Un nuevo patron de conducta hara retroceder la cardiopatia
Autor: Preciada Azancot Medina | Publicado:  25/11/2009 | Biblioteca de Cardiologia | |
Un nuevo patron de conducta hara retroceder la cardiopatia .1


Un nuevo patrón de conducta hará retroceder la cardiopatía

 

Preciada Azancot Medina. Creadora del MAT

Javier Soto Álvarez. Médico farmacólogo

 

El estado del arte en la materia: Hasta la fecha han regido como instrumento de apoyo a la cardiología, los patrones de conducta tipo A y tipo B, que, si bien fueron útiles para cernir el tipo de conducta emocional que favorece la cardiopatía, no presentaban  un aspecto suficientemente científico que permitiera la comprensión de dichas conductas –es decir, las creencias que las originaran-  ni su erradicación real, reemplazando dichas actitudes vitales por otras más sanas y hasta, idealmente, sanadoras si el mal ya estaba hecho. Es este instrumento de apoyo que presentamos hoy aquí.

 

Metodología: La nueva ciencia de referencia: el MAT.

 

Experimentado sobre más de 60.000 casos con total adecuación, durante veintidós años de voluntario aislamiento, sale a la luz, por vez primera, una ciencia precisa del funcionamiento humano, el MAT (Metamodelo de Análisis Transformacional). El MAT es ingeniería emocional y sensorial de la estructura sextidimensional universal humana. Creado por Preciada Azancot Medina, una exitosa consultora especializada durante treinta años en Dirección de Procesos de Cambio Estratégico, doctor en Derecho, ingeniera de organización y métodos, psicóloga de Análisis Transaccional, escritora y pintora, fundadora y presidente de la empresa MAT21 (Web: www.mat21.net), el MAT representa un significativo avance en el conocimiento del funcionamiento del ser humano. Hay ya más de una decena de libros disponibles sobre el MAT, la mayoría de ellos escritos por su propia creadora, donde se exponen sus descubrimientos y sus aplicaciones. Aquí nos vamos a contentar con resumir las bases de esta nueva ciencia y su alcance en la prevención y tratamiento de la cardiopatía.

 

La creadora del MAT investigó durante más de dos años los patrones de conducta MAT en enfermedades de alto riesgo, con resultados novedosos, en el hospital Universitario de la Princesa de Madrid, bajo la supervisión y tutela del Doctor Graciano Martín Pérez, jefe del servicio de cardiología y con la colaboración de avisados especialistas médicos.  Dichas investigaciones se realizaron a tiempo completo desde el mes de Mayo de 1990 al mes de Junio de 1992. Desde entonces, la creadora del MAT ha puesto en práctica sus descubrimientos con sus pacientes analizados con resultados significativos.

 

El MAT demuestra que la estructura humana no es, como se pensaba desde Grecia antigua, cuatridimensional. La estructura humana es sextidimensional. Cada dimensión corresponde a una estructura, o instalación, cuya función es la de hacernos perfectamente capacitados para satisfacer una de nuestras seis necesidades básicas indispensables para la vida. Estas son, contrariamente a lo que se creía desde Abraham Maslov, innatas. Son seis, no cuatro y aprendidas, como él creía (seguridad, pertenencia, estatus y autoactualización). Además, vienen instaladas en nuestra ingeniería funcional innata, en una secuencia jerárquica muy precisa, también innata.

 

Estas necesidades y funciones universales son, según las conclusiones del MAT, en este orden y jerarquía: seguridad, desarrollo, justicia, transformación, pertenencia y plenitud. Estas son secuenciales, en este orden y jerarquía precisos.

 

Las emociones humanas, según el MAT, no son estados de ánimo, impredecibles e incontrolables. Las emociones auténticas son las únicas energías inteligentes e innatas, altamente especializadas, capaces de poner a funcionar adecuadamente cada una de nuestras estructuras. Y las emociones auténticas son por lo tanto, seis, y en este orden: miedo, tristeza, rabia, orgullo, amor y alegría. El miedo auténtico es el responsable de la seguridad, la tristeza del desarrollo, la rabia de la justicia, el orgullo de la transformación, el amor de la pertenencia y la alegría de la plenitud.

