Comportamiento de la hipertension arterial inducida por el embarazo
Autor: Dra. Mirley Vilató Floriam | Publicado:  14/12/2012 | Cardiologia , Ginecologia y Obstetricia , Medicina Interna , Articulos | |
Comportamiento de la hipertension arterial inducida por el embarazo .3

Clase 1: menor de 50.000 plaquetas/ microlitro.
Clase 2: mayor de 50.000 a menor o igual de 100.000 plaquetas/ microlitro.
Clase 3: plaquetas mayor de 100.000 a menor de 150.000 plaquetas/ microlitro.

Esta clasificación tiene importancia desde el punto de vista clínico y terapéutico, porque permite valorar el grado y pronóstico del síndrome y los medios terapéuticos a emplear.

El tratamiento de elección es la Interrupción del embarazo.

La segunda categoría es la hipertensión crónica donde se encuentra la hipertensión crónica primaria y secundaria.

Se define como la hipertensión que está presente antes del embarazo o que es diagnosticada antes de la semana 20 de la gestación. La hipertensión que se diagnostica durante el embarazo y que no resuelve después del parto también clasifica como tal.

Esta puede ser primaria: esencial o idiopática y secundaria: dentro de las que se encuentran las de causa renal como la parenquimatosa (glomerulonefritis, pielonefritis crónica, nefritis intersticial, riñón poliquístico), la vascular: estenosis de la arteria renal, la adrenal: cortical (síndrome de Cushing, hiperaldosteronismo) y medular como el feocromocitoma y otras causas como la coartación de aorta y la tirotoxicosis.

La tercera categoría es la hipertensión crónica con enfermedad hipertensiva del embarazo sobreañadida.

Una paciente puede presentarse a la consulta obstétrica con historia de hipertensión previa al embarazo, hipertensión antes de las 20 semanas de gestación, hipertensión después de los 42 días del parto.

Estos antecedentes, previos o actuales, sumados a las características clínicas de la enfermedad y los hallazgos de laboratorio nos harán arribar al diagnóstico de una mujer con hipertensión crónica.

En estas pacientes es fundamental la consulta preconcepcional para ajustar la medicación y adaptarla a la situación futura de embarazo teniendo bajo control la tensión arterial. Se investigará sobre patologías asociadas (cardíacas, renales, tiroideas, diabetes), antecedente de embarazos anteriores, su resultado y el desarrollo de preeclampsia sobre impuesta, de desprendimiento de placenta o de insuficiencia cardiaca.

Esta entidad si no se trata a tiempo puede dañar los riñones, el hígado y el cerebro de la mujer. Todos los tipos de hipertensión aumentan el riesgo de complicaciones durante el embarazo. No obstante, este riesgo es mayor en las mujeres con hipertensión crónica acompañada por preeclampsia:

La hipertensión puede constreñir los vasos sanguíneos del útero y, en consecuencia, afectar el suministro de oxígeno y nutrientes a la placenta, que nutre al feto. Si esto ocurre antes de término, puede retrasar el crecimiento del feto y, en algunos casos, hacer que el bebé nazca con bajo peso (menos de cinco libras y media).

Algunas mujeres desarrollan hipertensión grave u otros síntomas de empeoramiento de la preeclampsia a pesar del tratamiento. En algunos casos, puede ser necesario adelantar el parto a fin de evitar complicaciones graves para la madre y el bebé, lo que a veces da como resultado el nacimiento de un bebé prematuro y de bajo peso. Estos bebés están expuestos a un riesgo mayor de tener problemas de salud durante las primeras semanas de vida e incapacidades permanentes, como problemas de aprendizaje y parálisis cerebral.

La placenta se desprende de forma parcial o total de la pared uterina antes del parto. Cuando es grave, puede provocar hemorragia abundante y shock, que son situaciones peligrosas tanto para la madre como para el bebé.

Las formas de hipertensión inducidas por el embarazo (preeclampsia y eclampsia) pueden aumentar el riesgo de la muerte fetal y del recién nacido, sobre todo cuando estas formas de hipertensión recurren en un segundo o siguientes embarazos. Es posible que la hipertensión inducida por el embarazo recurrente sea más grave que cuando ocurre en un primer embarazo, aumentando los riesgos para el bebé. Las mujeres que desarrollan hipertensión inducida por el embarazo recurrente, también pueden tener otras condiciones de salud, como obesidad o la diabetes, el cual puede contribuir al aumento del riesgo de la muerte fetal y del recién nacido.

OBJETIVOS

General:

1. Describir el comportamiento de la hipertensión arterial inducida por el embarazo en el servicio de obstetricia, hospital Bansang enero – agosto 2011.

Específicos:

1- Distribuir la incidencia de la enfermedad por meses, edad, paridad y edad gestacional.
2- Identificar las muestra según factores de riesgo y tipo de embarazo.
3- Determinar el comportamiento de la enfermedad hipertensiva inducida por el embarazo según el tipo de hipertensión.
4- Identificar principal vía del parto y el estado de los recién nacidos.

MÉTODO

Se realizó un estudio descriptivo prospectivo de enero - agosto 2011 en pacientes que ingresaron en el servicio de obstetricia del Hospital de Bansang, con el objetivo de describir el comportamiento de pacientes con enfermedad hipertensiva del embarazo.

El universo de estudio estuvo constituido por 1018 pacientes que fueron hospitalizadas y la muestra fueron 154 gestantes.

En nuestro estudio se analizaron las siguientes variables: incidencia de la enfermedad por meses, edad, paridad, tiempo de gestación, factores de riesgos, sintomatología, comportamiento según clasificación, vía del parto y recién nacido.

Se realizó un seguimiento desde el momento del ingreso hasta el egreso de las pacientes, evaluando la evolución de todos los casos, incluyendo los recién nacidos.

Para dar respuesta al objetivo número 1, se distribuyó la incidencia de la enfermedad por meses, edad, paridad y edad gestacional.

La edad estuvo determinada por los años cumplidos según los siguientes grupos de edades:

Menores de 20 años,
20-24
25-29
30-35
Mayores de 35 años.

En la paridad consideramos los términos

Nulípara: Paciente que no ha tenido parto
Secundípara: Las pacientes que han tenido un segundo parto.
Multípara: Paciente con 3 o más partos.

La edad gestacional fue considerada al ingreso teniendo en cuenta la fecha de la última menstruación la cual se subdividió de la siguiente forma:

Menos de 25 semanas
25 – 30 semanas
31 – 36 semanas
37 – 40 semanas
41 – 42 semanas



Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado