Identificacion de necesidades de aprendizaje en los Licenciados en Enfermeria que laboran en los servicios Materno-Infantil
Autor: MSc. Aurelia de la Caridad Conde Williams | Publicado:  9/11/2012 | Articulos , Pediatria y Neonatologia , Enfermeria , Ginecologia y Obstetricia , Formacion en Ciencias de la Salud | |
Necesidades aprendizaje Licenciados Enfermeria servicios Materno-Infantil .1

Identificación de necesidades de aprendizaje en los Licenciados en Enfermería que laboran en los servicios Materno-Infantil.

MSc. Aurelia de la Caridad Conde Williams.

Resumen:

La superación profesional del capital humano de enfermería es fundamental para mantener los logros alcanzados en la salud materno-infantil. Por la importancia que tiene esta temática y al evidenciarse que los Licenciados en Enfermería que laboran en los servicios de atención a la gestante y áreas de salud no poseen todos los conocimientos necesarios para brindar cuidados enfermeros a la mujer y al recién nacido, se realizó una investigación cualitativa con el objetivo de medir los niveles de conocimientos de los licenciados en enfermería que se desempeñan en los niveles de atención primaria de salud y secundaria y que están vinculados al Programa Materno-Infantil de dicho municipio.

Para este fin se utilizó un sistema integrado por métodos teóricos y empíricos, tales como: análisis documental, entrevista a 20 informantes claves y una encuesta a los Licenciados en Enfermería que se desempeñan en la atención primaria de salud y secundaria y que están vinculados al Programa Materno-Infantil.

La información cualitativa se sometió a un análisis valorativo con procedimientos lógicos que incluyó la inducción, deducción, la abstracción y generalización. Los datos cuantitativos se procesaron con el sistema estadístico SPSS-PC, versión 8.0 para Windows y se representaron en tablas y gráficos. Se constató la existencia de necesidades de aprendizaje en los Licenciados en Enfermería que se desempeñan en estos servicios, por lo que se elaboró el diseño de un Diplomado en Enfermería Obstétrica y Perinatológica. Finalmente se recomienda su aplicación en las diferentes instituciones que brinden servicios de Obstetricia y Perinatología para evaluar su impacto social en los mismos.

Palabras clave: DISEÑO DE DIPLOMADO, ENFERMERÍA OBSTÉTRICA Y PERINATOLÓGICA, SUPERACIÓN PROFESIONAL.

INTRODUCCIÓN:

Desde las civilizaciones más antiguas las mujeres se dedicaban al ejercicio de la medicina y otro tanto lo encontramos en la historia de Grecia y Roma. En los pueblos judíos esta atención a los partos se reservó en las hábiles manos féminas, costumbre que más tarde se extendió a casi la totalidad de los pueblos. (1)
Las indias siboneyes, primitivas habitantes en Cuba, cuando parían a sus hijos (de pie) sin dificultad y dolor, casi no hacían sentimiento alguno más que torcer un poco el rostro, lo raspaban, lavaban en el río, lo alimentaban y volvían a la labor que realizaban antes del parto.

En América Latina ya en el año 1568, se encontraron mujeres que se dedicaron a este arte que recibieron el nombre de Matronas, las que ejercían sus funciones con una mínima preparación. (1,2)

Nuestro país no estuvo ajeno a este fenómeno, existiendo las llamadas ¨recogedoras¨ o ¨comadronas¨, que tanto en la zona rural como urbana eran conocidas popularmente, (3) y se mantuvieron sobre todo en las montañas orientales hasta 1959. Las mismas fueron conocidas por el Real Tribunal del Protomedicato de La Habana, organización médica del país. (4)

Las comadronas continúan realizando iguales funciones durante la década de los cincuentas hasta que al triunfo de la Revolución se inicia un cambio total, en la organización sanitaria del país y se comienza a aplicar planes de desarrollo, en todas las ramas socioeconómicas de Cuba y la salud pública adquiere, dentro de todos esos planes, el lugar privilegiado de prioridad, en beneficio de la población. La salud adquiere un lugar privilegiado en beneficio del pueblo, promulgándose la Ley No 717, que nombra el Ministro de Salud Pública como organismo rector de todas las acciones y actividades de salud en Cuba y se declara como principio, ”La salud es un derecho del pueblo y una obligación del Estado Cubano”. (5)

El diseño del sistema social cubano se consideró como prioridad desde el Triunfo de la Revolución, iniciar un proceso de transformaciones en los valores sociales y culturales a favor de la mujer y la infancia. Se desarrolló un conjunto de acciones encaminadas a fomentar, promover, apoyar y garantizar el mejoramiento en el nivel de vida de la población con énfasis particular en los grupos más vulnerables e históricamente más relegados. Paralelamente se inicia todo un proceso de formación y capacitación dedicadas a estas funciones.

