El cuidado informal del adulto mayor bajo el enfoque de las representaciones sociales. Estrategia metodologica.
Autor: Lic. Asdrúbal A. Velasco Cañas  | Publicado:  13/09/2010 | Enfermeria , Geriatria y Gerontologia | |
El cuidado informal adulto mayor enfoque representaciones sociales. Estrategia metodologica .1

El cuidado informal del adulto mayor bajo el enfoque de las representaciones sociales. Estrategia metodológica.

Autor: Velasco Cañas Asdrúbal A. Profesor Asociado a Dedicación Exclusiva de la Escuela de Enfermería. Facultad de Medicina. Universidad de Los Andes.

Escuela de Enfermería, Universidad de Los Andes, Departamento Administrativo Social. Ubicada en la Avenida 8 con calle 24, Mérida, estado Mérida, Venezuela.

Titulación Académica: Licenciado en Enfermería.

Introducción

El hombre se comporta en la vida diaria, de acuerdo al ambiente donde se desenvuelve y al valor agregado que la haya dado a la misma. Las distintas culturas, la idiosincrasia, los modelos familiares entre otros aspectos circunstanciales, son lo que lo hace susceptible a asumir una determinada forma de ver las cosas y por lo tanto a enfrentarla.

Cuando se refiere a la actitud que se asume frente al cuidado es igualmente circunstancial. Este es el reflejo de una decisión de la persona a querer realizar un acto validado o de querer percibir la realidad, bien sea por el conocimiento o aprendido de manera comprometida.

La esencia del cuidado humano exige una actitud de la persona que debe tornarse en un deseo, en un querer hacer la cosas, en una intensión, en un compromiso, que genere en la otra u otras personas seguridad, confianza y apoyo efectivo; y aquí una diferencia, el cuidado humano formal del informal. Probablemente, lo que lo hace diferente es el grado de conocimiento más no la actitud y comportamiento que se asuma frente al cuidado del otro.

Para brindar un cuidado exitoso la persona debe tener ciertas condiciones necesarias, entre ellas conciencia, conocimiento sobre la propia necesidad del cuidado y una intención de actuar. Estas condiciones varían de acuerdo al perfil de salud y condiciones sociales, ambientales, educativas y económicas, tanto del cuidador como de la persona cuidada.

El cuidador enfrenta una tarea ardua y compleja, tiene un recargo de trabajo diario, responsabilidad, incertidumbre, cansancio físico, culpa, y a veces, hasta desánimo. Tiene además que tener noción de las repercusiones afectivas que la enfermedad y la dependencia, trae para los adultos mayores y para los familiares que manejan el sufrimiento y la enfermedad del ente querido. Asimismo, debe preservar su identidad, sus gustos y valores en su día a día.

Bajo estas premisas se busca comprender el comportamiento de los cuidadores informales y sus relaciones durante el cuidado de los adultos mayores. Esto, enmarcado en una investigación de carácter cualitativo, que abre un espacio en el análisis de los problemas de salud desde una perspectiva social y cultural, y en el enfoque etnográfico, que “describe e interpreta el comportamiento cultural” (1) de los cuidadores. Se apoya además en la Teoría de las Representaciones Sociales, como marco teórico de la investigación que involucra, según Jodelet (2), lo psicológico lo cognitivo y lo social, fundamentando que el conocimiento se constituye a partir de las experiencias propias de cada persona y de las informaciones y modelos de pensamiento que se reciben a través de la sociedad.

Bases filosóficas y epistemológicas: marco conceptual.

El abordaje de toda investigación obliga a tener como base esencial un marco conceptual, que represente las dimensiones en estudio, así como un marco filosófico y epistemológico que sirva de argumento científico. De igual modo es necesario contar con un enfoque metodológico que permita concluir con éxito él o los objetivos deseados.

En las ciencias sociales y del comportamiento, los marcos teóricos son una fuente de ideas para definir un problema de la investigación (3). El marco teórico amplía la descripción y análisis del problema en estudio, orienta hacia la organización de los datos o hechos significativos para descubrir las relaciones de un problema con las teorías ya existentes e integra la teoría con la investigación (4). De igual modo, en la investigación cualitativa hay que tomar en cuanta la limitación de los marcos teóricos relacionados con el comportamiento ya que la mayoría se concentra en el comportamiento individual.

