Revista Electronica de PortalesMedicos.com - http://www.portalesmedicos.com/publicaciones
Inocencia y perversidad. ¿Y que sucedio con los fundamentos?
http://www.portalesmedicos.com/publicaciones/articles/4296/1/Inocencia-y-perversidad-Y-que-sucedio-con-los-fundamentos.html
Autor: María Francisca Casartelli Graciela
Publicado: 16/04/2012
 

Desde una perspectiva político-social, abordamos el inicio de la vida, que cuenta con un proceso que le es propio “inocente” (no se rige por reglas culturales) y como “poder” a disposición del hombre para perpetuarse en otros. Desarrollo que puede ser interrumpido por una voluntad extraña, en su comienzo (fecundación) y en su fin (muerte).

Discutimos sobre la responsabilidad social que les cabe a los autores individuales en tal evolución; de los protagonistas; la función del estado; de la posición de determinados estratos sociales y de la ciencia, que coadyuvan a entorpecer y aún anular, el bienestar que debería implicar este “aterrizaje” y transición del ser, durante el tiempo que le es asignado como destino natural, para habitar el planeta.


Inocencia y perversidad. ¿Y que sucedio con los fundamentos? .1

Inocencia y perversidad. ¿Y qué sucedió con los fundamentos?

Autor: Casartelli Graciela María Francisca

Breve biografía: Graciela María Casartelli nació Córdoba, Capital (Argentina), donde reside actualmente.
Es Licenciada en Psicología y Magíster en Ciencias Sociales (Universidad Nacional de Córdoba) y su vida profesional la ha desempeñado en los ámbitos estatal y privado, dedicándose fundamentalmente a la Gerontología e Investigación Social.

Reseña del artículo

Desde una perspectiva político-social, abordamos el inicio de la vida, que cuenta con un proceso que le es propio “inocente” (no se rige por reglas culturales) y como “poder” a disposición del hombre para perpetuarse en otros. Desarrollo que puede ser interrumpido por una voluntad extraña, en su comienzo (fecundación) y en su fin (muerte).

Discutimos sobre la responsabilidad social que les cabe a los autores individuales en tal evolución; de los protagonistas; la función del estado; de la posición de determinados estratos sociales y de la ciencia, que coadyuvan a entorpecer y aún anular, el bienestar que debería implicar este “aterrizaje” y transición del ser, durante el tiempo que le es asignado como destino natural, para habitar el planeta.

Review of the article

From a social-politic perspective, we approached the beginning of the life that counts on a process that are to him own “innocent” (it is not in force by cultural rules) and like “being able” at the disposal of the man to be perpetuated in others. Development that can be interrupted by a strange will, in his beginning (fertilization) and his aim (death). We discuss on the social responsibility that it fits to them to the individual authors in such evolution; of the protagonists; the function of the state; of the position of certain social layers and of the science, that help to obstruct and still to annul, the well-being that would have to imply this “landing” and transition of the being, during the time that is assigned as natural destiny to him, to inhabit the planet.


La vida es la mayor inocencia y el mayor poder con que contamos. Es “inocente”, porque sigue un camino pre – establecido desde su origen. ¿Origen? : El que cada uno de acuerdo a sus creencias, le otorgue.

Lo cierto es que a modo de milagro, es decir, sin tener un conocimiento inobjetable, desde dónde y porqué, la tenemos temporalmente y determina una entidad física, que ocupa un espacio en el mundo. “Entidad física” sumamente compleja y perfecta, que siempre busca el equilibrio entre las condiciones conferidas por su existencia y las circunstancias externas a la que se halla sometida.

Consideramos aquí, el aspecto de “inocencia” (1), circunscribiéndolo a aquellas partes con la que fue dotada para multiplicarse, es decir, continuarse en otros seres subsiguientes. Elementos y procesos, que se buscan y producen, sin tener en cuenta ley o principio moral humano alguno. Estos últimos, fueron creados por los hombres, a través de una sociedad y su cultura.

La vida no confiere lugar a una especulación selectiva, en cuanto si surge del producto de una “violación” (2) entre los seres protagónicos en darle lugar; de la unión de qué raza o edad aceptada por la cultura; si ocurre por la “manipulación genética” o mecánica de algún científico, o si hubo algún defecto o accidente en el sumario de procreación del nuevo ser.

Tiende a resistirse, cuando de algún modo incidental se trata de alterar su curso predestinado de acción; ya sea este último, la concreción de un ser que verá la luz en virtud del destino natural programado o que el mismo pierda existencia respecto al mismo plan, excediendo la voluntad y/o conocimiento humanos para preservarlas. En caso del primer camino, sólo trances discrecionales del accionar humano, según el estado de la evolución de conocimiento racional, pueden evitar que el suceso de fructificación se produzca.

El curso de la vida, obedece a principios de selectividad que le son propios, y somos nosotros quienes recibimos, sin lugar a protestas espontáneas, las condiciones que se nos impone en el plan que tiene prescripto.

Es el “mayor poder” (3) con el cual hemos sido dotados, porque es el único evento, que puede trascender la existencia física actual. Nuestros hijos heredan rasgos, temperamento y talentos de quienes los procreamos y también nos preceden.

Desde la fecundación, existe una “entidad separada de sus propiciadores”; quedando a expensas del recurso femenino, el desarrollo que culminará en la luz para un nuevo ser.

Existen debates ideológicos, del derecho y las ciencias; así como de creencias (en especial referidas a las diferentes “religiones” del mundo y sus concepciones respecto de la vida y de la muerte (4) y otros mitos) acerca de cuándo y cómo, esta nueva “entidad”, cobra independencia y derechos como persona, acerca de sí misma. Y, el juzgamiento de la interrupción de su desarrollo, por parte de la voluntad humana ajena al proceso en sí, se encuadra como un delito (en este caso crimen), o no.

Así es, que pasa a ser arbitrio de la cultura de la sociedad en la que están incluidos los progenitores, si de “delito” (5) se trata. Existen quienes tienen la postura, que para evitar una transgresión, son necesarios los agentes que resguarden el orden y el castigo a quienes delinquen.

Pero, el “delito consumado” (6) es casi siempre, el último eslabón de una cadena de cuestiones que hacen a la prevención y a la educación.

¿Delinque quién es “ignorante” de los efectos de sus actos? Si personas en edad reproductiva, no son instruidos en lo relativo a las consecuencias de lo que el instinto, con sus cargas de impulso y ceguedad propician y se les trasmite de qué se trata, sus resultados y cómo evitar (prevenir), los resultados no esperados: ¿Quiénes son entonces, los reales culpables que un delito que podría ser evitado, se produzca?

Pues, a mi entender, tales fiadores son los encargados de educar y de brindar los elementos necesarios a las personas, que son seres racionales, para evitar la producción del delito. ¿O es culpable el hambriento, de engullir el primer bocado que está a su alcance?

El estado (7) es el primer comprometido en garantizar el bien común, el derecho y la justicia. Las otras instituciones, deben sujetársele. Y es el “estado” el que debe observar y buscar, una equidad de distribución de bienes (materiales y culturales) y de servicios, para los que integran su sociedad.

Sin adherir a una teoría de corte malthusiana (8) es de esperar del “estado”, procure la guía necesaria, para originar en las conciencias de los ciudadanos el sentido fundamental de una responsabilidad (9) solidaria (10) con sus semejantes. (Los que están y los potenciales a sumarse, a través de nuestros actos)

Esta cuestión, excede a las creencias de las personas para transformarse en una responsabilidad social y por ende política.

Carecen de solidaridad, aquellos que se enriquecen desmedidamente: Abusadores (11) de la gracia del éxito económico y a los que me animo a encuadrarlos como “psicópatas” (12), que sólo buscan satisfacer sus mezquinos deseos, sin tener en cuenta la brecha feroz y abismal que su proceder, crea con cúmulos de personas que habitan en la miseria.

Pero también, están faltos de solidaridad, quienes careciendo de los medios básicos que permitan un ámbito adecuado para el desarrollo físico, cultural y social esencial a la prole y siendo parte igualmente de la pobreza de sus contiguos, se llenan de hijos; desligándose de tal responsabilidad, en espera que alguna mano mágica, los supla.

No obstante, este segundo tipo de carencia de solidaridad, puede considerársele también, con trazos de “maligna” (13), como el primer caso citado de “abusadores, psicópatas”. Y esto, atañe a los seres que procrean desmedidamente, en condiciones paupérrimas. (14) Pues, saben de antemano, que salvo raras excepciones, las cuales no hacen a la regla, vienen condenados a la miseria, al abandono y otros males consecuentes. Y, aquí, nos damos nuevamente de frente, con la dimensión de las creencias (Ver aporte de la autora, al pie) (15); pues estas personas pueden presentar disímiles concepciones sobre lo correcto; dada su condición de marginalidad. (16)

El estado, es el responsable de generar políticas de salud, que conlleven tareas preventivas eficientes para evitar la concepción de gestaciones no deseadas, por quienes se relacionan sexualmente, sin la información adecuada de sus consecuencias.


