Cone beam. Tomografia computarizada de haz conico. Aplicaciones en odontologia
Autor: Dra. Adriana Marra | Publicado:  10/12/2012 | Odontologia y Estomatologia , Articulos , Imagenes de Odontologia y Estomatologia , Imagenes de Radiodiagnostico y Radioterapia , Imagenes | |
Cone beam. Tomografia computarizada de haz conico. Aplicaciones en odontologia .1

Cone beam. Tomografía computarizada de haz cónico. Aplicaciones en odontología

Adriana Marra. Odontóloga. Especialista en Radiología Odontológica Profesora Adjunta de Diagnóstico por Imágenes I y II de la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional de Cuyo. Investigadora Secretaria de Ciencia y Técnica Universidad Nacional de Cuyo.

Adriana Poletto. Doctora en Odontología por la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional de Córdoba. Especialista en Diagnóstico por Imágenes Bucomaxilofacial otorgado por la Academia Nacional de Odontología de la República Argentina. Directora del Servicio de Radiología de la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional de Cuyo. Profesora Titular de Diagnóstico por Imágenes I y II de la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional de Cuyo. Investigadora Secretaria de Ciencia y Técnica Universidad Nacional de Cuyo.

INTRODUCCIÓN

La tomografía computariza de haz cónico, en inglés “Cone Beam Computed Tomography” (CBCT) se desarrolló a fines de los años 90 con el objetivo de obtener escáneres tridimensionales del esqueleto maxilofacial, con una dosis de radiación mucho más baja que para la tomografía convencional. A esto se suma el beneficio de obtener imágenes sin superposición, sin distorsión y con una resolución sub-milimétrica de imágenes, que se traduce en imágenes de alta calidad diagnóstica.

Las técnicas radiográficas convencionales están limitadas a una interpretación de 2 dimensiones y a factores de distorsión asociados con la anatomía y demás características según la técnica empleada. Con la introducción de la tecnología CBCT y sus aplicaciones en diagnóstico y planeamientos pre-quirúrgicos se facilita el trabajo del odontólogo, debido al empleo de herramientas que brindan mayor seguridad en la práctica, basándose en imágenes volumétricas tridimensionales, necesarias para evitar cualquier tipo de complicaciones.

SUMMARY

The Cone beam CT "Cone Beam Computed Tomography" (CBCT) was developed at the end of the 1990s with the aim of obtaining three-dimensional scanners of the maxillo-facial skeleton, with lower dose of radiation than conventional CT. Added to this is the benefit of imaging no overlap, no distortion and with a sub-milimetric resolution, which translates into high quality diagnostic images. Conventional x-ray techniques are limited to a two-dimensional interpretation and distortion factors associated with Anatomy and other characteristics according to the different technique. With the introduction of the CBCT technology and its applications in diagnosis and pre-surgical planning the work of the dentist is easier, due to the use of tools that provide greater security in practice, based on volumetric three-dimensional images, necessary to avoid complications.

PALABRAS CLAVE: cone beam, haz cónico, tomografía

KEY WORDS: cone beam, tomography

REVISIÓN DE LA LITERATURA

La tomografía consiste en la obtención de imágenes del cuerpo en partes o cortes. Es una técnica especializada que registra de manera clara objetos localizados dentro de un determinado plano y permite la observación de una región con poca o ninguna superposición de estructuras

La tomografía computada puede dividirse en dos categorías, basada en el formato del del haz de rayos X:

• Tomografía Computarizada Tradicional, en haz de rango
• Tomografía Computarizada Volumétrica en haz volumétrico (Figura nº1)

Los dos tipos de exámenes tomográficos computarizados permiten la obtención de imágenes en cortes de la región dentomaxilofacial, por lo tanto la única característica que presenta en común se refiere a la utilización e rayos-x. Pues, la ingeniería y las dimensiones del equipo, el principio por el cual se obtiene y se procesan las imágenes, la dosis de radiación y el costo del equipo son completamente distintos entre esas dos modalidades. (1)

La “Cone Beam Computed Tomography” (CBCT) utiliza una tecnología innovadora en la adquisición de imagen – el haz cónico de rayos-x. Este permite que la imagen sea adquirida como un volumen y no como un plano, como ocurre en la tomografía computarizada medica. Así pues, al contrario de la Tomografía Computarizada Tradicional, que necesita de tantas vueltas cuanto fuesen las espesuras del corte y tamaño de la estructura, resultando la mayor exposición del paciente a la radiación. La tomografía computarizada de haz volumétrico, debido a su haz de rayos-x en forma de abanico, necesita apenas de un giro alrededor del área de interés para obtener las informaciones necesarias para la reconstrucción de las imágenes. (2)

Al termino del examen, esa secuencia de imágenes base (raw data) es reconstruida para generar la imagen volumétrica en 3D, por medio de un software especifico o un sofisticado programa de algoritmos, instalado en un computador convencional acoplado al tomógrafo. El tiempo de examen puede variar de 10 a 60 segundos (una vuelta completa del sistema), pero el tiempo efectivo de exposición a los rayos x es menor, variando de 3 a 6 segundos. (7)

La información volumétrica adquirida se utiliza para realizar reconstrucciones multiplanares, o sea la visualización de las imágenes axiales, coronales, sagitales y oblicuas, así como la reconstrucción en 3D. Adicionalmente, el programa permite generar imágenes bidimensionales, replicas de las radiografías convencionales utilizadas en la Odontología, como la panorámica y las telerradiografías en norma lateral y frontal, función denominada reconstrucción multiplanar en volumen, que constituye otra importante ventaja de la tomografía computarizada de haz volumétrico. (3)

A su vez, el software permite la realización de medidas lineales y angulares.

El volumen total de área escaneada presenta un formato cilíndrico, de tamaño variable de acuerdo con la marca del equipo, y se compone unitariamente por el voxel. En la “Cone Beam Computed Tomography” (CBCT), el voxel es llamado isométrico, o sea presenta altura, anchura y profundidad de iguales dimensiones. (7) Cada lado del voxel presenta dimensiones submilimétrica (menor que 1 milímetro, generalmente de 0,119 a 0,4 milímetro) y, por tanto, la imagen de CBCT presenta muy buena resolución.

Una gran ventaja de la tomografía computarizada odontológica es que los programas que ejecutan la reconstrucción computarizada de las imágenes pueden ser instalados en computadoras convencionales, y no necesitan de un WORKSTATION como la tomografía computarizada tradicional, a pesar de ambas ser almacenadas en el idioma Dicom (Digital imaging y communication in Medicine).

Las imágenes de interés pueden ser impresas, grabadas y almacenadas, como parte de la documentación.
Otra de las ventajas que ofrece la “Cone Beam Computed Tomography” (CBCT) es que los artefactos producidos por restauraciones metálicas son menos significativos que en la tomografía convencional.

La dosis de radiación efectiva de la tomografía computarizada odontológica varía de acuerdo con la marca comercial del equipo y con las especificaciones técnicas seleccionadas durante la toma (campo de visión, tiempo de exposición, mili-amperaje y kilovoltaje). (4).

Sin embargo, de un modo general, se muestra significativamente reducida en comparación a la tomografía computarizada tradicional. (5, 6, 7, 8)

En comparación a las radiografías convencionales, la dosis de radiación de la “Cone Beam Computed Tomography” (CBCT) se presenta similar al del examen periapical de toda la boca o equivale aproximadamente 4 a 15 veces la dosis de una radiografía panorámica. (9)

APLICACIÓN CLÍNICA DEL CONE BEAM

IMPLANTOLOGIA: permite detectar estructuras anatómicas, evaluar morfología, cantidad y calidad ósea y realizar mediciones exactas del reborde alveolar en ancho, largo y profundidad. Permite también determinar si es necesario un injerto óseo o un levantamiento de seno maxilar. Permite seleccionar el tamaño y modelo del implante y optimizar su localización. Permite reducir los riesgos quirúrgicos. (Figuras nº2 y nº3)



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924