Revista Electronica de PortalesMedicos.com - https://www.portalesmedicos.com/publicaciones
Cuerpo extraño bronquial. Una patologia insospechada
https://www.portalesmedicos.com/publicaciones/articles/4598/1/Cuerpo-extrano-bronquial-Una-patologia-insospechada.html
Autor: Dr. José María Ferreras Amez
Publicado: 30/08/2012
 


Los cuerpos extraños bronquiales en pacientes adultos constituyen una entidad clínica poco frecuente. La clínica larvada los hacen pasar desapercibidos, con periodos de latencia largos. Presentamos el caso de un varón, sin antecedentes de atragantamiento, con clínica de disnea persistente y con imagen en la TAC de lesión nodular endobronquial. Finalmente la Broncoscopia fue la que estableció el diagnóstico de cuerpo extraño.


Cuerpo extraño bronquial. Una patologia insospechada .1

Cuerpo extraño bronquial. Una patología insospechada

Bronchial foreign body. An unsuspected pathology.

José María Ferreras Amez (*), Ignacio Andrés Bergareche (*), Víctor Abadía Gallego (**), Marco Sarrat Torres (*), Ángel Vicente Molinero (*).

* Servicio de Urgencias. Hospital Royo Villanova. Zaragoza.
** Servicio de Urgencias. Hospital Miguel Servet. Zaragoza.

Resumen.

Los cuerpos extraños bronquiales en pacientes adultos constituyen una entidad clínica poco frecuente. La clínica larvada los hacen pasar desapercibidos, con periodos de latencia largos. Presentamos el caso de un varón, sin antecedentes de atragantamiento, con clínica de disnea persistente y con imagen en la TAC de lesión nodular endobronquial. Finalmente la Broncoscopia fue la que estableció el diagnóstico de cuerpo extraño.

En pacientes ancianos o con factores de riesgo hay que tener presente siempre en el diagnóstico diferencial de la disnea la posibilidad de aspiración de cuerpo extraño. Pudiendo haberse producido con mucha anterioridad y sin clínica típica.

Summary.

Bronchial foreign bodies in adults are an uncommon clinical entity. The clinic could be unnoticed with long latency periods. We report the case of a man with no history of choking, with persistent dyspnea and CT image of endobronchial nodular lesion. Bronchoscopy was finally established the diagnosis of foreign body. In elderly patients or with risk factors must be always present in the differential diagnosis of dyspnea the possibility of foreign body aspiration.

Palabras clave: Cuerpo extraño. Broncoscopia. Tomografía computarizada.
Key words: Foreign body. Bronchoscopy. CT-scan.

Introducción:

Los cuerpos extraños bronquiales en pacientes adultos constituyen una entidad clínica poco frecuente a diferencia de la edad pediátrica (el grupo de menores de 3 años constituyen el 75% de los casos (1).

La presentación clínica en adultos depende del lugar de alojamiento del cuerpo extraño. La triada clásica de tos, disnea y cianosis sólo se presenta en un pequeño porcentaje de pacientes (2). Por tanto, puede pasar desapercibida o ser confundida con otras patologías como bronquitis, bronquiectasias y neumonías. En la población adulta los grupos de riesgo suelen ser ancianos, disminuidos psíquicos o individuos con alteraciones en la deglución por diferentes causas (3).

El caso que presentamos a continuación refleja lo insospechado a la hora de realizar el diagnóstico diferencial más frecuente en un paciente con disnea.

Caso Clínico.

Varón de 83 años, con antecedentes personales de EPOC, Neumonía previa en base derecha y en tratamiento con broncodilatadores beta-2 de acción larga y corticoides inhalados. Acude al servicio de Urgencias de nuestro Hospital tras ser remitido por su médico de atención primaria por clínica de infección respiratoria de vías altas.

El paciente ha presentado tos irritativa, sin cambios en el esputo en cuanto a coloración, sin fiebre y con ligero aumento de la disnea con el esfuerzo moderado.

En la exploración física inicial fue anodina, ligera hipoventilación general en la auscultación, encontrándose eupneico con frecuencias cardiacas de 70 por minuto y pulsioximetría periférica entorno a 93%.

Las pruebas de laboratorio, no demostraron leucocitosis ni neutrofilia. La gasometría arterial presentaba una PO2 inicial de 70 mmHg y el resto de parámetros en el rango de la normalidad. La radiografía de tórax no mostraba alteraciones pleuroparenquimatosas de evolución aguda.

Con la finalidad de intensificar tratamiento broncodilatador mediante nebulizaciones con mascarilla y corticoterapia intravenosa permanece 12 horas en la sala de observación.

Durante su estancia permanece sin oxígeno y con monitorización completa.

A pesar del citado tratamiento, el paciente desarrolla aumento de su disnea hasta hacerse de reposo, las alarmas advierten una taquicardia sinusal a 110-120 por minuto y un descenso en la saturación de 02 hasta 88% en vigilia.

Por este motivo se solicita una nueva gasometría arterial, nuevas pruebas de laboratorio y un dímero D (con finalidad predictiva negativa).

La nueva gasometría manifiesta el empeoramiento clínico con PO2 de 62 mmHg, pCO2 normal y el dímero D moderadamente elevado valores entorno a 900 ng/ml (valores de referencia de nuestro laboratorio <250 ng/ml).
Con los datos disponibles se decide realizar TAC torácico con protocolo de tromboembolismo pulmonar (TEP). La imagen 1 demuestra la presencia de una tumoración endobronquial de 6 mm a nivel de bronquio principal derecho.