Inocencia y perversidad. ¿Y que sucedio con los fundamentos? .2

Así como de concientizar la necesidad de la planificación familiar: Planificar la magnitud de la prole que estará a cargo de la familia, en proporción a sus posibilidades económicas y afectivas. Prevenir, es la principal tarea de orden racional, para que se alcance un equilibrio entre la cantidad de miembros de cada grupo familiar y social y la capacidad de brindarles el bienestar básico necesario.

Y es fundamental, igualmente, su función de exigir el equilibrio entre la producción y distribución de recursos… Tanto en lo referido a la postura de a los abusadores insaciables de dinero y dominación de toda índole; como de aquellos con menor disposición, inserción o acceso a una postura racional en lo referente a cómo proteger las consecuencias de sus instintos naturales en perjuicio de los demás; pues favorecen la reproducción de la pobreza en todas sus formas.

Respecto a las políticas de dádivas y subsidios a ultranza (17) que alientan tales escenarios (18), merecerían ser calificadas en esta actitud como “criminales”, para los nuevos seres que “inocentemente”, son lanzados a un medio sujeto de privaciones elementales. Y no nos referimos aquí, a situaciones puntuales de emergencia donde sí son necesarias. Pues sería utópico considerar que un país transcurra su historia en “crisis”; pues ésta dejaría de ser tal, para conformar un contexto típico permanente. Encubrimiento, que daría a la trama, un trasfondo oculto de perversidad deliberada en cuanto a “inflar” la magnitud de los recursos, que realmente no existen.

¿Para qué sirven los avances técnicos y científicos de toda índole, si no es primeramente, para favorecer al hombre, a efectos de una existencia plena; con satisfacción de sus requerimientos primordiales, en ambientes sustentables y /o sostenibles?

“El ámbito del desarrollo sostenible puede dividirse conceptualmente en tres partes: ecológico, económico y social. Se considera el aspecto social por la relación entre el bienestar social con el medio ambiente y la bonanza económica. El triple resultado es un conjunto de indicadores de desempeño de una organización en las tres áreas.

Deben satisfacerse las necesidades de la sociedad como alimentación, ropa, vivienda y trabajo, pues si la pobreza es habitual, el mundo estará encaminado a catástrofes de varios tipos, incluidas las ecológicas. Asimismo, el desarrollo y el bienestar social, están limitados por el nivel tecnológico, los recursos del medio ambiente y la capacidad del medio ambiente para absorber los efectos de la actividad humana.

Ante esta situación, se plantea la posibilidad de mejorar la tecnología y la organización social de forma que el medio ambiente pueda recuperarse al mismo ritmo que es afectado por la actividad humana… (19)

Porque no se relaciona únicamente con las necesidades básicas, sino también debe mencionarse los perjuicios que nos procuramos en forma recíproca en nuestras ambiciones desmedidas. A los alimentos, se suma entre otros, la exigencia de disponer de agua potable. Y si de daños se trata, mencionamos sólo a modo indicativo, los contaminantes; por no agregar miles de fabricaciones y construcciones, que están destinadas a larga (y también a la corta, como sucede con los armamentos), a la destrucción del ser humano; sin importar de qué bando se trata.

Todos somos individuos valiosos que venimos al mundo, requiriendo de bienes de diferente índole para asegurar nuestro desarrollo armónico como persona.

En otro orden de ideas y sólo a modo de apunte: ¿Cuál es la conciencia de prolongar la vida inexorablemente, con medios no compatibles al mandato de la naturaleza en su “inocente” curso? Y, en la determinación del sufrimiento alargado de personas cuyo tiempo singular se ha agotado con el argumento de principios utópicos, cuyo único fin real es “exprimir” los bienes materiales que posee él mismo o su familia, sin importar la calidad de vida o de muerte, a la que se los somete.

He aquí, otra forma de abuso solapado e inescrupuloso, que lejos está de procurar el bienestar del prójimo, como principio ineludible de lo que llamamos “Ciencia” (20).

¿Sobre qué pilares estamos parados y hacia dónde vamos, si cada persona e institución, no asume la responsabilidad social y política que les corresponde, respecto de la calidad de vida de las personas, desde el transcurso de su concepción hasta el final de sus vidas?

Bibliografía y referencias citadas

1. Ingenuidad, candidez, candor, pureza, virginidad, sencillez, simplicidad. (sinónimos) Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos de la Lengua Española Vox. © 2007 Larousse Editorial, S.L.

2. f. Acción y efecto de violar.
DER. Genéricamente, quebrantamiento o infracción de una norma jurídica; esp., delito contra la libertad sexual consistente en tener conjunción carnal con una persona, sin la concurrencia de la voluntad de esta. Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.

3. Poder s. m.
1 Autoridad para mandar, dominar o influir sobre los demás.
2 Gobierno de un estado: subir al poder.
3 Cada una de las tres funciones básicas del gobierno de un país.
— ejecutivo Órgano de gobierno que tiene la función de gobernar y hacer cumplir las leyes.
— judicial Órgano de gobierno que tiene la función de administrar justicia.
— legislativo Órgano de gobierno que tiene la función de dictar y reformar las leyes.
4 Capacidad de una persona para actuar de determinada manera: poder de convicción.
5 Fuerza o eficacia que tiene una cosa para producir un efecto: poder de destrucción de una bomba.
6 Autorización que da una persona a otra para que haga alguna cosa en su lugar: dar poderes a un notario.
NOTA Normalmente en plural.
7 Propiedad o posesión de una cosa: la isla pasó a poder del enemigo.
Diccionario Manual de la Lengua Española Vox. © 2007 Larousse Editorial, S.L.

4. Los datos sobre las religiones en el mundo suministrados por el World Christian Database permiten conocer que la población musulmana es actualmente la más numerosa, con 1.322 millones de fieles, superando a la población católica, que suma alrededor de 1.115 millones. El total de población cristiana, reuniendo católicos, protestantes, anglicanos, ortodoxos y evangelistas, sigue siendo mayoritaria en el mundo, con 2.153 millones de creyentes. A cristianos y musulmanes les siguen en número el hinduismo, con 870 millones; el budismo, con 378 millones y el judaísmo, con 15 millones. 722 millones, finalmente, no se identifican con ninguna religión…
Fuente: Editorial | El Clarín | 25.05.07 |
http://fuerzademocrata.bligoo.com/content/view/37455/Las-Religiones-en-el-Mundo.html#content-top

5. culpa, falta, pecado, crimen, asesinato, atentado. (sinónimos).Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos de la Lengua Española Vox. © 2007 Larousse Editorial, S.L.

6. consumado, consumada
adjetivo
acabado, perfecto, completo, hecho, concluido*.
Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos de la Lengua Española Vox. © 2007 Larousse Editorial, S.L.

7. Casartelli, Graciela María. Principales concepciones del estado y sus funciones.
http://www.monografias.com/trabajos16/estado-funciones/estado-funciones.shtml

8. Thomas Malthus, Ensayo sobre el principio de la población, Madrid, 1846, Texto completo

“La teoría malthusiana sostenía que mientras el crecimiento de la población en el mundo se daba en forma geométrica, la producción de alimentos aumentaba en progresión aritmética”. Fuente
http://edant.clarin.com/diario/1999/10/12/e-03305d.htm

9. Responsabilidad s. f.
1 Obligación moral o jurídica de responder de algo propio o ajeno. irresponsabilidad.
2 Capacidad de compromiso o de cuidado de una persona consigo misma y con todo lo de alrededor: los padres tienen la responsabilidad de alimentar y educar a sus hijos. Diccionario Manual de la Lengua Española Vox. © 2007 Larousse Editorial, S.L.


Inocencia y perversidad. ¿Y que sucedio con los fundamentos? .3

10. solidario, -ria adj.
1 Que se une a una causa: cualquier compromiso solidario debe ser respetado.
2 Se aplica a la persona que defiende o apoya una causa o el interés de otros.Diccionario Manual de la Lengua Española Vox. © 2007 Larousse Editorial, S.L.
adj. Que muestra solidaridad (comunidad, adhesión).Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.

11. abuso
1 exceso, extralimitación, demasía, desmán (sinónimos)
2 tiranía, despotismo, tropelía, opresión, arbi¬trariedad, atropello, desmán, desafuero, alcaldada. (sinónimos)
Tiranía, despotismo y tropelía se refieren a los abusos en grado extraordinario de cualquier poder o autoridad; alcaldada se refiere principalmente al abuso cometido por un alcalde y se construye con los verbos dar, hacer y meter.
3 licencia*, osadía, atrevimiento*, desenfreno, libertinaje. (sinónimos)
Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos de la Lengua Española Vox. © 2007 Larousse Editorial, S.L.

