Enfoque de la sexualidad y trascendencia a traves del tiempo
Autor: Himán Richani | Publicado:  6/07/2009 | Otras Especialidades , Sexualidad – Sexología | |
Enfoque de la sexualidad y trascendencia a traves del tiempo.1


Enfoque de la sexualidad y trascendencia a través del tiempo.

 

Himán Richani

 

S. Médico gineco-obstetricia. Especialista en Educación Superior, Docente Agregado adscrita al departamento de Morfofuncionales coordinadora de la asignatura Histología General y Bucodentaria Facultad de Odontología de la Universidad de Carabobo. Doctoranda en Ciencias Médicas. Universidad de Carabobo. Estado Carabobo, Venezuela.

 

República Bolivariana de Venezuela. Universidad de Carabobo. Facultad de Ciencias de la Salud. Doctorado en Ciencias Médicas.

 

 

Resumen

 

La sexualidad humana ha representado una realidad dinámica en constante cambio a través de la historia, en el ámbito Biopsicosocial y Cultural del Hombre. El presente ensayo tiene como propósito enfocar la evolución de la sexualidad y sus repercusiones a través del tiempo. Tomando en consideración para su desarrollo aspectos sobre la concepción de la sexualidad, evolución histórica y la trascendencia e implicaciones de ella con la evolución del tiempo, lo cual contribuyó a fomentar aportes importantes en el campo social, cultural, en la tecnociencia de la medicina desde las remotas épocas de los romanos y de los griegos., estableciendo patrones sexuales que hoy por hoy aún se practican.

La sexualidad mal orientada conlleva a conflictos conductuales: promiscuidad, pérdida de la identidad sexual, embarazos precoces, abortos, incremento de las infecciones de transmisión sexual, consecuencias preocupantes para el hombre en el ámbito sexual.

 

Palabras Clave: Sexualidad, trascendencia, evolución histórica, implicaciones.

 

 

Introducción

 

La sexualidad humana ha sido objeto de cuestionamientos, prejuicios y tabúes representando la misma una realidad dinámica en constante cambio a través de la historia como complejo Biopsicosocial y Cultural. Se observa que para el hombre occidental, la sexualidad ha adquirido un nuevo enfoque o significado.

En la segunda mitad del Siglo XX, modificándose la concepción y comprensión de los problemas sexuales así como la concientización de las consecuencia que acarrea una actividad sexual desmesurada y sin control según cita el sexólogo Cosme Puerto (1).

 

Otro autor hace referencia a la sexualidad como un fenómeno complejo, el cual no solo puede reducirse a la esfera genital, ya que constituye una realidad cambiante que evoluciona con el hombre desde el nacimiento hasta su muerte, involucrándolo como persona. Desde una perspectiva no reduccionista; la misma se presenta como una forma especial de interrelación personal donde se conjugan factores biológicos, afectivos, sociales y culturales (2).

 

La sexualidad vista desde ese enfoque se fundamentará en el placer, afecto, procreación, matrimonio, control de natalidad, según nuestras necesidades y según la cultura a la que pertenezcamos. Una conducta sexual o sexualidad errónea trae consigo consecuencias como el libertinaje mal llamado revolución sexual, con todas sus implicaciones: promiscuidad, prostitución, infecciones de transmisión sexual, abortos, pérdida de los valores éticos, morales, así como la pérdida de la identidad sexual: homosexualidad, lesbianismo, lo que conlleva a un mayor riesgo de morbimortalidad. Razón de este enfoque expuesto a través de la evolución histórica de la sexualidad y sus consecuencias, en el presente ensayo.

 


Concepción de la sexualidad

 

Nada más bello que el deseo. El deseo representa la libido, fuerza del “Eros”, la cual representa un eslabón entre nuestra realidad externa corpórea y la realidad del mundo de nuestra interioridad. Donde “Eros” es vida en contraposición a “Thànatos”, que es muerte. La cultura Griega interpretó por “Eros” simultáneamente la vida y el amor. Dicho componente inseparables han pasado disociados a nuestra cultura occidental, pues pervertimos el “Eros” al darle la connotación de Erotismo. Gracias a la publicidad y medios de comunicación con fines comerciales (3).

 

El mismo autor expresa: “así como la sexualidad ofrece el gozo y la alegría de una vida plena, puede llevarnos a la amargura, perversidad, a la anarquía y al fracaso. Una sexualidad mal orientada destruye el gozo de la existencia y da lugar a traumas psicológicos profundos”. Así mismo expone: “siempre estaremos a merced de los deseos y con ellos vamos escribiendo nuestra propia biografía”. Un encuentro sexual feliz, se transforma en vida fecunda, si es vivida con fidelidad en la intimidad conyugal (3).

 

Otro autor define la sexualidad del ser humano, como una de sus características que involucra el ámbito biológico, psicológico, espiritual y sociocultural. Esta sexualidad tiene una condición única entre todas las especies vivientes, representa una forma de comunicación amplia entre los seres humanos y es la forma de expresión de un sentimiento complejo integrativo; como lo es el amor. Así es que la sexualidad es una necesidad humana expresada a través de un cuerpo, elemento básico de la feminidad o de la masculinidad, de la autoimagen y de la autoconciencia del desarrollo personal (4).

 

La Organización Mundial de la Salud define la “Salud Sexual como la integración de los elementos somáticos, emocionales, intelectuales, culturales del ser sexual a través de medios que sean positivamente enriquecidos y que permitan potenciar la personalidad, comunicación, el amor y la realización feliz y gozosa de la persona” (5).

 

Pues bien, comprender el concepto de sexualidad humana, hoy por hoy constituye una exigencia polémica donde la discusión sin sentido incrementa la confusión existente en torno al tópico ya que no se puede considerar la sexualidad como una mera función genital reproductora, como se hacía en el pasado o como una genitalidad erótica observada hoy en día. En la concepción de la sexualidad entra en juego otros componentes psicológicos, afectivos, éticos, morales, sociales y culturales que conjugan con el ser biológico y que forma parte de la totalidad de esta dimensión humana.

 


La sexualidad a través de la Historia

 

La actividad sexual se ha observado de distintas maneras a lo largo de la historia y según las culturas protagónicas. El modo de vivir la sexualidad entre los Griegos del siglo V y IV A.C era diferente al de los Romanos de la misma época. Las éticas sexuales Griegas y Romanas fueran distintas a las del Judaísmo, Cristianismo y a las del mundo islámico. Existieron códigos sexuales diferentes entre los pueblos indígenas del África, Asia y Oceanía.

 

En el mundo de tradición cristiana que recibió la influencia de la evangelización, se fomentó el respeto profundo hacia la sexualidad, pudor, virginidad, la fidelidad y el mantenimiento del hogar y de los hijos (6). El culto a la virginidad nació en oriente donde la misma era vista con una forma latente de muerte, donde surge la leyenda de Artemio diosa Virgen (7).


A continuación, presentamos una selección de los vídeos que ya pueden ver en la sección Vídeos de Medicina y Enfermería

>>ENTRAR EN VÍDEOS DE MEDICINA Y ENFERMERÍA

Categorías

Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924