Antibioticos Sulfonamidas, Trimetoprim, y Fluoroquinolonas
Autor: Aura Ramírez | Publicado:  17/10/2008 | Enfermedades Infecciosas , Farmacologia , Apuntes de Infectologia. Apuntes de Medicina | |
Antibioticos Sulfonamidas, Trimetoprim, y Fluoroquinolonas.1

Antibióticos Sulfonamidas, Trimetoprim, y Fluoroquinolonas

 

Aura Ramírez, estudiante de Medicina. República Dominicana.

 

Las drogas sulfonamidas fueron los primeros agentes quimoterapéuticos efectivos al ser empleados sistémicamente para la prevención y la cura de infecciones bacterianas en humanos. Con el advenimiento de la penicilina y otros antibióticos, ha disminuido el uso de las sulfonamidas, y su uso se ha limitado. Sin embargo, la combinación del trimetoprim ha aumentado el uso de las sulfonamidas en la profilaxis y tratamiento de infecciones microbianas específicas. Las sulfonamidas y el trimetoprim son antimetabolitos selectivamente tóxicos para los microorganismos porque interfieren con la síntesis de ácido fólico.

 

Las fluoroquinolonas, que selectivamente inhiben el metabolismo del ácido nucleico del microbio, también tienen gran espectro contra la actividad microbiana que incluye muchos patógenos comunes. La resistencia se ha formado contra las primeras generaciones de las fluoroquinolonas, pero la introducción de nuevas generaciones de fluoroquinolonas han expandido la actividad en contra de organismos patógenos comunes.

 

antibioticos_sulfonamida_fluoroquinolonas/trimetroprim_generacion

 

Sulfonamidas

 

(Un agente bacteriostático es aquel que inhibe el desarrollo de la bacteria y se basa en los mecanismos de defensa del huésped para la erradicación final de la infección. En cambio, un agente bactericida es aquel que actúa destruyendo la bacteria.)

 

Las sulfonamidas son antibióticos bacteriostáticos inhibidores de la síntesis de ácido fólico. Las sulfonamidas tienen un amplio espectro de acción contra los organismos Grampositivos y Gramnegativos. Sin embargo, las cepas resistentes a las sulfonamidas se han vuelto comunes y la utilidad de estos agentes ha disminuido considerablemente.

 

Mecanismo de acción. Las sulfonamidas son bacteriostáticos que inhiben la síntesis de ácido fólico en la bacteria. Como un antagonista competitivo o un antimetabolito del PABA (Ácido Para-aminobenzoico), la sulfonamida inhibe competitivamente la síntesis de dihidropteroato sintasa, enzima que en condiciones normales produce la formación de ácido dihidrofólico, que subsecuentemente se convierte en ácido tetrahidrofólico (tetrahidrofolato), purinas, y por último en ADN. Estas también pueden actuar como un sustrato para esta enzima, resultando en la síntesis de formas no funcionales de ácido fólico, que conlleva por igual a la no formación del ADN. Es evidente que los microorganismos sensitivos para las sulfonamidas deben sintetizar su propio ácido fólico. Las bacterias que usan folato preformado no son sensitivas a las sulfonamidas. Incluso, las células somáticas no son afectadas por las sulfamidas ya que requieren de ácido fólico preformado y no la sintetizan endógenamente.

 

Farmacocinética. Las sulfonamidas son compuestos ácidos débiles que comparten similitud con las propiedades químicas del PABA. Los miembros de este grupo difieren por sus propiedades farmacocinéticas y su uso clínico. Entre esas diferencias se citan modesta penetración tisular, metabolismo hepático, excreción de tanto la droga intacta como metabolitos acetilados en la orina. La solubilidad puede disminuir en la orina ácida, resultando en la precipitación de la droga o su metabolito. Por la característica de su limitada solubilidad, las sulfonamidas se dividen en:

 

Sulfonamidas de acción corta: sulfisoxazole.

Sulfonamidas de acción intermedia: sulfamethoxazole

Sulfonamidas de acción prolongada: Sulfasoxine.

 

Las sulfonamidas se unen a proteínas plasmáticas en los sitios compartidos por la bilirrubina y otras drogas.

 

Un dato importante es que las sulfonamidas pasan la placenta y llegan a la circulación fetal. La concentración en el tejido fetal es suficiente como para producir efectos antibacterianos y tóxicos en el feto.

 

El metabolismo mayor de las sulfonamidas es la Sulfonamida N4-acetilada. Esta acetilación, tiene la desventaja que no tiene actividad antibacteriana. En la orina muy ácida, las sulfonamidas son insolubles y pueden precipitarse formando depósitos cristalinos que pueden ocasionar obstrucción urinaria. Pocas cantidades de las sulfonamidas son eliminadas en las heces, bilis, leche materna, y otras secreciones.

 

Espectro bacteriano. Los microorganismos susceptibles a las sulfonamidas incluyen el S. pyogenes, S. pneumoniae, Haemophilus influenzae, Haemophilus ducreyi, Nocardia, Actinomyces, Calymmatobacterium granulomatis, y Clamidia trachomatis.

 

Las infecciones con Nocardia y C. trachomatis son blancos para el tratamiento de las sulfonamidas.

 

Resistencia. La resistencia bacteriana a las sulfonamidas es común; puede resultar de la disminución de la acumulación intracelular de la droga, disminución de la producción del PABA por la bacteria, o la disminución a la sensibilidad de la dihidropteroatosintetasa a las sulfonamidas.

Uso Clínico. Miembros específicos de las sulfonamidas son usados en las siguientes rutas para las condiciones indicadas:

 

  • Infecciones del tracto urinario. Oral (sulfisoxazol)
  • Infecciones oculares. Tópico (sulfacetamida)
  • Infecciones de quemaduras. Tópico (mafenide, sulfadiazina)
  • Colitis ulcerativa, artritis reumatoide. Oral (sulfasalazina)
  • Toxoplasmosis. Oral (Sulfadiazina + pyrimetamina –trimetoprim- + ácido folínico).

 

Sulfisoxazol. El sulfisoxazol es una sulfonamida de acción corta. Es rápidamente absorbido y excretado con gran actividad antibacteriana. El sulfisoxazol se une de manera extensiva a las proteínas plasmáticas. Sufre entre un 28-35% metabolismo en su forma acetilada. El 95% de la dosis es excretada por el riñón en las primeras 24 horas. Las concentraciones en el fluido cerebroespinal puede alcanzar 1/3 que en la sangre. El sulfisoxazol es el preferido para uso oral en niños y se usa en combinación con eritromicina para la otitis media en niños. La orina es excretada con un color anaranjado-rojo luego de la ingestión de esta combinación de fármacos. Como es un agente de corta duración, solo el 0.1% de los pacientes se ha registrado que tienen reacciones tóxicas; la toxicidad más importante de este agente es la nefrotoxicidad causada por cristaluria y hematuria.




A continuación, presentamos una selección de los vídeos que ya pueden ver en la sección Vídeos de Medicina y Enfermería

>>ENTRAR EN VÍDEOS DE MEDICINA Y ENFERMERÍA

Categorías

Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924