Elefantiasis testicular. Hidrocele Cronico con varicocele de origen no infeccioso. Caso clinico
Autor: Dr. Francisco José Voria | Publicado:  24/09/2007 | Urologia , Imagenes de Urologia , Casos Clinicos de Urologia | |
Elefantiasis testicular. Hidrocele Cronico con varicocele de origen no infeccioso


Dr. Voria Francisco José. Medicina Familiar (Buenos Aires, Argentina).

 

 

Paciente de 52 años.

Diagnóstico: Elefantiasis Testicular. Hidrocele Crónico con varicocele de origen no infeccioso.           

 

 

Imagen 1. Paciente con elefantiasis testicular en decúbito lateral izquierdo.

 

Se señala con una línea la uretra peneana.

elefantiasis_testicular_escroto_1




Imagen 2. Paciente con elefantiasis testicular en bipedestación. Visión posterior.

 

Se señala con una línea la parte posterior del escroto paquidérmico.


elefantiasis_testicular_escroto_2




Imagen 3. Paciente con elefantiasis testicular en bipedestación. Visión posterior.

 

Se señala con una línea vertical el meato urinario.



elefantiasis_testicular_escroto_3





ANEXOS:

 

Autor: Carlos Plata García.

 

Información extraída de la Wikipedia sobre la elefantiasis.

 

La elefantiasis es un síndrome caracterizado por el aumento enorme de algunas partes del cuerpo, especialmente de las extremidades inferiores y de los órganos genitales externos. Puede producirse por diversas enfermedades inflamatorias, persistentes, y muy especialmente por los parásitos de los países cálidos del grupo de la filaria. Esta enfermedad se debe a la obstrucción de vasos linfáticos, y es por ello que se puede dar como resultado de inflamaciones severas y de parásitos sanguíneos como las filarias (parásitos habitantes del corazón).

 

 

Noticia sobre elefantiasis:

 

La OMS dice que la elefantiasis puede ser erradicada en 20 años

 

Este organismo desarrolla un programa para proteger a cerca de 80 millones de personas en 37 países donde la enfermedad es endémica

 

Fecha de publicación: La elefantiasis, una enfermedad tropical que deforma gravemente el cuerpo humano, puede ser erradicada en 20 años, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). En los últimos cuatro años, cerca de 80 millones de personas, 30 de ellos niños, en 37 países donde la enfermedad es endémica, han empezado a ser protegidos de elefantiasis (filariasis linfática) gracias a un programa de la OMS que usa dos medicamentos administrados una vez al año.

 

El coste de la administración de los medicamentos es sólo de entre 10 centavos y 2 dólares por persona en los cinco años que dura el tratamiento. Los dos fármacos son donados por sus fabricantes, el albendazole (albendazol) por GlaxoSmithKline y el Mectizan TM por Merck.


Las consecuencias del programa son inmensas. La elefantiasis provoca el aumento anormal de volumen de un miembro, o de parte del mismo, debido a la obstrucción del drenaje linfático, ocasionando deformidades que afectan gravemente a la vida y a la integración social de los enfermos.

 

La región afectada por la elefantiasis se muestra tumefacta, distendida, con un tegumento duro, a menudo recubierto con verrugosidades. La enfermedad a menudo provoca profundas discapacidades psicológicas como consecuencia de las deformidades.

 

 

Elefantiasis por filarias: un gusano microscópico.

 

Las cifras de la OMS señalan que 1.000 millones de personas en 80 países tropicales están en riesgo de contraer la filariasis linfática y que 120 millones son portadores de la infección, que es difundida por un gusano microscópico que invade el sistema linfático.

 

Las personas contraen la enfermedad a través de picaduras de mosquitos que portan el parásito. En muchas regiones endémicas de elefantiasis por filarias, la infección afecta al 25% de los niños con edades entre 4 y 6 años de edad, pero sus efectos no son inmediatos y sólo cuando las víctimas alcanzan la adolescencia los primeros signos de deformación aparecen.

 

GlaxoSmithKline se ha comprometido a respaldar la lucha contra la enfermedad. "Nuestra compañía ha donado ya 250 millones de tratamientos de albendazole (albendazol) para este programa y continuaremos donando tanto como sea necesario. Estimamos que llevará cerca de 20 años romper en todo el mundo el ciclo la elefantiasis", afirmó el director ejecutivo de la multinacional farmacéutica, J .P. Garnier.

 

 

 

China logra erradicar la elefantiasis.