En el ingreso, se realiza fibrobroncoscopia encontrándose la presencia del hueso de una aceituna (imagen 2) en el bronquio principal derecho descartando finalmente el origen tumoral.

El paciente no recuerda ningún atragantamiento previo ni el momento en el que pudo alojarse el citado cuerpo extraño en la vía aérea.

Discusión.

No se conoce bien la incidencia real de esta patología en la población adulta. Es poco común que los enfermos recuerden una crisis de tos, ahogamiento o incluso el momento de la broncoaspiración. En muchas ocasiones la clínica es más anodina y puede pasar desapercibida en un primer momento para debutar después con episodios de bronquitis, tos irritativa, hemoptisis o neumonías de repetición. De esta manera, el diagnóstico se establece con un periodo de latencia de años después o por una broncoscopia fortuita (4). En una serie publicada en nuestro país, el 66% de los cuerpos extraños encontrados en la vía aérea fueron un hallazgo endoscópico no esperado (5).

En nuestro caso los síntomas persistentes, la disnea, el empeoramiento a pesar de tratamiento hicieron completar el diagnóstico diferencial con la TAC. Radiológicamente, el cuerpo extraño se ve sólo en el 10% de los casos. Esto es debido a que la mayoría de las veces son de origen vegetal y no opacos (6). Ante radiografías normales o no concluyentes, con suficiente grado de sospecha clínica, debe considerarse que la TAC es a menudo capaz de demostrar directamente un cuerpo extraño en un bronquio central y, reforzar la indicación de la fibrobroncoscopia (7).

El falso diagnóstico de tumoración endobronquial por TAC, en sujetos que han sufrido la aspiración de un cuerpo extraño, se halla muy poco referido en la literatura (8,9,10).

cuerpo_bronquial_obstruccion/hueso_aceituna_broncoaspirado

Imagen 1. TAC (ventana pulmonar) Tumoración endobronquial de 6 mm de longitud en bronquio derecho.


Cuerpo extraño bronquial. Una patologia insospechada .2

Respecto a la localización en la vía aérea, la mayoría de las series publicadas señalan por orden decreciente de frecuencia las siguientes ubicaciones: Bronquio principal derecho (60-65%), bronquio principal izquierdo (25-30%) y subglotis-tráquea (9-12%) (11). Esto se explica por la mayor verticalidad del bronquio principal derecho, su mayor diámetro, mayor flujo de aire a su través y el emplazamiento de la carina a la izquierda de la línea media traqueal entre otras.

En los servicios de Urgencias debemos sospechar siempre esta patología en pacientes con factores de riesgo comentados anteriormente, realizar una anamnesis detallada en relación a posibles atragantamientos, y completar el estudio con TAC si es preciso para establecer el correcto diagnóstico final.

cuerpo_bronquial_obstruccion/objeto_broncoaspirado_extraido

Imagen 2. Hallazgo en la broncoscopia compatible con hueso de aceituna.

Bibliografía.

(1) Hughes CA, Baroody FM, Marsh BR. Pediatric tracheobronchial foreign bodies: historical review from the Johns Hopkins Hospital. Ann Otol Rhinol Laryngol. 1996; 105:555-561.
(2) Blanco Ramos M, Fernández Villar A, Rivo Vázquez JE, Represas Represas C, Torres Durán ML, Cañizares Carretero MA, Piñeiro Amigo L. Cuerpos extraños traqueobronquiales en adultos: experiencia desde 1987 a 2004 en un Hospital General. Pneuma 2006; 4: 11-16.
(3) Pino V, Pardo G, Barrantes G, Guerra M, Trinidad Ramos G, Trinidad Ruíz G, Blasco A. Cuerpos extraños bronquiales en adultos. Presentación de 4 casos y revisión de la literatura. ORL-DIPS 2004; 31 (2):93-95.
(4) Lan RS, Lee CH, Chiang YC, Wang WJ. Use of fiberoptic bronchoscopy to retrieve bronchial foreign bodies in adults. Am Rev Respir Dis. 1989; 140:1734-1737.
(5) Villazón LJ, León L, Márquez FJ, Sanz R, Fernández L. Cuerpos extraños traqueobronquiales en la infancia. An Esp Pediatr. 1988;28:133-6.
(6) Abellán Martínez MC, Méndez Martínez P, Sánchez Gascón F, Hernández Martínez J, Ruiz López FJ. Hemoptisis de repetición por aspiración bronquial de un cuerpo extraño: presentación de un caso y revisión de la literatura. An. Med. Int. 2000;17 (12): 652-654.
(7) Domingo Morera JA, Torres Nuez J, Sánchez Santos P, Mateo Lázaro ML, Bello Dronda S, Martínez Sanz G. Cuerpo extraño intrabronquial en adulto: utilidad de la tomografía computarizada. Arch Bronconeumol. 1997;3:201-3.
(8) Sánchez-Fonta A, Vollmerb I, Graciac MP, Gayeteb A, Curulla V. Falsas imágenes de tumoración endobronquial por tomografía computarizada. Rev Clin Esp. 2008;208 (9):444-6.
(9) Qureshi RA, Soorae AS. Foreign body in tracheal bronchus simulating bronchogenic cancer. Eur J Cardiothorac Surg. 2001;20 (3):639-41.
(10) Chamvitayapong K, Miller DL, Hymes WA, Fletcher EC. Bronchial foreign bodies simulating endobronchial malignancy. J Ky Med Assoc. 1998;96 (6): 226-9.
(11) Baharloo F, Veyckemans F, Francis C, Biettlot MP, Rodenstein DO. Tracheobronchial foreign bodies: Presentation and management in children and adults. Chest 1999;115:1357-62.