Ostomias en la infancia. Revision para profesionales de la atencion primaria de salud
Autor: Dr. Jesús Yasoda Endo Milán | Publicado:  11/10/2009 | Medicina Familiar y Atencion Primaria , Cirugia General y Digestiva , Pediatria y Neonatologia | |
Ostomias en la infancia. Revision para profesionales de la atencion primaria de salud.1

Ostomías en la infancia. Revisión para profesionales de la atención primaria de salud.

 

Dr. Jesús Yasoda Endo Milán. Especialista de I Grado en Medicina General Integral. Master en Atención Integral al Niño. Residente de 4to año Cirugía Pediátrica. Instructor.

 

Misión Médica Cubana en Venezuela Barrio Adentro. Hospital Pediátrico José Luis Miranda. Santa Clara. Villa Clara. Cuba

 

Resumen

 

Una enterostomía en la infancia es una disrupción mayor de la normalidad y frecuentemente deja sustanciales traumas psicológicos para el niño y los padres. No obstante, la mayoría de los estomas intestinales en los grupos de edades pediátricos son temporales y la corrección del problema subyacente, muchas veces permite su cierre. Se hace una revisión amplia del tema para que pueda servir de literatura informativa a los profesionales de la Atención Primaria de Salud, y constituya una herramienta más en el tratamiento y manejo ambulatorio de estos pacientes una vez egresados del hospital, garantizando así su reinserción temprana a la sociedad.

 

Como método de tratamiento de la oclusión intestinal, las colostomías datan de finales del siglo XVIII y algunos de los primeros sobrevivientes de este proceder fueron niños con ano imperforado. 1 – 5 A despecho de algunos éxitos tempranos, el uso de los estomas en el intestino grueso y posteriormente en el intestino delgado en niños evolucionó lentamente. Webster, 3 señala en su revisión histórica, que los cirujanos estaban desentendidos y renuentes a realizar este drástico proceder, con el cual estaban asociadas complicaciones mayores. Con el advenimiento de las prácticas modernas de la Cirugía Pediátrica y la supervivencia de niños con condiciones probablemente fatales, la necesidad de estomas se incrementó. Las técnicas de construcción de enterostomías y el desarrollo alcanzado a la vuelta del siglo para los adultos, 5 – 8 fueron modificadas y adaptadas para su uso en niños, particularmente en recién nacidos con obstrucción intestinal congénita. 9 – 14 Nuevas técnicas que combinaban la descompresión proximal y la alimentación distal de neonatos con atresia de duodeno o yeyuno alto, fueron introducidas posteriormente. 15 – 17 Procederes diseñados para proveer accesos de alimentación postpilórica en niños con dismotilidad, continúan siendo desarrollados y evaluados, 18 – 21 y el advenimiento contemporáneo de la cirugía mínimamente invasiva, proveen nuevas y excitantes oportunidades para la creación de estomas para la alimentación, descompresión e irrigación. 22 – 24

 

En las dos décadas pasadas, la terapia con enterostomías se ha convertido en una especialidad por derecho propio, 25 y se han dado grandes pasos en el cuidado de los estomas pediátricos, incluyendo aplicaciones específicas en niños, biomateriales mejor tolerados y la creación de sistemas de soporte no médicos. 26 La creación, manejo y cierre de las enterostomías, ahora ocupa una porción sustancial de la práctica moderna de la Cirugía Pediátrica.

 

Una enterostomía en la infancia es una disrupción mayor de la normalidad y frecuentemente deja sustanciales traumas psicológicos para el niño y los padres. No obstante, la mayoría de los estomas intestinales en los grupos de edades pediátricos son temporales y la corrección del problema subyacente, muchas veces permite su cierre.

