Sintomas y tratamiento en cuidados paliativos
Autor: Dra. Enriqueta Jiménez Cuadra | Publicado:  28/11/2011 | Oncologia , Medicina Familiar y Atencion Primaria , Articulos | |
Sintomas y tratamiento en cuidados paliativos .1

Sintomas y tratamiento en cuidados paliativos

Dra. Enriqueta. Jiménez Cuadra

Palabras clave: síntomas, paciente, cuidados paliativos.

RESUMEN:

Estudio que analiza los cuidados paliativos y sus fundamentos, así como describe sus principales síntomas: la valoración del dolor, disnea, síntomas respiratorios y tratamiento, complicaciones digestivas, valoración del estado funcional, psicoafectiva, valoración del aspecto espiritual, de la esfera familiar y social, la realización de pruebas complementarias, del dolor somático, neuropático, oncológico.

JUSTIFICACIÓN DE ÉSTE ESTUDIO: La importancia que hoy tienen los cuidados paliativos, sus síntomas y tratamiento.

FUNDAMENTOS Y DEFINICIÓN:

Según la OMS (1): es el cuidado activo y total de las enfermedades que no tienen respuesta, al tratamiento curativo, con el objeto de conseguir la mejor calidad de vida posible, controlando los síntomas físico-psíquicos y las necesidades espirituales y sociales de los pacientes.

Los cuidados paliativos comienzan su desarrollo, en la década de 1960 en el Reino Unido, bajo la filosofía hospice (2), de la doctora Saunders y su equipo; y en Canadá bajo la denominación de medicina paliativa. Con ellas se trata de dar respuesta a la situación de abandono y de cuidados inadecuados, a los que estaban sometidos los pacientes con enfermedades incurables.

Los principios que fundamentan los cuidados paliativos, son:

• Afirmar la vida y considerar la muerte, como un proceso normal.
• Proporcionar alivio de los síntomas, y actuar sobre los aspectos psicológicos y espirituales de los pacientes.
• Ofertar un soporte para ayudar a vivir tan activamente como sea posible hasta la muerte, en el entorno natural del paciente en su domicilio.
• Ofertar un sistema de ayuda a la familia durante la enfermedad y durante el duelo.

VALORACIÓN DEL DOLOR:

La valoración del dolor se realiza bajo una óptica amplia capaz de detectar aquellas percepciones que, aunque no son expresadas claramente como dolor, pueden entenderse en los términos de éste (molestias, ardores, pesares).
La evaluación del dolor debe incluir: su mecanismo, diferenciando entre dolor somático, visceral, neuropático dada su diferente respuesta a los analgésicos opioides.

- Su intensidad y respuesta a los analgésicos
- Su ritmo para identificar episodios de dolor irruptivo.

DEFINICIÓN: Es una experiencia sensorial y emocional desagradable, asociada a una lesión presente o potencial (3), de los tejidos y expresada en dichos términos. Ésta definición, ha sido dada por la Asociación Internacional para el estudio del Dolor.

SÍNDROMES DOLOROSOS:

• Dolor somático
• Dolor neuropático
• Dolor oncológico 

sintomas_tratamiento_paliativos/pacientes_dolor_intensidad

Gráfico que muestra porcentaje de los pacientes con dolor y su intensidad

DOLOR SOMÁTICO:

Está producido por la estimulación de los receptores nociceptivos presentes en órganos, como los: huesos, músculos y tejido celular subcutáneo. Se caracteriza por:

- estar localizado en la zona afectada
- por aumentarse su intensidad con la presión de la zona afectada.
- por ser continuo

El dolor somático responde adecuadamente a los analgésicos no opiáceos y opiáceos. La instauración de uno u otro analgésico dependerá de la intensidad del dolor.

Un síndrome específico dentro del dolor somático es el visceral, que es el producto de la estimulación de los nociceptores localizados en las vísceras huecas.

DOLOR NEUROPÁTICO:

Está provocado por la afectación del sistema nervioso periférico y/o central. Puede ser expresado como parestesias continuas, como episodios de dolor lancinante, o como ambos. Debe tenerse en cuenta que además de los síndromes dolorosos provocados por el cáncer en su evolución, el paciente puede presentar dolor de origen no oncológico que también precisa ser tratado.

DOLOR SOMÁTICO ONCOLÓGICO:

Está basado en el uso de analgésicos en relación con su eficacia para el control del dolor. Los de mayor eficacia para el control de dolor somático y visceral son: los opiáceos mayores. Éstos carecen de techo analgésico, por lo que siempre que se aumente la dosis se obtendrá efecto analgésico.

Los antiinflamatorios no esteroideos son eficaces en el control de dolores de intensidad leve. Representen el primer escalón de la escalera analgésica de la OMS.

OPIÁCEOS MAYORES:

Aproximadamente el 90% de los pacientes afectados con cáncer en fase terminal, van a precisar de los opiáceos mayores, para el alivio de su dolor. El arsenal analgésico opiáceo, está constituido por por los opiáceos efectivos, para el control del dolor :leve, moderado( denominados opiáceos débiles o menores), y los opiáceos efectivos para el control del dolor grave(denominados opiáceos mayores).

VALORACIÓN DE LOS SÍNTOMAS RESPIRATORIOS:

- DISNEA
- TOS
- HEMOPTISIS
- HIPO
- ESTERTORES

DISNEA: Es la sensación subjetiva que se define como la conciencia desagradable de la dificultad para respirar.

Aparece en el 15% de los pacientes, pudiendo llegar al 75% en la situación de los últimos días (4).

CAUSAS:

- Por pérdida de tejido funcional: tumores pulmonares, tromboembolismo pulmonar.
- Por obstrucción a la entrada de aire: tumores de faringe, de laringe.
- Por pérdida de elasticidad pulmonar: enfermedad muscular degenerativa, enfermedad de la motoneurona.
- Otras: Anemia, infecciones, fiebre y uremia.

TRATAMIENTO:

- Etiológico siempre que sea posible: Antibióticos, transfusiones, radioterapia, quimioterapia, stent.
- Sintomático: Oxigenoterapia, Opioides sistémicos, Ansiolíticos en disnea terminal, Buspirona.

MEDIDAS NO FARMACOLÓGICAS:

- Compañía tranquilizadora
- Aire fresco sobre la cara
- Oxígeno en gafas nasales.
- Ejercicios respiratorios.
- Técnicas de relajación.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924