En las sesiones de terapia, procuro no juzgar, no ver a las personas únicamente bajo la “etiqueta” de un diagnóstico concreto sino también, y sobre todo, desde el lado más humano y singular de cada individuo. Procuro entenderle desde sus vivencias, desde lo que a mí me “resuena” en el otro como ser humano que soy también, y no sólo desde un rol de “experto”.
_________________________
psicologos oviedo