 

Aunque los cirujanos pediátricos, continuamente buscan alternativas para la exteriorización intestinal, una indicación adecuada y un estoma temporal convenientemente construido es inevitable y salva vidas, además, en varias condiciones patológicas incorregibles del intestino grueso bajo, un estoma permanente y con buen funcionamiento contribuye a aumentar la calidad de vida. Aunque a veces, considerados simples mecanismos, las enterostomías abarcan un amplio espectro de tipos básicos, técnicas y métodos de cuidados y están asociados con un sorprendente alto rango de complicaciones tempranas y tardías. Estos hechos presentan al cirujano, terapistas, enfermeras, padres y niños a mayores desafíos. Por lo tanto, cuando la necesidad de un estoma aparece, el mejor resultado es alcanzado con una cuidadosa evaluación de la condición patológica del niño y de su estado de salud, sopesando los pro y los contra de la derivación, planificando con antelación cuando sea posible y considerando la construcción y el cierre como intervenciones mayores. 11, 27 – 41 Según plantea Gauderer, 42 en adición a las bien establecidas guías para la colocación de estomas en adultos, factores como diferencias anatómicas y psicológicas, estructuras delicadas, crecimiento, maduración física y emocional, necesitan ser consideradas; el cirujano y los miembros del equipo quirúrgico deben tener en mente siempre, que la calidad de vida del paciente con un estoma está ampliamente relacionado con la calidad de ese estoma.

 

Suzanne Borkowski, 43 en su trabajo “Pediatric stomas, tubes and appliances” resaltó que los pacientes pediátricos con una ostomía intestinal, continúan siendo un desafío para los pediatras. En dichos pacientes el rol del especialista es de vital importancia, en proveer a los mismos, cuidados cualitativos con apropiada intervención, prevención y manejo de las complicaciones potenciales, educación familiar y del paciente, así como, previsiones para el servicio y otras ofertas. A veces, condiciones adquiridas o anomalías congénitas hacen necesario brindar asistencia a las familias con el ánimo de que dominen nuevas destrezas y habilidades.

 

Motivados por el apasionante tema, que este acápite representa y por la experiencia acumulada en nuestro servicio al respecto, es que se decide realizar la presente revisión, la cual nos permitirá sensibilizar a todos los profesionales y técnicos de la Atención Primaria de Salud, padres, maestros, organizaciones de masas y sociedad en general, cuyo dominio insuficiente del tema ha sido puesto de manifiesto a diario en nuestras consultas y que con su interés y apoyo se lograría hacer más llevadera la vida de estos niños, fomentando además el terreno para un programa comunitario integral, que en un futuro, no muy lejano, se pretende modestamente tratar de poner en práctica.

 

Los avances de la ciencia y la tecnología han proporcionado a la sociedad una mayor esperanza de vida, se han ganado años a la vida; el reto en estos momentos es proporcionar los medios necesarios para que estos años de vida no se dediquen a una mera supervivencia, sino para que estos años se dediquen a la “vida” en su más amplia concepción.

 

La agangliosis de colon, conocida como enfermedad de Hirschsprung, constituye una obstrucción intestinal funcional, originada por la ausencia congénita o agenesia de los ganglios nerviosos parasimpáticos mientéricos en el colon distal y el recto, dando lugar a un estado de contracción tónica del segmento afecto, incapaz de transmitir las ondas peristálticas, determinando una constipación crónica desde el nacimiento, con la correspondiente dilatación e hipertrofia del intestino proximal.

Usualmente se requiere una ostomía, cuando los síntomas aparecen y el diagnóstico se realiza en el período de recién nacido o lactante, no sólo para descomprimir el intestino, sino también para favorecer la disminución del calibre del intestino proximal dilatado, lo que facilita una buena anastomosis posterior, mejora la nutrición y facilita su cuidado en el hogar. Los cirujanos prefieren realizar la colostomía proximal a la zona de transición entre el segmento agangliónico inferior y el intestino normalmente ganglionado por encima 47 actualmente el nivel de la colostomía es elegido mediante biopsias de corte por congelación transoperatorias, asegurando su realización en el sitio en el cual aparecen las células ganglionares; después de la colostomía, la mayoría de los recién nacidos, evolucionan bien. 48 Algunos autores han dejado la colostomía para casos específicos: perforación, megacolon tóxico, enterocolitis severa, patología cuestionable e infantes prematuros; 49,50 existiendo la tendencia actual de no realizar la misma siempre que sea posible, evitándole así al niño varias intervenciones y resolviendo lo anormal en un solo tiempo.

 

Vázquez Rueda y Ocaña Losa, 45 señalan en sus estudios a la agangliosis de colon, como la primera indicación para la realización de ostomías digestivas, mientras que otras series revisadas, señalan a las malformaciones anorrectales en primer lugar. 46



Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado