Buenas...
Les cuento un poco mi historia.
Por mucho tiempo me fastidiaba el frenillo, pero ni sabía que se llamaba así.
No fue hasta los 25 años que decidí investigar; fue cuando supe su nombre y que otros se lo habían quitado. Sobre todo me llamó la atención el hecho que en la circuncisión se va.
Desesperado por quitármelo y saber que se sentía no tenerlo, me armé de valor y yo mismo me lo operé.
Con un bisturí y demás medidas higiénicas me lo fui cortando poco a poco.
Primero me sedé con hielo (aunque hay químicos que se pueden comprar en la farmacia) y luego usé mucho algodón para presionar la herida y así ir deteniendo las hemorragias. Por una semana usé Neobol para evitar cualquier infección, luego me ponía gasas y cinta de fibra.
Un par de semanas la cicatriz era perfecta.
Ahora no me imagino llevando el frenillo. La verdad es que me alegro mucho de haberlo hecho. Se siente mejor y se ve mejor.
Y sí, creo que a los varones, al menos en la adolescencia se les debería explicar de estas opciones. Para que no hagan lo que hice yo... no recurrí a un profesional de la medicina.
Y por su puesto que la recomiendo.
Cualquier consulta, estamos para compartir lo que sabemos.



Editado por Odl (25/05/14 03:21 AM)