Trasfondo cultural en la educacion de Enfermeria y el cuidado humano
Autor: Lic. Yajaira Alvarado | Publicado:  18/04/2012 | Formacion en Ciencias de la Salud , Enfermeria , Articulos | |
Trasfondo cultural en la educacion de Enfermeria y el cuidado humano .1

Trasfondo cultural en la educación de Enfermería y el cuidado humano.

Lic. Yajaira Coromoto Alvarado Varela. Lic. en Enfermería. Epistemología e Investigación

República Bolivariana de Venezuela. Universidad Pedagógica Experimental Libertador. Instituto Pedagógico “Rafael Alberto Escobar Lara”

RESUMEN

El propósito de este estudio está centrado en develar el trasfondo cultural del estudiante de Enfermería, durante su formación, las cualidades y valores desde el punto de vista subjetivo su significado como futuros profesionales de Enfermería. Así mismo interpretar el contexto educación en Enfermería en esta era de transformación-globalización. La metodología está enmarcada en el paradigma cualitativo, el método que se utilizará es el fenomenológico por cuanto se buscara comprender los sentimientos, creencias y valores de las y los estudiantes de Enfermería que los encaminen hacia el profesional requerido en esta era de cambios por lo que se tratará de indagar a través de lo que ellos manifiesten en su vivencias.

En palabras de Colliere (2008), el cuidado como “un acto de vida que debe recrearse en los valores del respeto a la persona y a su dignidad, así como en las fuerzas de la vida y en la movilización de sus recursos vitales para potenciarlos”, debe darse en una interacción dialógica, simétrica, entre la persona cuidada y el profesional de Enfermería cuidador. Esta interacción se construye a partir del respeto y el afecto. El contexto de la investigación se proyecta en los espacios de la Universidad Nacional Experimental Politécnica de la Fuerza Armada Nacional (UNEFA), ubicada en la ciudad de Maracay Edo. Aragua.

La información recolectada se analizará a través de la técnica de la observación directa y de la entrevista. El trabajo de trasfondo cultural en la educación de Enfermería debe ser comprometido, en busca de emancipar una dimensión importante para la formación de profesionales con capacidad de desarrollarse a manera teórico-práctico-culturalmente competente, que valore y respete las diferencias en cuanto a género, raza, orientación sexual entre otros aspectos crítico para pensar, globalmente, construir un conocimiento a partir de la práctica educativa. La educación Enfermería es, ante todo, un acto de vida, en el sentido que cuidar representa una infinita variedad de actividades dirigidas a mantener y conservar la vida y a permitir que ésta continúe y se reproduzca.

Descriptores: Cultura, Educación en Enfermería, Cuidado Humano

TRASFONDO CULTURAL EN LA EDUCACIÓN DE ENFERMERÍA Y EL CUIDADO HUMANO.

Introducción

Los procesos de globalización y modernización han generado transformaciones en el contexto mundial, nacional y regional, que han llevado a un cambio en la forma de relación del hombre, la naturaleza y la cultura. En cada región del mundo, las relaciones entre la persona y la sociedad se desarrollan en diferentes contextos, con procesos históricos, económicos, políticos y socioculturales que interfieren en el desarrollo de las políticas sociales y en las respuestas en salud que la sociedad establece para la satisfacción de necesidades en el logro del bienestar. Es así como la prestación de los servicios de salud se da en contextos complejos donde predomina la incertidumbre y la turbulencia a consecuencia de factores como la globalización y la crisis del sistema económico internacional, el acelerado cambio tecnológico, el cambio del papel del Estado, la persistencia de la dicotomía entre lo público y lo privado y la competencia entre estos sectores por la captación, la gestión de los recursos económicos y la demanda creciente del cuidado a la población en situación de dependencia y desplazamiento, que implican la redimensión de valores como el derecho a la salud, la equidad y la solidaridad.

El contexto del cuidado se ve amenazado por una lógica de eficiencia y de productividad que aleja a los profesionales de Enfermería del paciente y de sus familias, centrando sus esfuerzos en el diligenciamiento de los registros clínicos, en la facturación y en los costos de sus acciones con escasa sistematización del impacto del cuidado. En palabras de Colliere, el cuidado como “un acto de vida que debe recrearse en los valores del respeto a la persona y a su dignidad, así como en las fuerzas de la vida y en la movilización de sus recursos vitales para potenciarlos”, debe darse en una interacción dialógica, simétrica, entre la persona cuidada y el profesional de Enfermería cuidador. Esta interacción se construye a partir de la confianza y progresa con el respeto y el afecto. La autora hace un llamado para que el cuidado sea por excelencia humanizante, donde se vive, se comprende y se establece una comunicación como principio fundamental para comprender al otro en escenarios de seguridad y respeto.

Al respecto, Leininger afirma que el cuidado, como fenómeno transcultural y central de la acción de Enfermería, es la expresión de una cualidad humana que se manifiesta en una disposición moral orientada hacia la ayuda; es un servicio público que posibilita y mantiene la vida desde las perspectivas humana, ética, interpersonal y terapéutica. Se basa en las cualidades de la valoración interpersonal, en la transmisión de la confianza y en la preocupación por los otros para mantener y promocionar la salud y la integridad humana en momentos de vulnerabilidad como son la enfermedad y la muerte, así como la salud y la vida. La meta del profesional de Enfermería es brindar cuidados pertinentes y oportunos a los individuos y colectivos mediante una identificación de sus necesidades, apoyados en el proceso de Enfermería para restablecer la independencia y autonomía, promover la integridad biopsicosocial y mantener la capacidad de sí.

Visto de esta forma, Hace más de un siglo que Enfermería a nivel mundial pasó por innumerables transformaciones, mostrando avances innegables, que se proyectaron e n el medio académico y conquistaron nuevos espacios de trabajo a pesar de ello, los contornos. y tendencias de los procesos de globalización en el mundo contemporáneo imponen nuevos y grandes desafíos para la disciplina de Enfermería en el siglo XXI.

De hecho, Estos retos son en gran parte consecuencia de las innumerables y rápidas alteraciones en el campo político, económico, social y cultural, con consecuencias drásticas en la salud humana individual y colectiva.
Dada la complejidad de los procesos y desafíos inherentes, es de vital importancia el fortalecimiento de Enfermería. Fortalecimiento basado en la construcción de fundamentos epistemológicos, ontológicos, axiológicos, nosológicos y teológicos innovadores y proporcionales a los avances contemporáneos, consistentes y sensibles a las necesidades humanas de las sociedades. Al mismo tiempo, estos fundamentos apoyaran y dirigirán la constelación de la práctica profesional vinculada a educación, investigación y cuidado.

Planteamiento

La profesión de Enfermería ha evolucionado con el cambio de la sociedad, las necesidades de atención sanitarias y las políticas. Evidentemente en esta época de globalización se ha de afrontar a nuevos retos a manera creciente, lo que la ha llevado a momentos desafiantes y excitantes, y consigo un avance continúo en sus dimensiones: epistemológica, ontológica, axiológica, nosológica y teológica lo que proporcionaran un proceso consistente y sensible a las necesidades humanas de las sociedades. Al mismo tiempo, estos fundamentos apoyaran y dirigirán la constelación de la práctica profesional vinculada a la profesión, cultura y cuidado.

La profesión de Enfermería, como todas las profesiones que tienen como fin proporcionarle una ayuda al ser humano, lo más importante es poseer un cumulo de disposiciones o actitudes personales que lo oriente en el verdadero rol de ayudador, orientador, guía y de hacerlo en el intento de “acercarse” al otro, de colocarse en la posición del otro y brindarle la mano tendida de ayuda. Si bien es cierto, Se pueden reunir muchos conocimientos, técnicas, especialidades, recopilar toda información de los libros, obtener todos los títulos académicos y ninguno de ellos prepararte para el encuentro con esa persona que solicita y clama por ayuda.

En este sentido, La humanización del cuidado requiere tiempo, recursos, buena relación intergrupal y compromiso explícito de las instituciones. Esto no quiere decir que realizar cuidado humanizado cueste más dinero, sino que se debe invertir en ello y "gestionar" los recursos de mejor manera para poder lograr la contratación de más personal, ambientar los servicios para entregar una atención personalizada al usuario y su familia, al incorporar otros aspectos importantes en la atención de éstos.

El área de formación del profesional de Enfermería es punto importante a considerar, ya que la manera de formar marcará al futuro profesional en lo que a cuidado se refiere. Según estudios entre ellos, Alvarado. (2006), expone que existen características que deben tener o poseer las personas que entregan los cuidados, también hay numerosos documentos que orientan a la Enfermería para entregar "el cuidado humanizado", en los que el "profesional cuidador" debe poseer algunas características especiales como: capacidad de comunicación y escuchar, respeto por las creencias del otro, gran dimensión de entrega, compromiso ético y calidez humana.


A continuación, presentamos una selección de los vídeos que ya pueden ver en la sección Vídeos de Medicina y Enfermería

>>ENTRAR EN VÍDEOS DE MEDICINA Y ENFERMERÍA

Categorías

Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924