(EFE)

 

Es el primer país del mundo en eliminar el síndrome, según la OMS. China, uno de los 80 países del mundo donde la elefantiasis era un mal endémico, se ha convertido en el primero capaz de eliminar este síndrome, informó hoy un comunicado de la Organización Mundial de la Salud (OMS). El país asiático será declarado oficialmente "libre de filariasis linfática" (nombre genérico de la enfermedad) en la conferencia sobre la eliminación de este mal que se celebra estos días en Suva, capital de las Islas Fiji.


La OMS fijó el objetivo de eliminar en el mundo antes de 2020 esta enfermedad, causada por unas bacterias que actúan sobre el sistema linfático humano y generan un excesivo crecimiento y endurecimiento de las áreas del cuerpo afectadas, en general las extremidades. Más de 120 millones de personas en todo el mundo, especialmente en Asia y el Pacífico, están afectadas por este mal (de ese total, 40 millones son discapacitados físicos), que es transmitido por mosquitos y no existe en Occidente.


Según las cifras de la OMS, más de 1.100 millones de personas viven en zonas de riesgo.

"China es el primer país del mundo en eliminar la elefantiasis por filarias, una de las enfermedades que más debilitan y desfiguran el cuerpo humano, y además la primera en eliminar un mal transmitido por parásitos", destacó el comunicado de la OMS, remitido a EFE. La organización mundial espera que Corea del Sur sea el segundo en lograr la completa erradicación de la enfermedad, añadió.


El director regional de la OMS, Shigeru OMI, señaló que los logros de China y Corea del Sur "prueban que la eliminación de la filariasis linfática es posible si existe el apoyo político y financiero y hay un compromiso público". Otros países de la región, como Camboya, Malasia, Filipinas y Vietnam, participan también en programas de eliminación de la enfermedad, cuyos afectados suelen ser marginados y acaban en muchos casos dedicándose a la mendicidad.


En África central hay una variante de la elefantiasis que no se transmite por parásitos, conocida como podoconiosis y causada al parecer por el contacto con cenizas volcánicas. Elefantiasis y podoconiosis no deben ser confundidas con el "síndrome de Proteus", enfermedad congénita que se hizo famosa gracias a la película "El hombre elefante", dirigida por David Lynch en 1980.

 

 

BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA:

 

Inmunofluorescencia indirecta en filariasis. II. Respuesta humoral en una población alrededor de un paciente confirmado con Wuchereria bancrofti (Nematoda: Filarioidea), Cuba, 1983. Revista Cubana Medicina Tropical. 1990 May-Aug; 42(2):279-85. Hormilla G., Perez O., Lastre M., Espino A.M.

 

Filariasis causada por Wuchereria bancrofti Cobbold, 1877 (Nematoda: Filarioidea). Presentación de un caso en Cuba. Revista Cubana Medicina Tropical. 1987 Jan-Apr; 39(1):41-7. Lastre M., Pérez O., Fernández.

 

Elefantiasis peneana linfogranulomatosa con intolerancia a la novocaína. Actas Dermosifiliogr. 1954 Mar; 45(6):406-7. VILANOVA X., CARDENAL C.

 

Elefantiasis endémica no filariásica de las extremidades inferiores: podoconiosis. Medicina Clínica (Barc). 1988 Jun 11; 91(3):97-100. Corachan M.

 

Elefantiasis de la vulva. Sem Med. 1955 Jul 28; 107(4):206-8. GANDOLFO H.E.R.R., BEARZI V.L.

 

Biopsia ganglionar en el diagnóstico de la elefantiasis endémica no filariásica (podoconiosis). Medicina Clínica (Barc). 1988 Jun 11; 91(3):117. Campo E., Soldevila M., Sentis J., Corachan M.

 

Linfedema tumoral del pene. A propósito de una elefantiasis verrucosa. Caso sucinto. Nota preliminar. Actas Urológicas Españolas. 1995 Jul-Aug; 19(7):585-7. Luelmo J., Tolosa C., Prats J., Bella M.R., Saez A., Pellice C.

 

Un caso de elefantiasis congénita. Revista Colombiana Pediatría y Puericultura. 1955 Apr; 14(4):249-51. TORRES U.M.A.N.

 

Acantosis palmar o paquidermatoglifia adquirida paraneoplásica. Medicina Clínica (Barc). 1988 Feb 27; 90(8):353. Pujol R.M., Puig L., de M.

 



A continuación, presentamos una selección de los vídeos que ya pueden ver en la sección Vídeos de Medicina y Enfermería

>>ENTRAR EN VÍDEOS DE MEDICINA Y ENFERMERÍA

Categorías

Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924