Ictus hemorragico. Comportamiento clinico epidemiologico
Autor: Dra. Dianelys Diaz Poma | Publicado:  9/11/2012 | Articulos , Neurologia | |
Ictus hemorragico. Comportamiento clinico epidemiologico .1

Ictus hemorrágico. Comportamiento clínico epidemiológico. Cienfuegos. 2010-2011

Autores:
Dra. Dianelys Diaz Poma*
Dra. Mairovy Hernández Romero *
Dra. Alexis Bordón Caballero *
Tutor: MSc. Aymara Marcia Hernández Cardoso**

* Especialista de Primer Grado en Medicina Interna. Profesor Instructor
* Especialista de Primer Grado MGI. Profesor Instructor.
** Especialista de Primer Grado en Medicina Interna. Especialista de Segundo Grado en Medicina Intensiva y Emergencias. MsC. en Urgencias Médicas.

Tesis para optar por el título de máster en urgencias médicas en atención primaria de salud
Universidad de Ciencias Médicas "Raúl Dorticós Torrado". Sede Policlínico Área IV. Dirección Municipal de Salud. Cienfuegos

Índice

Resumen
Introducción
Planteamiento del problema
Marco Teórico conceptual
Justificación del problema de investigación
Objetivos
Material y Método
Resultados
Discusión
Resultados Fundamentales
Conclusiones
Referencias Bibliográficas
Anexos


RESUMEN

Fundamento: Las enfermedades cerebrovasculares (ECV) constituyen la tercera causa de muerte en Cuba. Dentro de los programas prioritarios del Ministerio de Salud Pública del país y dentro de los proyectos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) la mayor letalidad corresponde a los cuadros hemorrágicos.

Objetivo: Identificar la posible relación entre el tipo de enfermedad cerebrovascular (ECV) hemorrágica y necesidad de recibir ventilación mecánica, la aparición de complicaciones, incremento de la estadía y riesgo de fallecer.

Diseño: Estudio descriptivo retrospectivo de serie de casos. Contexto: Pacientes admitidos en las diferentes salas de la vicedirección de urgencias y otras salas del Hospital Universitario General “Dr. Gustavo Aldereguía Lima” de Cienfuegos y fallecidos en las áreas de salud con diagnóstico de enfermedad cerebrovascular (ECV) hemorrágica en el período de tiempo comprendido entre el 1 de Enero de 2010 y el 31 Diciembre de 2012. Método: De los informes emitidos por el departamento de estadísticas de Salud Pública Provincial y del Hospital GAL, más los registros de admisión de pacientes y revisión de expedientes clínicos, se obtuvieron aquellos con diagnóstico de enfermedad cerebrovascular (ECV) hemorrágica y las diferentes variables motivos de estudio. Los datos recogidos fueron procesados mediante el paquete estadístico SPSS para Windows, versión 15.0. Se calculó media, desviación estándar y Chí cuadrado. Resultados: Se observó un decrecimiento global de la enfermedad cerebrovascular (ECV) hemorrágica durante el año 2011. Predominó la HCM como el tipo de enfermedad cerebrovascular (ECV) hemorrágica más frecuente (39%). La media de edad fue de 66.3 ± 14.9 años. Predominaron la raza negra (56.1%) y el sexo masculino con una razón de 1:30. El 91.1% de los pacientes presentaban al menos un factor de riesgo y la hipertensión arterial (HTA) resultó ser el factor de riesgo aislado más frecuentemente reportado (59.4%). El 50% de las pacientes requirió de ventilación mecánica y el 55.3% presentó complicaciones en su evolución. El 30.5% de los pacientes falleció en las primeras 48 horas del ingreso y más del 50% de los pacientes con la enfermedad egresaron fallecidos.

INTRODUCCIÓN

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

Las enfermedades cerebrovasculares (ECV) o ictus están causadas por un trastorno circulatorio cerebral que ocasiona una alteración transitoria o definitiva del funcionamiento de una o varias partes del encéfalo.

El ictus es una urgencia médica que requiere una intervención diagnóstica y terapéutica inmediata. La isquemia tarda varias horas en desarrollarse y este tiempo, denominado ventana terapéutica, supone una oportunidad para evitar o minimizar el daño cerebral (1). Los estudios han demostrado que si en las 6-12 primeras horas se consigue bloquear los procesos metabólicos que conllevan a la muerte neuronal se reduce el área de necrosis y como consecuencia la morbimortalidad.

Los pacientes afectados de un accidente vascular encefálico presentan una estadía prolongada, generan un costo considerable y la mortalidad es alta, a pesar de todos los recursos que se inviertan, lo que aconseja que la palabra PREVENCIÓN sea la clave del éxito de este grupo de enfermedades (2).

Las enfermedades cerebrovasculares (ECV) son un problema de salud mundial; constituyen la tercera causa de muerte, la primera de discapacidad en el adulto y la segunda de demencia en el planeta. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año 15 millones de personas en el mundo sufren un ictus, de las cuales 5,5 millones mueren y otros 5 millones quedan con alguna invalidez permanente. En los Estados Unidos de Norteamérica se considera que anualmente se producen de 500 000-700 000 casos nuevos, con un costo de atención que excede los 30 000 millones de dólares y la prevalencia de sobrevivientes es cercana a los 3 millones. En los países en vías de desarrollo, las enfermedades cerebrovasculares (ECV) producen 2 veces más muertes que las ocasionadas por el sida, la malaria y la tuberculosis juntas (3,4).

En Cuba las enfermedades cerebrovasculares constituyen también la tercera causa de muerte, después de las enfermedades cardiovasculares y las neoplasias, siendo la quinta causa de años de vida saludables perdidos (5).

Las proyecciones para el año 2020 sugieren que el ictus se mantendrá entre las primeras causas de muerte, tanto en países desarrollados como en vías de desarrollo y que provocará la pérdida de 61 millones de días de vida saludable anualmente. Las enfermedades cerebrovasculares (ECV) tienen también un enorme costo, por los recursos necesarios en los sistemas de salud para la atención a los afectados en fase aguda y los cuidados a largo plazo de los sobrevivientes, de los cuales 50% queda con alguna secuela (6,7,8).

Los accidentes cerebrovasculares, de acuerdo con su naturaleza, se clasifican en 2 grupos fundamentales: isquémicos o hemorrágicos, los cuales se presentan en una proporción aproximada de 85 y 15%, respectivamente (3,5,8).

Se plantea que la enfermedad cerebrovascular hemorrágica es secundaria a la rotura de un vaso, se caracteriza por la presencia de sangre en el encéfalo y se clasifica, según su localización predominante en diferentes subtipos: hemorragia intraventricular, intraparenquimatosa, cerebromeníngea y subaracnoidea. La segunda de estas es la forma más severa de ictus, la clásica hemorragia cerebral espontánea, debida fundamentalmente a hipertensión arterial crónica y cambios degenerativos en las arterias cerebrales (3,4,5).

No obstante, en los últimos años, casi la tercera parte de los casos se originan en sujetos normotensos y la proporción de hemorragias atribuibles a otras causas distintas de la hipertensión arterial se ha incrementado grandemente: traumatismos craneoencefálicos, trastornos hematológicos (leucemia, anemia aplástica, púrpura trombocitopénica, tratamiento anticoagulante, hemofilia), hemorragia intratumoral, amiloidosis, uso de cocaína y enfermedad de Moyamoya, por citar algunas (7,8,9).

Las enfermedades cerebrovasculares (ECV) constituyen también uno de los problemas de salud más importantes de nuestro país, afectan alrededor de un 5% de la población mayor de 65 años y representan entre el 9 y el 10% del total de defunciones. En los últimos cinco años del pasado decenio en Cuba murieron como promedio unas 7900 personas por esas causas anualmente (10). Estudios realizados en la región central del país muestran aspectos epidemiológicos importantes al respecto (11-17).

Constituye una prioridad del Ministerio de Salud Pública de nuestro país y responde a las directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS), lograr un incremento en el rigor de la atención y la sistematización en el tratamiento y seguimiento de estos enfermos. Sobre esta base se planificó e implementó el Programa Nacional de Prevención y Control de las enfermedades cerebrovasculares (ECV) desde junio del 2000 en Cuba (10)10.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924