal Obstretic and Ginecology. 2004; 191: 12-18.
21. Stephen P, Moderately Elevated plasma homocysteine, MTHF genotype, and riek for stroke, vascular dementia. 2003; 33: 2351-2356.
22. Mac Donald SD, on S, Tam L [et-al]. The prevention of congenital anomalies with periconceoptional folic acid supplementation. J Obstetric Gynaecol Can. 2003; 2:115-21.
23. Boushey CJ. A quantitative assessment of plasma homocysteine as a risk factor for vascular disease: Probable benefits of increasing folic acid intakes, JAMA, 2002; 74: 1049-57.
24. Cabrera Luque J, Herráez Sánchez A. Texto ilustrado de Biología Molecular e Ingeniería Genética: Conceptos, técnicas y aplicaciones en ciencias de salud. Editorial Ciencias Médicas. Ciudad de la Habana, 2001. Tema 30: 412-434.
25. Suárez del Rondero MP. Ácido Fólico: nutriente redescubierto. Acta Médica costarricense, 2003; 45 (1): 1: 5-9.