El estres aumenta la dislipemia
Autor: Dra. Enriqueta Jiménez Cuadra | Publicado:  27/08/2012 | Psicologia , Otras Especialidades , Medicina Familiar y Atencion Primaria , Articulos | |
El estres aumenta la dislipemia .1

El estrés aumenta la dislipemia.

Jiménez Cuadra, Enriqueta (Centro Salud Antequera)

Palabras clave: estrés, paciente, dislipemia.

RESUMEN:

Estudio analítico, observacional y cualitativo, que demuestra, en una muestra de 30 personas, hombres y mujeres de 20 a 70 años, con los criterios de inclusión de haber estado sometidos a un estrés, durante el año 2011 y 3 primeros meses de 2012, que el estrés aumenta la dislipemia. El método estadístico usado fue el Bio-Star 2-0, relacionando cada variable independiente con la dependiente, por lo que el análisis estadístico es bidimensional descriptivo. Se refleja en el trabajo el análisis marginal descriptivo de cada variable, que sería univariante. La variable independiente seria el estrés crónico y la dependiente: la dislipemia. Se calculan frecuencias absolutas y relativas. Se analizan resultados y conclusiones.

INTRODUCCIÓN: JUSTIFICACIÓN DE ÉSTE ESTUDIO:

Está justificado (1) después de haber revisado la bibliografía del tema, vemos que hay mucha relación entre el estrés y la dislipemia. 

estres_stress_dislipemia/psicologia_ansiedad_hiperlipidemia

El estrés acompaña al ser humano, desde sus orígenes biológicos, y ha sido a lo largo de los milenios un inseparable estímulo para que las personas hayan aprendido de la experiencia vivida y transmitirla a las generaciones ulteriores. Aunque la palabra estrés tiene poco más de 80 años, y hoy (2) la utiliza todo el mundo, muy poca gente lo hace en el mismo sentido. Así sólo en el ámbito social puede significar conceptos tan distintos, como: ansiedad, esfuerzo, tensión emocional, sobrecarga, fatiga o frustración.

En Biología el termino estrés fue introducido por Walter Cannon en 1911, para designar todo estímulo nocivo capaz de perturbar la homeóstasis del organismo, y de modificar los procesos autorreguladores.

Han Seyle usó desde 1936 el mismo término para designar la respuesta inespecífica del organismo a toda demanda o exigencia adaptativa producida por estímulos negativos excesivos y la denominó Síndrome General de Adaptación. Describió 3 etapas: alarma, adaptación y agotamiento. Éste estudio está justificado porque en la bibliografía revisada, se ha visto mucha relación entre es estrés y el aumento de dislipemia.

ARGUMENTACIÓN DE ÉSTE ESTUDIO:

Éste estudio tiene varios argumentos. El estrés se ha visto (3) es una respuesta automática y natural de nuestro cuerpo ante las situaciones que nos resultan amenazadoras o desafiantes. Durante el estrés se secretan hormonas como cortisol. Adrenalina, noradrenalina y dopamina. Cuando el estrés se vuelve crónico repercute en la salud, no sólo generando aumento de peso, y aumento de grasa a nivel abdominal que genera mayor riesgo cardiovascular, y a la vez hipertensión arterial, dislipidemia, diabetes mellitus tipo 2 e insulino resistencia, colelitiasis, hígado graso no alcohólico, cardiopatía coronaria, cáncer. De ahí vemos la relación posible que hay entre estrés y dislipemia, teniendo una argumentación para su estudio y profundización entre las posibles relaciones entre el estrés y la dislipemia, y como un posible aumento de estrés hace que aumente la dislipemia, como se observa en éste estudio, y otros estudios revisados en la bibliografía, que apoyan ésta argumentación.

ANTECEDENTES. MARCOS CONCEPTUALES Y TEÓRICOS:

La Medicina (4), a partir de diversos estudios ha observado una estrecha relación entre el nivel de estrés y el colesterol alto. Si bien el estrés es necesario para nuestra vida, un exceso del mismo puede generar problemas de salud. Por ello es importante saber cómo influye el estrés en el aumento de los niveles de colesterol, para poder estar atentos y controlar su acción sobre la calidad de vida. Numerosas investigaciones científicas han llegado a la conclusión de que existe una relación entre el nivel de estrés y el colesterol alto, a través de distintos estudios en los que se ha observado que cuando una persona se encuentra afectada por una situación estresante, el organismo pone en juego una serie de mecanismos en los cuales se produce un aumento de colesterol LDL o malo.

Vamos a describir cómo influye el estrés en los niveles de colesterol: El cuerpo necesita más cantidad de energía expresada en glucosa y grasa para poder enfrentar la nueva situación estresante. En una situación de estrés, el hígado se congestiona y por lo tanto libera mayor lipoproteína de baja densidad, que transporta el colesterol LDL, al torrente sanguíneo. El estrés aumenta la producción de substancias como la interleuquina 6, proteína C reactiva y factor de necrosis tumoral, las cuales intervienen directamente en los procesos inflamatorios, favoreciendo la formación de ateromas a nivel de las paredes arteriales.

La lesión constante (5) y cotidiana, llamada estrés causa una liberación de las catecolaminas y por lo tanto aumenta la acumulación de lípidos en las arterias, lo que es considerado un factor de riesgo de importancia. El estrés es otra de las causas de los niveles de colesterol sanguíneo, y por lo tanto de riesgo de padecer arterioesclerosis. No hay duda que el trabajo excesivo o agobiante, tiene una gran importancia en las enfermedades coronarias, como las alteraciones circulatorias, las taquicardias o el aumento de la presión arterial observadas en los estados de ansiedad o inseguridad laboral, siendo muy nocivos. Las presiones internas, y las externas, pueden fácilmente conducir hacia la hipertensión arterial, altos niveles de grasas, y colesterol sanguíneo. Además del estrés laboral, hay otros elementos muy importantes como son el factor social y la misma personalidad del sujeto.

OBJETIVOS:

En éste estudio tratamos de demostrar que los sujetos que están sometidos a un estrés, la mayoría sufre un aumento de dislipemia.

Observar porcentaje de pacientes, en los que se observa que tras sufrir estrés aumenta la dislipemia.
Conocer la prevalencia de enfermos que han sufrido aumento de dislipemia y no la han sufrido en ésta muestra.

DISEÑO: Estudio analítico, observacional y bivariante.

MUESTRA: Una muestra 30 personas, hombres y mujeres de 20 a 70 años, con los criterios de inclusión de haber sufrido ansiedad, fueron observados durante el año 2011 y los 3 primeros meses de 2012.

LUGAR DE ESTUDIO: Emplazamiento de centro de salud urbano.

METODOLOGÍA: El método estadístico usado fue el Bio-Star 2-0, relacionando cada variable independiente con la dependiente. La variable independiente sería el estrés y la variable dependiente sería el aumento de dislipemia.

Se observó que de la muestra, en los sujetos que habían padecido estrés, un 96% incluidos hombres y mujeres, si habían sufrido un aumento de la dislipidemia. Sólo un 4% no habían padecido aumento de dislipidemia.

Por lo tanto según éste estudio se puede concluir que cuando hay una serie de personas sometidas a estrés, el estrés aumenta la dislipidemia. Los datos se tomaron de historias clínicas informatizadas, previo consentimiento informado. 

estres_stress_dislipemia/aumento_colesterol_trigliceridos

Gráfico de casos con estrés que han sufrido aumento de dislipemia y casos que no lo han sufrido, corresponde a la serie rojo oscuro más pequeña. 



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924