Sindrome febril. Apuntes de infectologia. Enfermedades infecciosas. Apuntes de medicina
Autor: Jose Ramon Muñoz Marti | Publicado:  9/03/2007 | Apuntes de Infectologia. Apuntes de Medicina | |
Sindrome febril. Apuntes de infectologia. Apuntes de medicina.

Definición de síndrome febril

El síndrome febril es el síntoma de una enfermedad inflamatoria, infecciosa, neoplásica, endocrinológica u otra.

 

Fiebre de origen desconocido:

Definición de fiebre de origen desconocido: fiebre de más de 3 semanas de evolución con temperatura superior a 38ºC en varias determinaciones y sin diagnóstico después de 3 días de estudio intrahospitalario o 3 visitas ambulatorias.

No se considera fiebre la temperatura por debajo de 37.5ºC (febrícula – “décimas”).


Casos especiales de Fiebre de origen desconocido


Fiebre Nosocomial:

Definición de fiebre nosocomial: fiebre mayor de 38.3ºC en varias hospitalizaciones, sin infección activa o incubándose al ingreso, sin diagnóstico a pesar de estudio después de 3 días, incluyendo 2 días de incubación de cultivos.


Fiebre por neutropenia:

El concepto de fiebre por neutropenia consiste en cifra de neutrófilos inferior a 500 durante más de 48 horas, fiebre mayor de 38,3º C sin diagnóstico de foco séptico a pesar de estudio.


Fiebre por virus de la inmunodeficiencia humana (VIH-SIDA):

Fiebre superior a 38,3º C durante 4 semanas en forma ambulatoria o 3días de forma intrahospitalaria sin diagnóstico a pesar de estudio.

 

Etiología del síndrome febril:

Síndrome febril infeccioso: (23-36%) tuberculosis (TBC), abscesos intraabdominales, enfermedad hepatobiliar, endocarditis, EBSA (Bartonella quintana), infección del tracto urinario (incluyendo prostatitis), sinusitis, osteomielitis, fiebre tifoidea, malaria. 

Síndrome febril por neoplasias: (7-31%) leucemias y linfomas, tumores sólidos (hipernefroma y hepatoma), carcinomatosis, mieloma.

Síndrome febril secundario a mesenquimopatía: (9-20%) lupus eritematoso (LES), fiebre reumática, arteritis de la temporal, vasculitis, artritis reumática juvenil (síndrome de Still).

Miscelánea: (17-24%) sarcoidosis pulmonar, fiebre facticia, Fiebre mediterránea familiar, hepatitis granulomatosa, mielofibrosis, fiebre por drogas, enfermedad de Crohn, mixoma, tiroiditis, pericarditis, alveolitis alérgica .

Síndrome febril de origen desconocido: (7-26%).

 

Variables de interés en el síndrome febril:

Variables geográficas: países subdesarrollados: malaria, dengue, fiebre tifoidea, brucelosis, Kala-Azar, filariasis, esquistosomiasis o fiebre de Lassa.

Edad: Niños: fiebre viral. Ancianos: fiebre reumática, vasculitis, polimialgia reumática y sarcoidosis.

Infección por virus de la inmunodeficiencia humana (VIH): infecciones (Mycobacterium avium complejo), neoplasias (alteraciones de linfocitos), leishmaniasis.

Neutropénicos: fiebre es bacteriemias; después de 7 días son más frecuentes los hongos que las bacterias.

 

Manejo: Asegurarse de la fiebre: afectación del estado general, peso y exámenes generales alterados (velocidad de sedimentación, proteína C reactiva (PCR), hemograma, hemocultivos seriados). Los hemocultivos son especialmente útiles en casos de sospecha de brucelosis, anaerobios y hongos. La velocidad de sedimentación superior a 100 puede orientar al diagnóstico de neoplasia (linfoma, mieloma, carcinoma de colon o cáncer de pulmón),  infección (endocarditis, EBSA) o inflamación (artritis reumatoide o artritis de células gigantes). También aumenta en hipersensibilidad medicamentosa, tromboflebitis o síndrome nefrótico.

Valorar las causas más frecuentes de fiebre: foco respiratorio, urinario, genital, cutáneo, digestivo, flebitis, catéteres invasivos. Entre los exámenes precisos destaca el estudio de orina completo (sedimento y urocultivo) y la radiografía torácica.

Preguntar por medicamentos, viajes, animales, trabajo, hobbies, factores de riesgo de virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), hábitos no saludables.

Examen físico: hemorragias subungueales, rash, roseolas, adenopatías (arañazo de gato, tuberculosis - TBC, linfoma de Hodgkin), hepatomegalia (tuberculosis miliar, brucelosis, hepatitis granulomatosa o crónica), ectima gangrenoso (Pseudomona), masa abdominal (absceso), tacto rectal y examen genital, soplos cardiacos (apoya pero no descarta la posibilidad de endocarditis bacteriana). Es precisa la repetición del examen físico para ver evolución o modificación de los síntomas.

Laboratorio: biopsia y cultivo de hígado y médula ósea (tuberculosis miliar), adenopatías, nódulos, lesiones cutáneas, arteria temporal o nervio sural (vasculitis), pleural o pericardio (tuberculosis extrapulmonar). Serología: guardar suero de fase aguda. Espacialmente si hay sospecha clínica de toxoplasma, citomegalovirus (CMV), virus de Ebstein Barr (VEB), virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), enfermedad por arañazo de gato, fiebre Q, legionella, psitacosis). Diagnóstico de Imagen: radiografía torácica, TAC de senos paranasales, abdominal, pelviano, torácico, resonancia magnética nuclear (RNM) de partes blandas y encéfalo, pielografía, cintigrama (en segunda instancia) óseo, galio (inflamación), leucocitos marcados, Infecton (ciprofloxacino marcado que detecta selectivamente bacterias), ecocardiografía transesofágica, ecografía hepatobiliar / PPD, Elisa para VIH, ANA, Factor reumatoide, anticuerpos heterófilos.

Antibióticos: no iniciar sin presunción diagnóstica y sin haber tomado los cultivos necesarios

 



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924