La formación y desarrollo de los recursos humanos de Enfermería, ha transitado por diferentes etapas y tendencias, caracterizadas por el incremento de las necesidades de este recurso y por el nivel de exigencia en la preparación técnico - profesional, para elevar la calidad de atención que se le brinda a las personas sanas ó enfermas, familias y a la comunidad. (7).

Como parte del proceso de perfeccionamiento de la atención con máxima calidad a la embarazada surgían los cursos de post básico de enfermería en 1961 en la Escuela Nacional “Carlos J Finlay” y en 1962 el de la Especialidad de Obstetricia. En el mismo año se imparte un curso único para formar enfermeras obstétricas, en la provincia de Santa Clara, extendiéndose posteriormente esta formación a las ciudades cabeceras, con el fin de comenzar a formar enfermeras obstétricas, ya que el país no estaba en condiciones objetivas y reales de continuar con estos cursos sobre la base de enfermeras graduadas. (5)

En el año 1964 y 1965 se desarrolla el Post –básico de Administración y Docencia en la Especialidad de Obstetricia, con el objetivo de formar enfermeras obstétricas a partir de auxiliares de enfermería, las que contribuyeron al parto institucional a todo lo largo del país, hasta los lugares más apartados. Este curso tuvo una duración de dos años.

En 1964 se crea el Policlínico Integral, la consulta de obstetricia era realizada por la enfermera obstetra. Ella brindaba atención médica de seguimiento a las gestantes normales de bajo riesgo, le realizaba examen físico y clasificaban los casos en gestante normal, de bajo o alto riesgo. (7)

La enfermera obstetra seguía a sus embarazadas hasta la hora del parto y en muchas ocasiones era quien realizaba el mismo en el hospital materno. A medida que se fueron graduando médicos verticalizados en la atención Gineco-obstétrica, la enfermera dejó de realizar estas funciones, aunque siguió haciendo guardias en el hospital y realizando partos ya fueran gestantes o no de su área de salud.

Desde finales de la década de los 80 se ha venido desarrollando a nivel internacional una creciente necesidad de la educación continúa o permanente, entendida como un proceso constante de actualización y reentrenamiento o más concretamente, la necesidad de los estudios formales de post-grado. (7)

La iniciación de los programas de postgrado a partir de la década del 60 en América Latina dio impulso a la construcción de saberes específicos sobre Enfermería, y a su reconocimiento en la comunidad científica dentro y fuera de América Latina.

Los países de América Latina que cuentan con programas de estudios postgrados en enfermería son: Chile, Colombia, Ecuador, México, Panamá, Perú, Venezuela y Brasil. El resto de los países de América Latina y el Caribe adolecen de estos programas de estudios avanzados. Brasil, Canadá y Estados Unidos son los que han alcanzado en este sentido un mayor desarrollo. (8)

La educación de postgrado a nivel mundial surge del siglo XIX, aunque sus antecedentes se remontan al propio origen de la enseñanza superior. Los países punteros que en este sentido desarrollaron modelos propios, fueron Alemania, Estados Unidos, Rusia, Francia e Inglaterra. Es a partir de la tercera década del siglo XX y en particular después de la Segunda Guerra Mundial en que la educación de postgrado se convierte en un elemento estratégico y decisivo para el desarrollo social en diferentes latitudes. De hecho, la educación de postgrado es un indicador para evaluar el desarrollo alcanzado por un país en diferentes campos de acción. (7,8)

La Educación de Post-grado, con anterioridad al triunfo de la Revolución era extremadamente limitada y se desarrollaba fundamentalmente en la llamada. “Escuela de Verano” de la Universidad de La Habana, además de otras actividades que se impartían en Colegios Profesionales, pero ninguna de ellas alcanzaba a satisfacer objetivos de una Educación de postgrado.

En la década del 60 comienza a estructurarse, en las Ciencias Médicas, la Educación de Postgrado con la institucionalización de programas para la formación de Especialistas, bajo un proceso de perfeccionamiento permanente. En 1976 con la creación del Ministerio de Educación Superior se organiza nacionalmente la Educación de Postgrado, como nivel más elevado del Sistema Nacional de Educación, y se establece los principios rectores de la Superación Profesional de carácter masivo, el cual tendría como objetivo la superación continua durante su vida profesional, que toda actividad se imparta solo si resulta necesaria, mediante derivada solicitud de algún problema concreto de la producción y los servicios, asegurar que se brinden los conocimientos acordes con los últimos adelantos científico-técnicos.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924