Neuropsicologia de la memoria
Autor: Dr. Enrique Moraleda-Barreno | Publicado:  12/07/2012 | Psicologia , Neurologia , Articulos | |
Neuropsicologia de la memoria .1

Neuropsicología de la memoria

Enrique Moraleda (ab), Modesto Romero (ab), María José Cayetano (ab)

a Servicio de Evaluación y Rehabilitación Neuropsicológica.
b Universidad de Huelva.

Departamento de Psicología Clínica, Experimental y Social. Facultad de Ciencias de la Educación, Campus El Carmen.

RESUMEN

La memoria es una función compleja que requiere la participación de numerosas estructuras cerebrales repartidas a lo largo de todo el cerebro. Las diferentes modalidades mnésicas se corresponden con redes neuronales distribuidas en distintas localizaciones anatómicas.

Palabras clave: Memoria, neuropsicología, psicobiología.

Neuropsychology of memory

ABSTRACT

The memory is a complex function that requires the participation of several brain structures scattered throughout the brain. The different mnemonic modes correspond to neural networks distributed in different anatomic locations.

Key words: Memory, Neuropsychology, psichobiology.

INTRODUCCIÓN

La memoria es un proceso activo en el que se intenta reconstruir lo que una vez se almacenó. Algunos estímulos facilitan el recuerdo. El olvido en ocasiones no es la pérdida de la información, sino la dificultad para acceder a ella, posiblemente por interferencias o falta de uso.

Los recuerdos se producen por variaciones en la sensibilidad de la transmisión sináptica de una neurona a la siguiente. Estas variaciones generan o facilitan nuevas vías de transmisión de señales, las cuales se denominan huellas de memoria (Ortega, 2010). Cuando se activan se reproducen los recuerdos (Guyton, 2001).
La memoria consiste en la facilitación de las vías sinápticas, la cual se produce mediante la estimulación prolongada de unas neuronas sobre otras. Esta estimulación permite que en la terminal sináptica penetren más iones de Ca2+ y se prolongue el potencial de acción (Ortega, 2010).

El desarrollo de la memoria a largo plazo se produce por modificaciones estructurales en las sinapsis, proceso denominado consolidación. Las principales son (Ortega, 2010):

• Aumento de lugares de liberación de vesículas secretoras de neurotransmisores.
• Incremento del número de vesículas.
• Aumento del número de terminales sinápticas.
• Modificaciones de las estructuras de las espinas dendríticas.

El proceso de memoria consta de tres etapas. Una primera etapa de registro, que implica un gran componente atencional. Una segunda fase implica el almacenamiento, que se facilita mediante la repetición y los procesos asociativos. La tercera fase es la recuperación de la información almacenada mediante el reconocimiento o la evocación.

CONCEPTO Y MODALIDADES DE MEMORIA

El aprendizaje es un proceso adaptativo por el que los seres vivos modifican su conducta en función de las necesidades del entorno. Es un cambio en el sistema nervioso que origina cambios en la conducta y se produce a causa de la experiencia. La plasticidad del sistema nervioso facilita las capacidades de aprendizaje. La memoria es la codificación, el almacenamiento y la recuperación de lo aprendido. La sinapsis es el sustrato físico de la memoria (López-Rojas, 2007).

Existen diferentes clasificaciones de la memoria, pudiendo distinguirse por su modalidad perceptual (visual, auditiva, olfativa, táctil, gustativa) o por su duración (memoria a corto plazo o a largo plazo) o por sus características (memoria implícita y explícita).

La memoria sensorial es de muy breve duración (milisegundos) y permite al sistema nervioso reconocer los estímulos que perciben los sentidos para que puedan ser procesados posteriormente. Su capacidad es teóricamente ilimitada, ya que durante estos instantes se mantiene en la memoria sensorial una inmensa cantidad de información; sin embargo, la información que no se transmite a la memoria a corto plazo se pierde.

La memoria a corto plazo almacena una cantidad limitada de información durante un breve periodo de tiempo. Se trata de una modalidad muy vulnerable a las interferencias de otros estímulos. Su base biológica son los cambios breves y reversibles en la actividad eléctrica y molecular de las redes neuronales. La información se olvida en cuestión de segundos a menos que se mantenga en el foco atencional mediante repeticiones o que se transfiera a la memoria a largo plazo.

