Disfuncion familiar en el paciente alcoholico
Autor: Dra. Lourdes María Jaime Valdés | Publicado:  28/06/2008 | Psicologia , Psiquiatria | |
Disfuncion familiar en el paciente alcoholico.1

Disfunción familiar en el paciente alcohólico.

 

Dra. Lourdes M. Jaime Valdés (1), Dr. Luis E. Pérez Guerra (2), Dra. Marta Alonso Cofiño (3).

 

1. Especialista de segundo grado en MGI, Master en Psicología de la Salud. Profesor Auxiliar del ISCM.VC. Centro de trabajo Facultad de Ciencias Médicas ISCM.VC. Vice Decanato de Postgrado.

2. Especialista de segundo grado en MGI. Profesor Asistente del ISCM. VC. Centro de trabajo Policlínico Universitario Marta Abreu. Santa Clara. Villa Clara.

3. Especialista de Segundo grado en Higiene y Epidemiología. Master en Enfermedades Infecciosas. Profesor Asistente del ISCM. VC.

 

Análisis Estadístico: Profesor Consultante Ingeniero Laureano Prado ISCM VC. Dirección particular: Calle Padre Tudurí No 12 B altos entre Juan Bruno Zayas y Máximo Gómez SC.

 

Instituto Superior De Ciencias Médicas "Serafín Ruiz de Zárate Ruiz". Santa Clara. Villa Clara.

 

Resumen

 

La familia como conglomerado social constituye un grupo primario de fundamental importancia en nuestra sociedad. Los problemas de funcionamiento familiar pueden influir tanto en la aparición, como en la descompensación de las enfermedades crónicas, en la mayoría de las enfermedades psiquiátricas y en las conductas de riesgo de salud. Por su frecuencia y complejidad, la disfunción familiar constituye un verdadero reto para el Médico de Familia, tanto en la precisión diagnóstica como en la orientación psicodinámica e integradora que exige el tratamiento del paciente alcohólico.

 

Por la importancia que se le atribuye a este tema se realizó un estudio descriptivo longitudinal y prospectivo para valorar el comportamiento de la disfunción familiar en la familia del paciente alcohólico dependiente con ó sin al complicaciones perteneciente Centro Comunitario de Salud Mental del Policlínico Docente “Martha Abreu”, municipio de Santa Clara, Villa Clara en el período comprendido entre Mayo 2006 a Noviembre 2007. De un universo de 236 pacientes se seleccionaron al azar 150 pacientes a los que se les llenaron la ficha para el paciente alcohólico así como cuestionarios para establecer criterios diagnósticos y etapa evolutiva en que se encontraban.

 

Al total de la muestra le fue aplicada una encuesta para identificar causas de disfunción familiar, así como las consecuencias familiares del alcoholismo, los estilos de vida y las principales crisis paranormativas presentes en las familias de los pacientes. Además se le aplicó a cada familia el cuestionario FL- SIL para el diagnóstico del funcionamiento familiar. Todas las familias fueron diagnosticadas como disfuncionales. Se identificaron como principales causas de disfunción familiar el rechazo al familiar alcohólico y las relaciones familiares inadecuadas, las consecuencias familiares del alcoholismo más relevantes fueron el divorcio, el rechazo familiar, la violencia doméstica, la desatención y el abandono familiar. Los estilos de vida más frecuentes fueron la ingestión diaria, la violencia doméstica así como la mala utilización del per cápita familiar, y la crisis predominante fue la de desmoralización. Se recomienda diseñar una propuesta de intervención para mejorar el funcionamiento familiar de las familias del paciente alcohólico en general.

