Endoscopia. Diagnosticos endoscopicos en pacientes con trastornos dispepticos
Autor: Dr. Fernando Manuel Medina Menéndez | Publicado:  28/06/2008 | Gastroenterologia | |
Endoscopia. Diagnosticos endoscopicos en pacientes con trastornos dispepticos.1

Diagnósticos endoscópicos en pacientes con trastornos dispépticos.

 

Dr. Fernando Manuel Medina Menéndez.

Especialista de Primer Grado en Medicina General Integral. Especialista de Primer Grado en Gastroenterología. Master en Los Procederes diagnósticos en la atención primaria de salud. Profesor Instructor de Medicina Interna. Miembro de las Sociedades cubana de Gastroenterología y Hepatología.

 

Dr. Aníbal Zarzabal García.

Especialista de Primer Grado en Medicina Interna. Miembro de la Sociedad Cubana de Medicina Interna. Director Centro Médico de Diagnóstico de Alta Tecnología Medarada Piñero.

 

Lic. Jorge Luis Rodríguez Díaz.

Licenciado en Enfermería. Diplomado en Cuidados Intensivos. Profesor Instructor. Miembro de la Sociedad cubana de Enfermería.

 

Lic. Nancy Sánchez Villalobos.

Licenciada en Enfermería. Diplomado en Endoscopia digestiva. Miembro de la Sociedad cubana de Enfermería.

 

Centro de trabajo de los autores: Centro Médico de Diagnóstico de Alta Tecnología "Medarda Piñero", Misión Médica Cubana Barrio Adentro, San Cristóbal, Táchira, Venezuela.

 

Resumen del trabajo:

 

Evidencias científicas reportan que la endoscopia superior tiene un 90% de sensibilidad y especificidad en el diagnóstico endoscópico de lesiones macroscópicas en la mucosa del aparato digestivo. En tal sentido, realizamos un estudio descriptivo, de los pacientes que acudieron al Centro Médico de Diagnóstico de Alta Tecnología “Medarda Piñero”, del Estado Táchira, en el período comprendido entre diciembre del año 2006 y agosto del 2007 con síntomas clínicos presuntivos de enfermedad digestiva superior y a los que se les realizó estudio Video endoscópico. Se encontró un predominio de pacientes comprendidos entre los 20 a 49 años de edad, identificándose como principales motivos de consulta la epigastralgia y la asociación de esta con acidez y pirosis.

 

Se realizaron un total de 1690 diagnósticos endoscópicos. Todos los pacientes presentaron lesiones morfológicas en algunos de los segmentos anatómicos del tracto digestivo superior predominando las de localización gástrica y la asociación de estómago-duodeno. Las gastritis, las duodenitis, las hernias hiatales y las esofagitis fueron las lesiones más diagnosticadas por endoscopia. La enfermedad ulcero péptica se presentó en un 3,32% de los pacientes así como el cáncer gástrico mostró una incidencia de un 0,71%. Concluimos que la endoscopia como prueba de primera línea, resultó de gran utilidad en nuestro estudio y sus resultados permitirán mejorar la calidad de vida de esta población.

 

Introducción

 

Hace varios años, los gobiernos de los países que conforman nuestro universo, tomaron la decisión de que para la primera década del año 2000, alcanzarían mejores niveles de salud para toda la población que los habita. Cuba se trazó la meta de convertirse en una potencia médica mundial y extender sus experiencias a otros lugares del mundo.

 

En la actualidad con el fortalecimiento del ambiente médico de forma general, la creciente especialización del recurso humano y un evidente desarrollo tecnológico se fortalecen ramas como la Gastroenterología, que exhibe cambios en tecnología de avanzada cada día más revolucionadores y estos sumados a la inteligencia, el interrogatorio adecuado, un examen físico detallado y el raciocinio del médico en la aplicación del método científico, posibilitan un manejo cada vez más eficaz de los pacientes (1).

 

En los países subdesarrollados y en vías de desarrollo las enfermedades digestivas constituyen un problema de salud, al estar relacionadas con los desniveles socioeconómicos presentes. Esto, sumado a la desigualdad monetaria y al desarrollo de las transnacionales dedicadas a la fabricación de medios diagnósticos de alta tecnología, hace que el diagnóstico de diversas enfermedades que afectan a estas poblaciones sea cada vez más difícil, al no poder contar con su práctica diaria (2).

