Canalizacion de vias venosas, venopuncion y uso de las mismas en el servicio de Urgencias de Pediatria
Autor: Andrea Dévora Sarriguren | Publicado:  31/05/2012 | Enfermeria , Pediatria y Neonatologia , Medicina de Urgencias , Articulos | |
Canalizacion vias venosas y venopuncion en el servicio de Urgencias de Pediatria

Canalización de vías venosas, venopunción y uso de las mismas en el servicio de Urgencias de Pediatría del Complejo Hospitalario B de Pamplona.

Andrea Dévora Sarriguren, Beatriz Garayoa Arizcuren, Mª Fe López Gastón.

Palabras clave: Técnicas de Laboratorio Clínico. Sangre. Catéteres de permanencia Clinical Laboratory Techniques. Blood. Catheters

Resumen:

Hemos realizado un estudio observacional descriptivo transversal sobre canalización de vías venosas y venopunción en el Servicio de Urgencias de Pediatría, así como el uso que se hace de las mismas. El tamaño muestral para estimar una proporción del 80%, que necesitamos es de 246 pacientes con un intervalo de confianza del 95% y una precisión del 5%.

We conducted a cross-sectional descriptive studychanneling of venipuncture and venous lines in the Emergency Department of Pediatrics., and the use made thereof. The sample size for estimating a proportion of 80%, we need is 246 patients with a range of 95% and an accuracy of 5%
Contexto de partida:

Con el objetivo de mejorar la calidad de los cuidados y las técnicas de los pequeños que acuden a nuestro servicio de urgencias, nos planteamos la siguiente cuestión ¿Es necesario canalizar una vía a un niño, cuando no se sabe seguro si va a ingresar y si esa vía será útil para su posterior tratamiento? Para ello después de formulada la pregunta motivo de la investigación y revisada la bibliografía, pasamos a la recogida de datos para su posterior análisis estadístico.

Descripción del problema:

En nuestra práctica diaria como enfermeras del Servicio de Pediatría del Complejo Hospitalario B de Pamplona (Navarra), observamos que un número más o menos elevado de niños a los que se canalizaba una vía venosa periférica, porque requerían un análisis de sangre, al final de la atención eran dados de alta, previa retirada de la vía sin otro uso de la misma que la obtención de sangre para su posterior análisis. También observamos que a veces la técnica de la venopunción al ser más sencilla obteníamos un resultado positivo en el primer intento sin embargo al canalizar una vía periférica dada la resistencia que opone el paciente pediátrico, pues
lo vive como una agresión, requería más de un intento.

El número de muestras recogidas ha sido de 311 en el periodo invernal, es decir, en el periodo de febrero y marzo de 2012 cuando el nº de niños que acude a nuestro servicio aumenta respecto a los meses de verano. Con todos los datos recogidos pasamos al análisis estadístico de los mismos.

Los resultados obtenidos son los siguientes:

• De 311 peticiones de análisis de sangre, en 191 ocasiones ha sido requerida la canalización de una vía periférica por parte del facultativo, lo que supone un 61.41%.
• En el resto de ocasiones, 120, se ha solicitado únicamente muestra sanguínea, sin necesidad de canalizar vía periférica, lo que supone un 38.59%.
• Hemos analizado el número de punciones requeridas para la consecución de la muestra sanguínea, comparando aquellas peticiones de análisis sanguíneo con las peticiones de análisis sanguíneo con vía periférica.
• Aquí hemos de mencionar que existen varios sesgos, la gravedad del cuadro que presente el paciente, la fuerza que oponga a la punción, la pericia de la enfermera
• Los datos obtenidos no muestran clara diferencia en el número de intentos necesarios tanto para un caso como para otro, siendo estos los resultados:

• En las 120 peticiones de análisis de sangre, se han requerido 145 intentos, con una media de 1,2 pinchazos por análisis solicitado.
• Para las 191 peticiones de análisis de sangre junto con canalización de vía periférica, se han requerido 245 intentos, con una media de 1,3 pinchazos por análisis con vía periférica solicitada.

Pasamos a analizar el uso de las vías periféricas canalizadas:

• En total se han canalizado 191 vías periféricas:

• 98 de las vías canalizadas han sido utilizadas, aquí hemos por supuesto que toda vía de paciente ingresado va a ser utilizada. 19 de las vías utilizadas son retiradas y el paciente es dado de alta.

o 79 vías serán utilizadas en urgencias o en planta de hospitalización.

• 93 de las vías canalizadas no han sido utilizadas y todas han sido retiradas.

Por último hemos analizado si tras un análisis de sangre ha sido necesaria la canalización de una vía periférica posteriormente. Los resultados son los siguientes:

• De 120 solicitudes de analítica, en 3 ocasiones se ha requerido una punción posterior, lo que equivale a un 2.5%.

CONCLUSIONES EXTRAÍDAS:

1. El número de vías canalizadas es muy superior al número de vías realmente utilizadas, concluyendo que un gran número de solicitudes de canalización de vía venosa no está justificada.

2. El número de canalizaciones posteriores al análisis de sangre, es mínimo, un 2.5% según nuestro estudio, dejando de manifiesto la abusiva demanda de canalización de lo que hemos denominado vía venosa preventiva.

3. No se observa diferencia sustancial en cuanto al número de intentos de punción entre un análisis normal y un análisis con canalización de vía venosa periférica.

Barreras detectadas durante el desarrollo: Un sesgo que hemos detectado en el estudio ha sido la falta de información respecto a los niños que ingresaban en la unidad de observación o en planta, pues no sabemos si esa vía ha sido utilizada o no.

Líneas futuras de investigación: coste tangible e intangible de la técnica de canalización de vía venosa periférica en niños que acuden a urgencias de Pediatría.



Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado