Nivel de conocimientos sobre salud sexual y reproductiva en las adolescentes
Autor: Dra. Mayumi Hernández Díaz | Publicado:  12/11/2012 | Articulos , Medicina Familiar y Atencion Primaria , Sexualidad – Sexología | |
Nivel de conocimientos sobre salud sexual y reproductiva en las adolescentes .3

Se considera de forma convencional adolescente a toda persona cuya edad esté comprendida entre 10 y 20 años, en la que se adquiere una filosofía de la vida y del mundo circundante, acorde con los cambios sexuales, las transformaciones físicas, el momento social en el cual se desarrolla y el equilibrio que se produce entre los diferentes intereses, motivaciones, objetivos y aspiraciones que señalan un nivel de aceptación positivo o negativo de este grupo, en el espacio social y el escenario cultural donde transcurren los años más importantes de su desarrollo humano. (31)

La adolescencia es una etapa de transcendental importancia en la vida del ser humano, es un período entre la niñez y la edad adulta que se inicia con los cambios puberales y se caracteriza por profundas transformaciones biológicas, psicológicas y sociales, muchas de ellas generadoras de crisis, conflictos y contradicciones. No es solo una fase de adaptación a los cambios corporales, sino de grandes determinaciones hacia una mayor independencia psicológica y social. (36)

La adolescencia es la etapa de transición durante la cual el niño se transforma en adulto y en términos generales podemos delimitarla entre los 12 y 19 años, es la etapa de la vida en la que se experimenta el más rápido proceso de crecimiento físico y maduración emocional e intelectual. Este desarrollo ha incluido cambios físicos, emocionales y sociales. Así mismo se produce una variación en la manera en que se relacionan con el mundo que les rodea. (37)

En el segundo seminario colombiano “Sexualidad en la adolescencia” realizado en 1994 se define como la etapa de autodescubrimiento, de clarificación de la identidad y de la maduración y es aquí donde se le comienzan a introducir elementos en cuanto a salud reproductiva se refiere definiéndola como: “período de la vida en el cual el individuo adquiere la capacidad reproductiva, transita los patrones psicológicos de la niñez a la adultez y consolida la independencia socioeconómica, fijando sus límites entre los 10 y 20 años. (7)

I.1.2 Clasificación

La adolescencia, como ya se dijo, es una etapa compleja y dentro de ese rango cronológico el desarrollo es diferente en cada adolescente, por lo que son significativamente marcadas las diferencias biológicas y psicológicas, de manera tal que considerar este grupo de edad como un “bloque” es incorrecto.

Por lo tanto, se han propuestos las subdivisiones o fases siguientes:

 Adolescencia temprana: se considera entre los 10 y 14 años.
 Adolescencia tardía: entre 15 y 19 años. En esta fase se presenta el período que se conoce como “juventud”, que se desarrolla entre 15 y 24 años de edad.

Otros autores consideran tres etapas de la adolescencia:

 Temprana: entre 10 y 14 años.
 Intermedia: entre 15 y 16 años.
 Tardía: entre 17 y 19 años. (36)

Particularidades de las etapas.

Adolescencia temprana

En esta etapa ocurren cambios biológicos, como aquellos que interesan al aparato reproductor, y se desarrollan los caracteres sexuales secundarios. En ambos sexos aparece el vello pubiano. En la hembra comienza la telarquia, y el crecimiento y desarrollo de los órganos sexuales internos; en el varón el aumento testicular, los cambios de color y arrugamientos escrotales, y el crecimiento del pene. Como consecuencia de de las transformaciones en los órganos sexuales se produce también un influjo hormonal generador de impulsos psicosexuales.

En este periodo surge además la necesidad de independencia, la impulsividad, labilidad emocional, las alteraciones del ánimo y la búsqueda de solidaridad y comprensión entre pares, lo que se mezcla con necesidad sentida de apoyo de los padres, suele aparecer la menarquía en nuestro país y la eyacularquia en el varón. Continúan los cambios biológicos, entre los que el crecimiento estatural acelerado, y si no se había producido ocurre el estirón puberal en ambos sexos. Para entonces, el adolescente, dotado de la capacidad biológica de ejercer su sexualidad y de experimentar sus primeras vivencias psicosexuales, es inmaduro psicológica y socialmente. Las relaciones amorosas son inestables, el romanticismo e ímpetu del amor, extraordinarios, sin sustento en propiedades fundamentales. Son conductas propias de la edad la masturbación, los juegos sexuales y las relaciones íntimas, que en nuestro medio ocurren por debajo de los 18 años, lo que ha sido avalado por algunas investigaciones realizadas con este propósito y por criterios de expertos (26).