La memoria de trabajo es una modalidad de memoria a corto plazo que sirve para retener información mientras se utiliza para realizar una operación cognitiva. Tiene un importante componente de las funciones ejecutivas frontales y en algunos casos se confunde con estas. Está formada por tres componentes (Baddeley, 1986, 2000): el bucle fonológico o lazo articulatorio (que mantiene en el foco la información sonora), la agenda visuespacial (que mantiene la información espacial y visual) y el ejecutivo central (que gestiona la atención requerida, coordina el procesamiento de información, aplica estrategias y se encarga de los razonamientos que demanda la tarea).

La memoria a largo plazo almacena una cantidad teóricamente ilimitada de información durante un tiempo indefinido. Es estable y duradera, permaneciendo durante años, e incluso en ocasiones durante toda la vida. Se trata de una modalidad poco vulnerable a interferencias que permite recuperar una información almacenada mucho tiempo atrás a pesar de la infinidad de estímulos procesados entre el almacenamiento y la recuperación. Se produce a causa de los cambios estructurales que ocurren en las sinapsis mediante el proceso de consolidación de la memoria. Su duración puede abarcar desde pocos minutos a decenas de años. Se puede dividir en memoria procedimental y memoria declarativa, la cual incluye la semántica y la episódica.

La memoria implícita o procedimental está formada por recuerdos no conscientes. Es propia sobre todo de los ámbitos perceptivo y motor; siendo algunas de sus modalidades la habituación, el condicionamiento clásico e instrumental, el aprendizaje perceptivo y el motor. Suele ser adquirida mediante la repetición y la práctica (excepto la memoria emocional) y es resistente al olvido. Es una modalidad poco flexible y difícil de expresar fuera de su contexto. Es procedimental.

La memoria explícita o declarativa está compuesta por recuerdos conscientes. Puede dividirse en memoria semántica (de hechos) y memoria episódica (autobiográfica). Es de tipo consciente y declarativa. En ocasiones puede adquirirse sin repetición y una de sus características es la flexibilidad en su expresión. Se corresponde con el aprendizaje relacional.

La memoria prospectiva es un concepto muy relacionado con las funciones ejecutivas y se encarga de recordar las actividades que vamos a realizar en el futuro, siendo esencial para el establecimiento de planes y metas. Es vulnerable a la interferencia y requiere cierto esfuerzo atencional para ser efectiva (Baddely y Wilson, 1988).

ASPECTOS NEUROANATÓMICOS

La memoria es una función compleja que requiere la participación de numerosas estructuras cerebrales repartidas a lo largo de todo el cerebro. Las diferentes modalidades mnésicas se corresponden con redes neuronales distribuidas en distintas localizaciones anatómicas. Existen diferentes circuitos neurológicos para la memoria implícita y para la explícita (Petri, 1994). Existe asimetría cerebral en el procesamiento de la memoria; por lo general, el hemisferio izquierdo se encarga de la memoria y el aprendizaje verbal mientras que el derecho tiene unas funciones más espaciales y visuales.

La memoria sensorial está formada por los sistemas correspondientes a su modalidad perceptiva. La información de diferentes modalidades (verbal, espacial, auditiva, olfativa, etc) se procesa en diferentes localizaciones anatómicas.

La memoria a corto plazo se localiza en el lóbulo parietal, concretamente en las circunvoluciones angular y supramarginal. El hemisferio izquierdo se encarga de la información verbal y el derecho de la visual (Portellano, 2005).

En cuanto a la memoria de trabajo, el bucle fonológico o lazo articulatorio se encuentran en las áreas de Wernicke y Broca; la agenda visoespacial se localiza en la corteza parieto-occipital derecha y el ejecutivo central, relacionado con las funciones ejecutivas, se ubica en el lóbulo frontal dorsolateral y zonas anteriores de la circunvolución del cíngulo (Baddeley, 2000).


A continuación, presentamos una selección de los vídeos que ya pueden ver en la sección Vídeos de Medicina y Enfermería

>>ENTRAR EN VÍDEOS DE MEDICINA Y ENFERMERÍA

Categorías

Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924