Angiofibroma nasal derecho en mujer de 60 años
Autor: Dr. Luis Alfredo Rodríguez Regalado | Publicado:  16/08/2010 | Otorrinolaringologia , Imagenes de Radiodiagnostico y Radioterapia , Imagenes de Otorrinolaringologia , Casos Clinicos de Otorrinolaringologia | |
Angiofibroma nasal derecho en mujer de 60 años .2

Los tumores benignos de las fosas nasales son poco frecuentes y dentro de ellos el angiofibroma representa el 0,5% de los tumores de cabeza y cuello, siendo excepcional en las fosas nasales. Son tumoraciones casi exclusivas del sexo masculino y de la adolescencia debutando la gran mayoría de los casos entre 10 y 18 años (1, 5, 6).

Se han postulado varias teorías para explicar la etiopatogenia pero la más reciente y acertada son las de Schiff (1959) que señala el origen vascular a partir del tejido vascular sensible a hormonas sexuales que normalmente se observa en los cornetes nasales y la de Girgis (1973) que señala su origen a partir de tejido paragangliomas situado en la zona de las ramas terminales de la arteria maxilar interna. El angiofibroma es generalmente un tumor lobulado, de coloración rojo azulada y de superficie irregular y friable. Se caracteriza microscópicamente por un estroma constituido por fibras colágenas y un entramado reticular de abundantes fibroblastos y células gigantes polinucleadas, así como abundantes vasos en la base del tumor que van ramificándose formando lagunas venosas de paredes tenues. La irrigación está dada principalmente por la arteria maxilar interna, rama terminal de la carótida externa, pero según va creciendo el tumor participan otras arterias como la arteria faríngea ascendente, la arteria occipital, la arteria palatina mayor, la arteria temporal superficial y la arteria facial, así como en ocasiones de la arteria carótida interna y del sistema arterial contralateral explicando la dificultad que existe para cohibir las copiosas epistaxis que provoca el tumor (5, 6, 7).

El diagnóstico se efectúa por el cuadro clínico siendo un tumor sangrante típico de la pubertad masculina con dos síntomas constantes: obstrucción nasal progresiva y epistaxis recurrentes. Otros síntomas de acuerdo al tamaño del tumor pueden ser; cefalea, rinorrea mucopurulenta, hipoacusia de transmisión secundaria a otitis media serosa, rinolalia cerrada, exoftalmos, diplopia, desplazamiento del paladar, deformidad facial y anosmia (1, 2, 3, 4, 8, 9, 10).

En la rinoscopia anterior y nasofibroscopia rígida o flexible se observa un tumor rojo azulado, de superficie irregular fácilmente sangrante al tacto.

La Tomografía Computarizada es muy importante para ver la extensión del tumor y el Angio-TAC es esencial para el diagnóstico y tratamiento precisando de donde proviene el suministro arterial y para poder realizar una embolización previa a la cirugía, técnica que generalmente facilita mucho el acto quirúrgico al disminuir el sangramiento. Según la mayoría de los autores no es necesario realizar biopsia para el diagnóstico utilizando el cuadro clínico, TC y Angio TAC, aunque cuando la tumoración está en la fosa nasal y existe duda la biopsia es imprescindible realizarla aunque provoque copioso sangramiento (1, 2, 3, 4,8).

El diagnóstico diferencial se debe realizar con otros tumores sangrantes de fosa nasal como: Hemangioma cavernoso, pólipos angiomatosos, paragangliomas y leiomiomas.

El tratamiento más efectivo es la resección quirúrgica previa embolización utilizando una rinotomía paralateronasal o sublabial o un abordaje mediante cirugía endoscópica nasal realizando una completa extirpación del tumor con la menor morbilidad posible. Se han utilizado otros tratamientos alternativos para casos de recidivas o tumores con penetración intracraneal inoperables como radioterapia, hormonoterapia, quimioterapia y crioterapia (1, 2, 3, 4, 10).

COMENTARIO

Presentamos a una paciente femenina de 60 años con una tumoración en la fosa nasal derecha diagnosticada como Angiofibroma nasal, lo cual es un caso excepcional según la literatura revisada. Nosotros no seguimos los procedimientos conocidos debido a que no pudimos realizarle el AngioTAC y la embolización del tumor prequirúrgica, pero le aplicamos la cirugía convencional pudiendo extraer completamente el tumor, con evolución satisfactoria de la paciente y encontrándose de alta en la actualidad. 

angiofibroma_nasal_mujer/tumoracion_nasal_tumor

Fig. 1. Tumoración que ocupa fosa nasal derecha. 

angiofibroma_nasal_mujer/tumor_extraido_resecado

Fig. 2. Tamaño del tumor extraído

Bibliografía.

1. Francois M, Gaudemar I, Elmaleh M. Tumores benignos de la nariz y de los Senos Paranasales. En: Enciclopedia medico quirúrgica, Otorrinolaringología. Editions scientifiques et Medicales Elsevier SAS, Paris, 2000; E-20-400-A-10.
2. González Almaraz G, Pineda Cárdenas M.A. Tumores de las fosas nasales y senos paranasales. Tumores no epiteliales. An Otorrinolaringol. Mex 1999; 44(4): 214-26.
3. González Almaraz G, Pineda Cárdenas M.A. Tumores nasales y paranasales III: Tumores no epiteliales (neuroectodérmicos). An Otorrinolaringol. Mex 2000; 45(2): 72-8.
4. González Almaraz G, Pineda Càrdenas M.A. Tumores de las fosas nasales y senos paranasales. Revisión del tema. An Otorrinolaringol. Mex 1999; 44(2): 95-103.
5. Goldstein J.C y Sisson G.A. ¨Tumores de la nariz, senos paranasales y nasofaringe¨. En Paparella M.M y Shumrick DA. Otorrinolaringología 2ed; Cuba: Editorial Científico- Técnica p. 2062-2097.
6. Muñoz Pinto C, Baragaño Río L, López Llames A, Llorente Pendas J.L y Suárez Nieto C. ¨Tumores de las fosas nasales y senos paranasales¨. En: Manual del Residente de O.R.L y Patología Cervicofacial. Volumen II; España: Editorial IM&C, S.A. p.1277-1298.
7. Schick B, Plinkert PK, Prescher A. Aetiology of angiofibromas: reflection on their specific vascular component. Laryngorhinootologie 2002; 81: 280-4.
8. Marcos García M, Pino Rivero G, Pardo Romero G, Trinidad Ruiz J, Pardo Ointo M, Blasco Huelva M. Angiofibroma nasal en mujer de 60 años. Caso clínico y revisión de la literatura. Acta otorrinolaringol Esp. 2004; 55:195-197.
9. Conca M, Plaza E, Plandiura J, Rosemberg D. Algunos tumores nasales poco frecuentes. Rev. Otorrinolaringol. Cir. Cabeza cuello. 1985; 45(3):121-6.
10. Bross Soriano D, Chichan A, Ledón Pérez L.E, Arrieta Gómez JR. Tumores nasales: Experiencia de 10 años del Departamento de Otorrinolaringología del Hospital ¨Dr Manuel Gea González¨. An otorrinolaringol. Mex 1996; 41(4): 208-12.


A continuación, presentamos una selección de los vídeos que ya pueden ver en la sección Vídeos de Medicina y Enfermería

>>ENTRAR EN VÍDEOS DE MEDICINA Y ENFERMERÍA

Categorías

Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924