Transculturacion del consumismo sanitario y medicalizacion en la globalizacion
Autor: Gustavo Alcántara Moreno | Publicado:  13/12/2012 | Otras Especialidades , Gestion Sanitaria , Articulos | |
Transculturacion del consumismo sanitario y medicalizacion en la globalizacion .1

Transculturación del consumismo sanitario y medicalización en la globalización.

Gustavo Alcántara Moreno. Politólogo, Abogado, Magíster en Ciencias Políticas, Doctorando en Ciencias Humanas (Universidad de Los Andes).
Evelyne Rivas Suárez. Politólogo, Magíster en Economía (Universidad de Los Andes).

Departamento de Ciencias de la Conducta, Facultad de Medicina, Universidad de Los Andes, Mérida, Venezuela. Proyecto financiado por el CDCHTA-ULA, código M-1016-11-09-B.

Resumen

El presente trabajo tiene como propósito abordar la transculturación del consumismo sanitario desde la sociedad norteamericana hacia las sociedades en vías de desarrollo, dando cuenta de cómo esta situación repercute en el proceso salud-enfermedad. También se estudia una de las principales características de las sociedades influenciadas por el sistema de salud norteamericano, tal y como lo es la medicalización de las mismas. Se pretende entonces abordar dichos fenómenos desde una perspectiva sociológica de la globalización, en el sentido de que se hace énfasis en la dimensión cultural.

El estudio se realizó desde una perspectiva sociológica mediante la aplicación de una metodología, predominantemente cualitativa, de tipo documental, centrándose en un caso que pretende ser estudiado como unidad, de manera exhaustiva.

Palabras clave: Transculturación, medicalización, globalización, cultura.

Abstract.

This paper aims to address health consumerism transculturation from American society toward developing societies, realizing how this affects the health-disease process. We also study one of the main characteristics of societies influenced by the U.S. health system, as it is the medicalization of them. It then seeks to address these phenomena from a sociological perspective of globalization, in the sense that it emphasizes the cultural dimension. The study was conducted from a sociological perspective by applying a methodology, predominantly qualitative, documentary, focusing on an event that aims to be studied as a unit, exhaustively.
Key words: Transculturation, medicalization, globalization, culture.

1.1. Introducción: globalización, cultura y salud.

En el plano académico, una visión sociológica con respecto a qué se entiende por globalización es la dada por los autores franceses, los cuales denominan al fenómeno como mundialización. Por dicho proceso se entiende “el incremento, a escala mundial, de las interacciones que unen entre sí a todas las actividades humanas. Este aumento de las interdependencias ya no conoce fronteras, gracias a la abolición de los obstáculos imputables al tiempo y al espacio” (Brunvick y Danzin, 1999, p. 15).

Se trata de una transformación de la sociedad cuya rapidez y profundidad sólo es susceptible de comprenderse como una ruptura. En este proceso está presente la categoría de cambio social, marcando entonces el paso de una época a otra, lo que por supuesto implica una recreación y reconstrucción de la estructura social. De allí que la nueva realidad desborde las explicaciones y sature los sentidos al intentar comprenderla y digerirla.

Así pues, el mundo se hace cada vez más un lugar en donde las distancias se acortan y el tiempo se reduce. Se vive ciertamente en una aldea global que presenta como característica específica, que lo que sucede en cualquier punto estratégico de la misma puede tener impactos inmediatos y muy intensos en muchos otros lugares y afectar especialmente a los países en desarrollo por su alta vulnerabilidad, en particular en el área de la salud. Ejemplo de ello son el cambio climático, la lluvia ácida, los contaminantes químicos, los cultivos de transgénicos, el tráfico de desechos tóxicos peligrosos y los desastres naturales, entre otros.

