Relacion entre los factores de riesgo y la arteria pulmonar con la coincidencia clinico patologica en pacientes fallecidos por tromboembolismo pulmonar como causa directa de muerte
Autor: Dr. Damián Valladares Reyes | Publicado:  31/08/2012 | Medicina Forense y Legal , Medicina Interna , Medicina Preventiva y Salud Publica , Cuidados Intensivos y Cuidados Criticos , Articulos | |
Factores de riesgo - arteria pulmonar pacientes fallecidos por tromboembolismo pulmonar .1

Relación entre los factores de riesgo y la arteria pulmonar con la coincidencia clínico patológica en pacientes fallecidos por tromboembolismo pulmonar como causa directa de muerte.

Relationship between risk factors and the pulmonary artery with the clinicopathologic agreement in patients who died of pulmonary thromboembolism as a direct cause of death.

Dr. Damián Valladares Reyes. Especialista de primer grado en Medicina Interna. Profesor instructor.
Dr. José Hurtado de Mendoza Amat. Doctor en ciencias. Especialista de segundo grado en anatomía patológica. Profesor titular.
Dra. Ariadna Méndez Rosabal. Especialista de primer grado en Medicina general integral. Especialista de primer grado en Medicina Interna. Profesora auxiliar.
Licenciada en Enfermería Yaima Orozco Morales.

Hospital Universitario Carlos J. Finlay. Servicio de Medicina Interna, La Habana, Cuba.

Resumen

Objetivos: Identificar la relación existente entre los factores de riesgo asociados y la arteria pulmonar afectada con la coincidencia clínico patológica en pacientes fallecidos por tromboembolismo pulmonar como causa directa de muerte de acuerdo al sistema automatizado de registro y control de anatomía patológica.

Métodos: Estudio retrospectivo, observacional y descriptivo de 40 autopsias de pacientes fallecidos por tromboembolismo pulmonar como causa directa de muerte en el servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Dr. Carlos J. Finlay del 2003 al 2007.

Resultados: El 57.5% de los pacientes fallecidos en el servicio de Medicina Interna, poseían 4 o más factores de riesgo asociados (47.8% con coincidencia clínico patológica total y el 39% con discrepancia diagnóstica). Los pacientes con afectación de las ramas medias tuvieron un 52.6% de coincidencia total mientras que los afectados a nivel de las ramas gruesas tuvieron un 41.2% de discrepancia diagnóstica.

Conclusiones: La existencia de 4 o más factores de riesgo predisponentes para la ocurrencia de tromboembolismo pulmonar y la presencia de las ramas pulmonares medias afectadas conduce a una mayor coincidencia clínico patológico total.

Palabras clave: tromboembolismo pulmonar, factores de riesgo, arteria pulmonar y causa directa de muerte.

Abstract

Objectives: To identify the relationship between associate risk factor and affected pulmonary artery with clinic pathological agreement in patients dying from pulmonary tromboembolism as a direct cause of death according to the classification of the automated pathological anatomy register and control.

Methods: A retrospective descriptive and observational study was carried out to analyze 40 autopsies and clinical history of patients dying from pulmonary thromboembolism as a direct cause of death in internal medicine service of University Hospital from 2003 to 2007.

Results: 57.5% of patients who died in the service of internal medicine, had 4 or more risk factors (47.8% with clinicopathologic match total and 39% diagnostic discrepancy). Patients with involvement of the branches had an average 52.6% of total match while stakeholders at the thick branches had a 41.2% diagnostic discrepancy.

Conclusion: The existence of 4 or more risk factors predisposing to the occurrence of pulmonary embolism and the presence of mean pulmonary artery affected leading to a better match clinicopathologic total.

Key words: pulmonary tromboembolism, risk factors, pulmonary artery, and direct cause of death.

Introducción

Como expresara Federico Ortiz Quesada: Vivir ofrece una certeza: la muerte. La muerte, tema central en la vida del hombre fue desde siempre, preocupación para quien se sabe finito: para el que quiere explicar este misterio y, al intentarlo, construye un pensamiento mágico, mítico, religioso. De seguro que sin la muerte el hombre no hubiera creado la filosofía. Y esta inquietud que primero se expresó en la poesía y en las artes todas, terminó por convertirse en objeto de estudio para la Medicina.

La autopsia es uno de los maestros más confiables para el conocimiento de nuestras equivocaciones y necesitamos de ella para confirmar, completar y corregir nuestros diagnósticos (1).

Dentro de las enfermedades que más comúnmente se asocian con la discrepancia diagnóstica y que por demás ocupa uno de los primeros lugares se encuentra el tromboembolismo pulmonar (TEP).

El TEP es una enfermedad frecuente que se puede presentar como una complicación en los pacientes hospitalizados y que figura como una importante causa de muerte. Se estima que el 3% de todas las muertes ocurridas en los hospitales pueden atribuirse a su causa. A pesar de los novedosos avances científicos técnicos aplicados a la Medicina tanto en el pasado siglo XX, como los que surgirán en el presente siglo XXI, el tromboembolismo pulmonar (TEP) seguirá constituyendo un importante desafío por solucionar y que siempre debe estar presente en la mente de quien atiende pacientes graves (2).

En los últimos 30 años la frecuencia del tromboembolismo pulmonar (TEP) mortal ha disminuido de un 6 a un 2%. Pero aún continua provocando 250 000 muertes anuales en países desarrollados como EUA, donde las estadísticas de mortalidad indican que constituye la causa principal de defunción de más de 100 000 estadounidenses y solo un 10% puede ser tratado de alguna forma antes de morir; sin embargo no todos fallecen. La verdadera incidencia de la enfermedad probablemente supere los 500 000 afectados por año en los EUA (3).

Actualmente se conoce que muchos enfermos que sufren un tromboembolismo pulmonar (TEP), muestran una predisposición hereditaria (4), que se mantiene clínicamente silente hasta que aparece un desencadenante o factor de riesgo (5).

La importancia clínica del tromboembolismo pulmonar (TEP) sobrepasa el interés que puedan reportarnos las estadísticas. Lo cierto es que una muerte repentina o una afectación grave del estado general en pacientes que momentos antes parecían estar perfectamente bien. Es motivo de profunda consternación, no solo para los familiares del enfermo, sino también para el propio médico de cabecera.

Métodos

Se trata de un estudio observacional descriptivo y retrospectivo. El universo de estudio lo constituyen los 40 pacientes fallecidos en el Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Dr. Carlos J. Finlay, cuyo diagnóstico anatomopatológico fue tromboembolismo pulmonar (TEP) como causa directa de muerte (CDM) ocurridas entre enero del 2003 y diciembre del 2007.

Se analizaron 21 variables que estuvieron conformadas por los 16 factores de riesgo asociados con la ocurrencia de tromboembolismo pulmonar (TEP) como causa directa de muerte (CDM) y 5 combinaciones de las ramas pulmonares involucradas en el proceso, las cuales se correlacionaron con las 4 categorías de la coincidencia clínico patológico. Se empleó el sistema automatizado de registro y control de anatomía patológica (SARCAP). Donde según el grado de coincidencia en las causas básica, intermedia y directa de muerte se dividen en:

• Coincidencia diagnóstica total (T): se obtiene cuando coinciden los diagnósticos clínicos con los diagnósticos anatomopatológico y se obtiene automáticamente.

• Diagnóstico insuficiente (I): se obtiene de forma automática cuando aparecen los códigos 7999 C o 7999 M, que equivalen a “diagnóstico no precisado clínicamente” y “diagnóstico no precisado morfológicamente”, respectivamente; es decir, en estos casos se considera el dato insuficiente y, de igual forma, la evaluación.

• Coincidencia diagnóstica parcial (P): se obtiene a través del operador cuando el diagnóstico coincide en lo general y discrepa en lo particular o cuando se hace más de un diagnóstico y solo se coincide en uno de ellos.

• Diagnóstico no coincidente o discrepante (N): es planteado por el operador al no coincidir los diagnósticos clínicos con los anatomopatológico.

Para el análisis se empleó el paquete estadístico SPSS. La información se presentó en una tabla estadística donde se calculó el porcentaje. Se utilizó la prueba estadística del Chi cuadrado (X2) para determinar la relación entre variables con un nivel de significación del 5%. También se utilizó la prueba de hipótesis de proposiciones para comparar porcentajes con un nivel de significación del 5%.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924