La Nanomedicina, un nuevo enfoque para la Medicina moderna
Autor: Dr. Héctor Pereira Recio | Publicado:  26/11/2009 | Otras Especialidades | |
La Nanomedicina, un nuevo enfoque para la Medicina moderna .1

La Nanomedicina, un nuevo enfoque para la Medicina moderna.

 

Dr. Héctor Pereira Recio.*

Lizandra Pereira Corzo. **

Alden Julio Quezada Sifontes. ***

 

* Especialista de I grado en Radiología. Profesor Asistente. Institución: Hospital Universitario Manuel Ascunce Domenech. Camagüey.

** Estudiante de cuarto año de Medicina. Alumna ayudante de Imagenología.

*** Estudiante de quinto año de Medicina.

 

RESUMEN

 

En la ciencia y la tecnología comienza a ponerse de manifiesto una revolución basada en la capacidad de medir, manipular y organizar la materia en la nanoescala. En la medicina hasta hoy, sean cuales fueren sus avances reales, seguimos enfrentando los mismos obstáculos: enfermedades diagnosticadas demasiado tarde, medicamentos no lo suficientemente eficaces o eficaces pero tóxicos y una incapacidad de regenerar el órgano o el tejido lesionado por herida o enfermedad.

 

En esos tres puntos, el enfoque nano promete avances decisivos por lo que la nanomedicina se está convirtiendo en una de las ramas científicas de mayor alcance para el ser humano, sin embargo, la confusión entre la realidad de sus potencialidades y la ciencia-ficción está muy extendida por lo que se hace necesaria una correcta divulgación de ellas, para poder, desde ya, ir preparando el camino para establecer las regulaciones legislativas y éticas que garanticen la seguridad y supervivencia de la especie humana y de nuestro planeta.

 

Palabras clave: Nanomedicina, Nanociencia, Nanotecnología.

 

INTRODUCCIÓN

 

En la ciencia y la tecnología comienza a ponerse de manifiesto una revolución basada en la capacidad, desarrollada durante las últimas décadas del pasado siglo, de medir, manipular y organizar la materia en la nanoescala, o sea, en magnitudes que se encuentran en el intervalo de 1 a 100 nanómetros. La nanoescala no es sólo otro paso hacia la miniaturización, sino un dominio cualitativamente nuevo, regido por la mecánica cuántica, así como por otras propiedades, fenómenos y procesos únicos (1). El término ‘nanotecnología’ fue acuñado por Nomo Taniguchi en 1974 en relación con la fabricación de productos mediante métodos de mecanizado. (2).

 

Tal vez pueda sonar a ficción, pero lo cierto es que esta ciencia de la miniaturización extrema (nanociencia) está calando en todos los sectores del desarrollo científico, económico e industrial con tal fuerza que no falta quienes hablan de una nueva "Edad del Nano" (3). La irrupción de la nanotecnología ha supuesto un cambio en la manera de pensar de los científicos al introducir el concepto de la fabricación de sistemas complejos "de abajo a arriba". Según este concepto, el diseño de estructuras parte de la escala atómica, imitando el comportamiento de la naturaleza. No en vano toda la materia, viva o inerte, se origina en la nanoescala. El primero en darse cuenta de esto fue el físico estadounidense Richard Feynman al decir que… "Muchas de las células son pequeñas pero activas; fabrican sustancias; se pasean; se mueven; y hacen todo tipo de cosas maravillosas a muy pequeña escala; incluso almacenan información. …Consideren la posibilidad de que podamos fabricar objetos diminutos que hagan exactamente lo que queremos" (4). Estaba hablando obviamente de nanotecnología antes incluso de que esa palabra existiera.

 

Como es de esperar, hoy existen varias definiciones para los términos nanociencia y nanotecnología, en el glosario de su libro Los motores de la creación, considerado hoy un clásico de la nanotecnología, el norteamericano Eric Drexler afirma que las nanotecnologías son…tecnologías fundadas por la manipulación individual de átomos y moléculas para construir con precisión estructuras complejas (5).

 

Ambos conceptos engloban aquellos campos de la ciencia y la técnica en los que se estudian, se obtienen y manipulan de manera controlada materiales, sustancias y dispositivos de muy reducidas dimensiones, a escala nanométrica, es decir el mundo de los átomos y las moléculas. A este respecto, existe un gran interés por parte de una completa variedad de ramas del conocimiento científico-técnico por la importancia de estas sustancias y materiales nanométricos y sus aplicaciones a la sociedad. Ello está motivado por las nuevas y relevantes propiedades conseguidas al disminuir la geometría en muchos materiales, y porque el ámbito de la nanotecnología incluye, además de las áreas del saber relacionadas con su origen (Física, Química, Ingeniería y Robótica), otros campos para los que ya hoy en día tiene una gran trascendencia, como son la Biología y la Medicina. Esta última constituye una de las vertientes más prometedoras dentro de los potenciales nuevos avances nanotecnológicos, por lo que se sitúa como una rama de la nanotecnología que permitirá la posibilidad de diagnosticar y curar enfermedades desde dentro del cuerpo y al nivel molecular, esto es, la nanomedicina (6).

 

DESARROLLO

 

Imaginemos pequeños robots, que viajan por nuestro torrente sanguíneo reemplazando a los glóbulos blancos, enzimas y otros organismos que nos protegen, atacando directa y exclusivamente a las bacterias, curando nuestras enfermedades, limpiando las arterias, corrigiendo los niveles de azúcar, colesterol u hormonas o apoyando al sistema inmune en su lucha contra las enfermedades. Esto seguramente que le hace recordar aquellas escenas de ese clásico del cine de ciencia ficción, Viaje fantástico (1966), donde después de haberse enfrentado a terroríficos glóbulos blancos, un microscópico submarino que había circulado por el torrente sanguíneo del profesor Bennet brotó de su ojo dormido en una lágrima, sin embargo, todo ello es parte de lo que hoy se espera de la nanomedicina. Según se predice, también podríamos darle un giro inverso al proceso de envejecimiento y de esta forma, la muerte se vería cada vez más lejana. En este sentido algunos expertos se han atrevido a señalar que nuevos desarrollos en la nanotecnología podrían incluso llevar a la inmortalidad, en el momento en que se descubran nanodispositivos capacitados para modificar la estructura genética y celular del ser humano.

 

En medicina, hay una tendencia a utilizar instrumentos cada vez más pequeños y técnicas más localizadas. La aportación de la nanotecnología viene también en esta línea, recordemos cuando en el año 2000 se difundió el descubrimiento de la cámara endoscópica que debe ser tragada por el paciente y, después de recorrer todo el cuerpo y tomar imágenes de los intestinos, es expulsada con las heces, invento que es ya una realidad en la práctica clínica.

 

Sabemos que el cuerpo humano está formado por tejidos, los tejidos por células, las células por moléculas, mayores o menores, y éstas, por átomos. Son las moléculas las que trabajan en las células, y también sabido es en medicina, que los cambios moleculares en las células originan muchas enfermedades. Por eso tenemos que utilizar moléculas concretas para luchar contra dichas enfermedades (medicamentos). Pero aunque las moléculas se miden a escala nanométrica, son grandes zonas del cuerpo las que tenemos que poner bajo su influencia, ya que no podemos trabajar de forma más localizada. Es decir, hoy en día, se aplican "macrosoluciones" generalizadas a los "nanoproblemas" localizados.

 

Hasta hoy sean cuales fueren los avances reales de la medicina, los investigadores y los clínicos se enfrentan siempre a los mismos obstáculos: enfermedades diagnosticadas demasiado tarde, la disponibilidad de medicamentos no lo suficientemente eficaces o eficaces pero tóxicos y una incapacidad de regenerar el órgano o el tejido lesionado por herida o enfermedad. En esos tres puntos, ya se trate de cánceres, de enfermedades cardiovasculares, neurodegenerativas o inmunitarias, o de las secuelas de accidentes, el enfoque nano promete avances decisivos como veremos a continuación (7,8).



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924