Adolescencia tardía.

Se alcanzan los caracteres sexuales de la edad adulta, termina el crecimiento, hay aproximación a la familia y una mayor independencia. El grupo comienza a ser desplazado por la relación de pareja, los impulsos van siendo mejor controlados, los cambios emocionales menos marcados y la ambivalencia se va disipando. Se construye un sistema propio de valores y proyectos de vida. (36)

I.2 Sexualidad.

Freud estaba convencido de que la sexualidad era la fuerza primogénita que motivaba toda la acción humana y la causa principal de sus reacciones. (31)

Durante los siglos XVIII y el XIX, particularmente se desató en el mundo occidental, liderado por la iglesia católica y algunos sectores moralizantes una verdadera cacería de brujas contra la sexualidad adolescente. Sanciones, castigos, represiones dirigidas a evitar la "degeneración" física y mental producida por sus inquietudes sexuales o peor aún por las prácticas eróticas solitarias o de pareja.

Es en el siglo XX cuando se comienzan los estudios serios a cerca de la sexualidad en esta etapa de la vida que desde luego, no se inicia en estas edades sino mucho antes, incluso en la etapa prenatal donde se definen los caracteres sexuales primarios. (32, 38)

I.2.1 Conceptos.

Existen muchas formas de pensar, definir, y vivir la sexualidad; seguramente cada uno de nosotros tiene “su” manera especial de sentirla y manifestarla. La sexualidad tiene que ver con nuestra manera de “ser” con nosotros mismos y con los otros. Es algo que resulta complejo y a veces difícil de explicar porque lo tomamos como natural y dado, sin embargo está íntimamente vinculado con las primeras experiencias infantiles y nos acompañará durante toda la vida.

La forma de comunicamos y expresarnos a través del cuerpo, los sentimientos, las emociones, la necesidad de contacto físico, el cuidado, el respeto, la intimidad. (39)

Definir la sexualidad humana desde perspectiva científica, y describirla desde un punto de vista genético, hormonal, fisiológico, anatómico o legal es científicamente interesante, pero se considera insuficiente para entenderla en su totalidad si no se atiende a factores psicológicos, sociales, antropológico, culturales (entre los que están los morales y religiosos) y emocionales.

La sexualidad humana es heterogénea y compleja yendo mucho más allá de la mera reproducción y el coito. El comportamiento sexual humano se dirige a la satisfacción de pulsiones sexuales (libido), a la obtención de placer y a una necesidad de relación íntima. Se encuentra en la niñez y permanece hasta la edad adulta, constituyendo un ámbito fundamental de realización y satisfacción para las personas en el encuentro con otros y consigo mismo. (40)

Diferentes autores la definen como las “características biológicas, psicológicas y socioculturales que nos permiten comprender el mundo y vivirlo a través de nuestro ser como hombres y mujeres”

Es una necesidad humana, expresada a través del cuerpo como parte de la personalidad, que determina lo femenino y lo masculino, de la imagen y conciencia de cada ser humano, y también es parte de la identidad. (41)

Según la OMS (2001), la salud sexual es la integración en el ser humano de lo somático, lo emocional, lo intelectual y lo social de la conducta sexual para lograr un enriquecimiento positive de la sexualidad humana que facilite sus posibilidades de comunicación y de dar y recibir amor.

I.3 Encuentro del adolescente con su sexualidad.

Como hemos explicado en los acápites anteriores, para los mayores se hace muy difícil comprender el salto cualitativo que en todas las esferas de su existencia deben dar los y las adolescentes en tan breve espacio de tiempo, tradicionalmente les resulta mucho más difícil asimilar y propiciar las adquisiciones inherentes al área psicosexual de su personalidad. Son innumerables los mitos, tabúes, prejuicios y estereotipos sexuales que albergan y trasmiten a los adolescentes las personas que les rodean. Relacionamos algunos de los que se han detectado en diversos estudios: (32,42)



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924