Para comprender el comportamiento del cuidador familiar hacia el adulto mayor, se debe considerar el sistema de ideas acerca de ese comportamiento y así obtener una imagen explicativa de la realidad (5). Esta realidad debe ser una experiencia vivida y compartida en donde el cuidado entre el cuidador informal y el adulto mayor, los fortalece como personas. En este caso el cuidador, es aquella persona que no pertenece a ninguna institución sanitaria ni social y que cuidan a personas no autónomas que viven en su domicilio. Se denomina "no autónoma" la persona que por alguna causa edad, enfermedad e invalidez, tiene que depender de alguien para desarrollar las actividades de la vida diaria, es decir todas aquellas actividades que tiene que hacer una persona para mantener su autonomía, su salud y su calidad de vida. (6)

Ahora bien, comprender la realidad del cuidado es también entender la percepción del cuidador acerca del comportamiento del cuidado. La percepción es conocida como el “proceso mental mediante el cual el adulto mayor y el cuidador informal, obtienen momentos significativos durante la acción del cuidado” (7). Es identificar los comportamientos de cuidado de acuerdo con sus criterios, valores, vivencias, experiencias, conocimiento y expectativas.

El cuidado es un proceso interactivo en el que el cuidador y el cliente se ayudan mutuamente (8). Esto les permite desarrollarse, actualizarse y transformarse. De allí la filosofía del cuidado que se basa en el compromiso del cuidador que lo practica, del cual se nutre, se pone en el lugar del adulto mayor y reconoce sus capacidades y limitaciones. Esto es lo que se conoce como un cuidado instrumental, es decir que “involucra el mantenimiento de la supervivencia y actividades de la vida diaria” (9)

De igual modo, la aparición del proceso de construcción de la realidad humana se basa en dos modos fundamentales de ser: el trabajo y el cuidado (10). El modo de ser del trabajo se hace efectivo a través de la interacción y de la intervención, mientras que el cuidado demanda intimidad, sentimiento, acogida, respeto, paz y tranquilidad.

Como se señaló anteriormente, conocer algo significa elaborar un sistema de ideas de ese algo, de tal forma que se obtenga con ese sistema de ideas una imagen explicativa de la realidad, es decir, el cuidado familiar es el soporte más importante que reciben las personas mayores dependientes, pero también refleja una creciente preocupación por la formación del cuidador. (11)

El cuidado informal es aquella prestación de cuidados a personas dependientes por parte principalmente de la familia, vecinos, amigos o de cualquier otra persona que no recibe retribución económica por la ayuda ofrecida. Dentro de la familia, la mayor responsabilidad del cuidado suele caer en uno de sus miembros, denominado cuidador informal, que en un mayor porcentaje es una mujer.

De acuerdo a un Informe de la Salud del Mundo de la Organización Mundial de la Salud (12), en el 2025 habrá en el mundo más de 800 millones de personas mayores de 65 años, de las que dos terceras partes vivirán en países en desarrollo y establece además, que sea la familia el núcleo necesario fundamental de la atención sanitaria.

El envejecimiento es un proceso irreversible, decreciente, de pérdidas paulatinas de vitalidad natural gradual, de cambios y transformaciones a nivel biológico, psicológico y social. Supone un enorme progreso de los pueblos en el mundo, pero presenta un reto en la política pública y en los sistemas públicos de salud. Cada adulto mayor dependiente es cuidado por una o más personas.

Con base a las consideraciones anteriores, se plantea una investigación de carácter cualitativo, etnográfico y bajo el enfoque de la teoría de las representaciones sociales, teniendo objeto del conocimiento el cuidador del adulto mayor en las dimensiones conocimiento, emociones e imagen representacional.


A continuación, presentamos una selección de los vídeos que ya pueden ver en la sección Vídeos de Medicina y Enfermería

>>ENTRAR EN VÍDEOS DE MEDICINA Y ENFERMERÍA

Categorías

Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924