Podría afirmarse entonces que nadie, ningún país ni persona, es infalible a los peligros arriba mencionados. Se trata de una proliferación de riesgos para la salud a escala global que trasciende el ámbito geográfico y por tanto la competencia de los diversos Estados nacionales del mundo. Este “desplazamiento de los asuntos humanos del marco restringido del Estado-nación al vasto escenario del planeta Tierra está afectando no sólo el comercio, las finanzas, la ciencia, el ambiente, la delincuencia y el terrorismo; también está modificando la naturaleza de los retos de salud a los que nos enfrentamos en todo el mundo” (Frenk y Gómez, 2004).

También en una perspectiva sociológica, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) (2003) entienden la globalización como “la internacionalización de la producción y el consumo, de valores y costumbres, a través del movimiento de capital, fuerza laboral, tecnología e información” (p. 3). Esta definición toma en cuenta dos categorías sociológicas de análisis como lo son los valores y las costumbres, incluidas éstas dentro del área más amplia de los estudios referentes a la cultura.

Esta es una tendencia que viene dada por estudios sociológicos y politológicos, los cuales ven en la globalización la tendencia a la expansión de los valores de la sociedad occidental y los valores de la democracia y del Estado Social de Derechos, lo cual entra en conflicto con muchas sociedades rurales y con bajas capacidades estructurales para que se dé la democratización. Ello conlleva a matizar y comprender de manera más clara el proceso de diferenciación cultural dejado de lado en muchas interpretaciones apresuradas sobre el proceso de globalización en cuanto criterio de explicación de la expansión de la racionalidad científica en el planeta.

Los valores como categoría sociológica son “criterios profundamente asumidos para juzgar lo que está bien y lo que está mal, lo que es deseable o indeseable, lo que es hermoso o feo. Son los estándares subyacentes, generales, con frecuencia inconscientes e inexpresados con los que evaluamos actos específicos, objetos o hechos” (Calhoun, Light y Keller, 2000, p. 93).

En un escenario como el anterior, el concepto de cultura aplicado al campo de la salud constituye el eje neurálgico en el análisis de los factores sociales involucrados en el proceso de salud-enfermedad. A través del reconocimiento de las diferencias y similitudes culturales entre usuarios y proveedores es posible comprender, por ejemplo, el nivel y carácter de las expectativas que cada cual tiene del proceso, las percepciones de salud y enfermedad representadas en la interacción médico-paciente, los patrones con que se evalúa la calidad y resultado de la acción terapéutica, y el despliegue de diversas conductas frente a la enfermedad.

De hecho, “La diversidad sociocultural es mayor que la diversidad biológica de los seres humanos, cuyos organismos funcionan todos más o menos similarmente en el plano fisiológico. En la medida en que la salud es concebida en forma que va más allá del tratamiento de la enfermedad para incluir aspectos como nutrición, seguridad y participación social, hay un papel cada vez más importante que debe desempeñar el científico social” (Sawyer, 1999, p. 42).

En torno a la cultura surge entonces el debate de si acaso estamos avanzando hacia una homogenización de valores, costumbres, símbolos, normas y usos sociales o, si por el contrario, gracias a la globalización es posible que cada comunidad determinada reafirme y refuerce su diversidad cultural y pueda expresarla a nivel global, tal y como ocurre por ejemplo con los movimientos indígenas.

Al respecto puede decirse entonces que la globalización de la cultura no es un proceso que transite unívocamente por un mismo camino, conducente inevitablemente a la norteamericanización, lo que algunos denominan el imperialismo cultual. Tampoco crea necesariamente “una cultura homogeneizada, aguada y grisácea. Las pequeñas culturas tradicionales pueden verse arrolladas, pero la globalización también permite combinaciones nuevas y diversas de tradiciones culturales antaño separadas” (Friedman, citado en Calhoun, Light y Keller, Ob. cit., p. 113).

Sin embargo, puede argumentarse que actualmente en América Latina, la ciencia y la tecnología son objeto de transferencias desde los centros de poder en que se generan relaciones desiguales devenidas en medios de dominación cultural, que dejan sin posibilidades de desarrollo cualquier otro conocimiento alternativo.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924