Fibromialgia y Cansancio Cronico, un desafio para los especialistas en Salud Mental
Autor: Martina Morell  | Publicado:  27/07/2009 | Psicologia , Otras Especialidades , Medicina Interna , Psiquiatria , Reumatologia | |
Fibromialgia y Cansancio Cronico, un desafio para los especialistas en Salud Mental

Fibromialgia y Cansancio Crónico, un desafío para los especialistas en Salud Mental.

 

Subtítulo- ¡…Y cómprese usted una falda nueva, que eso anima mucho!

 

Martina Morell. Psicóloga de la Asociación de Fibromialgia y Cansancio Crónico de Valladolid (AFRICOVALL). Master en Psicología Clínica. www.morellpsicologia.com

 

 

Ante todo, me presentaré. Me llamo Martina Morell y trabajo como psicóloga para la asociación AFICROVALL, (Asociación de Fibromialgia y Cansancio Crónico de Valladolid) Un trabajo que no siempre es fácil, ni cómodo, pero que aporta un reto y una experiencia de superación personal, cada día. Creo que esto es lo bonito del oficio que hemos elegido, como profesionales de la salud que somos, (lo quiera o no reconocer el gobierno) los pacientes o clientes, nunca dejan de sorprendernos porque no hay dos personas iguales.

 

Hasta hace no mucho tiempo, tampoco yo había oído hablar de fibromialgia o del cansancio crónico, de modo que es necesaria una pequeña explicación de que son estas enfermedades.

 

La fibromialgia es una enfermedad considerada reumatológica, aunque en los próximos años veremos que tiene más que ver con el sistema neurológico que con ninguna dolencia inflamatoria. Se caracteriza por un dolor intenso en las articulaciones o músculos. El dolor no es constante, no está localizado y no es previsible, ni responde a ninguna lesión, ni inflamación. No se detecta en los escáners convencionales, ni se puede medir de manera objetiva.

Sin embargo, es una enfermedad de base biológica y no psicosomática que tiene como causa más probable, la hípersensibilización de los canales neuronales del dolor. Por decirlo de alguna manera rápida, estímulos que para una persona normal son inocuos, para un fibromiálgico pueden ser insoportables.

 

El cuadro se acompaña con otros síntomas físicos como son, cansancio, intolerancia a la luz y el ruido, insomnio, síndrome de piernas inquitas, colon irritable, lesiones en las articulaciones, mareos, etc. Lo más llamativo y característico de la enfermedad es la existencia de los llamados “tender points”, 18 puntos sensibles desparramados por todo el cuerpo, que el paciente manifiesta como especialmente dolorosos.

 

Por su parte, el cansancio crónico, como su propio nombre indica, es una fatiga permanente, que no mejora con el descanso y que imposibilita a la persona para llevar una vida normal. Creo que con la palabra cansancio, no describo bien el sufrimiento de estas personas, llamémoslo agotamiento y se acercaría más a la verdad. Las dos enfermedades son distintas, pero pueden aparecer conjuntamente en muchos casos.

 

En ambos casos, los afectados son en un 90% mujeres, que cuando llegan a tener un diagnóstico, son ya de mediana edad y han pasado un peregrinaje de especialistas y opiniones más o menos acertadas.

 

En cuanto al tratamiento, existen en España, solo dos unidades especializadas: una en el Hospital de San Vicente, Alicante y la otra en el Hospital Clinic de Barcelona. Esta última dirigida por el Dr. Collado y donde yo he tenido el privilegio de formarme.

El tratamiento tiene tres vertientes, la primera, médico-farmacológica, la segunda, fisiológica y de terapia ocupacional y la tercera, la que más nos importa, es la psicológica, ya que el tratamiento va encaminado a que el paciente aprenda nuevas pautas de conducta y pensamiento. La enfermedad, aunque no es degenerativa, no tiene hoy por hoy, una cura completa, pero sí es posible mejorar y mucho, la calidad de vida de estos pacientes.

 

Hasta hace muy poco tiempo, la fibromialgia era de esas enfermedades consideradas “raras” y muchos médicos pensaban y piensan que ni siquiera es una enfermedad, ya que entraba dentro del cajón de sastre que llamamos “enfermedades psicosomáticas”.

En el mejor de los casos, el paciente se lo inventaba todo, en el peor, podía ser una histérica que derivar hacia psiquiatría. Hoy las cosas están cambiando rápidamente, y existe una sensibilidad creciente hacia estos enfermos. Porque hemos descubierto que no son casos raros ni aislados, al contrario, son dramáticamente frecuentes y un alto grado de la población está afectado. Han sido los propios enfermos, asociándose y luchando por sus derechos, quienes están haciendo que los médicos y la sociedad en general, revise su opinión sobre ellos. Actualmente, hay abiertas varias líneas de investigación prometedoras, la más avanzada, vinculada al Banco Nacional de ADN de Salamanca, explora las posibilidades de una herencia genética en la sensibilidad al dolor.

 

Para todos aquellos que hemos trabajado con pacientes fibromiálgicos o de fatiga crónica, es indudable la conexión de estas dos enfermedades al estrés y esto es así de dos maneras:

 

Por un lado, muchos de los pacientes presentan un perfil de personalidad muy determinado, cercano al llamado “patrón de personalidad Tipo A”, que tiene mucho que decir en las enfermedades coronarias, pero con características propias. Suelen ser personas muy perfeccionistas, sobrecargadas de trabajo, preocupadas por el orden y el cumplimiento del deber y poco asertivas. Personas que viven a doble velocidad, que hacen tres cosas a la vez y nunca tienen tiempo de divertirse. Mujeres que trabajan fuera y dentro de casa, con familiares a su cargo, con responsabilidades que nunca terminan. Por todo ello, la terapia psicológica cognitivo-conductual, encaminada a modificar hábitos y patrones de comportamiento, ha demostrado empíricamente su eficacia en el tratamiento de la enfermedad.

 

La otra vertiente por la cual el estrés se vincula a la fibromialgia y el cansancio crónico, es que muchos afectados, han sufrido experiencias traumáticas, tales como: malos tratos, violaciones, accidentes, etc. algunos desarrollando cuadros de intenso estrés postraumático.

 

Desde esta perspectiva psicosocial, una hipótesis de trabajo muy interesante es la que formula la fibromialgia y el cansancio crónico, como respuestas al estrés de organismos que estaban genéticamente predispuestos a ser hipersensibles. El estrés, por sí mismo, no causa estas enfermedades, pero sí podría ser un desencadenante importante en su evolución.

 

Desde el punto de vista de la psicología, son un reto interesante que nos hace recapacitar sobre la estrecha conexión del cuerpo y la mente. Hasta la fecha, el modelo médico-biológico, nos propone una clara línea divisoria entre las enfermedades de base biológica y las “inventadas”.

 



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924