Valores, Etica y Practica de Enfermeria
Autor: Lic. Lilia Rodríguez | Publicado:  9/09/2010 | Etica, Bioetica. Etica medica. Etica en Enfermeria , Enfermeria | |
Valores, Etica y Practica de Enfermeria .2

Precisamente la educción se enfrenta ante el gran dilema y el compromiso de desarrollar valores dirigidos a fortalecer actitudes voluntarias para que las personas tomen decisiones éticas impulsadas por su propia convicción. Los valores son productos de cambios y transformaciones a lo largo de la historia, surgen con un especial significado y cambian o desaparecen en las distintas épocas.

Para el ser humano siempre han existido cosas valiosas, el bien, la verdad, la belleza, la felicidad, la virtud. Sin embargo el criterio para darles valor ha variado a través de los tiempos. Se puede valorar de acuerdo con criterios estéticos, esquemas sociales, costumbres, principios éticos, o en otros términos, por el costo, la utilidad, el bienestar, el placer, el prestigio (5).

Ética y Práctica de Enfermería

La palabra ética deriva de ethos que significa costumbres cuya expresión en latín es mos, y en plural, mores. Desde el punto de vista etimológico, la ética consiste en el estudio de las costumbres del ser humano.

La ética se ocupa de normas lo que los individuos deben hacer en su interacción social, es decir, indica que es “lo bueno” y “lo malo” de las acciones humanas. Es objeto de la ética estudiar el carácter general de las normas de conducta y de las elecciones morales concretas que el individuo hace en relación con los demás (5).

Todo grupo social posee normas que regulan la conducta de sus integrantes y mantienen las formas de conducta dentro de ciertos límites o parámetros. Por lo tanto, cada ser humano se enfrenta a la necesidad de adaptarse a la vida social, respetando las normas de la misma en el cumplimiento de los deberes y a su vez haciendo cumplir sus derechos. Las actitudes y comportamientos de las personas están orientadas por estas normas, por ideales y valores del grupo social, de tal manera que se interioriza en la conciencia de cada persona de una forma imperceptible.

El carácter ético de las acciones humanas, según el cual se enjuicia el comportamiento propio y ajeno, implica: toma de conciencia, posturas personales y toma de decisiones. La actitud ética deriva de posturas personales que cada individuo decide libremente; por lo tanto, el comportamiento ético es relativo; varia de un grupo social a otro, e incluso, de un individuo a otros (5).

El comportamiento ético puede ser valorado como bueno o malo, desde principios valorativos que determinan si un acto es justo o injusto, permitido o prohibido, honesto o deshonesto, en relación con las demás personas. Porque la esencia valorativa de ese comportamiento trasciende la dimensión personal, adquiriendo relevancia en el contexto social en la medida en que dicha conducta sea asumida y aceptada en el contexto social.

La ética de Enfermería estudia las razones de los comportamientos en la práctica de la profesión, principios que regulan dichas conductas, motivaciones, valores del ejercicio, cambios y transformaciones a través del tiempo (6). Es importante considerar los atributos de la fuerza moral de Enfermería como son la relación interpersonal enfermera(o) – persona sana o enferma, la familia y grupos de la comunidad donde esté presente el respeto y la confianza durante la acción dialógica; y que en su que hacer este presente el conocimiento, la inteligencia y dedicación. En consideración a ello, es necesario crear un medio histórico social que promueva un cuidado humano, para que los valores del mismo puedan emerger en la cultura de la disciplina de Enfermería y difundirse hacia los escenarios de la práctica del cuidado.

Cuidar envuelve una acción interactiva, la cual se basa en valores y conocimientos del ser que cuida y con el ser que es cuidado y este pasa a ser también cuidador en la medida que participa cuidándose así mismo, haciéndose responsable en forma parcial o total de su propio cuidado. El proceso de un cuidado ocurre independientemente del proceso de curar, es intencional (7). Al proporcionar cuidado no solo está involucrado los sentimientos, los valores, las creencias, conocimientos, la acción terapéutica, sino la condición humana y la relación interpersonal que guardan relación con las acciones de la enfermera(o) y lo que la persona cuidada siente y percibe.

En la práctica de Enfermería se evidencia actividades dirigidas a la parte física de la persona cuidada y acciones y gestos que transmite sentimientos, el transmitir sentimientos humaniza y se considera con mayor transcendencia en la interacción del cuidado. (5)

Relacionar la calidad de servicio de Enfermería con la persona que se le proporciona cuidado, puede lógicamente llevar a pensar en la condición humana de la propia enfermera(o) lo que por extensión permite reflexionar sobre la calidad personal de los integrantes del colectivo enfermera(o) en general. Ahora bien, cabe preguntarse ¿Son necesarias cualidades personales previas a la formación específica de la enfermera o enfermero para ser profesional que basa su practica en valores y conducta ética? ¿Se requiere de “algo mas” que el conocimiento científico y técnico en Enfermería para formar un profesional que base su practica en valores y conducta ética?

Seguramente ante un planteamiento tan general todos estarían de acuerdo, si bien las diferencias o las discrepancias pudieran comenzar aparecer al intentar concretar ese “algo más”; porque seguramente, unos denominarían profesionalidad, para otros vocación, actitud ética, solidaridad, perfección, altruismo, entre otros, conformándose en paralelo con el estudio de la carrera, sin ir más allá del compromiso moral. Ahora bien, “ese algo mas” está referido a los valores porque para ser un profesional de calidad es preciso partir de una estructura moral construida por principios y valores. Los valores que sustentan la naturaleza de Enfermería derivados de la naturaleza racional y transcendental del hombre, son los que han de determinar las cualidades morales de la enfermera o el enfermero y por lo tanto su calidad humana ha de partir de la compresión del hombre como una totalidad y con una visión holística.

Tanto los valores históricos como los valores humanos individual o colectivamente han de estar presentes en toda acción humana, por cuanto esos valores han de ser las fuerzas directivas que den orden y significado al pensamiento, a las decisiones y acciones, claves para ejercer con calidad una profesión basada en el humanismo. Considerando que el ser humano de excelencia es el que hoy sabe sonreír, quien sabe amar, está dispuesto a servir, quien es capaz de comprender y sentir.

Por lo tanto, la enfermera(o) que no vive la experiencia de cuidar desde la perspectiva del otro para comprender lo que es su historia de vida, no lograra proporcionar el cuidado que necesita la persona como ser humano que es en verdad. Tenemos que reconocer que el usuario, el paciente, la familia, no solo requiere de ayuda específica sino ayuda integral, que lo escuchen le presten atención y sean comprendidos(as), tomando en cuenta que es un ser humano único por lo que sus cuidados deben ser individuales, que reciban un trato humano y haya una reciprocidad al relacionarse e interactuar con el otro, buscando el equilibrio, la capacidad de desarrollo y la excelencia humana, es decir redescubrirse en cada instante y despertar en los demás sus valores y virtudes.

Camino metodológico

La metodología utilizada fue la investigación documental. Los valores y la ética como aspectos fundamentales de la práctica de Enfermería fue el tema elegido. Se realizó acopio de bibliografía, se delimitó la temática, se elaboraron fichas de contenido y se presentaron los resultados. El propósito de esta investigación fue comunicar con claridad y coherencia que los valores y la ética en la práctica de Enfermería son aspectos de suma relevancia que deben explorarse desde el inicio de la formación de la enfermera y del enfermero.

Conclusión y recomendaciones:

La práctica de Enfermería debe estar fundamentada por valores y comportamientos éticos universales del enfermero o enfermera obtenidos a lo largo de su socialización a través del entorno familiar, la educación y la sociedad donde este se desenvuelve, además de los valores y comportamientos éticos específicos adquiridos en la formación profesional.

Este aspecto cualitativo del ser enfermero o enfermera se manifiesta en la calidad de cuidado que brinda a los usuarios de su servicio, por lo tanto se recomienda documentar que cualidades o perfil de entrada debe tener la persona que aspira formarse como enfermera o enfermero y cuál debe ser el perfil del egresado o egresada en relación a los valores del cuidado y conducta ética en su actuación profesional.


A continuación, presentamos una selección de los vídeos que ya pueden ver en la sección Vídeos de Medicina y Enfermería

>>ENTRAR EN VÍDEOS DE MEDICINA Y ENFERMERÍA

Categorías

Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924