 

Las emociones auténticas son aquellas que corresponden en calidad, intensidad y duración al estímulo que las provoca. Los estímulos son captados por nuestros sentidos, que no son cinco, sino seis –siendo el sexo un sentido muy definido y especializado-, cada uno especializado igualmente en estimular una de nuestras estructuras, y en solicitar la emoción correspondiente, véase: tacto, oído, olfato, gusto, vista, sexo. En este orden y jerarquía.

 

El MAT redefine cada una de nuestras emociones auténticas, siendo las definiciones conocidas poco precisas. Las definiciones del MAT son las siguientes:

 

  • Miedo, es la capacidad innata de percibir amenazas a la integridad propia o ajena.
  • Tristeza es la capacidad innata de percibir pérdidas temporales o definitivas de lo valioso y de lo vivo.
  • Rabia es la capacidad innata de percibir y reaccionar ante mentiras, manipulaciones y agresiones.
  • Orgullo es la capacidad innata de transformar(se) a través del crecimiento, del descubrimiento y de la creación.
  • Amor es la capacidad innata de crear(se) un espacio seguro donde ser lo que se nació para ser (conservando lo dado y recuperando lo perdido).
  • Alegría es la capacidad innata de encontrar verdad para fluir en paz y tener el alivio de quitar(se) pesos muertos de encima.

 

Cuando accedemos a que cada una de nuestras estructuras esté alimentada por su emoción correspondiente y esté conectada a su sentido idóneo, funcionamos bien y tenemos garantizada la salud física y psíquica.

 

Las investigaciones MAT sobre enfermedades de alto riesgo han localizado, descubierto y verificado disfunciones emocionales típicas de los enfermos de las enfermedades de alto riesgo investigadas. Estas disfunciones características conforman patrones de conducta –correlatos absolutos de las desviaciones precisas del patrón de ingeniería correspondiente- perfectamente identificables y corregibles con el MAT. Ya están identificados los patrones MAT de conducta que favorecen diversas enfermedades –un patrón de conducta diferente por enfermedad- tales como cardiopatías, cáncer, SIDA, enfermedades pulmonares, enfermedades neurológicas, nutricionales y endocrinas así como los seis tipos de psicosis y los ocho tipos de sociopatía. En este artículo trataremos sólo de la cardiopatía. Dejamos bien claro que las conclusiones que vamos a arrojar tan sólo se aplican a la cardiopatía; a ninguna otra enfermedad. Ni siquiera a la obesidad, al tabaquismo y al colesterol que tienen, cada una, una causa emocional diferente.

 

Por lo pronto, la creadora del MAT tan sólo invita a que universidades y fundaciones contra las cardiopatías, verifiquen y documenten los patrones de conducta ya descubiertos y hasta se aventuren a aplicar su corrección no sólo en el marco de la prevención, sino del tratamiento coadyuvante de la farmacopea de dichas enfermedades. Ha simplificado y objetivizado dichos patrones de tal modo, que está en medida, con su equipo de docentes y consultores de MAT21, a instruir a los médicos y pacientes en menos de seis meses de formación. Porque la prevención y el tratamiento de una enfermedad concreta sólo necesitan una formación breve y muy delimitada. No así la formación a la totalidad del MAT, que requiere invertir trece años de dura y perfeccionista dedicación.

 

El Patrón de conducta MAT del cardiópata virtual:

 

Sobre un estudio profundo de 504 cardiópatas con diagnóstico confirmado en el servicio de cardiología del Hospital de la Princesa de Madrid, los enfermos reunían, en un 93% de los casos, un mismo patrón de conducta que evidenciaba una misma disfunción de su patrón de ingeniería de funcionamiento emocional: en vez de tristeza auténtica, reaccionaban con rabia revanchista y en vez de rabia auténtica, sentían y actuaban depresión conformista y derrotista.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924