Revision bibliografica. Vulvovaginitis y enfermedades inflamatorias pelvicas en edades pediatricas. Cuidados de enfermeria
Autor: Lic. Niuris Gongora Ruiz | Publicado:  16/10/2012 | Ginecologia y Obstetricia , Enfermeria , Pediatria y Neonatologia , Articulos | |
Vulvovaginitis y enfermedades inflamatorias pelvicas edades pediatricas. Cuidados enfermeria .3

Leve: Trompas libres con eritema y edema, sin exudado purulento espontáneo, pero que puede aparecer al manipular las trompas.
Moderada: Presencia de material purulento, eritema y edema más marcados. Las trompas pueden estar fijas y el orificio de la fimbria puede estar obstruido.
Severa: Piosálpinx o absceso.

Signos y síntomas de la enfermedad inflamatoria pélvica aguda (EIPA):

Dolor en bajo vientre.
Dolor espontáneo a la palpación en hipogastrio.

A. Signos de irritación peritoneal.
B. Presencia de leucorrea purulenta y/ o fétida.
C. Dolor a la movilización cervical.
D. Dolor anexial.
E. Temperatura mayor de 38 C que se puede acompañar de escalofríos.

CRITERIOS DE INGRESO:

Requieren ingreso hospitalario las pacientes con enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) en estadio II, III y IV
En estadio I cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias:
Prepúber o adolescente con falta de respuesta a la antibioterapia después de 48 h. Sospecha de incumplimiento terapéutico, temperatura > 38oC, diagnostico incierto, riesgo quirúrgico, nauseas y/o vómitos e intolerancia oral, embarazo, signos de reacción peritoneal, sospecha de piosálpinx, absceso ovárico o tuboovárico.

Medidas generales a cumplir por el personal de enfermería en la hospitalización de las pacientes con enfermedad inflamatoria pélvica (EIP):

Realizar la recepción de la paciente enfatizando en la recolección de datos que puedan ser de interés como, inicio de síntomas y signos, si ha recibido tratamiento con esteroides, anticonceptivos orales o con antibiótico de amplio espectro, antecedentes de legrado, abortos, inserción de DIU o Diabetes Mellitus.
Medir signos vitales y anotar en la hoja para signos vitales.
Pesar y tallar a la paciente.
Canalizar vena periférica para la administración de antibióticos además líquidos y electrólitos según indicación médica.
Administrar antiinflamatorios y analgésicos según indicación cada 6 u 8 horas.
Ver características de las secreciones vaginales como cantidad, color, olor, fluidez y anotar en la historia clínica.
Realizar exudados vaginal, uretral y endocervical para detectar germen causal.
Realizar toma de muestra de sangre para hemograma completo, eritrosedimentación, hemocultivo /s según criterio del médico de asistencia.
Orientar reposo en posición semisentada para facilitar el drenaje de las secreciones vaginales.
Brindar dieta rica en fibras dietéticas.
Cumplimiento del protocolo de tratamiento antibiótico según prescripción facultativa

Impartir charlas educativas sobre:

La importancia del aseo correcto de los genitales, explicando que debe realizarse de delante hacia atrás para evitar el traslado hacia la vagina y la uretra de microorganismos de la flora intestinal.
Cambio frecuente de las almohadillas sanitarias pues el sangrado vaginal puede constituir un medio de cultivo para microorganismos, estas deben retirarse hacia atrás.
Evitar los tapones vaginales.
Importancia del uso del condón para evitar las recidivas y posibles complicaciones (reinfecciones y otras complicaciones futuras).

Referencias bibliográficas.

1- Peláez JM. Vulvovaginitis e infecciones genitales en niñas y adolescentes premenárquicas. En: Ginecología pediátrica y de la adolescente. Temas para el médico de la familia. La Habana: Ed. Científico Técnica; 2007.
2- Romero P. Vulvovaginitis en niñas y adolescentes. Revista chilena de pediatría. 1999; 70(3). [Consultado 15 Abr 2007]. Disponible en:
http://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S037041061999000300014&script=sci_artxt
3- -Rigol RO. Ginecología infanto-juvenil. En: Obstetricia y Ginecología. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2004. p. 401-20
4- Lugones BM, Quintana RT. Algunas afecciones y problemas de interés de la ginecología infantojuvenil en la atención primaria. Revista Cubana de Medicina General Integral. 1998; 14(1). [Consultado 12 Mar 2007]. Disponible en:
http://bvs.sld.cu/revistas/mgi/vol14_1_98/mgi12198.htm
5- Cabezas EC, Cutié EL, Santiesteban SA. Vulvovaginitis e infecciones vulvovaginales en la niña. En: Manual de procedimientos en ginecología. La Habana: Ed. Ciencias Médicas; 2006
6- Fernández-Cuesta Balcarce MA. Vulvovaginitis. Guía-ABE. Infecciones en pediatría 2007. [consultado 12 Abr 2007]. Disponible en:
http://infodoctor.org/gipi/
7- Paula J. Ginecología Pediátrica y de la adolescente. Cap. 34 en Danforth. Tratado de Ginecología y Obstetricia. 8va Edición. Pág. 569-577. 2000
8- Keith, L, G; Berger, G, and S: On the causation of pelvic inflammatory disease. Am J Obstet Gynecol 149-215,2002
9- Sopper, D, E: Pelvic Inflammatory disease. Infections disease. Clin of North America 832-841, vol 8; n 4.Dec 2003.
10- Scott JR. Ginecología en niñas y adolescentes. En: Danforth Tratado de Obstetricia y Ginecología. 9na. México: Ed. McGraw-Hill Interamericana; 2006. p. 557-69.
11- Jacobson: Objectivized diagnosis of acute pelvic inflammatory disease .Am J Obstet Gynecol; 105: 1088-1098.2002.
12- Brunner y suddarth. Enfermería Medicoquirúrgica. Octava edición. MC Graw-Hill Interamericana. ED. S.A. de CV 1998. Vol. II. Pág.1241-1301
13- Enfermería familiar y social. Ciudad de la Habana. Editorial Ciencias Médicas. 2008. Pág. 238, 532.
14- Cruz Cabeza Evelio, León Cutié Eduardo. Manual de procedimientos en ginecología ED. Ciencias Médicas. Ciudad de la Habana, 2008



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924