 

Palabras clave: Funcionamiento Familiar, Disfunción Familiar, Alcoholismo

 

Introducción

 

El dios griego Baco, creador del buen vino que acompañaba los momentos alegres y las llamadas “bacanales”, nunca pensó que la adicción a tal bebida pudiera convertirse en una enfermedad, y que a la altura del tercer milenio sus consecuencias dañinas fueran semejantes a las de una plaga, con lamentables consecuencias para el individuo adicto y para la sociedad en general. (1) En la Edad Media el consumo de Alcohol se asocia a muchos ritos y ceremonias, nacimientos, bodas, muerte, coronaciones e incluso la firma de tratados, su uso ha continuado en la misma forma hasta el presente. (2)

 

Desde la antigüedad se conocen los efectos nocivos del uso y abuso en el consumo de bebidas alcohólicas. El alcoholismo es una enfermedad crónica, progresiva y fatal, caracterizada por tolerancia y dependencia física y por cambios orgánicos patológicos. Existe predominio del sexo masculino de esta afección, aunque es cada vez mayor su adición por el sexo femenino y en jóvenes en general , se observa en más del 16% de las personas mayores de 65 años y se reporta una alarmante incidencia mundial.

 

El alcohol, del árabe alkuhi (esencia o espíritu) es la droga más consumida en el mundo. Su utilización por el hombre, en forma de brebaje, se supone que data de los albores de la humanidad. La ingestión inicial vinculada con actividades religiosas dio paso a su consumo colectivo. Desde entonces se distinguieron dos grandes categorías de consumidores, aquellos que beben dentro de las normas sociales de responsabilidad y los que, desafortunadamente pierden el control y se convierten en bebedores irresponsables. (3-5)

 

Las definiciones empleadas en la actualidad bajo el término alcoholismo, no se apartan de la que hizo Magnus Huss en 1849. Una de las aceptadas internacionalmente es la propuesta por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1976, con el término "síndrome de dependencia del alcohol (SDA)" descrito como un trastorno de conducta crónico, manifestado por un estado psíquico y físico, que conduce compulsivamente a ingestas excesivas de alcohol con respecto a las normas sociales y dietéticas de la comunidad, de manera repetida, continua o periódica con objeto de experimentar efectos psíquicos y que acaban interfiriendo en la salud y en las funciones económicas y sociales del bebedor.(6)

 

La presencia de un alcohólico genera o dificulta las relaciones interpersonales, favorece la aparición de crisis importantes en el medio social, con frecuentes crisis de desintegración familiar, problemas económicos, laborales y sociales. Es conocida la relación causal que se establece entre el consumo del alcohol, la disfunción familiar, el divorcio y el deterioro de las relaciones sexuales. El promedio de vida de quienes padecen el hábito, se reduce a más de 12 años y se estima que como mínimo 5 personas cerca del alcohólico sufren con él a causa de esa enfermedad. Las actitudes que adoptan los integrantes de la familia ante la conducta alcohólica de algunos de sus componentes generalmente influyen de modo decisivo en la evolución del propio enfermo pues la familia constituye un sistema de relaciones entre los miembros y cualquier alteración en su dinámica tiende a afectar su equilibrio.

 

La familia es una institución que cumple una importantísima función social como transmisora de valores éticos-culturales e igualmente juega un decisivo papel en el desarrollo psico-social de sus integrantes.

 

El funcionamiento familiar es considerado como la dinámica relacional interactiva y sistémica que se da entre los miembros de una familia y se evalúa a través de las categorías de cohesión, armonía, rol, permeabilidad, afectividad, participación y adaptabilidad.

 

Los problemas de funcionamiento familiar pueden influir tanto en la aparición, como en la descompensación de las enfermedades crónicas, en la mayoría de las enfermedades psiquiátricas y en las conductas de riesgo de salud. Resultados de investigaciones documentan la relación del funcionamiento familiar como factor predisponerte o coadyuvante en la producción y curso de diversas enfermedades y problemas de salud en sus integrantes. Se asocia fundamentalmente con el alcoholismo y otras adicciones, la conducta antisocial, el suicidio y predice la ocurrencia de desordenes mentales. (7)


A continuación, presentamos una selección de los vídeos que ya pueden ver en la sección Vídeos de Medicina y Enfermería

>>ENTRAR EN VÍDEOS DE MEDICINA Y ENFERMERÍA

Categorías

Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924