Folico

Medicamentos      Diccionario Alfabetico: A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z      Ver Diccionario por Especialidades
 
De Diccionario Médico

Ácido Fólico

Dr. Romero Sandoval, Hildebrando - Medicina Interna, Hematología - Venezuela

Definición: Ácido fólico

Estructura y función

El ácido fólico es la sustancia de referencia de un grupo grande de compuestos conocidos como folatos. Químicamente se conoce como ácido pteroiglutámico. Su estructura está constituido por tres partes: 1) Pteridina, un anillo que contiene nitrógeno. 2) un anillo de ácido p-amino-benzoico. 3) una cadena de residuos de ácido glutámico. Esta estructura constituye la forma inerte del folato. El tetrahidrofolato (THF), la forma activa del folato se produce por la reducción de cuatro hidrógenos del anillo de Pteridina.


Acido-folico.jpg


La función del tetrahidrofolato (THF) consiste en transferir unidades de carbono de donadores a aceptadores en el metabolismo de los nucleótidos y de los aminoácidos:

1) La principal reacción de transferencia se produce cuando el carbono de la cadena lateral de la serina se intercambia al tetrahidrofolato (THF) para formar el tetrahidrofolato (THF) N5-10 -metileno. Luego se transfiere al uracilo del desoxiuridilato (dUMP) para formar desoxitimidilato (dTMP), una pirimidina del ADN. Esta reacción a su vez produce dehidrofolato (DHF) una forma inactiva de folato. El dehidrofolato (DHF) se reduce a la forma activa (THF), mediante la enzima dehidrofolato reductasa (dehidrofolato (DHF) reductasa). De manera alterna el tetrahidrofolato (THF) N5-10- metileno se oxida a tetrahidrofolato (THF) para la biosíntesis de las purinas. No se conocen manifestaciones clínicas como resultado del bloqueo de esta vía metabólica.

2) El metabolismo de la histidina a ácido glutámico también requiere del tetrahidrofolato (THF). El metabolismo intermediario de esta reacción es el FIGLU, el cual requiere del tetrahidrofolato (THF) para su conversión en ácido glutámico. El déficit de folato impide esta reacción lo que aumenta la excreción del FIGLU.


Metabolismo

El ácido fólico está presente en la mayor parte de los alimentos: leche, huevos, levaduras e hígado, pero es especialmente abundante en los vegetales (de allí su nombre: folia = folato) igualmente es sintetizado por microorganismos. La vitamina se destruye por el calor por lo que, cuando los alimentos se cocinan en exceso se destruye gran parte del mismo.

El ascorbato protege a los folatos de la oxidación y de la degradación por el calor. La mayor parte del ácido fólico en los alimentos está en forma de poliglutamato conjugado. En el intestino se desconjuga a monoglutamato por una enzima de desconjugación. La absorción se realiza en el intestino delgado, especialmente en el yeyuno proximal. Una vez absorbido en las células epiteliales del intestino el folato se reduce a tetrahidrofolato (THF) N5- metilo, lo cual es la forma circulante del tetrahidrofolato (THF). El tetrahidrofolato (THF) N5-metilo se distribuye por todo el cuerpo fijándose en las células por receptores específicos. Una vez dentro de las células el tetrahidrofolato (THF) N5- metilo debe desmetilarse y conjugarse de nuevo para evitar que se libere de la célula. La desmetilación es una reacción que requiere cobalamina, por lo que, en el déficit de cobalamina el folato queda en su forma metilada (este proceso se conoce como la trampa del folato) e impide la formación del tetrahidrofolato (THF) conjugado donde estas células son incapaces de retener su folato disminuyendo en los tejidos.

La dosis dietética diaria recomendada del ácido fálico para los adultos es de 200 µg donde el 50 a 80% del ingerido se absorbe en el intestino. Esto proporciona 50 µg que son los requerimientos mínimos para mantener un metabolismo adecuado. El hígado almacena entre 5 y 10 mg de folato, cantidad suficiente para proporcionar los requerimientos diarios durante 3 a 6 meses si se llegara a omitir el acido fólico de la dieta. La necesidad de folato aumenta durante el embarazo (800 µg/día), la lactancia y trastornos donde exista un recambio celular aumentado (anemias hemolíticas).


Fisiopatología del déficit de ácido fólico

El déficit de ácido fólico produce una disminución en la síntesis del tetrahidrofolato (THF) N5-10-metileno, coenzima necesaria en la conversión del uridilato a timidilato, una pirimidina componente del ADN, lo que acarrea un déficit en la síntesis del mismo. La evidencia disponible indica que en el déficit de folatos los pasos en la síntesis del ADN son normales, pero con un aumento de copias erróneas de ADN. Normalmente, los monofosfatos de nucleósidos se interconvierten a disfosfatos y trifosfatos por medio de cinasas que usan ATP como donante de fosforilo:

UMP + ATP→ UDP + ADP
UDP + ATP→ UTP + ADP

Sin embargo, en el déficit de ácido fólico el dUMP (uridilato) se convierte a dUTP a una velocidad que excede a la capacidad de la enzima UTP pirofosfatasa para convertir el dUTP en dUMP, precursor de dTMP (timidilato). Como resultado el dUTP se acumula y el timidilato disminuye. El ADN polimerasa no puede hacer la distinción entre el residuo del uridilato y el residuo del timidilato donde el uridilato se une erróneamente al ADN. El mecanismo corrector del ADN debe retirar el residuo de uridilato y sustituirlo con timidilato. Este mecanismo de corrección puede ser prolongado debido a un dTTP disminuido.