 

La dispepsia constituye una causa importante por la que a diario en el mundo, son objeto de visitas de las personas afectas a su médico de asistencia, se define como una molestia centrada en el epigastrio y con una duración desde 12 semanas hasta un año, es el síntoma gastrointestinal más frecuente de los pacientes que acuden a los médicos de atención primaria e implica un gran costo sanitario. Este término lo utilizaban griegos y romanos para referirse a una mala digestión, identifica a una serie de dolores y molestias en la zona abdominal similares a la indigestión. Puede producirse de forma ocasional y aislada, pero en ocasiones se prolonga en el tiempo, se repite con frecuencia y aunque no constituye un problema grave de salud, sí altera nuestra sensación de bienestar (3, 4).

 

La dispepsia puede reducir significativamente la calidad de vida de quien la padece en comparación con una población no dispéptica y por lo demás sana. Además, esta enfermedad le puede salir cara al paciente ya que debe comprar tanto medicamentos de prescripción como modalidades de estos, publicitarios sin receta. Un sondeo realizado entre pacientes con dispepsia puso de manifiesto una diferencia real en el porcentaje de comunicación de más interrupciones en sus vidas diarias debido al dolor abdominal, así como una peor salud mental, funcionamiento social y percepción de la salud, en comparación con pacientes con otras enfermedades digestivas (5).

 

Las preocupaciones causadas por la posibilidad de una enfermedad grave subyacente, además del impacto de los síntomas sobre su estilo de vida, son las principales razones para que los pacientes con dispepsia acudan al médico. No sólo la dispepsia resulta cara en términos de utilización de recursos sanitarios como visitas al médico, medicaciones y procedimientos de investigación costosos, sino que también incurre un coste considerable para la sociedad en su totalidad debido al ausentismo laboral y educativo (6).

 

Durante el estudio de pacientes con trastornos dispépticos, la endoscopia del tracto digestivo superior constituye un método diagnóstico asequible a todo la población en los países donde los servicios de salud se brindan de forma gratuita; aunque algo molesto de realizar, sí muy eficaz para el diagnóstico de afecciones digestivas (7).

 

Existen fuertes evidencias científicas que la endoscopia superior ofrece un 90% de sensibilidad y especificidad en los diagnósticos de las lesiones histomorfológicas presentes en las mucosas del aparato digestivo, originadas por la acción irritativa de diversos agentes externos, capaces de alterar la integridad y funcionalidad del sistema digestivo (8).

 

La esofagogastroduodenoscopia, denominada también panendoscopia, es un método óptico mediante el cual se puede realizar la inspección satisfactoria del esófago, el estómago y el duodeno y precisar con ello el estado de la mucosa, pliegues y esfínteres, de la ampolla de Vater, así como de la motilidad de estos órganos, este método se utiliza con fines diagnósticos o terapéuticos. En el momento actual esta exploración endoscópica se realiza con los fibroendoscopios y los Vídeo endoscopios, que no sólo permiten ver las llamadas “zonas ciegas” de antaño, sino que ocasionan un mínimo de molestias a los pacientes, es una prueba que se tolera bien y aporta una información exacta en las diferentes afecciones que lesionan el tubo digestivo (9).

 

La endoscopia no sólo fue creada para el apoyo al diagnóstico presuntivo clínico de pacientes con síntomas y signos digestivos altos, al facilitar la visión directa de las lesiones en la mucosa, sino también como estudio complementario como citologías, biopsias, tinciones, aplicar terapéuticas y más recientemente la eco endoscopia de las lesiones, lo cual mejora la efectividad diagnóstica de la técnica (3,4). En este sentido es una técnica excelente para la exploración del segmento digestivo superior, es bien tolerada por su flexibilidad al ofrecer un control completo del aparato fibróptico y una completa movilidad en todas las direcciones, permitiendo examinar la totalidad de los segmentos anatómicos (esófago, estómago, duodeno) y en manos expertas ofrece una exactitud diagnóstica. En un 2 a 5% de los casos sus datos son falsos positivos y en un 1.3% a 2.5% sus datos son falsos negativos (10.11).

 

El valor terapéutico y pronóstico de la endoscopia se avala por su uso en las extracciones de cuerpos extraños, mucosectomía, esclerosis de várices, control de sangramiento digestivo de diversas causas, colocación de prótesis, polipectomía, colocación de sondas de alimentación, entre otras y su valor pronóstico está determinado por las características histomorfológicas y extensión de la lesión y si requiere o no terapéutica endoscópica (12, 13).



Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado