El anuncio de Madrio Draghi de la versión europea del QE dio un impulso al dólar a medida que finaliza la debilidad del euro. El índice del dólar ha roto por encima de los límites de la formación cuńa, impulsando a nuevos máximos y hacia nuestro objetivo a largo plazo de 94-95.

El índice del dólar cruzó por encima de 93.30 y ha hecho un máximo en 94.48. He dado la zona objetivo de 94.95 hace algún tiempo y sigo creyendo que esta tendencia sigue siendo fuerte y alcista. Los traders no deben ir en contra de ello ya que es muy fuerte. El índice del dólar ahora tiene soporte en 93 y la tendencia a corto plazo cambiará solo si el precio cruza por debajo de 92.50.

Una vez más, publico el gráfico mensual que muestra la manera en que el precio explotó al alza tras romper muy fácilmente por encima del 38% de retroceso. Ahora se está moviendo hacia la zona de 95-96 donde está el 50% de retroceso. Con la dinámica de esta tendencia, no me sorprenderá ver el índice del dólar incluso hacia el 61.8% de retroceso. La tendencia es claramente alcista y muy fuerte. No existe razón para ir en contra de ella ahora.