Todas las células de rápida división se afectan por el déficit de folato, en especial los eritrocitos, los leucocitos (ver leucocito), las plaquetas y el epitelio intestinal. Las células hematopoyéticas muestran cambios megaloblásticos característicos. Los precursores eritroides de la médula ósea muestran patrones visibles de cromatina nuclear alterada. Los cromosomas, largos, delgados y menos plegados, se observan como una cromatina abierta, laxa en los frotis teñidos de sangre (ruedas de carreta). Los cambios nucleares se acompañan con macrocitosis, y está relacionada con la disminución de las divisiones mitóticas. La síntesis de proteínas (citoplasma) continúa de manera normal ya que el ARN no es afectado, pero si el desarrollo nuclear (disociación núcleo/citoplasma). La médula ósea incrementa tres veces su eritropoyesis, pero con reticulocitos disminuidos análogo de eritropoyesis ineficaz, donde esta anormal maduración y supervivencia eritrocitaria conlleva a la producción de anemia (megaloblástica). Las plaquetas y los leucocitos (ver leucocito), también proliferan y maduran anormalmente, por lo tanto, puede existir pancitopenia con células morfológicamente anormales.

Los datos clínicos del déficit de folato se desarrollan de manera secuencial. El folato sérico disminuye a 2 semanas del déficit del ácido fólico, a 11 semanas aparecen los neutrófilos hipersegmentados (primer cambio morfológico), a 13 semanas aumenta la excreción urinaria de FIGLU, a 18 semanas el folato eritrocitario disminuye y alrededor de las 19-20 semanas aparece la anemia.


Causas de déficit de ácido fólico

El déficit de folato se puede producir por una inadecuada ingesta, por aumento en los requerimientos, por una alteración en la absorción en el intestino delgado y ser secundario a un déficit enzimático.

Consumo dietético inadecuado.

* Lactantes
* Dietas institucionales
* Leche de cabra y dietas especiales
* Técnicas de cocimiento (destrucción del folato)
* Pobreza
* Enfermedades crónicas

Absorción deficiente.

* Esprue tropical, no tropical
* Enteritis 
* Derivación intestinal
* Síndrome de asa ciega
* Esteatorrea
* Déficit congénito del folato

Inducida por fármacos

* Fenitoínas
* Fenobarbital
* Anticonceptivos orales
* Colestiramina

Déficit enzimático

* Dehidrofolato reductasa
* N5- metil tetrahidrofolato transferasa
* Formominotransferasa

Aumento de requerimientos

* Embarazo
* Lactancia
* Hemólisis crónica
* Neoplasias
* Hipertiroidismo
* Inflamación crónica


Análisis del déficit de acido fólico

Para diagnosticar déficit de folato deben disminuir los valores de folato tanto sérico como eritrocitario. El folato sérico refleja el consumo del ácido fólico durante los últimos días, mientras que el eritrocitario el disponible para la síntesis de eritrocitos en la médula ósea. El folato eritrocitario es el mejor indicador de reserva de folato. Las concentraciones disminuidas del folato sérico suele indicar un déficit eminente de ácido fólico y precede al déficit de folato eritrocitario.

Tanto el folato sérico y eritrocitario no son buenos indicadores de las reservas de folato en presencia de déficit de cobalamina, ya que esta es necesaria para preservar la forma conjugada del folato dentro de la célula. De allí que un déficit de cobalamina; falsamente el folato sérico aumenta y el eritrocitario disminuye. Asimismo alteraciones epiteliales del aparato gastrointestinal que acompaña al déficit de cobalamina conlleva a una absorción deficiente del ácido fólico lo que disminuye tanto el folato sérico como el eritrocitario, por lo anterior se debe tener cuidado al interpretar los resultados del folato.


Bibliografía

Antony AC. Megaloblastic anemias. Hoffman R, Benz EJ, Shatil SJ, et al (eds). Hematology. Basic Principles and Practice, 4 ed. Philadelphia: Elsevier. Churchill Livingstone, 2005; 519-556.

Herbert V, Das K. Folic acid. Shils ME, Olson JA, Snike M(eds). Modern’s nutrition in Health and Disease, 8 ed. Vol 1. Leal & Febiger, 1994; 442-425.

Remacha A, Anemia carencial por déficit de factores vitamínicos. En: García-Conde Bru J, San Miguel JF, Sierra Gil J, Vicente García V, et al (eds.) Hematología. Madrid: Aran Ediciones 2003; 201-218.

Herbert V. Making sense of laboratory test of folate status: folate requirements to sustain normality. Am J Haematology 1987; 26:199-207.

Hoffbrand V, Provan D. ABC of clinical Haematology: Macrocityc anaemias. British Medical Journal 1997; 314-:1552-1559.

Klee GG.Cobalin and folate evaluation: measurement of methylmalonic acid and homocysteine vs vitamin B12 and folate. Clin Chem 46: 1277-1283, 2000.

Alpert JE, Fava M: Nutrition: the role of folate, Nutr Rev 1997; 55:145-149.

Camel R: Introduction: beyond megaloblastic anaemia: Semin Heamatol 1999; 36:1-2.

Rodak BF, Anemias causadas por defectos del metabolismo del AND. En: Hematología: fundamentos y aplicaciones clínicas. Buenos Aires-Argentina. Editorial Médica Panamericana, 231-244, 2004.







Buscar en el Diccionario:

Herramientas personales


© PortalesMedicos, S.L.
Portada | Contactar | Condiciones Generales y Política de Privacidad | Política de cookies