12. La Psicopatía o personalidad psicópata es un trastorno de personalidad antisocial. “Los psicópatas no pueden empatizar ni sentir remordimiento, por eso interactúan con las demás personas como si fuesen cualquier otro objeto, las utilizan para conseguir sus objetivos, la satisfacción de sus propios intereses. No necesariamente tienen que causar algún mal...La falta de remordimientos radica en la cosificación que hace el psicópata del otro, es decir que el quitarle al otro los atributos de persona para valorarlo como cosa es uno de los pilares de la estructura psicopática. Los psicópatas tienden a crear códigos propios de comportamiento, por lo cual sólo sienten culpa al infringir sus propios reglamentos y no los códigos comunes. Sin embargo, estas personas sí tienen nociones sobre la mayoría de los usos sociales, por lo que su comportamiento es adaptativo y pasa inadvertido para la mayoría de las personas. (continúa). Tomado de http://es.wikipedia.org/wiki/Psicopat%C3%ADa.Otra síntesis sobre el término, puede consultarse en
http://www.pulevasalud.com/ps/subcategoria.jsp?ID_CATEGORIA=103053&RUTA=1-747-1159-2212-103053 y en
http://www.psico-web.com/psicologia/psicopatia-trastorno_antisocial-01.htm entre mucha otra biografía especializada en el tema.
13. maligno, -na adj.
(acepción) 3. Que causa o puede causar un daño. perjudicial, nocivo. (sinónimos) (continúa…)
Diccionario Manual de la Lengua Española Vox. © 2007 Larousse Editorial, S.L.

14. http://www.econlink.com.ar/andrea-fabiana-mac-donald/pobreza
15. A título de experiencia personal, en mi juventud activa, trabajé en proyectos psicosociales para erradicación de “Villas de Emergencia”. Ante la visión de la miseria, en mujeres solas, deterioradas en su aspecto, con ocho o diez hijos que no tenían cómo mantener, solía instarlas que fueran al “Dispensario médico” a fin que las asesoraran sobre los métodos anticonceptivos. Me solían mirar con gran sorpresa, porque no lo habían siquiera imaginado; o ni ningún médico que había consultado por la salud de sus hijos se lo habían sugerido, o porque el “Cura” que trabajaba allí, le dijo que eso era un “pecado”. En otras conversaciones surgió que era deber del estado de ayudarlas a mantener la prole y que los más “ricos”, no tenían muchos hijos porque son “egoístas”.

16. “marginalidad” marginal adj.
1 Que es secundario o poco importante.
2 Se aplica a la persona que vive una situación de aislamiento y rechazo a causa de la falta de integración en un grupo o en la sociedad. marginado….
4 Se aplica a la persona o grupo de personas que vive o actúa fuera de las normas sociales establecidas.Diccionario Manual de la Lengua Española Vox. © 2007 Larousse Editorial, S.L.

“El término marginalidad es sumamente confuso. No solamente existen grandes diferencias conceptuales según el contexto histórico, social, económico, político y cultural, sino sobre todo, la conceptualización de la marginalidad y de la marginación adquiere características hasta contradictorias según la teoría empleada y el contexto ideológico…
http://crefal.edu.mx/biblioteca_digital/coleccion_crefal/retablos%20de%20papel/RP03/tiii.htm

17. Un ejemplo claro actual (2011) en Argentina, son los que se otorgan “por hijo”, lo que ha provocado como es de público conocimiento, el aumento de mujeres solas embarazadas, que dejan sus trabajos habituales por lo general de poca calificación, pero que les permite autosostenerse en forma independiente; alegando que podrán “arreglárselas” con tales subsidios y generando una dependencia permanente del estado.

18. http://www.argentina.ar/_es/pais/C2616-asignacion-universal-por-hijo.php
http://autorneto.com/Referencia/Noticias-Mundiales/Opini%C3%B3n/Pobreza-funcional-versus-crecimiento-en-Argentina/

19. (Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Desarrollo_sostenible)

20. “La ciencia garantiza, a través de las leyes que descubre, la capacidad de predecir los fenómenos que investiga y con ello la posibilidad del control tecnológico de estos. La ciencia, organizada a través de sus disciplinas y subdisciplinas, permite el conocimiento necesario para el control de la naturaleza. Esa capacidad de predicción y control ofrece la oportunidad de poner la naturaleza al servicio del hombre y su bienestar. La capacidad humana de controlar la naturaleza es infinita. El conocimiento siempre nos permitirá dominarla…”. -en referencia a Vannevar Bush, “La ciencia, frontera sin límites” (1945)-