Picaduras de insectos: abejorros y abejas
Autor: Damián Muñoz Simarro | Publicado:  11/05/2010 | Medicina Familiar y Atencion Primaria | |
Picaduras de insectos: abejorros y abejas .1

Picaduras de insectos: abejorros y abejas

Insect bites: bee and bees

Damián Muñoz Simarro. D. U. Enfermería D.C.C.U. Distrito Sevilla.
Agustín Míguez Burgos. D. U. Enfermería FREMAP CIUDAD JARDÍN. Sevilla. D.C.C.U. Distrito Sevilla.

INTRODUCCIÓN

En determinadas zonas, fundamentalmente las rurales, las picaduras de insectos pasan a ser una demanda de salud habitual y en consecuencia un problema de salud pública, a pesar que en la mayoría de las ocasiones no deja de ser un problema trivial, de fácil solución, de corta evolución en el tiempo y con bajos coste sanitario, no podemos menospreciar la posibilidad de que aparezcan reacciones alérgicas graves, e inclusive la muerte (1%).

Dentro de los animales con capacidad de inocular veneno al humano, la abeja es la que produce el mayor número de accidentes en la mayoría de los países. En Estados Unidos, por ejemplo que es donde encontramos más documentación al respecto, las picaduras de estos insectos causan de tres a cuatro veces más muertes por reacciones alérgicas graves, que las mordeduras de serpientes venenosas y si valoramos la severidad del cuadro en España, nos encontramos que la abeja provoca más muertes que las serpientes, escorpiones y arañas. Es curioso a este respecto que la población demuestra un mayor temor cultural a serpientes, arañas y escorpiones.

La clínica grave que puede conducir a la muerte por la picadura de estos himenópteros puede consistir en dos fenómenos principalmente: el alérgico (anafilaxia) o en cuadros de envenenamiento que se produce por el ataque de enjambres. El conocimiento de la fisiopatología que provocan estos insectos es importante para el personal sanitario y diríamos que hasta para la población en general, puesto que al no existir hasta la fecha antídoto de este veneno no nos queda más que no trivializar este tipo de accidentes y observar su evolución para prevenir la aparición de patología grave.

Por otro lado, en la mayoría de las ocasiones la picadura de insecto es percibida por la población como un deterioro alarmante de su salud, no por la gravedad de la misma, sino por la reacción aguda, dolorosa y local desagradable que produce.

Todo esto nos justifica que en esta monografía por tanto, vayamos a centrarnos en las picaduras de abejorros y abejas que como ya hemos dicho pertenecen al grupo de los himenópteros y dentro de este a la Familia Apiodea.

Estas dos especies de insectos son similares no solo en su morfología, sino también en su comportamiento, tipología de la reacción que produce y tratamiento al respecto.

Como consideraciones generales, diremos que los machos de estas especies no pican, por tanto son solo las obreras y las reinas las causantes de las picaduras y en ambos casos utilizan el aguijón como mecanismo inoculador que se encuentra en la base de las valvas del IX segmento abdominal y siempre usan el veneno como mecanismo de defensa cuando se ven amenazadas ellas o su hábitat o en el caso de las reinas como dominancia.

La gran diferencia a la hora de la picadura en ambas especies es el aguijón que en el caso de las abejas tiene espina por tanto, cuando esta intenta sacar el mismo tras la picadura, actúa como un anzuelo y termina por arrancarse su abdomen y con el la glándula de veneno, lo cual hace que la virulencia de esta sea mayor por el mayor tiempo de exposición al veneno, podemos concederla como una defensa altruista de su territorio. En el caso de las avispas y abejorros, su aguijón al ser sin espinas, puede sacarlo fácilmente, inyectado eso si parte de su veneno y pudiendo provocar el mismo otras picaduras. De su comportamiento diremos que son tremendamente territoriales y comunicativas y trabaja al unísono incluso en la defensa de su hábitat, a tal punto que al picar y sobre todo al arrancarse el aguijón producen una feromona de alarma que induce una mayor agresividad en el resto de individuos de la colmena. Existe diversas especies, pero por los registros que hemos consultado, nos indica que el linaje de los enjambres Africanizados (mezcla de varias especies asiáticas, americanas y africanas) son considerados de los que producen accidentes de mayor gravedad y esto a causa de que son más territoriales, defensivas, con umbral de irritabilidad más bajo, envían mayor cantidad de feromonas de alarma, permanece irritada hasta 24 horas y realizan persecuciones más lejanas hasta 200 metros (esto justifica que el déficit de movilidad en ancianos y niños comprendan los grupos de los más azotados por sus ataques) .

Con respecto a la anafilaxia podemos decir que el sujeto picado desarrolla una hipersensibilidad al veneno y que esta hipersensibilidad puede desarrollarse en la primera, segunda,…o enésima picadura. Con respecto al envenenamiento por ataques múltiples que aparece por más de 100 picaduras y con más de 500 la probabilidad de muerte es muy alta.

PREVENCIÓN DE LAS PICADURAS DE ABEJAS Y ABEJORROS

De todos es conocidos que la mejor forma de afrontar la salud es siempre la prevención del proceso de enfermedad y que mejor prevención en este caso que evitar la picadura del insecto. Para ello daremos unas recomendaciones generales en base al comportamiento y las características de estos insectos.

- Evitar en la medida de lo posible el contacto o las zonas de influencia de estos insectos, sobre todo si se conoce una reacción de hipersensibilidad previa.
- Evitar que las abejas y abejorros se vea amenazados o perturbados en su hábitat.
- Mantener la calma cuando se esta cerca de ellos.
- Evitar corrientes repentinas (manotazos, movimientos bruscos, respiración fuerte hacia ellas,…).
- Evitar ropas coloridas y usar pantalones largos y camisas de manga larga, así como, zapatos con medias o calcetines largos.
- Tener cuidado con los olores intensos (sudor, alcohol, perfumes, jabones, olor a oxido,..).
- Los objetos brillantes pueden percibirlos como amenazas (anillos, relojes, brazaletes,..).

Estas recomendaciones no nos aseguran el no sufrir una picadura, pero en muchos casos, puede ser útil para minimizar las probabilidades de que este incidente ocurra.

Cuando se produce un ataque masivo, correr a más de 100 o 200 metros, cubriéndose la cabeza y manteniendo la boca cerrada o sumergirse bajo agua.

GRADOS DE AFECTACIÓN

El grado de afectación y las manifestaciones clínicas que se puede ver son muy variables y a groso modo podemos distinguir en:

- Alérgicas: reacciones de hipersensibilidad Tipo I.
- Tóxicas: múltiples picaduras que llevan a un cuadro de envenenamiento.

Pero existen diferentes escalas para medir el grado de afectación de una picadura que pasamos a exponer:

Reacciones según Frazier:

- Reacciones propias de la picadura.
- Reacciones exageradas alrededor de la picadura.
- Reacción tóxica a múltiples picaduras.
- Anafilaxia cutánea o sistémica.
- Hipersensibilidad.
- Infección producida por el aguijón.
- Reacción psicológica.

Reacciones por Aparatos o Sistemas:

- Cutáneo; Eritema, pápula, edema, prurito,…
- Cardiovascular; hipotensión, taquicardia, depresión miocárdica, infarto miocardio, hipertensión, parada cardiaca,…
- Hematológico; hemólisis, coagulopatía (trombocitopenia),…
- Respiratorio; Tos, edema laríngeo, taquipnea, broncoespasmo, rinorrea, disnea, parada respiratoria,…



Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado