Formacion Etica en la Universidad Medica Contemporanea
Autor: MSc. Norge M. Larramendi Céspedes | Publicado:  17/10/2012 | Formacion en Ciencias de la Salud , Etica, Bioetica. Etica medica. Etica en Enfermeria , Articulos | |
Formacion Etica en la Universidad Medica Contemporanea .1

Formación Ética en la Universidad Médica Contemporánea.

MSc. Norge M. Larramendi Céspedes. Centro Universitario Municipal Manzanillo, Máster en Ciencias de la Educación, profesor asistente.
Lic. Izabel Zayek Montero. Universidad de Granma, profesora asistente.
Dr. Alexander Vázquez Vázquez. Policlínica Docente “Rene Vallejo Ortiz” Manzanillo, endoscopista, profesor asistente.
Dra. Carmen M Villadoniga Reyes. Hospital “Celia Sánchez Manduley” Manzanillo, Especialista en segundo grado en Gastroenterología, Máster en Enfermedades infecciosas, profesora asistente.

RESUMEN

Los futuros egresados de la Universidades Médicas deben ser formados con una identidad ética que les permita transformar el entorno, a partir del compromiso con su historia, tradiciones y normas que regulan su actuar, cuestión que les permitirá una correcta práctica social. Para ello es necesario adentrarse en el estudio de las diversas corrientes de pensamiento que permiten reflexionar o criticar acerca de modos de pensar, de plantear problemas éticos y de argumentar. Es por ello que el presente trabajo reflexiona en esta dirección y propone nuevas categorías para su abordaje desde las Ciencias Pedagógicas, teniendo como sustento la ética como disciplina filosófica.

ABSTRACT

The future medical University graduated students should be formed with an ethical identity that allows them to transform the environment, starting from the commitment with their history, traditions and norms which regulate their performance that will permit them a correct social practice. For this purpose it is necessary to deepen into the study of the different currents of thought that allow to meditate or criticize different manners about of thinking, of exposing ethical problems and of arguing them. With this objective the present work meditates on this topic and proposes new categories to face the theme from the Pedagogical Sciences, having ethic as a philosophical discipline.

Key words: ethical identity.

Palabras clave: identidad ética.

INTRODUCCIÓN

En la Universidad contemporánea existe un conjunto de factores que influye en la calidad de la formación dentro de los que se encuentran los programas, textos, infraestructura, preparación de los profesores y se considera además, desde una vertiente axiológica, que la calidad tiene que ver con un sistema de valores, como expresión cultural ejercida por los principales actores: estudiantes y profesores, la familia y la sociedad en su totalidad. (1)

Se requiere entonces, retomar con profundidad, el tratamiento de la Ética como instrumento para la formación de los profesionales y así garantizar el empleo adecuado de las potencialidades que la moral y los valores tienen en la movilización social de los individuos y en la autorregulación de las actitudes, en cualesquiera de las esferas y planos de la vida, en la que siempre subyacen la moral y los valores. (2)

La ética por tanto, es la reflexión sobre la moral, es decir, la reflexión sobre lo que consideramos bueno y malo. Teniendo todos una concepción ética debido a que tomamos decisiones, damos opiniones sobre los que nos parece bien y mal.

Esta posee diferentes vertientes entre las que se encuentra la ética normativa que investiga el tema de lo correcto y lo incorrecto. En el caso de la Ética Profesional como ética aplicada, es la ciencia normativa que estudia los deberes y derechos profesionales. No se reduce a la descripción de las reglas de conducta, sino por el contrario, supone el estudio de cambios reales al extinguir viejas normas e implementar nuevas.

El profesional, entonces, debe ser capaz de regirse por principios y normas que modelen su conducta profesional en la comunidad, las instituciones, centros de trabajo y en la familia, además de distinguirse por su sensibilidad humana y portador de los más genuinos modos de actuación profesional.

Estas razones justifican la necesidad de reflexionar en torno a la ética profesional, pues existen limitaciones en la representación social de esta con relación a la práctica social, así como en la poca nitidez en la formación ética, cuestiones que limitan el actuar de los profesionales en la actualidad. Es por ello que el presente trabajo tiene objetivo reflexionar acerca de la ética profesional.

DESARROLLO

Diversas corrientes de pensamiento entorno a la Ética.

Conocer teorías éticas permite adentrarse en modos de pensar, de plantear los problemas éticos y de argumentar, cuestión está de vital importancia en los procesos formativos que se desarrollan en la Universidad contemporánea, de ahí la necesidad del estudio de las mismas en este artículo.

A lo largo de la historia muchos han sido los filósofos que han escrito sobre la Ética, en la época antigua se destacan los sofistas: Sócrates, Platón y Aristóteles, reconocido este último como el padre de la ética.

En el caso de Aristóteles enarbola una teoría conocida como el eudemonismo aristotélico, consistente en que todos los actos humanos tienen un fin y siempre que se hace algo es para llegar a una meta o un objetivo. Y esa meta u objetivo es aquel que le da sentido a nuestro accionar. (3)

Según el filósofo antes mencionado, nuestra vida se va conformando como una cadena de fines y se actúa para conseguir un fin, pero ese fin es a la vez un medio para otro fin. Si el acto no tuviera ningún fin, aunque sólo fuera el de sentir placer realizándolo, carecería de sentido. Pero, entonces, tiene que existir un fin último, un fin que no sea, a su vez, medio para llegar a otra cosa. (3)

Ese fin último según Aristóteles, es la Felicidad debido a que los seres humanos desean ser felices. Y nadie desea ser feliz para llegar a otra cosa. Para Aristóteles, los seres humanos tienen que ejercitar la función que le es propia y que los distingue de los demás animales. Esa función es la razón. La felicidad sólo es posible para aquel que vive guiándose por la razón. La razón debe guiar nuestras vidas y no puede dominar al hombre las pasiones, temores y además controlará sus deseos. (4)

Cabe señalar que en esta teoría ética no se toma en cuenta las condiciones reales de las personas. Se habla en ella de Felicidad, pero se deja de lado las situaciones concretas en las que las personas viven. Algunos críticos afirman que la ética no puede estar desligada de la economía.

Cuando hacemos un análisis en profundidad acerca de lo plantado anteriormente en la Grecia de Aristóteles la economía estaba basada en la explotación de un gran número de esclavos, por tanto la Felicidad de la que se habla sólo era posible para los hombres libres pues los esclavos no la merecían. Además se planteaba la importancia de la educación en el desarrollo de las virtudes. Pero no se podía hablar de virtudes en abstracto cuando el desarrollo de los individuos se ve entorpecido por ciertas condiciones sociales.

En la época medieval se destaca San Agustín y Santo Tomás de Aquino, considerado este último como el filósofo y el teólogo de mayor relieve dentro de la filosofía escolástica él cual concibe la teoría ética de Aristóteles como una filosofía pagana, porque no se fundaba en el saber verdadero el cual para este filósofo era Dios, entonces decide darle el fundamento que necesita. Para realizar esta fundamentación de la filosofía pagana, se enfoca sobretodo en la ética aristotélica.

Con la nueva concepción ética planteada por Santo Tomás, se determina que el hombre ético debe tener claro que es un ser dotado de razón, y con ello puede mantener una vida moral ejemplar, siempre y cuando la razón haya sido quien rija las pasiones del hombre.

Los renacentistas entre los que se encuentra, Nicolás Maquiavelo y los iluministas del materialismo francés de los Siglos XVII y XVIII, La Mettrié, Helvecio y Holbach, también tuvieron sus concepciones éticas. Pero por la importancia que reviste nos referiremos en la época moderna al deontologismo Kantiano y al utilitarismo de Stuart Mill.

En el caso de la primera, está teoría del filósofo alemán Immanuel Kant planteaba, que todo los seres humanos somos, a la vez, seres naturales y racionales. Por ser naturales y racionales, nos regimos por leyes de la naturaleza. Pero, por ser racionales, nos regimos por la ley moral y está última estaba en nuestra razón la que era la misma para todos los seres humanos. (5)

La ley moral plantea que, cuando nos proponemos hacer algo, debemos asegurarnos de que desearíamos que todos los demás hicieran lo mismo si se encontrasen en la misma situación (5).Es decir, lo que creo que vale para mí, debe valer también para todos los demás.

Kant se opone a toda ética que valore los actos por sus fines. Lo que importa no es el fin de los actos ni los resultados concretos. Lo único que importa es el querer, es decir, la intención del acto. Y la única intención de que hace que un acto sea bueno es la intención de cumplir el deber. (5)



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924